Menu
21/09/2023
A+ A A-

Las Realidades de la Guerra para los invasores rusos en Ucrania

Mayo 25 (DP.net).– Es obvio que el ejército de Rusia sufre una escasez catastrófica de casi todos los tipos de equipos militares. Esta es la razón por la cual el gobierno ordena con tanta urgencia la producción y entrega de los suministros procedentes de todas las fábricas del país. Por tanto, esta frustrante escasez parece influir en que la nueva prioridad ahora tiene que ver con la cantidad, no con la calidad.

T-90M TankT-90MEn palabras más simples, no importa qué tanques envían a las líneas del frente ya sean los nuevos modelos T-90M o los T-62 recomisionados o incluso los antiguos T-54 que estaban almacenados. La producción de tanques requiere metal, armas, motores, electrónica, dispositivos de comunicación y todo tipo de otros mecanismos complejos y unidades integrales. Todas esas cosas fueron compradas en base a los contratos reales en tiempos de paz y no se pueden adquirir en un chasquido de dedos cuando se han calculado mal las consecuencias de una guerra ofensiva. Por tanto, ni los T-90M ni los T-62 están llegando al frente en cantidades adecuadas.

Uralvagonzavod recibió un pedido de 400 tanques para reemplazar las pérdidas en combate poco después de que comenzara la Guerra de Ucrania. Según la oficina de relaciones públicas de la fábrica, la línea de producción de tanques está al máximo de su carga de trabajo hasta 2024. Sin embargo, después que Rusia comenzó a perder masivamente su equipo en las líneas del frente, los plazos deben haberse reajustado seriamente.

Los expertos rusos estiman que la capacidad de producción actual de Uralvagonzavod es de 200 a 250 tanques al año, aunque puede que logren aumentarla un poco. En comparación con el número de tanques rusos destruidos en esta guerra (alrededor de 3.000 hasta la fecha), las fuerzas armadas ucranianas están destruyendo en menos de dos meses la producción total de tanques rusos que pueden fabricarse en un año en las condiciones actuales.

Además, los últimos tanques de la OTAN pueden golpear con precisión a cualquiera de los tanques rusos desde una distancia superior a la que los rusos pueden golpear a los tanques de la OTAN. A distancias más cortas, los obuses de los tanques rusos tendrán grandes dificultades para penetrar la armadura frontal de la mayoría de los tanques de la OTAN, mientras que los tanques de la OTAN no tendrán la misma dificultad con los tanques rusos. T-54 tankT-54

La verdadera razón por la que Rusia está usando tanques T-54 de la década de 1960 es porque ese es principalmente el material blindado que tienen en este momento. Todavía son efectivos para el apoyo de infantería, pero no son rival para los armamentos antitanque modernos ni para los tanques modernos que se están suministrando a los ucranianos.

Ante estas deficiencias, Rusia cree firmemente en el control a través del miedo, y se han concentrado en una estrategia de destrucción indiscriminada de edificios e instalaciones civiles mediante bombardeos misilísticos. El miedo es también cómo tratan a sus compatriotas rusos. Entonces, dado que el miedo funciona tan bien para controlar la oposición en su país, el ejército ruso naturalmente confía en los resultados del miedo en la guerra, utilizando misiles como armas terroristas. Si los civiles temen que van a morir, los rusos esperan que simplemente se rindan y dejen que Rusia se salga con la suya. Excepto que cualquiera que se haya molestado en estudiar la historia sabe que esto generalmente no funciona. En todo caso, aterrorizar a los civiles solo los hace luchar con mayor determinación.

Del lado ucraniano, el sistema de misiles HIMARS suministrado por la OTAN no es un sistema fácil de golpear. El "HIM" en HIMARS significa "HIgh Mobility". El sistema está diseñado para operaciones "shoot-n-scoot": Ucrania dispara sus armas, empaca y se va de la zona en cuestión de minutos. Si la respuesta rusa tarda más de unos minutos en organizarse, cualquier misil que aterrice desde donde disparó el HIMARS se desperdiciará, ya que HIMARS no está más allí. Además, las fuerzas de Ucrania tienen misiles anti-radar que son bastante efectivos, entre ellos el AGM-88G de la Marina de los Estados Unidos. Las pérdidas de unidades de radar que sufren los rusos entorpecen enormemente su estrategia.

Por su parte, Rusia confió en una nueva arma "milagrosa" que debía barrer las defensas antiaéreas de Ucrania, el misil supersónico Kh-47M2 "Khinzhal" (que significa "daga" en ruso). Según Vladimir Putin, sería un arma "invencible" que le proporcionaría absoluta superioridad aérea sobre el territorio de Ucrania. En los primeros meses de la guerra hizo mucho daño, hasta que las defensas ucranianas comenzaron a instalar los sistemas de defensa Patriot PAC-2 y PAC-3, los cuales son la secuela más avanzada de la iniciativa de defensa estratégica denominada "Star Wars", introducida en los años 80 por el Presidente Reagan. Este sistema de defensa ha estado derribando en las últimas semanas casi todos los costosos misiles rusos.

Sobre el terreno, la ofensiva de Bakhmut ha sido un fracaso cruel y trágico. Después de 7 meses solo logró que las fuerzas rusas ocuparan una ciudad espantosamente devastada por los bombardeos indiscriminados. Los rusos han estado enviando oleada tras oleada de tropas, sólo para ser ametrallados por miles hasta terminar con un frente debilitado. Las pérdidas de personal en número de muertos y heridos han sido enormes y Rusia ha tenido que recurrir al refuerzo de miles de mercenarios del Grupo Wagner y hasta se ha sabido en los últimos días que miles de mercenarios serán enviados por el gobierno cubano para reforzarlos en el frente ucraniano. Mientras tanto, la contraofensiva de Ucrania ya está en marcha en estos días y amenaza con rodear a las tropas rusas atrapadas en la ciudad en ruinas. ¿Acaso la recreación de un Stalingrado a la inversa?

Ukraine's front line May 18, 2023