Menu
23/10/2019
A+ A A-

Activación del TIAR para liberar a Venezuela

Según el diario español ABC, y otras fuentes información; el representante de Venezuela ante la OEA, ha pedido la aplicación del TIAR (Tratado Internacional de Asistencia Recíproca) como medida extrema de defensa contra las agresiones del régimen dictaron que impera en Venezuela, con el apoyo de fuerzas armadas de Venezuela y otras fuerzas externas tales como las cubanas, las irregulares de las FARC, el ELN y las del narcotráfico; apoyadas  solidariamente por Rusia, China e Irán y otros países.

La situación ha llegado al extremo de intentar contener una agresión armada y abierta contra un pueblo inocente y desarmado, el cual ha llegado a la categoría de genocidio, donde la persecución, la tortura, las agresiones físicas y mentales se aplican día a día a una población indefensa, que clama por libertad, comida, asistencia médica, seguridad ciudadana, democracia y prosperidad económica en general, que permita al pueblo venezolano soñar y vivir normalmente en una Venezuela en paz,  libre y desarrollada.

Se ha alcanzado el límite de la tolerancia, en virtud de que el régimen persiste en pretender seguir gobernando ilícitamente a Venezuela, bloqueando toda posibilidad de salida pacífica, tal es el deseo del 80% de su población que clama por el cese pacifico de la usurpación del poder por éstos, para realizar nuevas elecciones presidenciales y enrumbar a Venezuela por senderos democráticos, justos y prósperos.

Esta solicitud de la aplicación del TIAR en Venezuela, se justifica plenamente, puesto que ya se han agotado todas las medidas y soluciones pacíficas para lograr salir de esta desgarradora  crisis, la cual ha llevado a Venezuela a una calamitosa situación de destrucción moral y física de inusitadas proporciones.

El pueblo democrático e inocente de Venezuela, sufre inmerecidamente, por culpa de unos desalmados y traidores a la patria, incrustados en  el poder desde hace una veintena  de años, con la ayuda del poder armado de nuestras Fuerza Armadas, que han entregado además a Venezuela, a factores externos de poder, quienes se han beneficiado económica y políticamente de ésta situación, y han contribuido a arruinarla a niveles jamás pensados por la pésima y corrupta administración de la actual narco dictadura.

Tal narco dictadura, se ha declarado además, amiga y defensora de las guerrillas de las FARC y del ELN, del narco tráfico y del terrorismo internacional que han pretendido desde hace más de 60 años, derrocar a los gobiernos democráticos de la hermana república de Colombia, con la malvada y pervertida intensión de entregársela al marxismo leninismo o comunismo internacional, tal como han hecho con Cuba e intentan hacerlo permanentemente con Venezuela, con las catastróficas y conocidas  consecuencias de éste perverso y nefasto fracasado sistema de gobierno, a la vista del mundo entero. 

Ojalá, y las fuerzas armadas de las naciones amigas que conforman el TIAR, logren persuadir pacíficamente al narco régimen dictatorial en Venezuela, de que abandone pacíficamente el poder y se puedan realizar elecciones libres y democráticas en nuestro país.  Por supuesto que, de seguir negándose el régimen al cese de la usurpación y abandonar el poder, significaría que, sería necesario aplicar el poder de la fuerza militar de  estas naciones, en solidaridad con la democracia y con el pueblo de Venezuela, para rescatarla de sus opresores y destructores. 

Por supuesto que con tal intervención militar armada,  se corre el riesgo de posibles pérdidas de vidas humanas adicionales a las ya ocurridas, y daños físicos colaterales que serían cuantiosos y lamentables y podrían ser importantes, pero necesarios y justificables; ante la posición criminal, tozudez, agresiones y burlas continuas del régimen.

Se ha llegado límite de la búsqueda de soluciones acordadas, y por lo que se ve y percibe, no existen otras posibilidades pacíficas, para lograr el cese de la usurpación. Sin duda alguna que esta votación que habrá en el seno de la OEA para proceder formalmente con tal participación del TIAR, en esta solicitud hecha por el sector opositor a nombre de la Venezuela oprimida, será crucial.

Esto, puesto que como sabemos, algunos países en la OEA, aun apoyan al régimen dictatorial del chavismo, con Nicolás Maduro como presidente y posiblemente se abstendrían o votarían negativamente, lo cual pudiera torpedear tal solicitud y hasta negarse mayoritariamente. El TIAR, solo está conformado por unos 15 países y necesariamente se requieren 10 votos para tal aprobación, o cual no garantiza ni da por hecho, que tal solicitud sea aprobada.

Como venezolano, no tengo la menor duda de que al final, la racionalidad y la sensatez se impondrán. Sin duda alguna que, sea cual sea la forma y medio – pacifico, violento, negociado, diplomático, fortuito, planificado, extremo,  razonable e irracional - a utilizar, Venezuela será liberada y entregada a la democracia, tal como lo exige su genuino pueblo, en un elevado porcentaje mayor al 80%.  No existe la menor duda, ni límite de tiempo, de parte del pueblo mayoritario de Venezuela,  sobre el clamor generalizado de aspirar a vivir por siempre en plena democracia legítima, representativa, abierta y prospera. “Amanecerá y veremos.”