Menu
19/08/2017

Actualidad Venezolana / Venezuelan Affairs

“La Declaración Universal de los Derechos Humanos tiene 30 artículos”

  • María Victoria Olavarrieta
  • Visto: 111

Los Derechos Humanos no son cosa de muchachos,  me dijo mi supervisora cuando le pedí incluir su estudio en el programa de español que estaba impartiendo a estudiantes de 6to. grado. _ es un tema muy de adultos,  no lo entenderían.

Cuando casi diez años después la directora de Shelton Academy,  el actual colegio donde trabajo en Miami,  me pidió que le diera mi opinión, si comprar o no, unos textos de Mari Paz Martínez Nieto, la autora del programa,  una   adaptación para niños de la Declaración Universal de  Derechos Humanos, no me lo pensé dos veces, y le dije que sí. 

Yo enseñaba español y literatura a toda la escuela, desde Kindergarten  hasta 9no. grado, decidí   comenzar a partir de 4to. Grado. El próximo curso lo trabajamos desde el 2do. Grado  y ya después a partir de Kindergarten.

Si un niño crece conociendo sus derechos, aprende a exigirlos y a defenderlos. Mis alumnos me enseñaron que pueden entenderlo todo si se lo explico bien.

La maestra era cubana y buena parte de los estudiantes venezolanos, nos fue fácil entendernos, proveníamos de dos  tiranías hermanas. Había clases que se convertían en tribunas donde todos tenían algo que decir. A Sofía Prieto le mataron a su hermano, al salir de su colegio en Caracas,  a Diego lo secuestraron junto a su padre, a la tía de Jonathan la encontraron muerta con 14 balazos en su cuerpo… iban aprendiendo los conceptos y querían hablar de las violaciones de los derechos humanos de las que eran testigos.

Add a comment Leer más...

“BOTO TIERRITA Y NO JUEGO MAS”

  • Froilán Barrios
  • Visto: 60

La población venezolana que lucha por restablecer el hilo constitucional ha sido sometida en los últimos días a duras pruebas. La primera presenciar la instalación impune de una constituyente comunal truculenta y luego conocer la decisión unilateral de la MUD de inscribirse a las regionales, sin un mensaje de contenido que justificara la decisión percibe la imagen de una oposición buscapuestos, que pareciera olvidar la gesta heroica tras 4 meses de protestas, con el saldo trágico que conocemos.

Desde 2015  esta mayoría opositora se ha expresado con datos precisos, el 06-D-2015 y en la reciente consulta del 16-J-2017, cercanos a los  8 millones de votos, además con decenas de movilizaciones de millones de asistentes a nivel nacional, indican hasta la saciedad que los venezolanos aspiramos a reconquistar pacíficamente el sistema democrático.

De allí el brutal impacto psicológico de ver  avanzar a una turba de analfabetas funcionales, electos con votaciones exiguas y manipuladas, decidir el destino de la nación, por ej. En el marco territorial un municipio de 9.000 electores  elige 1 diputado, al igual que un municipio de 200.000 electores, si vamos al ámbito sectorial, el caso de pensionados constituyentes electos con 500 a 2.000 votos, igual al resto de sectores, pescadores, servicios, en una especie de corte de mamarrachos con poderes plenipotenciarios.

Add a comment Leer más...

¡No pongamos la torta!

  • Eddie Ramírez
  • Visto: 67

Hay motivos para estar molestos, pero no pongamos la torta ahora que esta  dictadura totalitaria solo cuenta con una pequeña minoría de seguidores y tiene en contra a todos los países democráticos. Abundan los argumentos para no acudir a votar y también para votar. Por ello no es válido descalificar a quienes se inclinan por alguna de las dos opciones. Para decidir es necesario evaluar qué ganamos y qué perdemos.  

Argumentos para no votar: 1- Si votamos y ganamos la mayoría de las gobernaciones es seguro que el régimen les quitará atribuciones y las estrangulará no aportandoles los recursos que les corresponden. Es decir, harán lo mismo que  le aplicaron a la Alcaldía Mayor y a las gobernaciones de Miranda, Lara y Amazonas. Incluso el atropello puede ir más lejos y sus acólito de la inconstitucional y fraudulenta asamblea constituyente pueden eliminar las gobernaciones.2- Las rectoras tracaleras  del CNE ya se pusieron en evidencia ante el mundo, por lo que no dudarían en cometer otro fraude para que los rojiarcas ganen las gobernaciones más importantes.   3- Si acudimos a votar estaríamos reconociendo la legitimidad del CNE y enfriaríamos las protestas de calle. 4- Con votos no sale  una dictadura.

Argumentos para votar:1- Contar con gobernaciones en manos de los demócratas debilita al régimen y fortalece la lucha en contra del totalitarismo. 2- Aunque se justifica derrocar al régimen por intervención militar, esa opción no está en nuestras manos. Solo contamos con las valientes protestas de los jóvenes que lanzan piedras y queman alguna tanqueta, así como la presencia de ciudadanos de todas las edades en las calles. A  cambio quienes protestan reciben balas y cárcel. Los generales Padrino, Reverol, Sergio Rivero, Zavarce y otros están tan embarrados que no les importa seguir ordenando los atropellos y ser alcahuetas de los paramilitares rojos. Las protestas de calle son necesarias pero no son suficientes para salir del régimen y no es fácil mantenerlas indefinidamente.

Add a comment Leer más...

“Constituyente” no es supraconstitucional ni plenipotenciaria

  • Javier Antonio Vivas Santana
  • Visto: 60

Hasta dónde pretende llevarnos la ignorancia jurídica y la ignominia de quienes ejercen el poder, entre panegíricos, zascandiles y vacuos, abogados y "constituyentes", que pretenden someternos al yugo totalitarista con una semántica y sintaxis que no está dispuesta en ninguna parte del texto constitucional, salvo en lo que dictaminan en sus propias decisiones, es decir, como se dice en criollo: "se pagan y se dan el vuelto".

De hecho, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en sus artículos 347, 348 y 349, no deja dudas en sus disposiciones. El primer artículo cuando expresa que es el pueblo el depositario del poder constituyente originario y "puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente". En el segundo artículo, queda claro quiénes pueden tener la iniciativa de convocatoria de tal espacio constitucional, situación que fue claramente violentada por el presidente de la República, cuando no convocó un referendo para que el poder originario representando en el pueblo, validara su conformación, acción que lamentablemente también fue constreñida tanto por el poder judicial como el poder electoral en sentencias y actos administrativos amañados. Mientras que el último de los artículos descritos dice en parte de su contenido que: "Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente". Soy reiterativo, "poderes constituidos".

Ante ello ¿En qué parte de la Constitución se habla que cualquier constituyente" puede ser "supraconstitucional y plenipotenciaria"? Es más, tales palabras ni siquiera aparecen en el texto constitucional. Si eso es así bajo el remoquete de "actos constituyentes": ¿Puede cualquier "constituyente" en el futuro decidir que Venezuela puede unirse con Cuba en un solo país? En ese contexto, ¿Podrá esta "constituyente" o cualquier otra, "interpretar" que es un "acto constituyente", implementar la pena de muerte o de cadena perpetua o de trabajos forzados para quienes ellos consideren "traidores a la patria"?

O sea, como los "constituyentistas" se declaran "plenipotenciarios", éstos se encuentran sobre el bien y el mal. Pudieran, incluso si la mayoría de ellos son ateos, aplicar "supraconstitucionalmente" la máxima ironía de Nietzsche en "La Gaya Ciencia", cuando dijo que "Dios ha muerto", y declarar la eliminación de las distintas corrientes y doctrinas religiosas en Venezuela ¿Puede, acaso un recién "designado", fiscal general de la República, a quien no le hemos leído tesis doctoral, pero se hace llamar "doctor" y firma documentos oficiales como tal, lo cual desde mi perspectiva representa un delito por suplantación de funciones públicas y de ejercicio profesional, hablarnos de "justicia con equidad"?

Add a comment Leer más...

Castrozuela

  • Pedro Corzo
  • Visto: 82

El grito de auxilio y la exclamación “se están llevando a Ledezma”, repetida una y otra vez,  recorrió como si fuese una potente descarga eléctrica el cuerpo y alma de toda persona comprometida con la libertad, en particular,  a aquellos que han tenido la experiencia de ser despertados en la madrugada por la policía política para terminar arrojados en un pavoroso calabozo.  

Con alevosía Nicolás Maduro cumplió, si es que le faltaba alguno, el ritual que lo inviste para siempre como dictador y en el país que mal gobierna, ha finiquitado la metamorfosis que se inició en 1998 con Hugo Chávez, contaminado de castrismo, y que concluye con la imposición de la espuria Asamblea Nacional Constituyente.

Una nueva constitución le permitiría al chavismo institucionalizar la represión y la violación de los derechos humanos, tal y como ocurre en la isla convertida en finca de la dinastía Castro. Derechos como el de la propiedad, expresión, asociación y hasta viajar, estaría a la discreción de funcionarios políticos y las organizaciones de la sociedad civil, quedarían en teoría y práctica anuladas.

La libertad de profesar una religión será afectada, al igual que la educación formal. La tolerancia a la diversidad desaparecerá y la crispación social conducirá al individuo a la masificación y al sectarismo, generándose una sociedad de víctimas y victimarios.

Add a comment Leer más...