Menu
18/01/2018

¿Murió Venezuela? ¡QEPD!

  • Edgar Perdomo Arzola
  • Visto: 40

La vida es una tragedia para los que sienten, y una comedia para los que piensan. Jean de la Bruyere…

Venezuela no debe seguir siendo ser el país más miserable de la América Latina. El desastre económico es espeluznante a manera de ejemplo dos cositas: "Amlodipina 10 mg, 10 pastillas Bs. 180.000.00, un almuerzo en un restaurant de mala muerte Bs. 220.000,00", inaccesibles con el último salario mínimo del 2017, y con el del 2018 menos. Y ruegue a dios que no se enferme.

En el 2017 según los expertos en la materia, la economía se contrajo en un 7% del PIB. Los venezolanos ante los ojos del mundo hoy somos más pobres y tenemos menor capacidad de consumo.

La inflación según los organismos económicos mundiales que miden la materia es la más alta del mundo. Los expertos la sitúan en más de un 100% anual, la productividad esta en bajada constante, y el aumento de los salarios no compensa en nada el deterioro de la calidad de vida, la cotidianeidad es cada día de terror y de pronósticos reservados ante la muerte.

El bolívar fuerte casi desaparecido, tiene varios cambios. El de la "importadera", está a 10,00 por dólar. En la realidad el que rige la economía, esta a mas de bs. 110.000 en el mercado negro.

La diferencia cambiaria es el modo más directo de enriquecer al burocratismo corrupto, y al comercio especulativo importador. Compran a dólar de 10 para importar, cuadran una parte y venden en el mercado paralelo la otra. Mientras la mayoría de la población se empobrece burócratas, y comerciantes enchufados se hacen millonarios.

Esto es gravísimo en este otrora rico país petrolero cuyo ingreso en divisas depende en un 95% de las exportaciones del petróleo. Cuando la producción ha disminuido y anda por los 1.4 millones de barriles diarios, cuando se debería estar produciendo entre 5 y 6 millones en estos 18 años de revolución, producto de la politización de la industria, aunada en la incapacidad gerencial, y a la falta de inversiones.

El gobierno importa bienes y servicios por un monto ya inauditable de más de miles de millones de dólares y exporta petróleo de muchos barriles no cobrables debido a deudas y compromisos ideológicos por miles de millones. La diferencia del déficit de caja se convierte en parte de la deuda, y es una de las razones que explica el terrible desabastecimiento que padecemos los venezolanos. No hay suficientes dólares para importar los insumos que se necesitan en el país, donde la clase media que era la más productora está en ruinas, y a esto se ha sumado el cierre de miles de empresas de todos los calibres.

Venezuela se cubaniza, las ciudades están cada día más sucias, y llenas de escombros. La inseguridad hace estragos siendo la principal causa de muerte junto al cáncer, los infartos, los ACV, debido a los altos precios y a la escasez de los medicamentos, están matando a las personas de la tercera edad, actúan al igual que los malandros asesinos.

La vida del venezolano en un 70% de la población transcurre de colas en colas, en la búsqueda, y compra de comida, medicinas, y útiles del aseo personal. Esto produce perdidas de miles de horas/hombre de trabajo.

En esta atmósfera de terror los venezolanos más jóvenes, y los profesionales más viejos se están marchando del país por la falta de oportunidades.

Todos nos preguntamos alejados de los fanatismos ideológicos, por qué uno de los países más ricos del mundo ha caído en esta desgracia.

Se trata de una nación con menos de 35 millones de habitantes dotada por la naturaleza con todos los bienes imaginables por países europeos: petróleo, hierro y otros minerales valiosos, tierras fértiles, agua potable en abundancia, playas paradisíacas, con fabulosas selvas vírgenes, y con una población educada de profesionales formados en las más prestigiosas universidades nacionales y extranjeras.

¿Por qué nos ocurrió esta tragedia? Ya que este era el paraíso, que durante años buscaban los españoles, italianos y portugueses, en busca de un mejor destino, sufre hoy esta desgracia dios mío.

Fundamentalmente, se debe a que en el país prevalecían varias ideas comunistas estalinistas, y actitudes totalmente erráticas que pueden resumirse en una palabra populismo trasnochado.

Muchos de estos políticos estalinistas, decían que el país era rico, ignorando que la riqueza se crea mediante el trabajo metódico. El comunismo trasnochado vociferaba que la pobreza de muchos venezolanos era debida al imperio norteamericano, y de los venezolanos que habían conseguido prosperar a través de su trabajo. Había que arrebatarles sus empresas a los ricos para establecer una sociedad más justa, aquí tenemos las consecuencias de la muerte económica de Venezuela.

Hay que decirle al pueblo venezolano así me llamen pitiyanqui que los 25 países más prósperos y felices del mundo son democracias regidas por la ley, y sustentadas en el estado de Derecho.

Venezuela es hoy la nación más corrupta por el excesivo y perverso burocratismo, y con la de mayor pobreza en la América Latina, con la ANC, y con una oposición corrupta, dialogante y negociadora, están decididos a terminar con el partidismo, y liquidar a los restos de partidos tradicionales que quedan incluido el PCV, a los que acusan de conspiradores, apátridas, y pro imperialistas, para sustituirlos por los iluminados estalinistas, pese a que en estos 5 años transcurridos entre 2013 y 2017. Venezuela ha experimentado el peor periodo de su turbulenta historia.

El resultado está a la vista sin necesitar anteojos: Venezuela es hoy la nación más pobre de América Latina, en la que nadie invierte un dólar, de donde se está escapando como en Cuba todo el que puede, regida por unos comisarios cubanos, tristemente patrullada, y con puntos de controles militares en carreteras, y ciudades por unas Fuerzas Armadas que no respetan la CRBV.

Tomen nota los venezolanos que aun sobreviven, en todas partes se cuecen habas. Basta con que prevalezcan las ideas totalitarias para que un país se hunda irremediablemente en la miseria. El que no haya perdido peso, y no esté en el ultimo hueco de la correa que siga cantando el estribillo de: "Patria Socialismo y Muerte" ¡¡¡¡Venceremos!!!

Enlace al artículo original: Aporrea