El castro chavismo y sus cómplices

El castro chavismo y sus cómplices

1 year 3 weeks ago
#12888

El castrismo ha sido catastrófico para Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia, además, de una amenaza cierta al progreso y estabilidad del resto de los países del hemisferio por su vasta, profunda y diversas formas de operar contra la democracia, tantas, que, a pesar de los fracasos acumulados, no dejan de ser polos de atracción para quienes contemplan el poder como botín de guerra.

Décadas después de su aparición, esas naciones y las que se les han aproximado, Ecuador un ejemplo valido, presentan serios problemas de gobernabilidad, exacerbados por una miseria crónica y total ausencia de libertades y derechos, situación que obliga a los ciudadanos conscientes de sus prerrogativas, a combatir el oprobio con las trágicas consecuencias de muerte, cárcel y exilio.

Sin embargo, es un orgullo para todos que, aunque la tragedia en esos cuatro países es una penosa realidad, la resistencia no ha sido quebrada en ninguno de ellos, puesto que la represión por cruda que sea, no logra extinguir los espíritus libres.

Sin embargo, seria muy provechoso para esos resistentes tener un apoyo más concreto de la comunidad internacional. Ir más allá de las declaraciones altisonantes y de sanciones que pocas veces se implementan a plenitud, ya que una red de regímenes de fuerza como la que han construido los castros chavistas, no se destruye, tampoco se neutraliza, con paños tibios y en solitario, porque amen de tener el poder no le faltan amigos listos para servirles, como es el caso de Luis Inacio Lula da Silva y la señora Cristina Fernández, entre otros.

Cierto que la mayor responsabilidad radica en los pueblos que padecen la tiranía, pero la historia ha demostrado que las dominaciones transnacionales, no pueden ser derrocadas por acciones unilaterales. Es necesario una acción común y decidida de parte de quienes les impugnan. No hay país libre de depredadores, no hay vacuna contra los demiurgos, diría Anatole France, con capacidad para destruir lo construido, un aviso de que no se debe perder tiempo en lo que ha de hacerse.

Por otra parte, deberíamos tener presente, que los caudillos que imponen la ignominia de un gobierno de fuerza son los mayores responsables de esa desdicha, pero no los únicos. Sus colaboradores y seguidores comparten responsabilidad, porque como escribiera José Martí, “Ver con calma un crimen es cometerlo”, y esos regímenes se caracterizan por difundir su crueldad para lograr el ansiado control social, logrando así, numerosos cómplices que se reciclan en la vesania.

Esas dictaduras cuentan con una vasta clientela de servidores que pueden mutar de victimas a victimarios, estos últimos, se transforman en siervos abusados cuando hacen una toma de conciencia de su complicidad, o, incurren, en alguna veleidad que el amo interpreta como punible y les castiga.

No faltan autócratas voluntariosos y talentosos, sujetos sin piedad y crueldad sobrada, pero aun así no pueden construir por su sola voluntad un régimen a su imagen y semejanza. Tienen que procurarse una cuadrilla de ejecutores en el sentido literal del término y de constructores que cumplan esas funciones.

La labor de los autócratas, llámense Fidel y Raúl Castro, Hugo Chávez, Daniel Ortega, Miguel Díaz Canel, Evo Morales o Rafael Correa, es asistida y complementada por oportunistas siempre presentes, o por quienes creen a sangre y fuego en sus propuestas. Ellos son quienes concretan con sus actos las consignas oficiales y hacen dejación de sus derechos voluntariamente.
 
El trabajo que cumplen estos déspotas, incluida la caminata hasta el poder, es favorecida por malos juicios, desidia y complicidad de un amplio sector de sus coterráneos. De los cuales, tal vez, la mayoría, los más bulliciosos partidarios, provengan del pueblo llano, no obstante, han de contar, al menos, con un sector de la clase dirigente, intelectuales, empresarios, líderes sociales, artistas y profesionales, para poder construir su imperio, al menos eso sucedió en Cuba, también se apreció en Venezuela y Nicaragua.

Aunque como cubano nos apene, debemos reconocer que el régimen insular ha suministrado un caudal de experiencias y conocimientos a sus pares latinoamericanos. Los dictadores de las naciones mencionadas y los que pueda deparar el futuro, han podido imponer su voluntad gracias a la asesoría directa del totalitarismo castrista que ha enviado a muchos de sus verdugos a difundir como debe imponerse sistemática e institucionalmente, el terror.

(305) 498-1714
pedroc1943.blogspot.com/
TWITTER: @PedroCorzo43
LINKEDIN: www.linkedin.com/in/pedro-corzo-34012153
Time to create page: 0.594 seconds