Menu
06/12/2019
A+ A A-

María Corina Machado tiene razón: oigámosla.

Quizás la líder política más cercana al pueblo de Venezuela hoy día, podría afirmarse que es María Corina Machado.  Esto, a pesar  de que los partidos políticos democráticos de Venezuela han elegido a Juan Guaidó como líder  opositor, por ser presidente de la Asamblea Nacional. Por supuesto que como venezolano sigo apoyando a Juan Guaidó en su planteamiento del cese a la usurpación. No obstante, el hecho de que a mediados de año, las esperanzas de sacar al narco régimen del poder, pareciera que se desvanecen entre intentos fallidos, indefiniciones  y cambios de estrategia política, la desesperanza va invadiendo nuestros corazones; y el entusiasmo y la fe  en el pueblo, empiezan a disiparse con posibilidades de desaparecer.

En lugar de trazar una estrategia más lógica como la de intentar convencer a Europa democrática y a las otras democracias del mundo a que apoyasen a la oposición Venezuela representada hoy día en Juan Guaidó y nos ayudasen a persuadir a Nicolás Maduro y al chavismo de que abandonasen el poder pacíficamente, en lugar de abrir el abanico a múltiples tipos de salida, en las que se han utilizado todo tipo de trucos, artimañas e ideas que han ido fracasando una a una, el resultado de todo esto, ha sido la pérdida de tiempo y no haber avanzado en la tarea fundamental de cabildeo diplomático internacional, para captar a nuestro favor varios países claves que aún permanecen en el limbo, o se decidan a apoyar a un proyecto político como el del cese a la usurpación. La idea de que el chavismo y los militares descontentos apoyarían a Juan Guaidó, fue simplemente una ilusión, donde se demostró que no estamos frente a una dictadura nada frágil ni dividida como muchos afirman por allí. Yo diría que es más astuta, criminal e interesada en la corrupción, que frágil.

Hoy día, estamos intentando negociar la salida de Maduro del poder, e ignorando y exonerando al chavismo como corresponsable en toda esta trama marxista leninista que vivimos y seguimos viviendo sin saber hasta cuándo. El otro aspecto que olvidamos y sub estimamos, es el hecho de que existe un organismo denominado Foro de Sao Paulo, en el que conviven todos los partidos de izquierda y de ultra izquierda como el marxismo leninismo y las guerrillas anti democráticas de América, en el cual participan con voz pero sin voto países socialistas europeos, entre los cuales por cierto participan partidos políticos de  Noruega y España.  Foto: María Corina Machado, destacada líder de la oposición venezolana.Foto: María Corina Machado, destacada líder de la oposición venezolana.

Lo destacable sobre esta información, la cual es conocida por todo político que se aprecie, es el hecho de que durante los días 24 al 28 de este mes de Julio, el referido Foro de Sao Paulose reunirá en Caracas.  Precisamente  por esa razón, y otras es por la que menciono en el escrito a María Corina Machado, la única del sector político opositor que ha mencionado  a tal evento nocivo para la democracia en Venezuela y América. ¿Sabía el amigo lector que las guerrillas participan en este foro como invitados? Ellos lo niegan, pero es cierto.  Esa advertencia de María Corina Machado, debemos oírla y analizarla y preguntarnos. ¿Cuál es el tema central a tratar en Venezuela por El Foro de Sao Paulo?  ¿Dar apoyo político y económico al régimen mientras se desvía la atención al problema en una extraña negociación? ¿Persuadir a Nicolás a que abandone el poder? ¿Marcar la ruta del progreso para la región? Según Diosdado Cabello, el objetivo es. En la primera década del siglo XXI, arios partidos políticos pertenecientes al Foro de Sao Paulo, ganaron algunas elecciones presidenciales en Latinoamérica prácticamente. Esta  se cubrió  de rojo con el marxismo leninismo instalado como gobiernos electos en gran parte de Latinoamérica,  entre los cuales las siguientes naciones: Argentina, Cuba, Bolivia, Brasil,  Ecuador, Honduras, Nicaragua, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Extraña mucho que el mundo americano de la democracia permita que exista tal movimiento provocador,  altanero y subversivo, que da apoyo a guerrillas y al narcotráfico actuando libremente en América, intentando cambiar el sistema de gobierno democrático que los pueblos de América prefieren adoptar y disfrutar.  El hecho de que precisamente este Foro escoja a Venezuela, totalmente destruida por el marxismo leninismo, la corrupción, la ineficiencia, la desidia  y el narcotráfico; y pretendan venir a nuestro país con el objetivo de ilustrar a Nicolás Maduro y a su narco dictadura  en cómo debe actuar para “lograr la ruta progresista”; dan ganas de reír y/o de llorar, puesto que una agenda más grotesca  y cínica es imposible de concebir. Si esa idea existió, han debido hacerlo en 1998, cuando Hugo Chávez asumió la presidencia de Venezuela.

Lamentablemente, el Foro de Sao Paulo utiliza muchos subterfugios para engañar a los votantes, lo cual hacen disfrazando sus nombres, como el “Partido Revolucionario Democrático”  de Panamá, que apoyó al actual presidente de esa nación. Por supuesto, ese partido político es contrario a los intereses de la democracia en Venezuela y en Latinoamérica, pero oculta subrepticiamente tal ideología marxista leninista e intenta actual como demócrata. Así como ese, existen varios otros casos de partidos políticos en el Foro de Sao Paulo que aparentan ser demócratas y terminan siendo ideológicamente marxistas leninistas.

Como se explica, que en medio de una negociación en Barbados para intentar lograr resolver el problema de Venezuela, el Foro de Sao Paulo, con todos los antecedentes negativos que ha logrado en sus actuaciones, se atreva a presentarse en Venezuela.  Lo primero que se me ocurre para repudiarlos, es el de convocar una gran marcha nacional  hacia el sitio donde deliberarán, para manifestarles que no son bienvenidos por el pueblo democrático de Venezuela.

A menos que los chavistas radicales como Diosdado Cabello deseen sabotear las negociaciones de Barbados pretendiendo eternizarse en el poder  con la ayuda del Foro de Sao Paulo, podría ser otra razón para venir a Venezuela. Otra intención sería revivir sus pasadas glorias para intentar incidir en la promoción y financiamiento de partidos políticos argentinos  que participarán en las elecciones  a realizarse, la cual es una posibilidad planteada por la misma María Corina Machado.  Tampoco sería de extrañar que vengan a Venezuela para preparar un plan político de desestabilizar a los gobiernos de Mauricio Macri y de Jair Bolsonaro. 

Cualquiera sea el motivo del Foro de Sao Paulo para venir a deliberar precisamente en Venezuela,  la nación que ha sufrido las mayores consecuencias malignas de la doctrina marxista leninista que promueve su enfermiza doctrina, sus intenciones no deben ser nada positivas para nuestra democracia. Ni para el logro de la cesión de la usurpación, ni para contribuir al regreso de la democracia al país. Al contrario, más bien tendría que ver con el saboteo  nuestro movimiento y determinación de liberación.

En correspondencia a lo escrito, como venezolano demócrata, me permito muy respetuosa y cordialmente, sugerirle al ingeniero Juan Guaidó y a su comando político que analicen, revisen, saquen conclusiones y decidan sobre su posición ante  la indeseable y provocadora presencia del Foro de Sao Paulo en Venezuela. Hecho esto, sería conveniente que delinearan las acciones claras que  habría que darle al movimiento opositor  liberador que encabeza. Esto,  dado el probable fracaso de las negociaciones que se realizan actualmente en Barbados. “Amanecerá y veremos”