Menu
08/02/2023
A+ A A-

El gobierno español conmemora y ensalza el centenario de la fundación del Partido Comunista en un sello de correo

Sello Centenario del Partido Comunista Español Madrid, Nov.11 (DP.net).– Hace un siglo, un 14 de noviembre, nacía el Partido Comunista de España, fruto de la fusión del Partido Comunista Español y del Partido Comunista Obrero Español. En vísperas de la Guerra Civil (1936-1939) "la República, prácticamente se «refundó» como gran partido nacional aferrado a las banderas del Frente Popular y llegó a ser la columna vertebral del gobierno de la nación", como bien lo señala la Editorial Akal en sus páginas.

El sello entrará en circulación con el beneplácito del actual gobierno español a partir del 14 de noviembre y tendrá un coste de 0,75 euros y se emitirán 135,000 ejemplares. En la descripción que ofrece Correos sobre el PCE, afirman que fue «una historia con muchos rostros de mujeres y hombres que decidieron comprometerse para cambiar la realidad de un país injusto y desigual». Y sigue diciendo que: «Con la Segunda República tuvo un momento de gran desarrollo, en especial tras la constitución del Frente Popular y por su papel en la guerra civil, cuando participó con varios ministros en el gobierno, bajo el liderazgo del sevillano José Díaz y la vizcaína Dolores Ibárruri “Pasionaria”». Es significativo que el PCE fue legalizado en la semana santa de 1977, después de haber estado prohibido durante la dictadura de Franco.

Desde la cuenta de twitter del Partido Comunista han dado las gracias a Correos por este sello conmemorativo que blanquea la historia criminal y violenta del partido que quemó Iglesias y asesinó a miles de sacerdotes, monjas, religiosos y laicos a causa de su fe. La historia registra más de 150 millones de muertes bajo diversos regímenes comunistas en cuatro continentes y el Parlamento Europeo reconoció estos trágicos antecedentes en una resolución en 2019 condenando el comunismo por su esencia criminal y terrorista (2019/2819 RSP).

En uno de los capítulos de "La Huella del Cristianismo en la Historia" dedicado al "Enfrentamiento con el Totalitarismo" encontramos un certero recuento del régimen de terror que imperó en España en vísperas de la Guerra Civil y después de su estallido. Informa, entre otras cosas, que:

«El 23 de enero de 1932, el Presidente Manuel Azaña ordenó la expulsión de los Jesuitas de España y desde entonces el gobierno no intervino para iniciar proceso contra los autores de las agresiones; por tanto, no existen actas judiciales sobre lo que estaba sucediendo. Cuando el Ministro Miguel Maura intentó justificar los hechos y alegar que había pedido la intervención de las fuerzas del orden, Manuel Azaña declaró que: "Todos los conventos de España no valen la vida de un republicano. Si sale la Guardia Civil, yo dimito".

En años sucesivos, muchos religiosos perdieron su vida a manos de grupos extremistas hasta que, en vísperas de la II Guerra Mundial, durante la Guerra Civil española, la persecución arreció y 13 obispos, 4.184 sacerdotes, 2.365 religiosos, 263 monjas y millares de católicos practicantes fueron ajusticiados o asesinados por las fuerzas republicanas, quienes equiparaban a la Iglesia española con el fascismo y el nazismo. Con este pretexto siguieron quemando y saqueando muchos templos católicos.

Investigaciones recientes revelaron un número mayor de mártires durante la Guerra Civil ... (pág.267)»

Este sello conmemorativo es una afrenta a aquellos mártires que supone una vergüenza para el gobierno español que lo ha patrocinado.