Menu
19/08/2019
A+ A A-

Hugo Chávez versus Nicolás Maduro

Cuando leo las noticias y entrevistas a chavistas en los periódicos y medios sociales;  y/o, las observo por la televisión,  me da la sensación que tanto chavistas como opositores así como parte de la opinión mundial, culpan en solitario a Nicolás Maduro de todo lo que ocurre y está ocurriendo en Venezuela. Nada más incierto y erróneo que esto, puesto que la verdadera realidad, señala a Hugo Chávez Frías como el principal culpable de tal catástrofe política, económica, moral, cultural y social que ha ocurrido en nuestro país.

Sin embargo el general, conocido como el “pollo” Carvajal, en unas declaraciones, sostiene que el culpable de todo ha sido Nicolás Maduro. A continuación, parte de sus declaraciones, las cuales anexo: “Solo trabajé para él (Maduro) como director de la DGCIM nueve meses, así que nunca existió una estrecha colaboración.  Además de ser un inepto y un cleptómano, lo defino como un ser sin escrúpulos, capaz de lo que sea por mantenerse en el poder. El peor de los errores del comandante Chávez se llama Nicolás Maduro. La ruptura no fue en vísperas del 23 de febrero de 2019, la ruptura tuvo lugar cuando en la campaña de 2015 pude ver con mis ojos lo que estaba ocurriendo en Venezuela”.

Por alguna razón, miente o ignora el pollo Carvajal sobre esa apreciación. Precisamente, Nicolás Maduro fue el escogido, puesto que tanto Hugo Chávez como Fidel Castro y su entorno, conocían muy bien a Nicolás Maduro y sabían de su personalidad totalitaria y firme, así como de su formación marxista leninista, y su cercanía con los trabajadores; lo que garantizaba que  ese proyecto político no se desviaría de sus objetivos y propósitos principales y finales como lo son el convertir a Venezuela en una nación comunista, enemiga de los EE.UU., y del capitalismo; dominada por el marxismo leninismo de otras latitudes, que creara problemas a la democracia americana y financiara los próximos movimientos revolucionarios futuros previstos en el resto de América latina.

Esta precisión que estoy exponiendo, es concebida en base a mis puntos de vista sobre nuestra situación en Venezuela, la cual vengo siguiendo desde que se dieron las primeras señales e iniciaron las primeras acciones que descubrieron las verdaderas intenciones de Hugo Chávez Frías, del chavismo y de Cuba, las cuales eran la introducción en Venezuela del marxismo leninismo. Tal intensión existía desde los años 60 del siglo XX pasado.

Hugo Chávez fue el que declaro a Venezuela marxista leninista. Fue el que intento cambiar a la constitución para convertirla en una copia de la Cuba. Fue el que despidió burlonamente a 25.000 empleados petroleros calificados porque se sumaron a la huelga petrolera para intentar impedir que la politizaran y degradaran. Fue el que ordenó al Estado Mayor Militar de las FANB, sacar los tanques de guerra, para controlar las protestas de Abril de 2002. Por cierto, razón por la que el alto mando militar le pidiera la renuncia, la cual aceptó. Fue el que dio apoyo a las guerrillas colombianas desde Venezuela, siendo Colombia una nación democrática y amiga que luchaba contra éstas.

Fue el que le declaró la enemistad y la guerra al imperio norteamericano y al capitalismo. Fue el que expulsó a la DEA de Venezuela puesto que estorbaba en sus planes del negocio del narcotráfico. Fue el que rechazó la ayuda humanitaria que ofrecía EE UU, luego del mortal y catastrófico deslave en la Guaira. Hugo Chávez, fue también el que armo a cientos de miles de venezolanos milicianos para que defendieran al régimen de cualquier intento de sacarlo del poder. También armo a los denominados colectivos para acosaran a la oposición en actos políticos de interés para el chavismo. Fue el que acabo con la institucionalidad y estado de derecho en Venezuela. Fue el que financió parte de las campañas políticas de Cristina de Kirchner Argentina), Evo Morales (Bolivia),  Rafael Correa (Ecuador), Inatio Lula Da silva (Brasil), Pepe Mujica (Uruguay), Ollanta Moisés Humala (Perú). Fue el que regalo una refinería de petróleo a Cuba. Fue el que creo Petrocaribe para venderles petróleo barato a países del caribe a condiciones económicas absurdas y en comodísimas cuotas, en un ejercicio descarado de compra de voluntades en favor de su proyecto político conocido como “el socialismo del siglo XXI”.

Hugo Chávez, logró incorporar a Venezuela en Mercosur, para realizar proselitismo político en esta Asociación de Naciones del Sur del continente. Fue el artífice y creador de UNASUR y Petrocaribe.  A pesar de existir La Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), Hugo Chávez y Fidel Castro crearon la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) como un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política, su membresía incluye a los treinta y tres (33) países de América Latina y el Caribe. No obstante, cuya verdadera intención ha sido, la de tener un frente político que se enfrentara y adversara a los EE.UU. con la intensión de debilitarlo y pretender sacar ventaja política económica de esa unidad. Algo así como una especie de chantaje tipo mafioso.

Ese razonamiento sobre las  verdaderas razones para haber escogido a Nicolás Maduro como el sucesor de Hugo Chávez y no haber escogido ni a Adán Chávez, ni a Diosdado Cabello, ni a Rafael Ramírez, ni a Aristóbulo Izturiz, ni a Jorge Rodríguez, ni a Héctor Rodríguez, ni a un militar superior allegado, etc.; no las conoce el entorno político del chavismo, por razones obvias.  No obstante, supongo que lo sospechan. Es de destacar que la mayoría, de los candidatos mencionados son profesionales universitarios y/o tienen una formación académica y cultura superior a la que tiene Nicolás Maduro, quién tengo entendido que solo llego a graduarse de bachiller. Desconozco si el amigo lector se habrá dado cuenta, de que todos los chavistas que se cambian de bando, civiles y militares y desertan del régimen de Nicolás Maduro, siguen defendiendo la existencia del “Proyecto político socialista del siglo XXI”, lanzado por Hugo Chávez en su gobierno. Es decir siguen amando, protegiendo la imagen, su legado e idolatrando  a Hugo Chávez y despotricando de Nicolás Maduro, en un intento engañoso de intentar mantener viva la imagen y obra de Hugo Chávez y sus ideales traidores a la nación y a los del libertador Simón Bolívar, con quien hasta intento compararse burdamente. |

Luisa Ortega Díaz, Rafael Ramírez, y todos los militares desertores chavistas, intentan deslindarse de Nicolás Maduro, pero siguen aferrados e idolatrando a Hugo Chávez; a tal punto, que, han estado  intentado dar un golpe de Estado para sacar a Nicolás Maduro del poder e instalar a un chavista, para no deje morir al “Socialismo del siglo XXI”. De hecho, las persecuciones a opositores las inició Hugo Chávez. Fue el que adoctrinó y pervirtió a los militares de las FAN para que le apoyaran en su aventura comunista, a las cuales hasta les cambio el nombre a FANB. Fue, el que cambio los símbolos patrios por egocentrismo.  

Según estas observaciones, chavistas, pareciera ser que el problema de Venezuela solo se circunscribe a sacar a Nicolás Maduro del poder, puesto que según el mismo chavismo, este sería la manzana de la discordia que impide que: a) los militares regresen a los cuarteles,  b) los poderes del estado sean independientes y se reestablezca la legalidad e  institucionalidad,  c) las guerrillas, terroristas y narcotraficantes salgan del país, d) los colectivos y chavistas armados entreguen las armas, e) se logre el progreso económico y social que se ambiciona en Venezuela,  f) la paz regrese al país, g) desaparezcan, las persecuciones y torturas políticas, y finalmente, h) que el país se normalice y regrese a la democracia y normalidad. Todo lo anteriormente listado es totalmente imposible lograrlo con la simple salida de Nicolás Maduro del poder, puesto que para lograr lo listado arriba, se requeriría también la salida absoluta del chavismo del gobierno que preside éste, que permita al nuevo Estado democrático interino, instalarse en el nuevo gobierno de Venezuela. Es decir, para reestablecer el Estado de Derecho en Venezuela, es necesario y mandatorio realizar una limpieza política absoluta que permita erradicar al chavismo, al marxismo leninismo, al madurismo, al militarismo, al narco tráfico, a las guerrillas, al terrorismo mundial y a la delincuencia organizada instalada en el país.

Si todo eso se logra con las negociaciones de Barbados excelente y bienvenida esa solución. No obstante, creo que eso no sería posible lograrlo pacíficamente puesto que se ha intentado de diversas formas, y el régimen dictatorial no lo ha permitido y se aferra desesperadamente a seguir en el poder al cual se ha acostumbrado y desea permanecer por siempre en este. Que el chavismo desee tener a otro líder que continúe desarrollando el proyecto político de su creador Hugo Chávez, con más prudencia y menos persecuciones sería otro cantar. Todos los venezolanos hemos oído cantar a los chavistas, incluyendo a los militares, el conocido tema de: “Patria socialismo o muerte”. También hemos oído decir que “sin o con elecciones jamás entregaran el poder”. Otra frase muy popular entre estos, seria; “el socialismo llegó para quedarse”. Las fundaciones, directrices y bases del proyecto político del socialismo del siglo XXI, fueron responsabilidad absoluta de Hugo Chávez y de su estado político mayor. Finalmente, pretender a Nicolás Maduro, de todo lo negativo que ha hecho el régimen narco dictatorial del chavismo, en Venezuela en 6 años como gobernante es como pretender negar la culpabilidad del verdadero creador de este desastroso proyecto político marxista leninista que ha imperado en Venezuela en forma fraudulenta durante  casi 20 años en Venezuela.

Pregunto al chavismo: ¿Es que acaso se han olvidado los chavistas,  que Hugo Chávez intentó tomar el poder en Venezuela por la fuerza de las armas el 4 de febrero de 1992, donde murieron unas cuantas personas inocentes defensores de la democracia?

Para cerrar esta nota me voy a referir sobre mi interés personal en este tema, sobre el cual he decidido opinar como un venezolano más. que al igual que mis compatriotas sufrimos las consecuencias de esta inédita dictadura, cuyo creador intelectual original fue Hugo Chávez Frías, quien la concibió, diseño, creo e instaló, inspirado en Cuba y en la revolución cubana dirigida por Fidel Castro, un monstruo de 4 cabezas, el cual siempre intentó abiertamente, poner sus manos criminales sobre las riquezas de Venezuela, en su alocada lucha contra los EE.UU., el capitalismo y la democracia mundial a quienes aborrecía enfermizamente, pero por otra parte los utilizaba y se valía de estos para ensamblar su pérfido plan.

Los medios de comunicación, los chavistas, los “enchufados” y muchos de los opinadores de oficio sobre Venezuela; destacan y alegan que, Nicolás Maduro sería el único y principal culpable de la tragedia que vive Venezuela. Esto hace suponer erróneamente que sacando a Nicolás Maduro del poder y del juego político, la situación se normalizaría en el país; lo cual es absolutamente falso y mal intencionado, puesto que eso no sería así.

Es muy cierto que Nicolás Maduro es un déspota y despiadado dictador, quien abusa y disfruta del poder. Es un manipulador y mentiroso enfermizo e incapaz; que con su estilo negligente y alocado de administrar ha precipitado, el derrumbe de la economía de Venezuela. También es cierto que es un psicópata, capaz de usar cualquier tipo de acción ilícita y despiadada para intentar destruir a sus enemigos personales o políticos y sacarlos del camino. Las recientes declaraciones el ex jefe del Sebin, entre otras, así lo hacen ver.  Pero atribuirle en solitario toda la culpa de la destrucción del país es cuestionable e incorrecto. En mi opinión, es una estrategia del chavismo para intentar evitar ser juzgados, el castigo y s culpabilidad.

Esta es una alerta que se extiende al grupo negociador en Barbados, a objeto de que lo consideren y tomen muy en cuenta. Tanto Nicolás Maduro, como el chavismo son ambos culpables de nuestra tragedia. Se puede neutralizar a Nicolás Maduro y sacarlo del juego político. Sin embargo de no hacer lo mismo con Cuba, el chavismo y su partido político Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, no se garantiza que la normalidad y la democracia regresen a Venezuela.

Por otra parte, mientras Venezuela este tomada política y militarmente por Cuba, Rusia,  las guerrillas, el narcotráfico, Hezbolá, los paramilitares, y los colectivos armados; y  todos estos factores perturbadores que continúan actuando libremente dentro de nuestro territorio, sería imposible lograr mediante un simple dialogo o negociación, la estabilidad en Venezuela y mucho menos aspirar en restituir rápidamente la democracia y la paz en el país. “Amanecerá y Veremos”.