Menu
06/12/2019
A+ A A-

OTRO FRACASO EN BARBADOS

Tal como era de esperarse, las negociaciones en Barbados volvieron a fracasar, al rechazar la oposición, la oferta de la narco dictadura de elecciones libres con Nicolás Maduro como candidato y el retiro de las sanciones internacionales a su narco régimen. No se habla de lo que ofrece la narco dictadura. Sin embargo, se puede deducir fácilmente que estarían dispuestos a soltar a los presos políticos y a ofrecer pulcritud en el CNE. Nada más y nada menos que una bofetada a nuestras dignidades expectativas y a nuestros valores.

Las redes sociales están muy activas con esta información y nos dan indicios de lo que piensa el pueblo venezolano, con eta bufonada de la narco dictadura, la cual esta resteada a que intenten sacarlos por la fuerza del poder. Quizás el Foro de Sao Paulo realizado el mes pasado en Venezuela, les dio aliento y valentía como para seguir jugando al malo en esta trama que ya se convierte en una película de terror y horror.

La narco dictadura, con esta posición, lanza otro reto y otra bravuconada al mundo democrático, dejando a ver, que se sienten fuertes y poderosos; y nada ni nadie los sacara del poder. Olvidan que el mundo está lleno de historias, las cuales terminan por darle la razón a los buenos, a la sensatez y a la realidad.

Tal como los hemos señalado en muchas otras oportunidades, el tiempo de las negociaciones ya murió; y creo que ya la comunidad internacional debe estar preocupándose y pensando en otro tipo de salida para nuestro caso, el cual se ha convertido en un caso mundial para la democracia y el mundo en especial.

Es muy cierto que urge una solución cuanto antes al problema, pero también es cierto que las exigencias de la democracia venezolana y mundial, exigen soluciones integrales que garanticen recuperar nuestra democracia con dignidad y sin remiendos. Que nos permita además vivir en evolución, en paz y armonía, de ahora en adelante. Actualmente el país está vuelto un desastre desde todo punto de vista. Ya se nos califica como el santuario mundial de la delincuencia, donde convergen las guerrillas, el terrorismo, el narcotráfico, la trata de personas, el saqueo de la minería, el lavado de dinero, el saqueo de nuestras reservas de oro, etc. Los negociadores hablan de ponerse de acuerdo en solo 6 puntos de una agenda, puntos estos desconocido por los venezolanos, que me atrevo a decir son insuficientes, para lograr un acuerdo justo y suficiente. Esos graves problemas que padecemos es imposible lograrlos resolver en un dialogo, donde la dictadura ceda y la democracia también.

Con este nuevo fracaso de otra negociación, es de esperarse que el mundo libre comprenda que se está ante un caso inédito, quizás más complejo que las razones que llevaron a Adolf Hitler a declararle la guerra al mundo, a sabiendas de que tenía todas las oportunidades de perder. Sin duda alguna que su inconmensurable fanatismo, le arrastró a arriesgarse a tal aventura. Aun cuando es evidente que el caso Venezuela está muy lejos de parecerse al caso Hitler, existe una cierta similitud que no debemos desdeñar, puesto que existen potencias mundiales que estarían a apostando a la permanencia de la narco dictadura chavistas/madurista, en Venezuela, para seguir sacando provecho geo político, económico, y estratégico en su lucha permanente contra la democracia y el capitalismo.

Recientemente,  en declaraciones del canciller de Rusia,  como consecuencia del espionaje que realiza EEUU en los cielos de Venezuela, éste mencionó su preocupación, de que se pudiera estar llegando a un caso similar al de la crisis de los misiles en Cuba en el año 1962, lo cual es ya decir bastante. Esto ya lo he comentado en anteriores artículos, puesto que al fin a al cabo, ambas crisis tienen prácticamente a los mismos autores y a los mismo intereses, como lo es la obsesión del comunismo,  de intentar destruir a los EEUU y al capitalismo, puesto que según estos, esa sería la solución para sacar al mundo de la miseria y evitar la destrucción del medio ambiente.

Crear crisis para sacar provecho de éstas pareciera ser una fortaleza de los rusos y chinos, puesto que se percataron tardíamente de que el capitalismo era un sistema económico superior al socialismo, razón por la que nos les quedó más remedio que plegarse al uso de este para implantarlo en sus propios países. Si no lo hubiesen hecho, ya China y Rusia hubiesen colapsado económicamente y políticamente.  Ante esta realidad, cabe hacerse la siguiente pregunta ¿Por qué sigue el comunismo azuzando al capitalismo y a la democracia, a sabiendas de que ambos los benefician a ellos mismos?

Es decir, China y Rusia practican el capitalismo o sistema económico de libre mercado, y la Cuba de Fidel Castro y la Venezuela de Hugo Chávez Frías, y la Bolivia de Evo Morales, y la Nicaragua Daniel Ortega, y el México de AMLO, le declaran la guerra  al capitalismo, al neoliberalismo y a los EEUU, por acusar a ambos de las penurias y pobreza del mundo entero. Pareciera ser que algo no encaja en todo esto.   

En base a lo expuesto, no habrá un armonioso y compartido resultado, con la narco dictadura de Nicolás Maduro, puesto que las motivaciones que tienen éstos son inversamente proporcionales a los intereses mutuos que deberíamos tener como venezolanos, dado el grado de fanatismo que han logrado cultivar los chavistas  y madurista en contra de la democracia y del capitalismo.

Además, el chavismo y madurismo, han pasado infinidad de rayas rojas constitucionales y legales durante 20 años, desangrando a una república próspera, dinámica y emprendedora que ha colapsado en todas las dimensiones posibles de medir. Para seguir adelante, Venezuela necesita deslastrarse de al menos los líderes y culpables de esa mal llamada revolución bolivariana. Sería muy difícil convivir, con esa plebe de malhechores y delincuentes, quienes en lugar de aspirar a reelegirse, deben pagar sus condenas, por las cuales Venezuela tendrá que hacer muchos juicios, para sancionarlos según las leyes.  

Para limpiar a Venezuela de ese nido de víboras que pululan por toda la nación, el próximo gobierno debe ser totalmente institucional, democrático, pulcro, sensato, honesto, nacionalista, emprendedor, responsable, creativo, dinámico y decente. La separación de los Poderes del Estado, debe ser una prioridad y una necesidad primordial, para poder garantizar el éxito. Con una negociación, se tendría forzosamente que dar concesiones a la marco dictadura,  que por dignidad, auto respeto y moral no será posible ofrecer ni garantizar visto el grado de maldad y perversidad con el cual han actuado contra los venezolanos que políticamente les adversan, en cumplimiento con su deber ciudadano y democrático. La solución tiene que ser otra diferente a la negociación. “Amanecerá y veremos”.