Logo

CRÓNICA 38 DEL 31 DE JULIO DE 2019 EN LA ENCRUCIJADA

View Comments

CRÓNICA 38 DEL 31 DE JULIO DE 2019

EN LA ENCRUCIJADA

Queridos amigos y relacionados: Puedo asegurar que cada vez está más cerca el fin de esta larga pesadilla que convirtió en una ruina este bello país al que se llamó Tierra de Gracia por los cuantiosos dones que Dios les regaló el día que hizo al  mundo.

Hace muchos días que escribí mi crónica anterior, pero seguí mi costumbre de esperar el momento preciso para abordar los acuciantes problemas que nos aquejan por obra y gracia del llamado socialismo del siglo XXI que no es ni socialismo ni nada que se le parezca sino el más abyecto sistema, régimen y gobierno que nuestra región haya conocido en toda su historia y como reza la expresión venezolana:” Lo que está a la vista, no necesita anteojos”.

Lo que vemos no es otra cosa que una banda de forajidos que un mal día se vistieron de mesías y corderos para asaltar el poder que pretenden mantener a sangre y fuego o al costo que sea necesario, apoyados por el castro comunismo beneficiario histórico de las inmensas riquezas que aún posee Venezuela, suprema ambición del gobierno cubano, y objetivo fundamental del dictador más longevo de las Américas. Para colmo, mi  Procesador, ya con muchos años como yo mismo, dejó de funcionar, así que armado de la mayor paciencia he tenido que esperar para conseguir un buen técnico que lo reparara ,  y como todo en este país, eso  también es difícil. Las comunicaciones cada vez son más lentas y difíciles para la gente de a pie. Gracias a Dios ya estoy en el aire de nuevo.

Pero mis reflexiones hoy no son sobre lo que ya pasó, sino sobre lo que está pasando aquí y ahora a los 20 años de impuesto un sistema fracasado y peor dirigido que ya se enrumba hacia un mejor destino no exento de grandes sufrimientos, con avances y retrocesos  mucho después de haberse expresado que lo sucedido a Cuba nunca podría repetirse en Venezuela,  muy a pesar de que la entonces poderosa  comunidad cubana compuesta por excelentes grupos sociales, empresarios de diferentes ramos, clérigos eminentes, sindicalistas prestigiosos, expresos políticos de largas condenas y una pléyade  de actores sociales que contribuyeron con mucho al progreso de Venezuela, incluso hasta en órganos relevantes de seguridad. Pero nadie escuchaba; mientras se incubaba el mal que no hemos podido erradicar de una vez y para siempre y solo ahora se vislumbra la oportunidad de enfrentar por un camino cierto la reconquista de la libertad, la democracia, la justicia social y la paz en Venezuela.

Desde nuestra modesta trinchera hemos hecho todo lo posible por promover y estimular la unidad opositora con Mayúscula, con la certidumbre de que este pueblo (la gran mayoría) para nada anida sentimientos de doctrinas de extrema izquierda o de regímenes totalitarios de ningún signo. Probado está que la mayor parte de la ciudadanía  que conformamos esta nación adversamos las dictaduras aunque vengan como es este caso con apariencia de mansas palomas que luego se arrojan sobre sus víctimas sin la menor piedad y con una voracidad de abusos y rapiña que no todos conocen.

De forma taimada se han confabulado con el sector militar ávidos de poder para formar un gobierno opresor en nombre de una constitución hecha a su medida que luego violan a su antojo. Sabíamos que no todo estaba perdido y así ha sido, apareció el relevo generacional que en 2007 producto de nuestras casas de estudios que son excelentes tuvo su primera prueba de fuego en las calles y fue decisiva para derrotar la aviesa intención de modificar “la mejor constitución del mundo” Pero como decimos en Cuba: “ la  avaricia rompe el saco” y  las sabandijas querían eternizarse en el poder, solo hubo que esperar hasta el momento en que la Asamblea Nacional, única institución legítima electa en forma abrumadora eligió  a un joven ingeniero llamado Juan Eduardo Guaidó quien tiene lo que hay que tener más un talento suficiente y creativo para asumir constitucionalmente la  Jefatura del Estado como encargado ante la ausencia de una presidencia no reconocida por nadie habida cuenta del fraude e irregularidades  cometidas en  mayo  pasado.

Y ardió Troya. De ahí en adelante el gobierno madurista ha hecho de todo, han apelado a sus amigos, Rusia, China, Irán Turquía, los socios regionales, las variopintas islas del Caribe, beneficiarias de Petrocaribe  y no puede faltar entre bambalinas el director de la orquesta, el gobierno de Cuba quien lleva la batuta aunque no aparezca en el podio. Los cubanos bien sabemos que es así, aunque los analistas, politólogos, sociólogos y otros expertos opinan de diferentes formas. Con referencia a nuestras visiones de este fenómeno regional, nuestra percepción nada tienen que ver con las ciencias políticas modernas, pero si con nuestro instinto forjado al calor del sufrimiento y el dolor muy lejos de un recinto de elaboración intelectual o del análisis de realidades que  nos tocan hoy  pero que nos laceraron el alma para siempre cuando quisimos enderezar el árbol que nació torcido y que se hizo naturaleza para enfermar el bosque latinoamericano-caribeño hace ya más de 60 años.

Su semilla envenenada la regó en esta noble Venezuela que creía ser la Suiza de América para convertirla  en una ruina de nación, dispersa por el mundo, hambreada, famélica y mendicante, solicitando abrigo a todos aquellos que tiempo atrás acogió y protegió cuando las dictaduras de la Seguridad Nacional asolaban casi todos nuestros países. Ya sé que son palabras muy duras, pero es inaudito, asombroso, increíble, y en este siglo y año ver las permanentes caravanas de hombres, mujeres, o niños, cruzando una frontera, por demás asediados por fuerzas militares, o paras, o guerrilleros con toda clase de bandoleros que como buitres, extorsionan, cobran peajes e imponen su ley bajo la mirada complaciente de los que se supone que deben proteger a seres humanos que huyen despavoridos de este infierno del Dante. Los organismos especializados ya han dicho que el éxodo venezolano suma más de cuatro millones a esta fecha y la estampida diaria es de 5 mil personas.

Veamos nuestra actualidad política de la que ya dijimos que el sesgo de la confrontación habrá de ser llevado a una negociación verdaderamente difícil habida cuenta que una vez más son los grandes poderes las que decidan como salir de este laberinto que ha llegado hasta las cumbres de jefes de estado, los más altos foros internacionales, las más grandes potencias mientras aquí se han desatado los demonios con el vulgar crimen del Cap. de Corbeta Acosta Arévalo, torturado y asesinado y a un niño que con su madre reclamaba por la falta de gas doméstico, le vaciaron los ojos con un disparo de perdigones en pleno rostro.

Sin embargo el informe de la Alta  Comisionada para los DD.HH que presentó in situ después de haberse reunido con todos los actores sociales, fue al menos una bocanada de aire fresco para la gran mayoría del país puesto que la propia ONU lo ha ratificado en su Consejo celebrado en Ginebra. Y como en política lo importante es lo que no se dice, ahí flotando en las sombras estaban los esfuerzos de Noruega para concretar el inicio de conversaciones entre gobierno y oposición en busca de posibles acuerdos que permitan salir de la enorme trampa  socio política y económica en que el incapaz y corrupto modelo implantado cayó oyendo e imitando a Cuba y su mar de infelicidad que se ha vuelto eterno para los cubanos. Nada más y nada menos que  era la Joya de la Corona que le abriría las puertas de A. Latina-Caribe al difunto mandatario  caribeño. Los pro cónsules que lo representaron aquí, primero Chávez y ahora Maduro, lo que hicieron fue robar y  dilapidar las inmensas riquezas con que contaba Venezuela mientras mantenían  al  cocodrilo verde de las Antillas que todavía está prendido a una ubre que se agota por día.

Tal vez ya están agotados casi todos los medios que la oposición ha empleado para sacudirse la dictadura que nos oprime pero todo ha sido en vano (por ahora) porque lo primero que el régimen hizo fue comprometer a las fuerzas armadas. No existe un solo ministerio o alta dependencia  estatal que no tenga al  frente un general, siempre vestido de civil y detrás su cadena de mando; les compró la conciencia permitiéndoles engrandecer su patrimonio a través de las alcabalas y la permisología necesarias para el tránsito del abominable flagelo que pudre las sociedades en  países receptores. Haciendo de los mandos superiores una casta intocable con un poder infinito cuya lealtad es exigida bajo juramento en cada ocasión que se presente. Simplemente convirtieron al Estado Civil en un Estado Militar cada vez con mayor presencia y poder en todo el país bajo la invisible omnipresencia de la asesoría cubana.

Frente al disparate de este régimen  está la legítima AN y su Pdte. Juan Guaidó quien está luchando a brazo partido por lograr el acompañamiento y la fuerza  necesarios para lograr el cese de la usurpación , el gobierno de transición y elecciones libres como ha sido su propuesta desde el 23 de enero pasado. Tiene el mejor apoyo posible en medio de esta grave crisis en el orden internacional  salvo aquellos del mismo signo aunque algunos como Rusia y China abogan con vehemencia por una solución sin intervención extranjera como mucha gente pensó podría ser cuando el Pdte. Trump anunció a los 4 vientos que todas las opciones estaban sobre la mesa, proclama que prendió en un buen número de venezolanos que anhelan que los marines lleguen a sangre y fuego, pero amigos eso no será jamás.

Hay intereses mundiales de todo tipo que no avalarán una acción de esa naturaleza. Trump está en su campaña para el 2º período que casi tiene en el bolsillo por el sostenido crecimiento de EE.UU y no es verdad que pueda desatar un conflicto bélico con este país de mentira. Eso lo veremos. Como contrapartida bajo la tutela de Noruega como facilitador,  delegados de la AN y del oficialismo están encontrándose  en Barbados tratando de  hallar fórmulas que puedan allanar caminos hacia un cambio socioeconómico y político absolutamente necesario como todos aspiramos.

Viniendo de donde vengo, habiendo conocido el infierno del cual sobreviví, siendo testigo de excepción de la ambición suprema del padre de la criatura y como actor social en esta Venezuela desde hace 39 años creo que puedo emitir una opinión con el mayor de los respetos  y sin entrar en polémicas estériles u ofensivas. Deberá la delegación que representa la oposición o el cambio para la democracia en Venezuela, ponerse muy duros frente a sus interlocutores oficialistas cuyos hilos son manejados con agudeza desde La Habana, aun sin información oficial de que Cuba formara parte de la mediación. Esta delegación de la AN y la presidencia interina tiene que enfrentar a los representantes del régimen que tratan de defenderse a como dé lugar para mantener al usurpador en la presidencia  usurpada  y que precisamente  cuestionamos por su nefasto desempeño, pero también deben enfrentar a sus compatriotas y que “opositores” que estoy  más que convencido nunca se enfrentaron a una situación como esta o a un régimen de oprobio y represión como el actual. Por eso aun es más difícil, porque los venezolanos no han madurado (ni con maduro); no han aprendido y les falta un buen trecho para reorientar su país que perdió la brújula en 1992 cuando se atentó contra el poder civil constituido con todos sus errores o aciertos.

P.P.C.                                                                                                                                                                     Caracas 31 de Julio de 2019.

© Democracia Participativa / Participatory Democracy