Menu
18/01/2021
A+ A A-

Lo peor que se esperaba empezó a anunciarse.

Cuando hace poco Nicolás Maduro hizo el anuncio de cambiar el rumbo de la economía de Venezuela, dejando a un lado el sistema económico socialista o estatista para volver al sistema capitalista, jamás llegamos a pensar que los inversionistas probos y serios de Venezuela se prestarían para complacer al dictador en tal aventura, probablemente sugerida por China.

Según Alberto Vollmer, quien ha declarado a la BBC, con certeza, que Venezuela debe abrirse a la inversión y a los mercados, está en lo correcto. Sin embargo, se equivoca cuando afirma que eso sería realizable antes de lograr la democracia. Es decir, para los entendedores, con tales declaraciones, ese señor, además de confundir al pueblo de Venezuela, estaría promoviendo entre los empresarios, enemigos y victimas del socialismo, del chavismo y del madurismo, un acercamiento y borrón y cuenta nueva en sus relaciones pasadas con el narco régimen dictatorial, y ya sabemos lo que pasó con el intento de estatizar la economía de Venezuela con socialismo y estatismo: quedó prácticamente destruida y endeudada, aun sin terminar de instalar al marxismo leninismo en el país.

De lograrse esa luna de miel entre la narco dictadura y el empresariado venezolano, se estaría dando la estocada final a la democracia en el país, por razones obvias la democracia quedaría totalmente desguarnecida y desprotegida, con esa solución se estaría terminando de hipotecar al país y el régimen se seguiría endeudando, robando y malversando lo poco que tiene hoy Venezuela como capital nacional. Un detalle para observar: tal declaración la hace a la BBC, [agencia noticiosa inglesa], nación custodio de nuestro oro.

Es decir, la antigua Fedecámaras estaría contribuyendo con el narco régimen a terminar de destruir  nuestra nación y  su economía a cambio de una nueva aventura, de la cual solo éstos podrían sacar algún provecho económico adicional, antes que la  nación sea convertida en cenizas.

Ojalá, y pudiera ser, que tales declaraciones sean personales y no generales, de no ser así, deberíamos prepararnos para el recrudecimiento de las acciones dictatoriales del narco régimen contra el pueblo democrático de Venezuela, ahora con apoyo y control de uno de sus enemigos más acérrimos en el pasado reciente, como lo ha sido gran parte del empresariado venezolano. Tales declaraciones, sin duda alguna,  fortalecerían la decadente fuerza económica, política y moral de la narco dictadura, con ganancia inesperada de tiempo, para seguir aferrados al poder.

Se equivoca el señor Alberto Vollmer si cree que con la situación actual económica y política, de alta tasa de desempleo, endeudamiento, déficit educacional, crisis sanitaria y de servicios generales, hambre, miseria y  muerte que vive el país se pueda lograr reactivar la economía de Venezuela. Con ese globo de ensayo que lanza al aire, lo único que se visualiza y capta, podría ser un intento de ganarse unos cuantos millones de dólares adicionales a los que se habrán metido en el bolsillo con un nuevo desfalco a la nación venezolana.

Esto ocurre precisamente mientras el pueblo de Venezuela se sigue muriendo trágicamente por hambre, crímenes, suicidios y enfermedades que habíamos erradicado del país muchas décadas atrás. Si a esto sumamos la falta de combustibles y la carencia de servicios generales que requieren de grandes inversiones para ser restablecidos, entre otras necesidades, tal aventura se cae por su propio peso. Más a sabiendas de que los bancos internacionales evaden tener relaciones comerciales con el narco régimen y se niegan a darle  auxilio económico adicional del que le han dado. ¡Amanecerá y veremos!