Menu
07/12/2019
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: El misterio francés

El misterio francés 29 Abr 2017 16:59 #9879

Después de haber leído leído con atención los tres artículos dedicados a la política francesa después de la primera vuelta de las presidenciales del pasado 23 de abril escritos por las señoras Ospina, Townsend y el señor Echerri me gustaría añadir algunas observaciones.

Para no hablar de las últimas y catastróficas cuatro décadas voy a citar sólo la última, la de los quinquenatos de los presidentes Nicolas Sarkozy, UMP (Unión por un Movimiento Popular, hoy “Los Republicanos”) y François Hollande, PS (Parti Socialiste).
Por razones diferentes estos presidentes han sido los menos apreciados por el pueblo francés desde la fundación de la Quinta República hace ya casi cincuenta y ocho años (antes los presidentes no eran elegidos por sufragio universal directo).
A Sarkozy le reprochaban cierta vulgaridad e incultura (pese a que era abogado, pero eso no basta en el país de “Eso no se hace”) aunque tenía indiscutibles cualidades de líder y dirigió con maestría al país durante la crisis que empezó en el 2008.
A Hollande sus electores le reprocharon entre otras cosas no haber cumplido con muchas de sus promesas “de izquierda” y haber seguido una política económica “social demócrata” a tendencia liberal con pasos adelante y otros atrás además de haber exacerbado la ira de las derechas con reformas de sociedad como el casamiento homosexual.

Esto explica que en la primera vuelta, el candidato oficial del PS, Benoit Hamon, no obtuviera más que el 6,7% de los votos pues la parte más de derechas del PS prefirió a Emmanuel Macron quien obtuvo más del 23% de votos y la parte más de izquierdas siguiera a Jean-Luc Mélanchon quien obtuvo más del 19% igualando casi a François Fillon de “Los Republicanos”, 19,9%, quien hace sólo algunos meses era considerado como el indiscutible ganador de las elecciones pero eso fue sin considerar errores personales que se divulgaron y una campaña de prensa que lo pulverizó.

Francia dejó de ser un “hexágono” para convertirse en un cuadrilátero, casi cuadrado.
Notemos que, a mi juicio, si J-L Mélanchon es un hombre de izquierdas, no es LA extrema izquierda; a su “izquierda” se encontraban los candidatos Nathalie Arthaud, LO (Lutte Ouvrière, Lucha Obrera) y Philippe Poutou, NPA (Nouveau Parti Anticapitalista) quienes juntos no alcanzaron un 2% de votos.

Quisiera decir que aunque los tres foristas antes citados hablan de Marine Le Pen como de una “ultraderechista”, quizá porque está en varias ideas a la derecha de “Los Republicanos” hay que matizar esta opinión.
Sus adversarios políticos la tratan de antirrepublicana, de xenófoba, fascista y racista. Es normal; ven en ella un peligro mortal para sus intereses personales y políticos. No quiero defenderla, no voté por ella sino por Fillon pero detesto la desinformación y quisiera precisar algunas cosas.
¿Puede ser de extrema derecha la líder de un partido cuyo vicepresidente es un homosexual declarado? ¿En qué discurso suyo, o en qué escrito ha afirmado: “Francia para los franceses”? ¿Puede ser racista una mujer que tiene en su partido, y los lleva a sus mítines y entrevistas televisivas, a norteafricanos y subsaharianos y que llama a sumarse a ella a todos los franceses “patriotas” cualesquiera que sean sus orígenes étnicos o culturales?
En lo tocante a la Unión Europea y al Euro, el debate está abierto y será el punto más importante en esta segunda vuelta.
La semana que viene será decisiva pues los verdaderos temas saldrán ineluctablemente:el euro, como ya dijimos, La UE, la inmigración incontrolada (legal o ilegal).
Marine Le Pen (y no Marie como usted escribió tres veces, estimada Clara) le preguntó a un periodista hostil: ¿Puede darme usted una sola razón para no expulsar del territorio nacional a un clandestino que haya cometido algún delito?
Esta sola pregunta es suficiente para que una parte de la población la acuse de racismo y de xenofobia. Esta actitud idiota de muchos puede costarle caro a Emmanuel Macron, EM (En Marche; notemos que son las iniciales de su nombre) de 39 años (y no de treinta) quien hace un año era aún ministro de Hacienda del gobierno de François Hollande y quien ha declarado ¡en Argelia! que la colonización francesa fue un “crimen contra la humanidad” y en la televisión afirmó que: “no existía una cultura francesa sino que había varias culturas en Francia”.
Me parece que nuestro joven candidato apoyado por los periódicos, por los medios financieros, los bancos, por ciertas élites y hasta por sus adversarios de hace una semana como Hamon y Fillon, tiene que tener mucho cuidado.

¿No se les dice a los niños que no hay que jugar con el fuego?
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.097 segundos
Powered by Kunena Forum