El saneamiento de la democracia norteamericana

El saneamiento de la democracia norteamericana

2 years 11 months ago - 2 years 11 months ago
#11635
Estados Unidos está al borde de convertirse en una sociedad peligrosamente fracturada que, además, pone en grave peligro el sistema democrático de este país. Un informe reciente del Consejo Nacional de Inteligencia identificó como una grave amenaza a largo plazo para la seguridad nacional la “brecha de confianza” entre el escaso público bien informado y una población más amplia que se vuelve cada vez más escéptica de las instituciones debido a la desinformación. Con esta mayor fragmentación social viene el hiperpartidismo, la hostilidad hacia otros grupos y una mayor brecha política que se convierte en un verdadero abismo infranqueable que impide la concertación y la colaboración.

Algunos antídotos para estas nocivas tendencias serían las fuentes locales de información confiables, la comunicación sólida entre los miembros de una localidad y la colaboración comunitaria debidamente organizada. En otras palabras, es indispensable construir y mantener una infraestructura cívica sólida, lo cual es, en gran medida, responsabilidad de las autoridades y representantes locales y estatales. Una condición que debemos tener muy en cuenta al seleccionar candidatos municipales y estatales.

Los beneficios de una infraestructura cívica sólida son múltiples, desde una mayor participación de los votantes en las decisiones públicas y una cohesión social más firme hasta una mayor responsabilidad del gobierno en el fomento de una economía estatal y municipal próspera mediante la firme aplicación del principio de subsidiariedad. Quizás lo más crítico es que la salud cívica promueve comunidades más equitativas en las que todos tienen acceso a información, recursos, oportunidades y representación.

Estas prioridades no compiten entre sí; son complementarias. Los informes locales sobre la implementación de un Plan de Rescate Estadounidense que se conduzca por iniciativa estatal ayudarían a fomentar la participación, la colaboración y la responsabilidad. Ayudarían también a garantizar que la infraestructura, como nuevas carreteras, puentes y banda ancha en los medios de comunicación, se utilice para fomentar el compromiso humano y la actividad económica, atravesando las barreras de la política y la identidad. Nuestras comunidades no pueden prosperar sin la participación cívica y el civismo indispensable; debemos hacer ambas cosas.

Al considerar lo que hoy está más dañado en Estados Unidos y cómo asignar nuestros recursos para arreglarlo, debemos aprovechar toda oportunidad que se presente para invertir en las funciones que sustentan la democracia misma: promover la transparencia del gobierno; apoyar las localidades donde sus autoridades desarrollen un mejor estilo de vida y promuevan las oportunidades económicas; y desarrollar los medios que fomenten la equidad y el acceso a información crítica y transparente.
Last edit: 2 years 11 months ago by Gerardo E. Martínez-Solanas.
Time to create page: 0.398 seconds