Menu
18/01/2021
A+ A A-

Un parlamento ilícito con 91% de votos del PSUV

Como era de esperarse la estrategia opositora funcionó a la perfección, puesto que solo votaron alrededor del 30% de los venezolanos. Esto, dado que,  durante la preparación de tales elecciones, el gobierno cometió tantas porquerías ilegales que obligaron al sector democrático del país a no participar en éstas.

El pueblo civilizado y democrático del país respondió al llamado del liderazgo de la oposición de no asistir a tal evento, era evidente que la narco dictadura quería ganar las elecciones a cualquier costo político. En tal sentido, lo correcto era no hacerles el juego votando. No por miedo a perder las elecciones, sino porque estaba claro  que las ganarían, dada la cantidad de ilícitos e irregularidades cometidas en la preparación de las mismas aunado al hecho de que todos los poderes del Estado venezolano, estaban en manos de la narco dictadura, excepto la Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó, a la cual obligaron a retirarse voluntariamente de tales preparativos, lo cual conllevó a decidir no participar en éstas.

Elegida esta espuria AN, la cual sin duda alguna, no podrá ser legalizada ante el mundo democrático, el narco régimen intentará que funcione ilícitamente en Venezuela, tal como lo hizo la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), también espuria, la cual, por fuerza mayor seráa retirada para que la nueva AN, igualmente ilegítima, legisle.

Dado que internamente la AN presidida por Juan Guaidó no tiene el reconocimiento ni el respeto de parte de la narco dictadura que preside Nicolás Maduro, la lucha interna en Venezuela se agudizará, recrudecerá y empeorará, la comunidad democrática internacional no reconocerá a esta nueva AN. La dictadura seguirá aislada y sancionada, la AN opositora perseguida y acosada,  lo que obliga al cambio de estrategias de parte del sector democrático del país en su lucha ardua e inédita por recuperar la democracia en el país.

Los EEUU ha sido el país, a nivel mundial, líder en la defensa de la democracia en Venezuela, y dada la inédita e insólita situación existente en esa nación en ocasión de los resultados electorales cuestionados por las supuestas irregularidades cometidas en contra de Donald Trump y su partido Republicano, que ha impedido que se proclame legal y formalmente a Joe Biden como nuevo presidente, la situación de Venezuela queda en el limbo, algo así como una especie de situación de espera respecto al tipo de lucha a seguir de ahora en adelante.

Vergüenza  debería darle a los líderes seudo opositores que salieron electos parlamentarios en tal elección, contradiciendo los lineamientos de la oposición legítima. De tener algo de dignidad, deberían renunciar a esas asquerosas curules que en lugar de orgullo, les significarán para el futuro, el rechazo del pueblo democrático de Venezuela, con el cual, la única coincidencia será el rechazo y condena por traición a la causa de la democracia y a la Nación.  

Lo que si está bien claro en Venezuela es el repudio mayoritario del pueblo a la permanencia de la narco dictadura de Nicolás Maduro en el poder, el cual se incrementa día a día, evidenciado en estas seudo  elecciones. Tal rechazo, se estima, como mínimo, en un 80%. Esto muestra al mundo y a la Nación venezolana que este rechazo del pueblo es un aspecto importante y vital a tomar en cuenta de ahora en adelante en la lucha opositora por venir. ¡Amanecerá y veremos!