Menu
16/11/2019
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Sobre una futura Constitución para la República de Cuba

Sobre una futura Constitución para la República de Cuba 10 Sep 2014 22:57 #8382

Perdona si me equivoco, amigo Gerardo, pero yo entendì que tus comentarios Alberdianos estaban mas dirigidos hacia mi que hacia Abelardo. Por eso, y en cuanto los leì -y a reservas de mi "respuesta ràpida"- pensé en responder esta tarde / noche, ya con mas calma.

Con todo y el mucho respeto que siento yo, personalmente, por ese ilustre Tucumano que fue don Juan Bautista Alberdi, lo cierto es que, por un lado lleva 140 años de muerto, y por el otro, si bien es reverenciado por una buena parte de la sociedad (la civil y la militar) argentina, conjuntamente con otros miembros de lo que se llamò la Generaciòn del '37 (por el 1837) que sentaron las bases del pensamiento liberal en la Argentina, no es menos cierto que hay muchos argentinos que no necesariamente lo idolatran (como no idolatran tampoco a don Domingo Faustino Sarmiento –la noche que me enteré que en cuestiòn de horas estarìa volando de Cuba hacia la Argentina, mi tio Bobby Maceo me dio una lecciòn que todavìa recuerdo casi que en detalle sobre este otro ilustre personaje de la historia Argentina, aparentemente muy querido en la isla-, a don Bartolomé Mitre, y a varios mas.

Si hay una frase que hizo famoso a Alberdi esa frase es "gobernar es poblar", y fue esa convicciòn de Alberdi la que dejo su impronta mas importante, en mi humilde opiniòn, en la Constituciòn de 1853, que sirviò de modelo a una naciòn que se caracterizò por ser la mas receptiva a los inmigrantes y una de las que le dio (y le da) un trato mas igualitario a nacionales y extranjeros en nuestro hemisferio (sino en el mundo todo). Pero aùn siendo esa la convicciòn y la prédica de Alberdi, la Argentina sigue siendo hoy uno de los paìses menos densamente poblados del mundo…

Como tu dices, amigo Gerardo, la originalidad plena es muy dificil de encontrar, a la hora de proponer constituciones y casi que a toda hora (y especialmente en el mundo de hoy, no ya dos siglos atràs). Alberdi, en efecto, tomò prestado de diversas fuentes. Y es cierto, como también lo señalas, que la Argentina modélica que existiò durante un puñado de décadas se asentò, en gran medida, sobre esas Bases que él sentò.

Pero yo creo que la historia de los paìses debe ser vista como un flujo continuo, y no selectivamente y a través de episodios. Desde mi perspectiva, la Argentina de hoy es una consecuencia de un pasado que incluye a esas Bases, a esa Constitucion de 1853, y a ese periodo idìlico que algùn historiador llamò "La Argentina Opulenta". Lo mismo que Alberdi, que naciò en 1810, el mismo año de la Revoluciòn de Mayo, Sarmiento y compañìa, fueron un producto de sus propias circunstancias, enmarcadas en una lucha descarnada entre dos bandos que tenìan una visiòn distinta del paìs que querian o necesitaban los argentinos, lucha a la que puso fin otro señor (que no fue ni Alberdi, ni Sarmiento) que se llamò don Justo José de Urquiza, a.k.a. "el restaurador de las leyes" o "el supremo entrerriano" (un caudillo provincial como los muchos que Sarmiento critica en su excelente obra "Civilizaciòn y Barbarie").

Y lo que pienso y digo en cuanto a como debemos interpretar la historia de la Argentina vale, claro està, para la de Cuba, la de Venezuela y la de muchos paìses màs, cuyas "historias", vistas desde nuestro patio de Miami, se limitan, con frecuencia, a episodios selectos, cuando no pura y exclusivamente al aquì y ahora.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Sobre una futura Constitución para la República de Cuba 10 Sep 2014 21:39 #8381

Puesto que Abelardo no se refiere para nada a mis argumentos sobre Alberdi sino que hace mención a nuestra controversia personal, reitero mis disculpas porque efectivamente no debo haber sido lo suficientemente claro en mis argumentos. Debí ser más explícito y responder en el mensaje del 5 de septiembre: "¡No, Abelardo! Tienen derecho a copiar a los ingleses si así lo creen mejor, sin que por ello tengan que verse calificados de serviles." Es decir, el "No, Abelardo", no se refería a que él les negara ese derecho explícitamente sino a que se los negaba implícitamente mediante la condena de servilismo.

Me atrevería a decir que ninguna constitución sale de la nada, como si se tratara de una revelación divina y absolutamente original. En el acontecer humano, y sobre todo en sus aspectos jurídicos y políticos, toda reforma y todo progreso se basa en antecedentes.

Es evidente que la Constitución de Estados Unidos tenía también antecedentes. También es evidente que sentó las bases para la transformación de una sociedad que procedía de sistemas aristocráticos, que no reconocía muchos aspectos del derecho natural, incluyendo la práctica de la esclavitud, y que era paternalista y giraba alrededor del jefe de familia.

Por consiguiente, fue la herramienta para la evolución democrática que se desarrolló en los siglos subsiguientes. Una herramienta que apenas ha requerido algunas adaptaciones (las enmiendas) para funcionar en un contexto cada vez más moderno. Pretender que surgiera una democracia del siglo XX en esos días de fines del siglo XVIII no es razonable.

El hecho es que no ha sido necesaria la reforma constitucional posterior para lograr todo eso, lo cual es una prueba fehaciente de lo bien pensado que fue su texto y su estructura eminentemente no dispositiva.

Por otra parte, Abelardo no le hace justicia a lo que dice Marta sobre la frase de "crear una Unión más perfecta", porque ella aclara que: "Abelardo con su gran atención al detalle nos recuerda que Cuba no es una Union. Efectivamente, no lo es. Aca preguntar, ¿si en vez de utilizar la palabra Union una constitución cubana empezara: Nosotros, el Pueblo de la República de Cuba, a fin de formar una Nación más perfecta y establecer Justicia (...) ?" En otras palabras, como dije en mi mensaje anterior, entendí que el propósito del Prof. Azel y de Marta no era el de "copiar" sino el de "adaptar".

Asimismo, "Nosotros, el pueblo" es una frase precisa para el concepto de democracia participativa. Es el pueblo en participación mediante una Asamblea Constituyente a la que las circunscripciones a nivel popular han elegido a sus delegados para que apliquen su mandato, y no para que tomen decisiones partidistas o sectarias; es el pueblo, repito, el que decide la constitución que quiere tener mediante ese mecanismo participativo.

Esto quiere decir que en las circunscripciones se ha elegido en asamblea al delegado constituyente después de una discusión sobre el mandato que el elegido debe ejecutar en la Constituyente. Por lo tanto, en una democracia participativa, la Constitución no debe decir, "Nosotros, los representantes del pueblo, decidimos ..." sino "Nosotros, el pueblo, hemos decidido a través de nuestros delegados ..."

No venga después una legislatura a arrogarse el "derecho como representantes del pueblo" de introducir reformas y hasta a convocar a una nueva Constituyente como está sucediendo con harta frecuencia en países como Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, etc., para acomodar la ley suprema de la nación a sus ambiciones partidistas y sectarias.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Sobre una futura Constitución para la República de Cuba 10 Sep 2014 15:47 #8380

Yo hasta entenderìa, amigo Abelardo, la sumisiòn al modelo, aùn cuando no la aceptarìa para mi, claro... Lo que no puedo entender es la sumisiòn al modelo sin primero entender a cabalidad el modelo al cual uno se somete...

Aquì repetimos hasta el hartazgo una serie de conceptos -la libertad de opiniòn, la separacion de poderes (sobre todo la "independencia" del poder judicial), la renovaciòn de los mandatos ante las urnas (aunque el sufragio universal lo tienen algo escondidito ultimamente esos mismos repetidores de conceptos), el respeto por los derechos humanos, etc., etc., etc.- incluido el "We the People" en el que se origina esta interesante conversaciòn, como si fueran dogmas, o mejor todavia, como si pensàramos que fueran "mantras" que nos facilitan un ejercicio que nos acredita como "demòcratas" (en sentido lato, no en el sentido de ser partidario de quien està llamada a ser la primera mujer Presidente de los Estados Unidos).

El problema (cada vez mas grave) es que fuera del patio Mayamero (y, ocasionalmente, del Beltway) los àlbumes o los videos de esos recitales no los "compra" nadie.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Sobre una futura Constitución para la República de Cuba 10 Sep 2014 14:47 #8379

Efectivamente, amigo José Manuel. Entendiste perfectamente todo lo que yo quería decir.

Todo empezó a partir de un mensaje de nuestra querida Marta, citando al señor Azel quien había escrito que nuestras constituciones hispanoamericanas eran paternalistas y estaban redactadas por individuos que se arrogaban el derecho de decidir lo que era bueno y lo que era malo para sus pueblos mientras que la constitución estadounidense había sido redactada por el pueblo (We, the people…) afirmando la separación de poderes, explicando lo que el gobierno no debía hacer y dándole derechos al pueblo.

Marta propuso un modelo de preámbulo para una futura constitución en Cuba que decía (más o menos):
"Nosotros, el pueblo de la República de Cuba, a fin de crear una Unión más perfecta… "

Me hizo gracia porque en primer lugar me pareció que esto reflejaba un desconocimiento de lo que era “the people” de las ex trece colonias y me permití recordar que se trataba aquí sólo de hombres, blancos, que supieran leer y escribir y, en la mayoría de los casos, protestantes.

Además, ese “people” no comprendía a los lealistas.
¿Quiénes eran? Pues eran los habitantes de las trece colonias que no querían separarse de Inglaterra.
Pero entonces... ¿No todo el mundo estaba a favor de la independencia? ¿No querían la creación del nuevo país?
Pues no. ¿Quién ha visto unanimidad en una revolución?

Muchos querían seguir siendo súbditos británicos. Por esto fueron discriminados, por su fidelidad al rey de Inglaterra.
Los despidieron de sus trabajos, a veces organizaban “actos de repudio” como por ejemplo embarrarlos de chapapote y luego revolcarlos en los montones de pluma de oca o de pato que servía a la fabricación de almohadas y pasearlos así disfrazados por las calles de los pueblos.

Más de setenta mil se exilaron, muchos se fueron a Canadá otros a Gran Bretaña y a otros lados.
Era mucho, en la segunda parte del siglo dieciocho la población de las trece colonias era de unos cuatro millones de personas.

Conque lo del “We, the people”... Lo mínimo es saber de lo que se está hablando.

Los estudiosos calculan que no habría más de un 40% (como máximo) de la población blanca favorable a la independencia. Esto pone en tela de juicio la idea de que “no hay que pedirle permiso a nadie para declarar la independencia” ¿no es verdad, Marta?
Ya veremos lo que va a pasar en Escocia el 17. A lo mejor asistiremos al nacimiento del Reino (Des)Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Luego vendrá Cataluña…

¿Cómo reaccionarán Francia, el Reino Desunido, EEUU y otros que en seguida reconocieron a Kósovo?

Vamos a dejar lo de la Unión puesto que en nuestra República unitaria esto no tiene sentido a menos de establecer como el viejecito de Tampa el “Commonwealth” de Havana, el de Matanzas, etc. Divididos en Condados o mejor en “Counties”.

A lo mejor se me fue la mano cuando escribí que eso sentaba las bases de un "servilismo" pero sigo pensando que representa cierta sumisión al modelo.
Entiendo que una persona pueda sentir gran admiración por algún país, entiendo también que algunos queden deslumbrados ante la civilización de otros países, de hoy o del pasado, y que deseen adoptar lo que de él les parece bueno pero yo nunca me refería a eso.

Tengo amigos franceses que están literalmente enamorados de España, que se defienden requetebién en español, que conocen perfectamente el país, sus tradiciones, su historia… pero si alguno de ellos llega a mi casa vestido de torero, se niega a beber otra cosa que chatos de fino o de manzanilla, se pone a hablar en un francés plagado de hispanismos, etc. Me diría que hay algo en su cabeza que no funciona bien pues nuestro comportamiento, así como nuestras leyes, deben corresponder con nuestra idiosincrasia y tradición.

Quizá algún amigo mayamiense me escriba diciendo que tiene derecho a hacer todo eso. Sin duda. El derecho lo tendrá pero hay tantas cosas a las cuales uno tiene derecho, y que sin embargo es mejor no hacer, que ese argumento del derecho no me parece válido.
Eso del “Tengo derecho a hacerlo y por consiguiente lo haré pase lo que pase y pésele a quien le pese” es una majadería.

Tengo que decirle a mi querido y estimado amigo Gerardo que no he tomado nada como ataque personal ni como descalificación. Pero, como él domina nuestro idioma castellano, le ruego un poquito de atención para que entienda lo que pasó.

Si Pedro le dice a Pablo:
"Pablo, tu hijo tiene derecho a salir con esa muchacha.”
Está simple y llanamente afirmando el derecho del hijo.

Si Pedro le dice a Pablo:
¡No, Pablo! Tu hijo tiene derecho a salir con esa muchacha.” Está no sólo afirmando el derecho del hijo sino también, por lo menos sugiriendo, que el padre se opone a ese derecho.

Por eso me extraña que diga:
“Tampoco en ninguna parte de mis escritos he dicho que Abelardo les negaba ese derecho". Me asombra esa interpretación…”

ya que lo que escribió fue:
¡No, Abelardo! Tienen derecho a copiar a los ingleses si así lo creen mejor. O incluso a modificar a su modo lo que han copiado.”

A buen entendedor…
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Sobre una futura Constitución para la República de Cuba 09 Sep 2014 23:45 #8378

Muy pocas constituciones, si alguna (y Pallí seguramente sabe más que yo de eso), son una copia literal de otra previamente promulgada en otra parte. Cuando hablamos de constituciones "copiadas", creo que se entiende más bien en el sentido de "adaptación" a lo esencial de la constitución que le sirve de patrón.

Un caso que nos toca muy de cerca es la Constitución argentina de 1853, que tomó como modelo los ensayos precedentes de orden constitucional de Juan Bautista Alberdi, quien a su vez se inspiró particularmente en la Constitución estadounidense al adoptar el modelo presidencialista de esta última, la división en tres poderes y el bicameralismo, así como el federalismo, componentes esenciales del orden constitucional norteamericano.

Esta Constitución tomó de modelo la obra de Alberdi en 1852, titulada "Bases y pungos de partida para la organización política de la República Argentina", que precisamente incluía un proyecto constitucional.

Por supuesto que habrá muchas copias muy poco alentadoras, pero aquí vemos un caso prominente de gran éxito, permitiendo un siglo de estabilidad al gran país del cono Sur, pese a los muchos contratiempos de pugnas de poder, un síndrome que ha sido siempre tan frecuente en América Latina. Y por supuesto que no fue una "copia" puesto que el mismo Alberdi critica en su obra las constituciones de Estados Unidos y de Francia. Alberdi miraba también más a Europa que a Estados Unidos como fuente de cultura, comercio y población. Luego no podemos decir que "copió" pero sí que aprovechó los conceptos que estimó favorables y prometedores para el futuro de su país.

En general, los historiadores estiman que la Constitución argentina de 1853 tomó de modelos principalmente a la de Estados Unidos, pero también a las de Suiza, Chile, la de 1848 de Francia y la promulgada en Cadiz en 1812. Así que podría decirse que "copió" de todas ellas.

Estimo que esta tendencia a "copiar" es benéfica porque se trata de aprovechar lo bueno cuando se ha probado su eficacia. Dista mucho de ser servilismo cultural o de otra índole.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Sobre una futura Constitución para la República de Cuba 09 Sep 2014 17:23 #8376

"Copiar, o no copiar". Is that the question?...

Salvo en el colegio y en perìodo de exàmenes, en mi niñez a mi nunca me enseñaron que uno no tiene derecho a copiar lo que desee copiar, sobre todo las buenas y sanas costumbres... Tuve que llegar a la adultez, balanceada por mi condiciòn de abogado, para caer en cuenta del porqué habia ciertas cosas que, en virtud del derecho a la propiedad intelectual, no se podian copiar libremente (por buenas y sanas que fueran, como es el caso de las medicinas para males endémicos). Dije "caer en cuenta", y no "entender"...

En cuanto a las constituciones (o a las leyes en general) el derecho a copiarlas existe -como bien sostiene el amigo Gerardo-, y se lo practica casi que con fervor en muchos lugares del mundo, aunque en mi humilde y personal opiniòn, las experiencias que yo conozco en cuanto al copiado constitucional no son demasiado alentadoras. Eso fue todo lo que yo entendì que dijo el amigo Abelardo que podìa ocurrir con el copiado mas fiel y entusiasta, y en eso coincido plenamente con él.

En cuanto a las razones por las cuales no funcionan del todo bien esas experiencias en el copiado de las constituciones y las leyes, para mi se debe a que tanto las constituciones como las leyes son parte de la cultura, de la idiosincracia de un pueblo, y como no todos los pueblos son iguales....

Yo llevo 35 años afincado en Miami y no me reconozco a mi mismo como parte de la cultura y la idiosincracia Mayamera, quizàs porque mi cultura y mi idiosincracia son las de otro(s) pueblo(s)... Confieso que a veces me siento como que mi problema es que soy de otra época, y no de otro(s) pueblo(s), por que la "bendita" globalizaciòn parece borrar cada vez con mayor vehemencia las diferencias culturales y las diversas idiosincracias. Pero de vez en cuando tengo una experiencia reconfortante como la que tuve este verano de visita en Seattle, que me hacen ver que aun en nuestro gran paìs subsisten las diferencias culturales (a veces siderales) y de idiosincracia. Un Mayamero de pura cepa estarìa mas perdido -a la hora de reconocer su identidad y su cultura- en Seattle que un Yankee en la Corte del Rey Arturo...
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Sobre una futura Constitución para la República de Cuba 06 Sep 2014 17:17 #8373

¿Por qué el amigo Abelardo toma un argumento sobre lo que es la democracia como un ataque personal o una descalificación? Que me disculpe si no me he expresado claramente o si no tengo la suficiente capacidad para interpretar debidamente sus argumentos. Sencillamente, tomo la opinión que expresa sobre constituciones y tendencias culturales y propongo la mía. Por supuesto que al referirme a "interferencias ni represalias" estaba señalando la condición en que una seudodemocracia deriva hacia el autoritarismo y la dictadura porque la capacidad de elegir se ve limitada por "interferencias y represalias" de los represores.

Tampoco en ninguna parte de mis escritos he dicho que Abelardo les "negaba ese derecho". Me asombra esa interpretación, porque creía que mi argumento claramente afirmaba el derecho a elegir o a copiar en una sociedad libre y subrayaba que la invasión cultural por imitación no es servilismo sino elección.

No condeno los gustos de otros ni las influencias culturales a las que pueda acceder, pero sí puedo criticarlos, y le reconozco a Abelardo todo el derecho de hacerlo también. Tampoco critico a Abelardo ni lo califico sino que antepongo mis criterios a los que ha expresado. Creo que se trata de un intercambio de ideas y no de personalidades ni de acusaciones mutuas. Por ejemplo, estoy convencido de que cuando adopto las ideas de Jefferson no por eso pierdo mi propia identidad de cubano. Pero esta convicción personal no significa una descalificación de las ideas y opiniones de Abelardo.

Es ese respeto mutuo la esencia de la verdadera democracia, «sin ideas "intocables"», ¡ incluyendo las mías y las de Abelardo!
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Sobre una futura Constitución para la República de Cuba 06 Sep 2014 16:04 #8371

Claro que tienen dererecho a copiar todo que quieran.

¿En qué parte de lo que escribí - y que cita Gerardo - se lee que yo les negaba ese derecho?

Cualquiera que sepa leer lo puede comprobar.

Lo que sí opino es que copiar (o tratar de imitar) a los demás no da necesariamente un resultado mejor y conlleva una pérdida de su propia identidad.

Por otra parte yo tengo derecho a decir que algo no me parece bien sin que esta opinión sea considerada como una "interferencia" por lo visto indeseable.
Así es la verdadera democracia, sin ideas "intocables"
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.129 segundos
Powered by Kunena Forum