Menu
20/11/2018
A+ A A-

El extraño, inútil e inesperado llamado de Diosdado Cabello a producir.

Cuando leí el cínico y burlón anuncio de llamado de Diosdado Cabello dirigido a toda la población de Venezuela a producir, tuve varias emociones encontradas: Rabia, ira, arrechera, risa, sorpresa, desconcierto, y más desprecio, por ese personaje venezolano, el cual al parecer nació para odiar y burlarse del prójimo. Estoy seguro, que de hacerse una encuesta nacional para elegir al ser más despreciable de Venezuela, Diosdado Cabello la ganaría holgadamente, hasta muy por encima de Nicolás Maduro.

Cito Sic, parte de sus palabras: “Aquí no vamos a excluir a nadie; para que todos sepan que esta es una revolución que no excluye a nadie. El que quiera que venga para acá, estas son las condiciones, vamos a trabajar por nuestro país, llegó la hora de producir”, expresó en un acto con productores de los Consejos Comunales del estado Falcón transmitido por VTV.

Es la hora de producir. No puede el presidente, el gobernador o el alcalde solos. Juntos sí podemos todos. Es la única manera de sacar el país adelante y cuando uno se canse lo auxiliamos y lo ponemos a un lado y cuando se reponga a continuar la lucha y que se incorpore pero no creamos nosotros que una sola persona lo va a poder hacer, agregó.

“El Presidente ha pedido apoyo, ha pedido ayuda y con esa guerra económica que tienen contra el pueblo y contra ustedes deberíamos estar aún más unidos para que las cosas rindan se les de la utilidad justa y necesaria”, dijo.” Fin de la cita.

Insiste en llamar “revolución” el golpe de Estado al país, en complicidad con la dictadura de Cuba y con el apoyo armado de las FANB, pienso que; con el propósito de insistir en burlarse del pueblo venezolano. Insiste en pretender atemorizarnos, con la creación de comunas, las cuales, por lo que entendí, sustituirán al sector privado para encargarse del desarrollo económico del país.

Como es de esperarse, por su odio a éste, al sector privado no lo menciona por ninguna parte, puesto que entiendo que este desaparecería, unas vez que la írrita ANC, cambie la constitución de Venezuela por la fuerza de las armas, puesto que el pueblo de Venezuela no lo permitirá, hagan lo que hagan para imponerla.

Muy extraño que Diosdado Cabello insista en asegurar que existe, y aún sigue existiendo la guerra económica; cuando por el contrario, vi por televisión a un grupo de chavistas, desmintiendo públicamente al mismo gobierno chavista, de que no ha existido ni existe guerra económica opositora contra el régimen.

Extraño el comportamiento de Diosdado Cabello, presidente actual de la ilegal ANC, cuando pretende proponer y aspirar a levantar la economía del país con comunas,  cuando no han sabido administrar a las empresas del Estado y por el contrario, a éstas, las han destruido, tal es el caso de: PDVSA, Sidor, Alcasa,  BCV, CANTV, etc., y demás empresas estatales las cuales hoy se encuentran inoperativas y algunas de éstas en ruinas.

Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y sus cómplices, ni siquiera tienen una pizca de inteligencia y curiosidad, para voltear al lado y verse en el espejo de Cuba, y la ruina económica en que se encuentra, ésta; rogándole y pidiéndole a los EE.UU. que les levante el bloqueo, el cual en la práctica, tienen levantado desde hace años, puesto que los EE.UU. es hoy día uno de los más importantes suplidores de alimentos a ese país. En pocas palabras, lo que desea Cuba, es obtener préstamos de los EE.UU. y créditos de Bancos para poder sobrevivir; a sabiendas, de que sin empresas privadas no sobreviran, lo cual está demostrado hasta el cansancio a nivel mundial.

Hasta los chinos, recientemente les dieron una lección de economía, al responder preguntas necias y absurdas sobre economía de los chavistas, quienes han ignorado el hecho de que China no odia como éstos a la empresa privada, al contrario practican y ejercen la economía libre de mercado, tal como se los he venido señalando desde hace años en muchos de mis escritos. Es decir, sus aliados y protectores chinos les dieron una clase de capitalismo salvaje, tal como lo llaman los chavistas.

Si Diosdado Cabello está solicitando y considerando al sector privado en ese extraño mensaje de pedir ayuda para producir, debería estar considerando que las empresas privadas locales y a nivel mundial no sienten atracción hacia Venezuela,  precisamente por la guerra declarada años atrás al capitalismo y el odio hacia la empresa privada, lo cual ha sido uno de los errores capitales del chavismo en la conducción del gobierno en Venezuela. Es quizás, lo más estúpido que ha hecho la revolución chavista.

Convénzanse Diosdado  Cabello, Nicolás Maduro y el chavismo que administra a Venezuela: ustedes no  lograrán jamás desarrollar económicamente al país,  ni con comunas, ni con bodegas, ni con cooperativas, ni con socialismo. La única posibilidad de Venezuela de crecer económicamente será con más y mucho mejor y eficiente capitalismo; lo que nos lleva a la conclusión de que la revolución chavista temprano o tarde tendrá que entregar el poder, para que otros con más clara, moderna y mejor visión  hagan el trabajo que se debe hacer. El chavismo perdió la brújula y el sentido de realidad que necesita un gobierno para lograr resultados positivos y sostenidos.