Menu
20/11/2017

"El pueblo decide" en Venezuela el domingo 16 de julio

  • Democracia Participativa
  • Visto: 564

Tanto los referendos como los plebiscitos son "consultas populares", es decir, herramientas de democracia directa en un Estado de derecho que respeta la participación ciudadana. En el caso de Venezuela, tanto el artículo 70 como el 71 de la Constitución hacen referencia al referendo y a la consulta popular. Está claro en estas referencias que las iniciativas para convocar a un "referendo" pueden partir del Poder Ejecutivo, del Legislativo o, en su defecto, a petición del 10% o más del número de electores registrados. Pero estas iniciativas quedan en manos del gobierno que tiene la obligación de canalizarlas, organizarlas y realizarlas a través del Consejo Nacional Electoral, que en Venezuela está bajo el control total del Poder Ejecutivo. 

Como lo que se propone para el domingo 16 de julio es una acción independiente que parte de la ciudadanía y que no está contemplada en la Constitución, debe interpretarse como una "consulta popular" (y no un "referendo") convocada por las fuerzas opositoras en ejercicio de la libertad de expresión y la libertad de reunión inalienables e inherentes en todos los instrumentos de derechos humanos reconocidos y ratificados por todos los Estados del mundo. Por lo tanto, será una "manifestación de voluntad popular", que aunque no es vinculante, según el número de participantes puede llegar a ser determinante para el curso que tome la política venezolana en las próximas semanas.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha hecho un llamamiento a la ciudadanía venezolano a participar en masa en este ejercicio de democracia directa y aseguró que a través de la cuenta www.unidadvenezuela.org la ciudadanía tendrá la posibilidad de verificar la información referente a los puntos soberanos más cercanos a su ubicación (tanto en el país como en EL EXTERIOR), donde podrán ejercer su decisión contra la constituyente propuesta por Nicolás Maduro. 

Afirmaron además que "todo el material para realizar este proceso ya está distribuido a nivel nacional para que millones de venezolanos cuenten con la oportunidad de manifestar a través de su voto, el futuro que desean para Venezuela."

Los ciudadanos venezolanos podrán elegir entre las opciones sí o no, según su inquietud en las siguientes preguntas:

1.¿Rechaza y desconoce la realización de una constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo de Venezuela?

2.¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional?

3.¿Aprueba que se proceda a la renovación de los Poderes Públicos de acuerdo a lo establecido en la Constitución y a la realización de elecciones libres y transparentes, así como la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional?

Para expresar su derecho ciudadano, las personas podrán introducir su opinión en urnas electorales que estarán identificadas con el logo denominado del proceso “El pueblo decide” para que no exista ningún tipo de confusión durante la votación y luego procederán a firmar un acta en la que se comprometen a defender las interrogantes consultadas anteriormente. Existirán más de 1900 puntos soberanos en el territorio nacional que estarán distribuidos entre casas públicas, adyacencias de iglesias, polideportivos, entre otros que no “chocaran” con los sitios que el Ejecutivo Nacional ha dispuesto para realizar su simulacro de fraude constituyente.

Además, los ciudadanos podrán marcar ese día el siguiente número telefónico para denunciar cualquier preocupación o irregularidad que observen en el proceso: (0212) – 7507300.