Menu
09/12/2022
A+ A A-

¿Qué está pasando en Venezuela?

  • Aquí mostramos seis razones por las que la Lista de Vigilancia de Emergencia del Comité Internacional de Rescate clasifica a Venezuela entre los 20 países con mayor riesgo de empeorar la crisis humanitaria en 2022.

26 de septiembre de 2022.– El deterioro económico en Venezuela ha provocado el mayor desplazamiento externo en la historia reciente en América Latina. Las Naciones Unidas informan que 6,8 millones de personas han emigrado, más de las que han huido de cualquier otro país, excepto de Siria y Ucrania, países en guerra. Esto es lo que debemos saber sobre lo que está sucediendo en Venezuela.

La crisis humanitaria en Venezuela fue provocada por el colapso económico que comenzó en 2014 y se ha profundizado desde entonces. Una cuarta parte de la población necesita ayuda urgente.

La falta de un conflicto masivo en Venezuela lo hace distinto de la mayoría de los países en nuestro watchlist, un testimonio de la gravedad de la crisis económica que impide a millones de venezolanos satisfacer sus necesidades más básicas. El sistema de salud del país ha colapsado y la hiperinflación junto con la escasez de recursos esenciales como el agua, el combustible y los medicamentos continúan, está provocando disturbios sociales.

"Si nos fijamos en el número de personas que pasan hambre dentro del país y los millones que se han ido, [Venezuela] simplemente se queda atrás de Siria y Ucrania, y no recibe ese nivel de financiación o ese nivel de atención, o ese nivel de asistencia", dice Marianne Menjivar, Directora de la Respuesta a la crisis de Venezuela del IRC.

Riesgos humanitarios en 2022

La crisis económica está empujando a grandes sectores de la población a la miseria, y muchos más optarán por irse en 2022.

La hiperinflación ha hecho que el precio de los alimentos y otros bienes básicos se dispare. El agua, el combustible y los medicamentos son escasos y los cortes de energía son comunes. Con 7 millones de venezolanos que ya necesitan asistencia humanitaria y sin signos de mejora económica, es probable que el número de personas necesitadas continúe creciendo.

A principios de la pandemia, los cierres de fronteras por parte de Colombia y otros países cercanos para evitar la propagación del coronavirus cortaron a muchos venezolanos el acceso a ayuda u oportunidades de trabajo en el exterior. La reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela podría mejorar el acceso de los venezolanos a bienes y servicios esenciales, como alimentos y atención médica, pero también podría desencadenar un renovado éxodo masivo de venezolanos.
(...)

[ Full text in English ]