Católicos tradicionalistas se convierten en blanco del FBI

Richmond, VA, Feb.14 (DPnet).– El FBI ha provocado el escrutinio público de quienes razonablemente se inquietan por la forma en que están excediendo sus atribuciones después de haberse filtrado el 8 de febrero un documento interno obtenido por Kyle Seraphin, un antiguo agente del FBI, en el que la Oficina Federal de Investigaciones FBI contra católicos tradicionalistasacusa de extremistas a los católicos tradicionalistas y advierte que son una amenaza.

El documento (en inglés) se titula "El interés de los extremistas violentos motivados racial o étnicamente en la ideología católica radical-tradicionalista casi seguramente presenta nuevas oportunidades de mitigación". El texto elabora la necesidad de vigilar a los "violentos extremistas católicos motivados por prejuicios raciales y étnicos" y los acusa de "tendencias antisemitas, antiinmigrantes, anti LGTBQ+ y promotoras de la ideología blanca supremacista".

El documento señala claramente a los Católicos "tradicionalistas" como fanáticos opuestos al aborto y a la comunidad LGTBQ+ y propone su radical eliminación.

Según informa la revista National Review: «La oficina del FBI en Richmond preparó un memorando sobre lo que llamó "católicos tradicionalistas radicales" y la amenaza que representaban, como un campo de reclutamiento para el extremismo de derecha por motivos étnicos. Estos "RTC" [Radical Traditionalist Catholics] fueron descritos en el memorándum como un conjunto extremista entre aquellos católicos que rechazan la autoridad del Concilio Vaticano II y que asisten a la misa tradicional en latín.»
Movimientos católicos acusados de terrorista por el FBIPor tanto, el reportaje señala que el documento recomienda penetrar las filas de la Iglesia Católica para cultivar relaciones con ella.

La Agencia Católica de Noticias (CNA) publicó ayer 13 de febrero la reacción del Obispo Barry Knestout, de la díócesis de Richmond, exigiendo a los miembros del Congreso y del Senado que condenen públicamente el memorando del FBI recientemente filtrado a la prensa que vincula al catolicismo tradicional con los extremistas violentos.

Llamando al memorando una "amenaza a la libertad religiosa", Knestout pidió a los legisladores que "garanticen que no vuelvan a ocurrir tales ofensas contra el libre ejercicio de la religión que está protegido constitucionalmente".

La CNA revela que: «El memorándum filtrado apunta específicamente a la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro (FSSP) y la Fraternidad San Pío X (FSSPX) como posibles puntos de contacto para la penetración por parte de agentes del FBI. Ambos ministerios apostólicos ofrecen la misa en latín en Richmond, que está dentro del área de responsabilidad del FBI.»

El FBI ahora se ha retractado de este notorio memorando sobre la amenaza de los católicos que participan en la misa tradicional en latín y se oponen al aborto. Time.news señala que el FBI envió una nota a la CNA que, entre otras cosas, dice: «Al enterarse del documento, la sede del FBI rápidamente comenzó a tomar medidas para eliminar el documento de los sistemas del FBI y realizar una revisión de la base de datos del documento». La corrección era necesaria y es oportuna, pero el memorando nunca debería haber sido escrito. Es una vergüenza para la aplicación de la ley y refleja serios problemas de imparcialidad en el mecanismo de justicia de la comunidad federal de inteligencia.

  • Hits: 1206