Victoria de Milei en Argentina: ¿Una buena noticia para los cubanos?

Expired

Rene Gomez ManzanoAunque la noticia ha encontrado rechazo en las filas izquierdistas, lo más importante de este domingo fue el triunfo del candidato antikirchnerista

Este domingo, cuando se acercaba la hora del cierre en los colegios electorales en la República Argentina, puse la televisión. Quería enterarme cuanto antes de a cuál de los dos candidatos que concurrieron al balotaje (Javier Milei o Sergio Massa) habían escogido los ciudadanos del gran país del Río de la Plata para regir sus destinos durante el próximo cuatrienio.

Puse el canal de Tele$ur, lo cual nos sirve como un índice para determinar los niveles de ineficiencia y falta de confiabilidad que tiene la Televisión Cubana: ¡Que sean todavía peores que Tele$ur es muchísimo decir! Pero las selecciones de ese tipo constituyen la única alternativa abierta ante nosotros, los mortales que malvivimos bajo la bota de alguna de las modalidades del funesto “socialismo del siglo XXI”.

La emisora chavista atormentaba a sus espectadores con uno de sus aburridos materiales de propaganda. Es el caso que, tras el arrollador triunfo de María Corina Machado en las elecciones primarias de la oposición venezolana, desde el caraqueño Palacio de Miraflores han decidido echar mano a la patriotería como modo de neutralizar, al menos en parte, ese resultado.

Con ese fin, el presidente Maduro y sus paniaguados se han inventado un referendo para reivindicar los derechos de la Patria del Libertador sobre la llamada “Guayana Esequiba”, un área que constituye aproximadamente la mitad del territorio que actualmente se encuentra bajo el control del gobierno de Georgetown. Este domingo era un simple simulacro de la consulta, cuya versión válida se celebrará el 3 de diciembre.

A pesar de ese carácter de mero ensayo, los cotorrones chavistas realizaban una cobertura a tiempo completo de ese ejercicio ficticio. Felizmente, en determinado momento interrumpieron la transmisión para hacer un pase a Buenos Aires con el fin de airear… las palabras de Sergio Massa. Durante uno o dos minutos se mantuvo la incógnita de cuál de ambos candidatos había triunfado.

 

Finalmente, unos subtítulos constataron el triunfo de Milei y el reconocimiento de su derrota por parte del mismo Massa. En definitiva, se conoció que la ventaja del candidato libertario sobre el kirchnerista Massa ¡llegó casi a los doce puntos! (55,95 % contra 44,04 % ¡Casi tres millones de votos de diferencia!).

Esto, por cierto, quiere decir que los sondeos publicados antes del balotaje no reflejaban con exactitud la realidad. Esas encuestas hablaban de un “empate técnico” entre los dos adversarios, aunque siempre reconociéndole una ligera ventaja a Javier Milei. Pero esa superioridad (¡y nada menos que frente al candidato gobiernista, que contaba con el respaldo oficialista!) es cualquier cosa menos “ligera”.

Creo que esa discrepancia entre las previsiones y la realidad refleja que, a pesar de mantenerse como un país esencialmente democrático, ya ejercía su efecto pernicioso el mangoneo intimidatorio ejercido desde el poder por los socialistas de la Argentina. Esa manipulación sirvió para que una proporción apreciable de los ciudadanos encuestados no expresara de manera veraz cómo pensaban votar.

Por supuesto que la noticia del contundente triunfo de Javier Milei me llenó de inmensa alegría. En esto desempeña un papel fundamental la claridad de conceptos de ese economista libertario. Él está perfectamente consciente del carácter inviable, insostenible del sistema socialista. Y a lo largo de toda la campaña se encargó de ilustrar a sus conciudadanos sobre esa irrefutable realidad.

Además, como cubano, no puedo dejar de sentirme identificado y agradecido con un político de un país hermano que, como él, ha expresado en términos inequívocos su pleno respaldo a los anticastristas. Empleando un lenguaje nada ortodoxo, Milei felicitó a “los cubanos que se están rebelando contra ese régimen hijo de las remil putas que les está cagando la vida”; y continuó: “¡No claudiquen en la lucha por la libertad!”. Aunque se trata de giros lingüísticos típicamente argentinos, ¡se entienden clarito, clarito!

Sí conviene que tengamos presente una realidad: No es razonable esperar que, a partir del venidero 10 de diciembre (fecha del cambio de gobierno), escuchemos desde la Casa Rosada bonaerense pronunciamientos tan tajantes como los que he reproducido en el párrafo precedente. Lo normal es que se impongan las reglas de la diplomacia, y que ese lenguaje tan explosivo no se repita.

Pero los cubanos de ideas democráticas sabremos que, en la silla presidencial de la hermana República Argentina, estará sentado un hombre de ideas claramente contrarias a las fantasías socialistas y que, en su pensamiento íntimo, se solidariza de lleno con nosotros. Y creo que es más que suficiente.

Entretanto, los izquierdistas de diferente pelaje manifiestan su enfado. Tele$ur, que, como ya dije, transmitió fragmentos de las palabras del derrotado Massa, no hizo lo mismo con las del triunfador Milei. En el Noticiero Nacional de Televisión cubano se limitaron a dar, de manera brevísima, la noticia para ellos tan mala. Hasta El País de España, de talante más moderado y democrático, osó plasmar en un titular: “Argentina da un salto a lo desconocido”.

Miente el diario izquierdista radicado en Madrid: Quienes suelen brincar hacia lo ignoto son los socialistas cuando intentan aplicar las recetas mentirosas extraídas de los cerebros febriles de sus teóricos trasnochados. Lo que tratará de hacer Milei es que su gran país, que llegó a tener el nivel de vida más alto del mundo, retorne a la senda de prosperidad y progreso, que abandonó al escuchar los cantos de sirena de los populistas del peronismo. Ese camino es archiconocido.

Mientras tanto, Tele$ur volvió a su cobertura del sainete plebiscitario venezolano; el Noticiero de la Televisión Cubana se abandonó a un largo reportaje sobre el intrascendente Diálogo “La Nación y la Emigración”. Pero todos sabemos que la gran noticia del día fue el apabullante triunfo de Javier Milei en la República Argentina.

Ya sabemos que, hace unos días, el presidente Díaz-Canel felicitó calurosamente al español Pedro Sánchez tras el éxito que este alcanzó en las maniobras politiqueras que le permitieron ser reelecto como presidente del Gobierno pese a haber perdido las elecciones. Me pregunto: ¿Hará lo mismo con Javier Milei!

Tomado de: Cubanet

  • Hits: 172