Menu
22/11/2019
A+ A A-

Ecuador sufre las consecuencias de la crisis económica que dejó Correa

El expresidente abandonó el país después de haber duplicado la deuda pública de Moreno (izq) y Correa (der)Moreno (izq) y Correa (der)un país en recesión, con un déficit elevado y el paro en constante aumento.

Guayaquil, Oct. 15.– La situación que vive Ecuador es consecuencia de la crisis económica propiciada por las políticas populistas de Rafael Correa, que en mayo de 2017 abandonó el poder dejando a su sucesor, Lenín Moreno, el indeseado papel de aplicar los recortes necesarios para enderezar de nuevo la economía del país. Correa más que duplicó el endeudamiento de Ecuador (hasta el 45% del PIB), dejó el país en crecimiento económico negativo (–1,2%), con un elevado déficit público (6,7%) y con el mayor paro desde la recesión internacional de 2008 (5,2%).

El sucesor de Correa tenía necesariamente que aplicar medidas de choque. Moreno las comenzó a adoptar de manera progresiva, pero al final se impuso la conveniencia de un mayor tijeretazo, lo que ha provocado violentas movilizaciones sociales.

Negociado un «rescate» de 10.200 millones de dólares en febrero, procedente del FMI y otros organismos internacionales, el 1 de octubre anunció un plan de recortes para ahorrar 2.270 millones de dólares al año, sobre todo retirando el subsidio a los carburantes. Era el decreto número 833 que Moreno acaba de retirar para su reformulación, tras las negociaciones abiertas con grupos indígenas que han liderado las protestas.

Sorprendió que Correa no repitiera su candidatura a la presidencia ecuatoriana en las elecciones de febrero de 2017. Aunque llevaba ya diez años en el poder, finalmente había forzado cambiar la ley para permitir una reelección indefinida, lo que, de todos modos, le estaba suponiendo un peligroso coste político. Puede pensarse que prefirió elegir un sucesor que le guardara el puesto cuatro años y que se dedicara a la ingrata tarea de aplicar los imperiosos ajustes económicos. Luego Correa podría regresar como salvador de la situación, como el presidente de los buenos tiempos, y volver a sumar periodos presidenciales. Ese guion se está cumpliendo (menos en que Moreno vaya a cederle amigablemente el cetro).
(...)

[ Texto completo
[ Más información