2024 Y EL 50 ANIVERSARIO DEL SALARIO MINIMO EN VENEZUELA

Froilan BarriosEl salario mínimo se estableció por primera vez en Australia y Nueva Zelanda en el siglo XIX, para luego convertirse en uno de los temas prioritarios de la OIT en el siglo XX al aprobarse los Convenios # 26 sobre métodos para la fijación de salarios mínimos en 1928, sobre igualdad de remuneración en 1951 y los métodos para la fijación de salarios mínimos en el sector agrícola igualmente en1951.

La dinámica y diversidad de las relaciones de trabajo coadyuvaron en la aprobación en 1970 de una normativa salarial unificadora con el Convenio 131 cuyo contenido destaca en el artículo 1. “Todo Estado Miembro de la Organización Internacional del Trabajo que ratifique este Convenio se obliga a establecer un sistema de salarios mínimos que se aplique a todos los grupos de asalariados cuyas condiciones de empleo hagan apropiada la aplicación del sistema”.

En Venezuela como consecuencia de esta política de la OIT, se fijó por primera vez el salario mínimo por parte del Ejecutivo Nacional a través del Decreto-Ley # 122 de fecha 31 de mayo de 1974, publicado en la Gaceta Oficial Nro. 30.415 del 4 de junio de 1974, cuando se fijó por primera vez el SM.

Planteamos este tema a colación ya que estando a tan solo 2 meses de conmemorar medio siglo de la aprobación del salario mínimo en nuestro país para todas las ramas de la economía, el mandatario nacional pretende solapar este tema crucial para el trabajador, utilizando el debate político agudizado por las elecciones presidenciales de julio 2024, como mecanismo de distracción ante la protesta sociolaboral desplegada en los dos últimos años.

 

Si bien es cierto desde 2022 hasta el presente año se han realizado 4 reuniones del Foro Social con la participación de empresarios, centrales sindicales y Gobierno promovido y coordinado desde la OIT, como consecuencia de la Comisión de Encuesta (2019), y habiéndose aprobado en la última sesión de febrero de este año el método de fijación de salario mínimo, el ejecutivo nacional ha evadido durante este lapso en forma contumaz su responsabilidad, aun cuando el cuestionamiento del organismo tripartito al gobierno es la violación reiterada del Convenio 26 citado.

Pero vayamos al grano, ¿Cómo ha evolucionado el salario mínimo en Venezuela durante estos 50 años? El primer salario mínimo aprobado en 1974 alcanzó la cifra de 450 bs, aproximadamente 104 $, que significarían hoy como efecto de la inflación 600 $. Debiendo destacarse que en ese año existía pleno desarrollo de la contratación colectiva en medio del auge del movimiento sindical venezolano con 1.600.000 afiliados y 8.654 sindicatos (Urquijo J:2000).

Este dato resalta una realidad, era realmente un salario mínimo al ser percibido en su mayoría por el sector no sindicalizado, ya que el resto gozaba de contratos colectivos con tabuladores salariales superiores al SM tanto en el sector público como en el sector privado.

En esa dirección veamos la relación entre el monto de salarios mínimos y la mediana de salarios de diferentes países. En documento de la OCDE (2015) citado por la OIT indica que en los países desarrollados, como EEUU el SM representa el 38% y en España 42%. En el caso de países en vías de desarrollo como el caso de México el SM representa un 40% del salario promedio del mercado, en el caso de Brasil 78/% (Fuente: Rani, U., Belser, P., Oelz, M. y Ranjbar,).

Con referencia a Venezuela al ser afectada la negociación colectiva desde 2009, y ser suprimida totalmente desde 2018 hasta 2024 mediante instructivos y disposiciones administrativas arbitrarias,  el salario mínimo dejo de serlo y adquirió la triste calificación de salario promedio.

Como muestra el SM actual decretado en marzo 2022 tasado en 30 $ por efectos de la inflación luego de 24 meses registra la cifra de 3.40 $, al cual se suman algunas primas devaluadas, determinando p.e. en profesores universitarios salarios mensuales de 20 $.

Ante esa precaria realidad de un SM de un dígito en dólares se agrega el cambio de concepto por parte del patrono estado también utilizado por el empleador privado, al asimilar al salario al término de ingreso para justificar la abusiva bonificación del salario sin ningún efecto en prestaciones sociales.

 En conclusión, luego de medio siglo de haberse implantado el salario mínimo en Venezuela, este será el aniversario mas depauperado de la región, al alcanzar el SM en América Latina cantidades situadas entre 200 y 500 $ mensuales.

Finalmente identificamos en el caso de Venezuela un agravante adicional que mas de 5 millones de jubilados y pensionados tasan sus pensiones en base al SM, condición que se extiende al resto de los trabajadores venezolanos.

                                             Froilan Barrios Nieves          Movimiento Laborista

  • Hits: 210