Menu
27/04/2017

Colectivos exigen a panaderías mostrar sus inventarios

  • Su Noticiero
  • Visto: 123

El panorama alimentario en Venezuela indica que en el país, cualquier persona puede ejercer la ley, porque actualmente los colectivos en la ciudad capital, ayudan a la Sundde a “cumplir” con lineamientos establecidos por el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, correspondientes al instructivo que deben cumplir las panaderías privadas en la zona.

El llamado, es a verificar el cumplimiento del Plan 700, y consiste en que las bandas armadas amedrentan a propietarios y trabajadores de las panaderías para que les muestren sus inventarios de materia prima.

La propietaria de una panadería en la avenida Francisco de Miranda, quien prefirió permanecer en el anonimato, expresó que en la tarde del pasado martes 14 de marzo, llegaron cinco hombres a su local que se identificaron como miembros de un colectivo de Plaza Venezuela. Los individuos, “con una actitud bastante agresiva nos dijeron que la cola del pan se tenía que acabar, que solo podríamos vender pan canilla, y que necesitaban tener ingreso a nuestro depósito”.

En la discusión con los hombres, solo dos le mostraron ciertos papeles donde decían que pertenecían a un colectivo en Caracas, y el resto no presentó ningún tipo de identificación, razón por la cual no les permitió la entrada a la bodega.

“Les dije que mientras no viniera un fiscal, un guardia nacional o un funcionario policial yo no iba a dejar que nadie entrara a mi negocio, por eso se molestaron más y me insultaron”, expresó la fuente.

Ante la disyuntiva de ideas, los adscritos al colectivo empezaron a caldear los ánimos de los clientes, quienes hacían la cola, para que protestaran y se les permitiera la entrada para ver el inventario.”Hubo gente que se puso del lado de ellos, pero los clientes frecuentes de la panadería nos apoyaron a nosotros. Yo opté por bajar la santamaría y no la volví a subir hasta que tres horas después llegó la GNB”, expresó.

Por otro lado, Pablo Ruiz, encargado de una panadería cercana coincidió con los acontecimientos: “Para acá también vino un colectivo justo cuando estábamos por cerrar. Nos dijeron que ellos querían saber si era verdad que no hacíamos pan porque no tenemos harina. Yo acepté que solo uno de ellos entrara y vio que casi no tenemos materia prima”.

Ruiz, aclaró que el colectivo le exigió además, que redujeran el precio al pan, que vendieran las canillas en 250 bolívares y que si producían mayor cantidad de pan sobado, lo dispusieran a 400 bolívares, y no en los 800 que le pedían.

Enlace al artículo completo: Su Noticiero