Díaz-Canel, ¿desde la Presidencia para qué?

Miriam LeivaMiguel Díaz-Canel pretendió apaciguar a la población, sometida a cortes de electricidad de nueve horas dos veces al día, y hasta de 20 horas corridas, según él mismo reconoció, mediante las explicaciones de los ejecutivos de la Unión Eléctrica durante el sexto episodio del pódcast Desde la Presidencia.

El gobernante ha encontrado un método para no comprometerse personalmente en la solución de los problemas creados por los dirigentes que encabeza: ahora hace que sean los propios especialistas de cada sector sean los que expongan planes y cronogramas.

La única certeza mencionada en el capítulo seis de Desde la Presidencia fue que en junio concluirían los mantenimientos planificados a las centrales termoeléctricas, con una tendencia a la disminución de los apagones. Sin embargo, se dijo que en julio podría haber roturas, por lo que los directivos vaticinaron que no pueden comprometerse a que no haya apagones, debido a las condiciones actuales del sistema.

En esta oportunidad, se abordó el curso de los mantenimientos de las unidades generadoras y las proyecciones para el verano por los ingenieros Alfredo López, director general de la Unión Eléctrica (UNE), y Lázaro Guerra Hernández, director técnico de UNE. Ambos especialistas son muy conocidos por sus informaciones detalladas a la población, especialmente Guerra, quien todas las mañanas explica la situación energética en televisión nacional.

 El programa de construcción de centrales eléctricas anunciado con Rusia y otras soluciones ya no se mencionan. Ha resultado evidente que el Gobierno carece de financiamientos y solo está trabajando en el más corto plazo, sin que los cubanos puedan esperar la mejoría de sus condiciones de vida.

 

El primer punto de la comparecencia televisiva con Díaz-Canel fue la compleja situación electroenergética actual, en comparación con 2018. Según explicó López, ahora la situación es diferente pues no se ha podido terminar en fecha los mantenimientos a las unidades termoeléctricas, que son la base del sistema de 16 unidades.

Actualmente se revive un nuevo “Período Especial en tiempo de paz”, como Fidel Castro denominó la grave crisis de los 90, cuando la Unión Soviética cortó los suministros de combustible y las relaciones económico-comerciales en general.

Los disgustos de la población se incrementan por la confluencia de apagones, la carencia de alimentos y los precios elevadísimos a causa de la llamada “Tarea Ordenamiento”.

Desde la Presidencia, Díaz-Canel no calmará la tensa situación existente, que requiere reformas económicas liberalizadoras, sino que se postergará temporalmente la crisis existente. Los órganos represivos se mantienen alertas, por si las moscas.

  • Hits: 139