Economía Social de Mercado para Cuba

  • Yaxys Cires
  • Yaxys Cires's Avatar Topic Author
  • Offline
  • Administrator
  • Administrator
  • Posts: 24
  • Thanks: 3

Economía Social de Mercado para Cuba

13 years 5 months ago
#3554
Cuba necesita un modelo político-económico que combine las ideas de libertad y de justicia social

Tomado de Diario de Cuba

Las medidas de "reajuste" económico recientemente tomadas por el régimen constituyen una tímida ruptura con lo más rancio del estalinismo, pero poco más. Con razón, desde la Isla algunos dicen que algo se mueve en Cuba, "aunque no se puede precisar con exactitud qué, ni hacia dónde".

Para el economista liberal Elías Amor "los lineamientos económicos" del próximo congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) reflejan "la resistencia del régimen castrista a abandonar la planificación central" y su "deseo de que las 'reformas' se realicen sin alterar el carácter socialista de la economía". Contexto en el que "los nuevos cuentapropistas se convertirán en agentes al servicio de la planificación" económica. Por cierto, soportando estos últimos una carga fiscal exorbitante.

Pero si algo queda claro es que las principales víctimas de la "actualización del modelo cubano" son los más pobres, la inmensa mayoría de la sociedad cubana, quienes hoy se preocupan más por la anunciada reducción de subsidios gracias a los cuales malviven; y junto a ellos, aquellos que se quedarán sin empleo: cerca de 1,3 millones, según cifras oficiales.

El aumento de la desprotección social de esas personas agravará el clima de cohesión social, ya de por sí bastante precario, cosa que se hace notar en el aumento de la violencia. Pero los medios oficiales y el principal sindicato han preferido encabezar ahora una cínica campaña contra el paternalismo estatal —práctica inherente al socialismo— ocultando las deficiencias del sistema detrás de una supuesta falta de habilidades, desidia o mala suerte de los ciudadanos.

La economía cubana va por mal rumbo y eso afecta a las personas: a los trabajadores, a las familias y a todo el tejido social. Cuba necesita un modelo político-económico coherente y no el adefesio al que se dirige actualmente, un híbrido de capitalismo sin libertad y socialismo sin subsidios. Habría que pensar en modelos como la Economía Social de Mercado (ESM), que combina las ideas de libertad y de justicia social, lejos de la economía planificada y centralizada, así como de cualquier tentación futura de poner a las instituciones de la economía de mercado por encima de la persona.

Prosperidad y cohesión social

La Economía Social de Mercado (ESM) surgió en la Alemania de la posguerra y fue impulsada principalmente por los economistas Ludwig Erhard y Alfred Müller-Armack, ambos integrantes de la Unión Cristiano Demócrata alemana.

Para Müller-Armack la ESM busca "vincular el principio de la libertad de mercado con el de la compensación o equilibrio social"; o dicho en otros términos, también del mismo economista: "En base a una economía de competencia, vincular la libre iniciativa con un progreso social garantizado por los rendimientos de la economía de mercado". Este es el modelo que logró el gran milagro alemán, el mismo que ha sido aplicado de manera renovada y adaptado a las nuevas realidades en otras partes. En España, es el modelo económico de la Transición.

La ESM encuentra fundamentación política en la observancia de dos principios esenciales: la libertad individual y la sensibilidad social. El primero tiene que ver, como dijo el propio Ludwig Erhard, con el derecho de cada uno a decir "yo quiero valerme con mis propias fuerzas, quiero soportar por mí mismo el riesgo de la vida, quiero ser el responsable de mi destino". Mientras el segundo principio tiene que ver con el reconocimiento de la dignidad de nuestros semejantes, la dimensión comunitaria de la vida y la toma de conciencia de que por diversas razones no todas las personas pueden valerse por sí mismas, de que en una sociedad las cosas les pueden ir peor a unos que a otros.

El equilibrio entre estos dos principios influirá en el grado de cohesión de una sociedad. En palabras de la canciller alemana Angela Merkel, "La economía social de mercado siempre se enfrentó a la división de la sociedad. Es un sistema que tiene como centro la cohesión social. Trata de forjar alianzas".

Podría afirmarse que entre los postulados fundamentales del orden político-económico de la ESM se hallan los siguientes:

• Respeto a la propiedad privada, libre competencia, fomento del espíritu empresarial, libertad para realizar contratos, libre elección de la profesión y libre formación de los precios. Todo ello acompañado de una actuación política que evite las prácticas violatorias de la libre competencia así como las que abusen de los consumidores

• Libertad para el ejercicio del comercio exterior

• Existencia de políticas económicas estables y predecibles, acompañadas de "políticas de coyuntura" para evitar los graves efectos que podrían acarrear las fluctuaciones económicas

• Políticas de estabilidad monetaria dictadas por un Banco Central independiente a fin de controlar las tendencias inflacionistas

• Fomento del pleno empleo y promulgación de una legislación laboral que vele por los derechos de los trabajadores

• Establecimiento de un sistema de seguridad social universal y sostenible

• Políticas sociales tendentes a fortalecer los grupos con desventajas y afianzar la igualdad de oportunidades

Para que Cuba logre implementar un modelo de este tipo tendría que vencer grandes retos en el campo económico y político. El alto costo de las pensiones en Cuba, segundo país con mayor envejecimiento y menor tasa de fecundidad en América Latina, sería uno de los principales. Más allá de los ajustes que se puedan implementar en el campo de la seguridad social (aunque hay muy poco margen ya que, por ejemplo, en 2008 el régimen aumentó la edad de jubilación a 60 años las mujeres y a 65 los hombres), para que el sistema sea sostenible se requeriría de un fuerte impulso a la productividad y mayor competitividad, lo que generará mayor número de empleos. La economía de mercado deberá convertirse en una garantía de la cohesión social.

A la propuesta de la ESM le corresponde un ordenamiento político democrático basado en la libertad. El Estado y el gobierno no pueden ser el Leviatán político que son ahora. El servicio y no el control a los ciudadanos debe ser la nota característica de la acción del gobierno. Pero es evidente que para llegar a ese momento habrá antes que vivir una transición democrática: única salida que tiene Cuba para lograr la prosperidad y una paz social duradera. Ese es el verdadero "pacto social" que el país necesita.

Please Log in to join the conversation.

  • Juan Rosas Davila
  • Juan Rosas Davila's Avatar
  • Offline
  • New Member
  • New Member
  • Posts: 13
  • Thanks: 0

Re: Re:Economía Social de Mercado para Cuba

13 years 3 months ago
#3581
Estimado hermano latino Yaxis Cires:

Comparto totalmente tu punto de vista; el modelo “Economía Social de Mercado” es el más conveniente para el pueblo cubano, post extinción de la dinastía Castro que se apropió de tu país en nombre de una revolución justificada en su momento, pero nadie sabía en ese tiempo las verdaderas intenciones del nuevo dictador Fidel Castro.

La “Economía Social de Mercado” es la tercera vía entre los extremos del fracasado socialismo dictatorial de planificación centralizada que anula la iniciativa privada y del capitalismo salvaje sin rostro humano que solamente beneficia a las grandes corporaciones. En Latinoamérica ambos extremos son inapropiados por excluyentes con respecto a creación oportunidades de progreso para los pobres.

Yo estoy recomendando el modelo “Economía Social de Mercado” para mi país Perú, en mi libro titulado: DEMOCRACIA REAL DEL SIGLO XXI , obra disponible en Internet. Sin embargo creo por convicción que los pueblos también deben hacer su parte como interesados directos en su propio destino. Dentro del contexto de una revolución pacífica, pueden empezar organizándose adecuadamente al margen de la política partidaria como universo de ciudadanos contribuyentes con obligaciones y derechos, para asumir corporativamente con el debido soporte técnico la administración racional de la soberanía popular; solamente de esta manera podrán poner a cada quien en su lugar y dejar el tutelaje absoluto de la clase política.

Los pueblos organizados pueden estructurar sus propios proyectos de desarrollo de largo alcance y elegir a los mejores candidatos que garanticen su correcta ejecución. Este servidor ya empezó en mi país esta gesta; si me das tu correo electrónico personal te puedo enviar el texto del Estatuto una filial de la organización de los ciudadanos contribuyentes, primer eslabón de la red nacional prevista. El plan de gobierno de largo alcance que emana de la inteligencia cultivada del pueblo de mi país, ya existe.

Please Log in to join the conversation.

  • Gerardo E. Martínez-Solanas
  • Gerardo E. Martínez-Solanas's Avatar
  • Offline
  • Moderator
  • Moderator
  • Posts: 804
  • Thanks: 73

Re: Re:Economía Social de Mercado para Cuba

13 years 3 months ago
#3582
Y es precisamente otro alemán, el Cardenal Ratzinger, hoy Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, quien enfoca de forma muy visionaria la cuestión de la Economía Social de Mercado (ESM) y la importancia de la ética en su desarrollo. Por eso expresa en su Conferencia " Iglesia y Economía: responsabilidad para el futuro de la economía mundial ", celebrada en la Universidad Pontificia Urbaniana en noviembre de 1985, que: "hacen falta nuevas ideas económicas que, a su vez, no parece puedan ser concebidas ni menos realizadas sin nuevos impulsos éticos".

Respecto a lo señalado por Yaxys, es la democracia cristiana alemana la que le da sentido y aplicación en el ámbito político a la idea de la ESM porque se sustenta en una ética cristiana que ha impedido en gran medida hasta ahora la tendencia hacia la corrupción que es plaga entre los gobernantes de tantos países.

El Cardenal Ratzinger rechazaba entonces vigorosamente la idea de que el mercado es incompatible con la ética, según la tradición inaugurada por Adam Smith, y de que "sólo puede actuar en un sentido, o sea en función de la autorregulación de la oferta y la demanda, es decir, en función de la efectividad y del progreso económico".

Reconoce que si bien estas teorías tuvieron un éxito notable en numerosos países capitalistas, "hoy se tienen cada vez más evidencias de que el desarrollo de la economía mundial también guarda relación con la evolución de la familia humana, y que para el desarrollo de la comunidad internacional cobra sustancial significación el desarrollo de las fuerzas espirituales del hombre".

Pero también rechazaba vigorosamente la economía dirigida y centralizada como alternativa moral y práctica, adelantándose al derrumbe del imperio soviético y a las evidencias del fracaso del mal llamado "socialismo real". Calificaba estas teorías como "un mito en el sentido más nefasto de la palabra". Además señalaba al determinismo de ambos extremos como un "rechazo a la ética como variable independiente y relevante para la economía".

Por eso insistía en que "la conformación de los sistemas económicos y su vinculación con el bien común depende de una cierta disciplina ética" y en que hay una evidencia histórica de que "la declinación de tal disciplina provoca el desmoronamiento de las fuerzas de mercado".

El problema que enfrenta Cuba hoy y en el futuro inmediato es el de una abrumadora falta de ética en el ámbito político que ha permeado a la sociedad entera. Se trata de un "daño antropológico" que se ha convertido en dolencia crónica en el ámbito social de la nación entera. Una despreciable dictadura de 50 años ha destruido la estructura social y el respeto mutuo que es indispensable para el desarrollo económico.

Por lo tanto, la recuperación va a ser laboriosa, larga e impredecible porque hay que reeducar a todo un país sobre el respeto a las leyes, el orden público y la solidaridad humana.

Please Log in to join the conversation.

Moderators: Miguel SaludesAbelardo Pérez GarcíaOílda del CastilloRicardo PuertaAntonio LlacaHelio J. GonzálezEfraín InfantePedro S. CamposHéctor Caraballo
Time to create page: 0.666 seconds