Menu
21/11/2019
A+ A A-

No se trata solo del CNE

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, anunció la mañana de este miércoles que inició la aprobación del Comité de Postulaciones Electorales para la conformación de un nuevo CNE. Respecto a este anuncio y sobre el tema, el cual aborde ayer, me permito recordarle nuevamente a los líderes opositores, el cumplimiento de sus ofertas y pronunciamientos respecto al narco régimen y a Venezuela.  Los representantes de la oposición política a la narco dictadura en Venezuela, deben y tienen la obligación moral de estar en armonía con las demandas del pueblo. La democracia y sus valores, así como la; institucionalidad, estabilidad, libertad, justicia y la paz, no se logran con acuerdos oscuros, que en lugar de resolver la situación actuar del país, por el contrario podrían empeorarla.

Esa Asamblea Nacional actual, fue electa en 2015, hace casi unos 4 años. Desde esa fecha, las condiciones del país y de lucha política y social han cambiado y empeorado radicalmente, así como las exigencias del pueblo democrático que exige la salida del poder de la narco dictadura, la cual ha convertido a Venezuela en una nación delincuencial,  narco traficante, guerrillera, y desestabilizadora continental; la cual aspira a participar en la elección de un nuevo CNE, con la pretensión de reelegirse para un nuevo periodo de gobierno, avalado ese posible nuevo gobierno por la oposición. Eso, digan lo que digan y argumenten lo que argumentan; es realmente vergonzoso, inmoral y espurio.

Si los miembros opositores actuales que conforman la Asamblea Nacional lo permiten, estarían traicionando los intereses, e ideales del pueblo democrático de Venezuela  que los eligió, para que recuperaran a Venezuela de las garras de sus opresores. De hecho, una de las primeras acciones que se iniciaron para lograr estas aspiraciones, fue la de convocar al pueblo a un referéndum revocatorio al presidente Nicolás Maduro, el cual fue saboteado por el ilegal e irrito Tribunal Supremo de Justicia. Por cierto, esa opción, legalmente aun debería ser posible retomarla, en lugar de elegir a un nuevo CNE o Consejo Nacional Electoral, solo con fines de elecciones presidenciales.

Tal como lo expuse en mis anteriores comentarios, elegir a un nuevo CNE, solo para permitir participar en tales elecciones al régimen narco traficante y guerrillero, que la ha destruido y ocasionado esta debacle, sería un gran error de parte de los representantes opositores de la AN, puesto que sería como traicionar a todo un pueblo, el cual creyó y aún sigue creyendo en ellos. Eso sería, algo así como vestirse sin antes bañarse ni asearse y dejarse toda la mugre y suciedad en el cuerpo.

De no rectificar ni reorientar la estrategia general de lucha contra el régimen, manteniendo el principio; del cese a la usurpación del poder, o referéndum revocatorio al presidente y a su gobierno, debemos ser sensatos y reconocer que no es posible que haya elecciones presidenciales que no cumplan con esta exigencia. De eso se trata, de sacarlos del poder: pacifica, consensuada, acordada o militarmente, con principios y determinación. Permitirle a la narco dictadura; participar de nuevo en la elección de un nuevo gobierno, a sabiendas de que tienen las manos manchadas con sangre, e ideológicamente están ganados al comunismo o socialismo, y de que gobernaron durante 20 años y han dejado arruinada, corrompida  y destruida a Venezuela sería un grave error y una gran insensatez. Venezuela ha sido una gran nación, líder latinoamericana en la que nacieron grandes héroes y guerreros que la rescataron con honor y valentía de la tiranía española, la cual merece ser tratada con dignidad y respeto, sobre todo, de parte de sus propios hijos. “Amanecerá y veremos”.