Disipando cierta confusión sobre la teoría económica del DISTRIBUTISMO

En un artículo publicado en este mismo espacio, titulado "DISTRIBUTISMO: una teoría económica con todos y para el bien de todos", comenzaba diciendo que: «Muy pocos han oído hablar de una teoría económica que surge de pensadores y economistas católicos, el "Distributismo", un planteamiento basado en los principios de la Doctrina Social de la Iglesia (DSI), la cual quedó articulada y codificada mediante diversas encíclicas redactadas desde el siglo XIX, a partir de la Rerum Novarum de León XIII. Por tanto, estimo que es un tema que merece abrir amplios debates.» 

Y, efectivamente, referenciado ese análisis en las páginas de Facebook ha despertado nutrido debate en ese y otros medios sociales provocando la confusión de muchos participantes que pretenden que sea una política impuesta por el Estado al estilo de la ideología Socialista. Por eso, estimo que hay puntualizar algunos conceptos.

El Distributismo es una teoría que comenzaron a desarrollar en el siglo XIX Hilaire Belloc y G. K. Chesterton y, como señalaba en aquel análisis, «su principio clave establece que la propiedad de los medios de producción debe estar lo más extendida posible en lugar de concentrarse en manos de unos pocos propietarios (capitalismo) o en manos de burócratas estatales (socialismo) 

El Distributismo ha evolucionado desde los tiempos de Belloc hasta nuestros días, alejándose de aquella reacción suya frente a los abusos de la revolución industrial para ajustarse a los tiempos que han engendrado sistemas democráticos más participativos y una Declaración Universal de protección a los derechos humanos y de respeto a las libertades fundamentales.

Por tanto, no se trata de promover una distribución forzosa de la riqueza ni, mucho menos, de un ataque a la propiedad privada, sino de políticas que favorezcan y promuevan la actividad y la expansión de pequeñas y medianas empresas, así como de pequeños propietarios en el sector de la agricultura y la pesca. En esta gestión protectora le correspondería al Estado ser muy activo para poner freno a los monopolios y oligopolios que aplastan a las pequeñas y medianas empresas utilizando métodos que atentan contra el libre mercado.

En cuanto a la sociedad distributista, Chesterton y sus amigos se anticipan a nuestros tiempos porque promovieron desde principios del siglo XX el principio de subsidiariedad, suplementado por la virtud teologal de la caridad, que antepone el bien común al lucro personal. Se trataría de lograr que cada familia cuente con los medios necesarios para su subsistencia, bien mediante la producción propia, bien mediante el comercio con otras familias o comunidades de familias o a nivel municipal y cooperativista, con las que se asociará para realizar obras públicas y garantizar la educación cívica y/o cristiana y el aprendizaje de los oficios, profesiones y servicios para sus hijos. Los gremios* vuelven a ser, en la sociedad distributista, elemento fundamental en la organización del trabajo al nivel de pequeños propietarios y pequeñas empresas.

En síntesis, el Distributismo no postula una sociedad de individuos iguales, empachados de una adulterada libertad que acaba destruyendo los vínculos comunitarios, sino que promueve una sociedad verdaderamente fraterna, regida por los principios de dignidad humana sostenidos por políticas subsidiarias y solidarias.
___________________

* Un gremio y un sindicato son diferentes estructuras. Los gremios son agrupaciones de personas con la misma profesión u oficio para garantizar sus beneficios y proveer sus servicios, mientras que los sindicatos son agrupaciones de personas afiliadas a una estructura que defiende y vela por los trabajadores de determinada empresa o de determinado sector industrial o comercial. Los gremios son asociaciones de profesionales o de personas que tienen un oficio particular y buscan justicia e iguales condiciones para todos los de su clase, oficio o profesión. Sus miembros acatan tales reglas a cambio de recibir los beneficios. En la actualidad, los colegios profesionales son instituciones derivadas de los gremios de tiempos pretéritos.

  • Hits: 177