Logo

EL R.I.P. DEL SALARIO MÍNIMO

View Comments

A casi un año de haber impuesto el "presidente obrero" el paquete neoliberal mas salvaje de toda la historia del continente,  mediante el cual se implantó el bolívar soberano, podemos afirmar que ha pulverizado todas las políticas de remuneración que en la materia se implementaron desde 1974 durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez. 

En aquella oportunidad se decretó un salario mínimo de 450 bs. que equivalía a 104 $ al mes, que a la postre 45 años después en agosto 2018 con la conversión al bolívar soberano, determinó   un salario mínimo de 1800 bs, que correspondía a un monto de 30 dólares mensuales, convirtiéndose incluso en salario promedio nacional,  hoy en julio 2019 víctima de la inflación alcanza un monto de 40000 bs y la risible cantidad de 5 dólares mensuales.

Cuando nos asombrábamos  que en países del África Central o Haití percibían 1 ó 2 dólares diarios en el umbral de la pobreza extrema, hoy perciben una remuneración mayor a la nuestra, ya que nuestro salario mínimo nacional  representa 0.16 centavos diarios de la divisa norteamericana.

Esta cruenta realidad ha determinado que según estadísticas de consultoras reconocidas y de universidades nacionales, indican que mas del 90% de la población sea calificada en estado de pobreza y 65% de ella en pobreza extrema, en resumen comiendo en su mayoría una vez al día, y de la basura en muchas ocasiones. 

La respuesta del obrero mandatario nacional convertido en el Atila de los trabajadores, es anunciar que ha logrado detener la hiperinflación, por supuesto a costa de tener la mano de obra más barata del planeta, ni los chinos cuyos salarios mínimos rondan actualmente los 200 $ por mes, ni los cubanos que lo aumentaron recientemente a 40 dólares mensuales, someten a los niveles de precarización laboral que sufren los trabajadores venezolanos.

Siendo irónico  se haya olvidado del nivel de depreciación actual del salario mínimo, abandonándolo  al libre mercado, con la particularidad que a los trabajadores del sector público los somete a tabuladores miserables que oscila en su mayoría entre 5 y 12 dólares mensuales, entre tanto los empleadores privados ante la indiferencia y negligencia del poder ejecutivo, han decidido remunerar incluso hasta 10 y 15 veces por encima del actual salario mínimo de 40000 bs, con remuneraciones que oscilan entre los 400.000 bs y el millón de bolívares. 

Incluso empresas trasnacionales pagan a sus trabajadores salarios mixtos en bolívares soberanos, cesta de comida o en moneda norteamericana. Se da el caso de una trasnacional petrolera que paga a sus trabajadores el contrato colectivo petrolero mas 300 dolares mensuales en cesta ticket, lo que ocasionó la ira del voluminoso presidente de la Central Sindical Bolivariana, llamado por los trabajadores petroleros "el mecate de oro" del Ejecutivo Nacional, quien denunciara a la empresa por "tergiversar" el contrato colectivo del sector de hidrocarburos. 

Esta palpable situación ha ridiculizado al extremo al salario mínimo y lo ha conminado a su muerte definitiva, al no tener significación alguna para el poder adquisitivo del trabajador, ya que irónicamente desde la usurpada presidencia de la república le han cantado un responso a una conquista de los trabajadores venezolanos.

Froilan Barrios Nieves                                             Movimiento Laborista

twitter: @froilanbarriosf

© Democracia Participativa / Participatory Democracy