Menu
18/07/2019
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Algunos afirman que Trump se quedó cortico

Algunos afirman que Trump se quedó cortico 14 Jul 2015 00:19 #8842

Las causas de la emigracion son varias y entre ellas la consuetudinaria corrupcion galopante que ha existido en Mejico desde tiempos inmemoriables. Esa miseria y la explotacion inicua de patrones sin escrupulos y abusadores, es la causa primera que millones de mejicanos miren hacia el Norte como una brujula de salvacion sirve a los que buscan encontrar su Norte o nuevos horizontes. la inmoralidad reinante en las castas semi feudales de Mejico y sus sucesivos gobiernos no han creado las bases para que los trabajadores y campesinos puedan solucionar sus problemas y medios d evida de una manera justa y decorosa. Esas son las causas prieras y que ademas son bien comunes a casi todos los paises de Amer.Latina.
Por otro lado no veo nada de racista en esas declaraciones del Sr. Trump,sino los hechos y factores reales que muchos no quieren ni tocar so pena de caer bajo la critica partidaria y parcializada d elos medios masivos. Que ahora se ven en ridiculo total cuando una inmensa mayoria silente de ciudadanos, incluyendo a latinos y aun mejicanos legales, apoyan dichas declaraciones. En conclusion, Mr. Trump en lugar de ir hacia abajo en los polls ha ido hacia arriba.,LO QUE QUEDA DEMOSTRADO QUE HAY MILLONES que son ? racistas ? xenofobos ? peroi sres. si sont tan latinos, tan mejicanos como esos del Sr. Trump!
Pedro Martori
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Algunos afirman que Trump se quedó cortico 14 Jul 2015 00:04 #8841

Estmado Gerardo.
En mi humilde opinion, considero que el Sr. Trump tiene buenos argumentos en sus declaraciones, pero lo hace de una manera poco rigurosa con la realidad y la historia de su pais. Mi apoyo a favor del Sr. Trump se basa en la cuestion LEGAL. Es decir que hay buenas razones en discutir, y sacar a la luz las discusiones sobre la inmigracion. Pues ningun pais , que se respete, puede admitir al entrada ilegal de extranjeros. Ya sabemos cuantos millones de ilegaleshan entrado a ese pais sin visas, o sea ilegalmente. Lo que expresa Mr. Trump, es loq ue los politicos ,hipocritamente, no quieren tocar ,ni desean sacar a la palestra porque tienen miedo a perder votos. Eso es en si una prueba de cobardia politica y de oportunismo a la vez. En cuanto a lo de xenofobia en el Sr. Trump, yo no creo que eso sea lo que le haga explayarse contra la inmigracion. su fallo esta en no mencionar a todos los ilegales y especificar a los mejicanos en su diatriba. No es xenofobia, sino sentido comun y de justicia, ya que precisamente, el pais que mas ilegales permite y hasta exige que sean
permitidos en los USA es Mejico que no tolera a ningun ilegal o inmigrante clandestino. Tan es asi que ni siquiera aceptan a balseros cubanos, despues que estos arriesgaron sus vidas en ese peligroso trayecto por el Mar Caribe. De inmediato los meten presos y luego los deportan hacia Cuba de nuevo usando lanchas patrulleras mejicanas para tal efecto.
El Sr. Trump tiene razon en tratar el asunto que otros se neigan a tocar con honestidad y el necesario valor politico. Y si Mejico no acepta ilegales, porque razon , los USA tienen que aceptarlos ? No creo que haya ningun pais que acepte o admita los ilegales, si bien esta de moda por Europa tambien la entrada de ilegales de varios paises del medio Oriente y Africa.
Hipoteticamente, No es logico ni justo obligar a un pais a aceptar a 100 millones de individuos y ademas sin ser invitados o legales.
El problema de la inmigracion ILEGAL tiene que ser debatido y con valentia, pues es una anormalidad y carece de toda base moral la imposicion de la ileglidad sobre la legalidad. De lo injusto contra lo justo.Pues los USA no estan en ninguna obligacion de permitir la entrada de extranjeros sin los visados y documentos pertinentes. salvo en casos justificables, como el de refugiados legitimos, no de falsos refugiados.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Algunos afirman que Trump se quedó cortico 10 Jul 2015 18:35 #8831

No puedo discrepar prácticamente con nada de lo que expresa Miguel Saludes en su mesurado y objetivo aporte y no podría de manera alguna ni siquiera tratar de justificar el soberano disparate de las xenófobas declaraciones de Donald Trump. Es bueno saber, además, que su grosera indiscreción le está costando cara.

Cualquier generalización suele ser equivocada. Los seres humanos somos muy diversos y los pueblos distan de alcanzar un grado de homogeneidad suficiente como para meter a todos sus habitantes en el mismo saco. No obstante, cabe reflexionar que los extremismos se disparan cuando hay circunstancias notables de desorden y anarquía. Los extremistas se aprovechan de esa anarquía para convertirse en inquisidores que enarbolan con agresivo enardecimiento el estandarte del orden.

Eso es muy peligroso y sucede a ambos extremos del espectro político. Por eso suelen surgir dictaduras y regímenes totalitarios cuando el ambiente político alcanza un alto grado de corrupción o de desintegración social. La reacción al desorden lleva el péndulo hacia el control absoluto, muchas veces con el aplauso inicial de los pueblos abrumados por las circunstancias en que viven.

Por eso Miguel sugiere con mucha razón que "algunos afirman que Trump se quedó cortico" y en su análisis enfoca algunos aspectos de este hecho.

Pero yo diría que el miedo es el motivo principal de que los exabruptos de Trump sean bien recibidos por un notable sector de la población. El miedo al desorden, el miedo a perder lo que ha logrado la sociedad norteamericana en una oleada de anarquía y de falta de respeto por las leyes justas.

La inmensa mayoría de la población de Estados Unidos está compuesta por inmigrantes de primera, segunda o enésima generación. Luego es muy difícil acusarlos de anti-inmigrantes, porque ellos o sus padres, abuelos, bisabuelos o tatarabuelos son o fueron inmigrantes. Cabe entender su reacción frente a lo que está sucediendo no contra el "inmigrante" sino contra los que ingresan al país mediante prácticas ilegales.

Las oleadas de inmigración ilegal, que en decenas de miles de casos son auspiciadas por delincuentes llamados "coyotes", se producen desordenadamente y facilitan las actividades del tráfico de drogas, de la infiltración de terroristas, de la trata de personas y del abuso a obreros y trabajadores que se someten a condiciones de semiesclavitud debido a su indefensión legal. No cabe duda de que muchos de estos inmigrantes que cometen el delito de transgredir las leyes de inmigración, son personas decentes y trabajadoras que no sólo tienen la intención de mejorar su vidas con sus esfuerzos honestos sino que no se dan cuenta de las implicaciones de su delito de inmigración ni de los peligros y resultados nefastos que pueden convertir sus vidas en un calvario debido a su indefensión legal.

Los defensores de la ilegalidad de esos inmigrantes suelen justificarlos precisamente por su honestidad y sus deseos de trabajar para ganarse la vida. Incluso insisten en que benefician al país porque además de su esfuerzo productivo pagan impuestos. Esto es cuestionable, porque aparte de los impuestos al consumo (sales tax), cabe preguntarse cómo es posible que un trabajador que no tiene visa de trabajo o de residencia pague impuestos por sus ingresos. Cómo es posible que ese trabajador obtenga también líneas y tarjetas de crédito. Para la declaración de impuestos y para obtener créditos es indispensable contar con un número de seguro social. Sucede que muchos falsifican ese documento con un número falso o incluso toman el número de una persona fallecida o de una persona viva. Además del delito de las leyes de inmigración, cometen delitos adicionales de robo de identidad y de obtención de créditos por medios fraudulentos.

Al defender a los inmigrantes debemos defender también la legalidad. La inmensa mayoría de los inmigrantes en la historia de los Estados Unidos llegaron al país que los recibía con los brazos abiertos respetando las normas de inmigración establecidas en cada época. En la época actual hay normas legales de inmigración bien establecidas por las cuales millones de aspirantes hacen colas ante embajadas y consulados en el mundo entero para obtener visas legítimas de entrada a Estados Unidos.

Si no hubiera tantos millones de inmigrantes que entraron o permanecieron ilegalmente en el país, los empleadores que aprovechan y explotan sus servicios se verían obligados a emplear inmigrantes legales, pagarles sueldos y beneficios como los establecen las leyes, y el grave problema del robo de identidad mermaría considerablemente porque estos inmigrantes no necesitarían esa "solución" a su problema, ni se verían algunos obligados a recurrir al dinero fácil del tráfico de drogas o de la prostitución. Entonces los inmigrantes respetuosos de las leyes de este país que esperan a veces cinco, diez o quince años para lograr sus visas de ingreso legal a Estados Unidos, verían cómo se acortaban considerablemente esas interminables esperas para lograr su respectivo "sueño Americano".

Es justo estar a favor de estos inmigrantes que sufren las consecuencias de las trampas de los otros. Una amnistía masiva que "legalizara" a entre 12 y 15 millones de inmigrantes que permanecen en Estados Unidos ilegalmente, estropearía quizás para siempre las esperanzas de quienes han confiado en la legalidad de las leyes de inmigración de Estados Unidos y acatan pacientemente esas largas listas de espera.

Por otra parte, sería también injusto después de tantos años de permisividad inmigratoria barrer de un plumazo a todos los que permanecen ilegalmente en el país y deportarlos indiscriminadamente. Habría que hacer excepciones, sobre todo con los más jóvenes, cuya situación es responsabilidad de sus padres y no de ellos, de quienes han rendido servicio militar, de quienes se han superado notablemente y son ya un aporte enriquecedor para el país en que viven, y muchos otros casos humanitarios que una justa ley de inmigración debe contemplar.

Lo importante es defender la legalidad para que haya orden en una sociedad. Y cada pueblo tiene derecho a defender su casa y a establecer las normas que deben respetar quienes aspiran a entrar en ella. No puedo entender que en el debate migratorio no se tenga esto debidamente en cuenta.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Algunos afirman que Trump se quedó cortico 10 Jul 2015 16:49 #8829

Las declaraciones de Donald Trump sobre su manera de apreciar la situación migratoria en la porosa frontera entre Estados Unidos y México fueron acogidas con profundo rechazo, no solo en medios hispanos. Durante el discurso en el que lanzó su precandidatura republicana, Trump aseguró que cuando México envía a su gente al vecino del Norte, no manda a los mejores. “Envía a la gente que tiene muchos problemas, que trae drogas, crimen, son violadores”. A pesar de matizar sus palabras alegando que “algunos de ellos son buenas personas” el ahora candidato republicano no se desentiende del planteamiento que provocó la repulsa generalizada mientras propone como solución levantar un “gran muro” entre los dos países, construcción que debe sufragar la parte mexicana.

La oleada de protestas contra las declaraciones, que diera inicio por Univisión, fue seguida con una campaña de recolección de firmas liderada por Guillermo Castañeda. La petición ha conseguido el respaldo inicial de 200 mil rúbricas, entre las que se incluyen reconocidas personalidades artísticas, políticas e intelectuales. En el encabezamiento de la demanda Castañeda reivindica su condición de emigrante: … “ Tengo dos licenciaturas y una maestría. También hay millones y millones de nosotros que son periodistas, policías, artistas, empresarios. ¡Algunos incluso defienden este país como parte de los militares!”, Figuras como el productor musical cubanoamericano Emilio Estefan, el cantante colombiano J. Balvin, el actor chileno Cristián de la Fuente o la actriz puertorriqueña Roselyn Sánchez reafirman esta defensa del valor hispano mostrando a la vez su repulsa a los comentarios de Trump.

Contrasta en medio de esta aguda polémica, sobre lo que no pocos consideran un llamado a la incitación al odio y la violencia, el comentario aparecido hace unos días en las redes sociales bajo la firma del cubano Orlando Luis Pardo Lazo. Siguiendo la línea crítica del señor Trump, y en aparente respaldo, el intelectual asevera que los males migratorios son atribuibles a otras fuentes. “No sólo los mexicanos, hay muchísimos inmigrantes cubanos que son violadores, traficantes y drogadictos, ladrones, falsificadores, estafadores, desfalcadores, asaltadores, violentos y sobre todo espías y asesinos a sueldo del castrismo. Donald Trump se quedó cortico cortico. Estados Unidos es un basurero de la barbarie.”

Si por un lado concuerdo en la necesidad de un cambio sobre la actual concepción sobre la aplicación de la Ley de Ajuste Cubano y la erradicación de la llamada política de Pie Seco y Pie Mojado, se me hace poco asumible la defensa de una postura en la que se coloca dentro de un mismo rotulado marginal a emigrantes que solo buscan la posibilidad de una mejor vida y que llegan a Norteamérica, o cualquier lugar, con la disposición de entregar lo mejor que poseen para lograr metas loables.

Una cosa es identificar las aspiraciones de quienes buscan esa mejoría bajo la figura de perseguidos políticos o luchadores pro democracia cuando en realidad no resulta así y otra muy distinta colocarles una abarcadora etiqueta de basura o inmundicia social. Es tanto como asumir una errada visión en la que se ignora el mundo dividido entre países desarrollados donde la gente tiene infinitas posibilidades de bienestar, a pesar de las crisis, que aquellos que en una aplastante mayoría sufren las peores miserias de la guerra, el subdesarrollo o la exclusión social y económica en sus predios. Estados Unidos no es el único objetivo. Europa, Australia o Malasia enfrentan esta oleada en la que miles de personas arriesgan todo para salir del infierno en que están inmersos para buscar libertades, justicia y nuevas esperanzas de una vida digna.

Ciertamente el Sur se ha convertido en un horrible basurero. Pero muchas causales de ese barrizal hay que buscarlas en aquella mitad más favorecida donde unos hacen poco por cambiar la situación y otros viven más preocupados de engrosar sus ganancias en aras del consumismo desenfadado. El trafico inmundo de jóvenes procedentes de países tercermundistas bajo la mal llamada trata de blanca, llevadas a ejercer la prostitución bajo el engaño, la amenaza o la extorsión, el flujo de la droga para su comercialización entre los que pueden pagarla o la venta de materiales preciosos para la industria que conllevan un elevado coste de pobreza y deterioro humano en los lugares donde se producen (diamantes o coltán por citar ejemplos) son la raíz de estos males que terminan incidiendo en la huída masiva de miles que huyen del horror.

La disparidad de desarrollo, la extrema pobreza de unos comparada con la floreciente riqueza de otros y el mal uso de los recursos a disposición de reducidas minorías frente a la que una inmensa mayoría queda relegada de las ganancias que generan los beneficios de esos productos, es la verdadera miseria que reduce a gran parte de la Humanidad en un basural.

El caso cubano, que no es el peor, recoge la frustración de varias generaciones que ven como sus expectativas de una mejor vida disminuyen con el tiempo o pasan a resolverse con una hipotética emigración a otras tierras. No todos lo hacen por razones políticas pero la mayoría coincide en una meta alcanzada con sus esfuerzos e inteligencia. Con estas herramientas y su disposición han cambiado sus destinos, los de los que quedan atrás y de los lugares que les han acogido. Los menos, aunque suenen y duelan más por el mal ejemplo, son los que toman el camino distorsionado de la droga, el robo, la estafa o el crimen. Similar a lo que ocurre con mexicanos, centro americanos o de tantas partes del mundo que arriban a Norteamérica.

Que lo contrario sea dicho por un personaje como Donald Trump resulta comprensible. Es la tesis anti inmigrante con sabor racista de alguien que no es mexicano ni cubano. Lo verdaderamente triste es que la teoría reciba el apoyo de quienes por sus orígenes hispanos y migratorios debieran sentir la ofensa discriminatoria, no faltando quienes incluso lleguen a ponderar las dotes presidencialistas de quien esgrime la distorsión de una realidad para aplicar estereotipos destructivos de manera inmerecida y por turbias razones.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.202 segundos
Powered by Kunena Forum