Menu
21/08/2019
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: El Islam, el fenómeno migratorio y el terrorismo

El Islam, el fenómeno migratorio y el terrorismo 25 Abr 2018 22:23 #10510

Desde la epoca de Arafat, o incluso desde el surgimiento de los Estados árabes independientes, se propaga el argumento de que el Islam es una religión de paz. Más recientemente, John Kerry, en sus funciones como Secretario de Estado del país más poderoso del mundo, insistió en la tesis que propone que lo que vemos como "terrorismo" no tiene nada que ver con el Islam, entronizando la norma establecida por el Presidente Obama de no identificar nunca el Islam con el "terrorismo", incluso contradiciendo afirmaciones de los propios representantes del entonces naciente "Estado Islámico".

Para colmo, las leyes inglesas anti-odio (y otras semejantes en el resto de Europa) evitan el tratamiento franco y honesto de lo que realmente sucede en los países o comunidades islámicas de occidente. Ni siquiera se permite leer en público la visión crítica de Winston Churchill sobre el islam. Por parte de la Iglesia Católica y otras iglesias cristianas, es loable el intento ecuménico de tender la mano de hermanos a otras religiones, para crear un ambiente de entendimiento, armonía y paz, pero debido a su compromiso con la tolerancia y la libertad de expresión, hacen que resulte difícil tratar a fondo y honestamente lo que está sucediendo en los Estados donde el gobierno abraza el fundamentalismo islámico.

En occidente es políticamente correcto dar la espalda a la verdadera causa que lleva al Estado Islámico y a sus seguidores a actuar como actúan. El objetivo del islam consiste en expandir su régimen por todo el mundo en el nombre de Alá, utilizando para ello medios frecuentemente violentos. En otras palabras, el mundo no podrá estar en "paz" hasta que no sea completamente musulmán.

Como reconocí en mi mensaje anterior, muchos musulmanes aman la paz y se relacionan amistosamente con creyentes de otras religiones. Pero para la mayoría que entienden el Islam como una religión de "paz", la interpretan según sus propios términos como la paz de Alá dentro de límites específicos. Es decir, mediante un proceso en el que todos se sometan a Alá en la forma pasiva que especifica el Corán. Se trata de obligar a todo el mundo que adore a Alá según los cánones del Corán o que vivan en un estado de sumisión a la sociedad islámica.

En el Corán y en los escritos de sus intérpretes hay justificaciones suficientes sobre el uso de la violencia y las armas para expandir esta religión a todo el mundo, para explicar los medios violentos, en general exitosos, que han utilizado para establecer, pacificar y regular tribus, estados, territorios e imperios en el pasado y que siguen intentando aplicar en nuestros días.

Aunque las agresiones del fundamentalismo islámico son más agudas contra los cristianos, tanto en el Oriente Medio como en África, no podemos olvidar las guerras sangrientas del Islám contra el hinduísmo del subcontinente asiático, donde todavía se experimentan matanzas y hay un verdadero frente de guerra entre Pakistán y la India. Además, hay regiones de China donde se sublevan y han tomado el poder dictatorial en varios países del Asia central que antaño eran repúblicas soviéticas. Y estos conflictos se extienden hasta Filipinas, donde hay constantes enfrentamientos y sublevaciones.

De hecho, en el Oriente Medio está desapareciendo la presencia milenaria del Cristianismo, acosado por persecuciones y casos de verdadero genocidio.

Si nos tapamos los ojos ante los hechos, no lograremos así que desaparezca el peligro y haya paz.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

El Islam, el fenómeno migratorio y el terrorismo 11 Abr 2018 02:51 #10475

PALABRAS Y NO HECHOS?
Parece que queda muy bien aprobar los pronunciamientos de los Lideres religiosos y Sociales, pero "del dicho al hecho va un buen trecho"
No es cuestion de que es lo más práctico y conveniente. Es tan solo sobre la OBLIGACION de la Iglesia de transmitir el Mensaje de Jesucristo sin tergiversaciones ni a medias.
Por ello, no voy a usar mis palabras, sino de la San Juan Pablo II y el Papa Emerito Benedicto XVI. Asi dejo fuera a los no muy comprendidos ni aceptados Pablo VI y Francisco.
Ahi les va:
1)MENSAJE DEL PAPA SAN JUAN PABLO II PARA LA JORNADA MUNDIAL DEL EMIGRANTE 1996
" El fenómeno de las migraciones, con su compleja problemática, interpela, hoy más que nunca, a la comunidad internacional y a todos y cada uno de los Estados. Éstos, por lo general tienden a intervenir mediante el endurecimiento de las leyes sobre los emigrantes y el fortalecimiento de los sistemas de control de las fronteras, y las migraciones pierden así la dimensión de desarrollo económico, social y cultural que poseen históricamente. En efecto, se habla cada vez menos de la situación de emigrantes en los países de procedencia, y cada vez más de inmigrantes, haciendo referencia a los problemas que crean en los países en los que se establecen.
La emigración va tomando características de emergencia social, sobre todo por el aumento de los emigrantes irregulares, aumento que, a pesar de las restricciones en curso, resulta inevitable. La inmigración irregular ha existido siempre y a menudo ha sido tolerada porque favorece una reserva de personal, con el que se puede contar en la medida en que los emigrantes regulares suben en la escala social y se insertan de modo estable en el mundo del trabajo."
2)CARTA ENCÍCLICA "SOLLICITUDO REI SOCIALIS" DE SAN JUAN PABLO II
“...la Doctrina social cristiana ha reivindicado una vez más su carácter de aplicación de la Palabra de Dios a la vida de los hombres y de la sociedad así como a las realidades terrenas, que con ellas se enlazan, ofreciendo « principios de reflexión »,«criterios de juicio » y «directrices de acción»”
“Por desgracia, bajo el aspecto económico, los países en vías de desarrollo son muchos más que los desarrollados; las multitudes humanas que carecen de los bienes y de los servicios ofrecidos por el desarrollo, son bastante más numerosas de las que disfrutan de ellos.
“Nos encontramos, por tanto, frente a un grave problema de distribución desigual de los medios de subsistencia, destinados originariamente a todos los hombres, y también de los beneficios de ellos derivantes. Y esto sucede no por responsabilidad de las poblaciones indigentes, ni mucho menos por una especie de fatalidad dependiente de las condiciones naturales o del conjunto de las circunstancias.”
“Dejando a un lado el análisis de cifras y estadísticas, es suficiente mirar la realidad de una multitud ingente de hombres y mujeres, niños, adultos y ancianos, en una palabra, de personas humanas concretas e irrepetibles, que sufren el peso intolerable de la miseria. Son muchos millones los que carecen de esperanza debido al hecho de que, en muchos lugares de la tierra, su situación se ha agravado sensiblemente. Ante estos dramas de total indigencia y necesidad, en que viven muchos de nuestros hermanos y hermanas, es el mismo Señor Jesús quien viene a interpelarnos (cf. Mt 25, 31-46).
3)PAPA EMERITO BENEDICTO XVI
El Papa Benedicto XVI ha afirmado que el amor trasciende cualquier tipo de frontera o de distinción: «La Iglesia es la familia de Dios en el mundo. En esta familia no debe haber nadie que sufra por falta de lo necesario. Pero, al mismo tiempo, la caritas-agapé supera los confines de la Iglesia; la parábola del buen Samaritano sigue siendo el criterio de comportamiento y muestra la universalidad del amor que se dirige hacia el necesitado encontrado “casualmente” (cfr. Lc 10, 31), quienquiera que sea» (DCE, n. 25). Motivada por la caridad de Cristo y por su enseñanza: «Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed, y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme» (Mt 25,35-36), la Iglesia ofrece su amor y su asistencia a todos los desplazados forzosos, sin distinción de religión o procedencia social, respetando en cada uno la inalienable dignidad de la persona humana, creada a imagen de Dios. Por esta razón, el compromiso de la Iglesia hacia los migrantes y refugiados puede atribuirse al amor y a la compasión de Jesús, el Buen Samaritano. Al responder al mandamiento divino y al atender a las necesidades espirituales y pastorales de emigrantes y refugiados, la Iglesia no solamente promueve la dignidad humana de cada persona, sino que además proclama el Evangelio del amor y de la paz en situaciones de migración forzosa."

4)Y para evitar pensar que no hay rigor Teologico, citemos nuevamente a uno que lo es por excelencia:
El Papa Benedicto XVI resume todo esto cuando dice: «la Iglesia no puede descuidar el servicio de la caridad, como no puede omitir los Sacramentos y la Palabra » (DCE, n. 22)

Etimologia de la palabra "caridad": es un sentimiento en el que una persona se ve conmovida por la situación adversa de otro, lo que motiva una ayuda, de cualquier índole (por lo general en el sentido en que esa persona necesita esa ayuda). Es una clemencia o piedad, también considerada como una virtud en la vida cristiana. :huh:
El administrador ha desactivado la escritura pública.

El Islam, el fenómeno migratorio y el terrorismo 07 Abr 2018 20:43 #10469

Abelardo no parece haber leído detenidamente el aporte original cuando dice con toda justicia que: "No hay que creer que todos los musulmanes guardan silencio ante el terrorismo". Lo cual implica que cometí la falta de generalizar. Por el contrario, por eso dije claramente que: "En otras palabras, podemos convivir y confraternizar con quizás hasta una mitad de ellos". Luego, por supuesto, ¡no son todos! Ni tampoco la mayoría.

Como el mapa con distintos tonos de verde puede resultar confuso, ofrezco los datos siguientes, El porcentaje de musulmanes en los países de Europa en orden descendente, según las cifras de 2016 que ofrece el Pew Reserch Center es el siguiente:

Kosovo 90%
Albania 80%
Bosnia Herzegovina 60,6%
Macedonia 35%
Rusia 19%
Montenegro 18,5%
Bulgaria 13,5%
Francia 8,9%
Austria 7%
Bélgica 6%
Suiza 5,7%
Holanda 5,5%
Alemania 5,2%
Suecia 5%
Grecia 4,7%
Reino Unido 4,6%
Dinamarca 4,4%

Se calcula que el promedio global para toda Europa ha aumentado del 4,9% en 2016 al 5,3% en 2017. El Pew Research Center calcula que incluso si se detuviera toda inmigración de musulmanes, el promedio en 2050 sería de 7,4% de la población total de Europa, pero si continuara al ritmo que va, alcanzaría el 14% a mediados del siglo.

Pero el propósito de este segundo aporte mío consiste en poner algunos otros puntos sobre las íes, sobre el tema central del respeto y la asimilación. Así que concentrémonos en el tema.

José y María nos dieron el ejemplo de unidad familiar inquebrantable. Cuando tuvieron que huir a Egipto, no se separaron. Tampoco lo hicieron a su regreso. José no se lanzó a su viaje de vuelta "a explorar" dejando a su familia atrás. Igualmente, era respetuoso de la sociedad que lo acogió, como era costumbre de los judíos desde los exilios de Babilonia. Conservaban su religión y sus costumbres, pero respetaban la cultura de la sociedad que los acogía. Por eso Daniel y otros llegaron a tener altos cargos en la corte babilónica, al igual que Moisés en la del faraón, etc.

Todo exiliado y emigrado tiene la obligación de adaptarse a la sociedad que lo acoge y respetar sus costumbres, religión y cultura. Es más, se espera que se integren a esa sociedad en lugar de despreciarla y tratar de cambiarla. Como dije en el artículo original, ¡es nuestra casa! Y lo menos que podemos esperar del invitado es que la respete y que acepte las normas de conducta de su anfitrión.

Sobre todo, ese respeto se manifiesta por el cumplimiento de las leyes del país que lo acoge. No tiene derecho alguno a decidir que algunas de esas leyes no le convienen y tiene que burlarlas, cualquiera que sea el pretexto, humanitario o no, que utilice para violarlas. Mucho menos a organizar manifestaciones, sobre todo si desembocan en actos de violencia, para exigir el reconocimiento de situaciones y acciones ilegales.

Hay un altísimo porcentaje de musulmanes emigrados que no aceptan ni reconocen estas obligaciones. Estan pidiendo acogida en Europa y otros países "por razones humanitarias" pero con condiciones y exigencias, cuando no con la malvada intención de hacer daño a la sociedad que los acoge. ¿Por qué no les ponen condiciones ni les hacen esas exigencias a otros países musulmanes para que les den asilo? Por tanto, todo país tiene derecho a discriminar entre quienes son bienvenidos y quiénes no. Sobre todo a rechazar a quienes vienen esgrimiendo "derechos" que no tienen.

En el caso de la inmigración que ingresa ilegalmente por la frontera sur de EEUU o que aprovecha una visa temporal para quedarse ilegalmente en el país, los hechos más lamentables han sido los niños y adolescentes enviados por su padres por delante para depués apelar al ingreso al país por "razones humanitarias". Los sometieron a los peligros y las violaciones por razones económicas, fueron irresponsables, para después pretender apelar a una "reunificación familiar" que ellos mismos repudiaron.

Igualmente los que viven ilegalmente en el país y tienen hijos a sabiendas de que su condición no es estable y que en cualquier momento pueden ser deportados. Cuando eso sucede, tratan entonces de dejar a sus hijos atrás, porque son nativos del país y tienen derecho a quedarse, sacrificando la unidad familiar a los intereses económicos personales de aprovechar esa situación para lograr una entrada legal más adelante.

Es obligación, tanto de ciudadanos como de inmigrantes en cualquier país, defender la legalidad y el respeto a las normas establecidas. Hay razones humanitarias muy legítimas que requieren leyes que las reconozcan y solucionen, pero los peticionarios están obligados a solicitarlas con humildad en el país que los acoge.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

El Islam, el fenómeno migratorio y el terrorismo 07 Abr 2018 19:57 #10468

A pesar de que en el texto del amigo Gerardo hay muchas partes que me parecen acertadas, me gustaría echarle mi sal propia y añadir algunas observaciones en puntos que encuentro discutibles.
Voy a empezar por una parte que me molesta un poco; Gerardo escribe:
“La verdad subyacente es que los que proclaman no tener nada que ver con los agresores pero se identifican con su doctrina, guardan silencio ante el terrorismo y secretamente se alegran de la penetración que están logrando en nuestra sociedad”.

No hay que creer que todos los musulmanes guardan silencio ante el terrorismo.
En Francia, donde vivo, y donde residen numerosos musulmanes hay voces importantes de entre ellos que se alzan para condenarlo como el señor Bubaker, Rector de la Gran Mezquita de París y otros muchos como el Imán más importante de la ciudad de Lyon.
Es verdad que dada la ferocidad de los fundamentalistas ha habido que darles protección policíaca a los más conocidos, pero decir que guardan silencio es falso y que secretamente se alegran de la penetración que están logrando es un proceso de intención que me extraña de mi buen amigo efectivamente probo y benévolo.
Además, si se alegran secretamente ¿Cómo podríamos saberlo?

Gerardo escribe que se hizo una
“encuesta realizada por el Institut Montaigne en Francia, por la que nos enteramos que el 28% de los musulmanes que han ingresado y residen en ese país son "fundamentalistas" y proclaman su intención de reemplazar las leyes democráticas con la sharía”.

Bueno… ¿y qué? Imagínense que el 28% de todos los que emigran a EEUU “proclamen su intención” de abrogar la Segunda Enmienda y prohibir la venta libre de armas. ¿Cómo lo harían? ¿Tendrían éxito?
Y si todos los inmigrantes “hispánicos” proclamaran su intención de sustituir el inglés por el espanglish que hablan y escriben, ¿lo lograrían?

Quisiera decir también algunas palabras sobre el mapa.
Cuanto más verde se ve el país, más musulmanes hay.
Rusia es un país increíblemente inmenso pero los musulmanes no están distribuidos uniformemente por todo el territorio. Se hallan sobre todo en los estados del sur como Chechenia, Osetia, Daguestán, etc.
En total el porcentaje de musulmanes en la Federación Rusa no pasa del 7% pero al ver esa masa verde que parece que se va a comer a Europa uno se queda muy impresionado.
La guinda del pastel es la pincelada verde entre Polonia y Lituania; es Kaliningrado, el antiguo Königsberg de Prusia Oriental donde no debe de haber ni un solo musulmán, pero como pertenece a Rusia, pues lo han pintado de verde.

Noruega también aparece muy verde ya que la proporción de musulmanes es importante: un 6% pero, como en el país hay apenas seis millones de habitantes no es preocupante; sin embargo, los 450000 kilómetros cuadrados de verdor impresionan.

No voy a hablar de los Balcanes donde -menos en Bosnia y Herzegovina- la minoría musulmana está bien integrada.
Me llamó la atención en Albania, donde hablé mucho con ortodoxos y musulmanes, la impresión de respeto mutuo que se desprendía, pese a que el señor Huntington consideraba a este país como perteneciente al grupo de Arabia Saudí, Irac, etc!, si mi memoria no me engaña.

Hablando de SS Francisco, Gerardo dice que:
“afirma equivocadamente que «el verdadero islam y una adecuada interpretación del Corán se oponen a toda violencia» (párr.254), para pedir mansamente a los fundamentalistas el cese de la persecución de los cristianos”.

Me imagino mal, después de varios siglos civilizadores, a un Papa ordenando cruzadas o dictando bulas contra las brujas, los herejes u otros impíos sin contar con que Jesús nos enseña a ser mansos.

Después cita, con razón, a un grupo de musulmanes convertidos y escribe:
«¿Cómo es posible comparar la violencia islámica con la llamada violencia cristiana?», refiriéndose a la "justa" reacción que plantean los yihadistas ante los excesos que antaño cometieron los cristianos con las Cruzadas y la Inquisición. Si en aquellas épocas la crueldad y el derecho de conquista predominaban como conducta normal en todas partes, la evolución civilizadora que ha cristalizado al cabo de los siglos condena hoy decididamente tales excesos.
En esa carta citan versos del Corán en que se expresa la violencia contra los cristianos en versículos activamente proclamados por muchos creyentes. Por eso, ese grupo de musulmanes conversos al catolicismo afirman en su carta al Papa que:

«De hecho, el Islam quiere que seamos sus enemigos: lo somos, y todas nuestras protestas de amistad no pueden cambiar nada.»


Esto es lo más importante. Los países islámicos (fundamentalistas) son en su mayoría países desérticos que hasta una época reciente se hallaban en un estado de atraso lamentable.
Lo que llamamos civilización no había llegado hasta ellos y muchas de sus costumbres eran y son bárbaras.
Estos conversos también parecen desear el conflicto, si no la guerra. Es la misma índole agresiva que se refleja también aquí.

En la Santa Biblia hay pasajes y mandamientos que nosotros, los “civilizados” no tomamos en cuenta hoy día.

Por ejemplo:
Levítico; 20;10 :Y si un hombre comete adulterio con la esposa de otro, el que cometa adulterio con la esposa de su prójimo, indefectiblemente el adúltero y la adúltera serán muertos.
Id; 20;13 Y cualquiera que se acueste con otro hombre como uno se acuesta con una mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; su sangre será sobre ellos.
Id; 24;16 Y el que blasfeme el nombre de Yahvé ha de ser muerto; toda la congregación lo apedreará; tanto el extranjero como el natural, si blasfema el Nombre, que muera.

Hay otros que por conveniencia doctrinal se han desechado como:
Levítico; 26;1 No haréis para vosotros ídolos, ni escultura, ni os levantaréis estatua, ni pondréis en vuestra tierra piedra grabada para inclinaros ante ella, porque yo soy Yahvé, vuestro Dios.
San Cirilo de Alejandría y seguidores, aún marcados por el “paganismo” egipcio deseaban, quizá para hacer más asequible al pueblo todavía impregnado de las viejas creencias, la idea de la Virgen María “Madre de Dios”, representar imágenes inspiradas de la vieja tradición de Isis y Horus. (Para más información buscar en Google: Isis y Horus/imágenes)

No olvidemos tampoco que el Señor Dios de los Ejércitos dijo a su pueblo:
Id; 26;7 Y perseguiréis a vuestros enemigos y caerán a espada delante de vosotros.
Id; 26;8 Y cinco de vosotros perseguirán a cien, y cien de vosotros perseguirán a diez mil, y vuestros enemigos caerán a espada delante de vosotros.

La realidad podría ser que les llevamos más de tres siglos de civilización por delante y el Papa Francisco conserva sólo este mandamiento:
Levítico; 19;34 Como a un natural de vosotros tendréis al extranjero que peregrine entre vosotros; y lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. Yo, Yahvé, vuestro Dios.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

El Islam, el fenómeno migratorio y el terrorismo 07 Abr 2018 16:24 #10467

Todo depende de que parte del muro estemos nosotros (y mami, esposa e hijos).
El administrador ha desactivado la escritura pública.

El Islam, el fenómeno migratorio y el terrorismo 31 Mar 2018 19:40 #10461

DESPUES DE LEER CON FRUICION ESTE ARTICULO DE DON GERARDO,,HOMBRE PACIFICO, PROBO, CRISTIANO Y BENEVOLO,, HE CONCLUIDO QUE LOS MUROS AUNQUE FEOTES , SON NECESARIOS
El administrador ha desactivado la escritura pública.

El Islam, el fenómeno migratorio y el terrorismo 30 Mar 2018 00:06 #10460

Una cosa es promover una política ecuménica de tolerancia y otra es aceptar entrar en relación o hacer concesiones a una amplia y peligrosa tendencia fundamentalista que planea dominar un mundo teocrático. Por eso es lamentable que haya tantos que promueven la convivencia con esa tendencia a través del lenguaje "políticamente correcto" que dibuja irresponsablemente el espejismo de una cohabitación pacífica, santificando su derecho a manifestarse o justificando las razones por las que lo hacen.

La triste realidad es que no se puede cohabitar con agresores. Y la verdad subyacente es que los que proclaman no tener nada que ver con los agresores pero se identifican con su doctrina, guardan silencio ante el terrorismo y secretamente se alegran de la penetración que están logrando en nuestra sociedad.

Estoy hablando aquí del terrorismo islámico y de la enorme migración que se ha convertido en una verdadera invasión de Europa y que se está extendiendo también a los países americanos, incluyendo a Estados Unidos. Esta invasión migratoria está permeada por los enemigos declarados de nuestra civilización mundial judeocristiana, como quedó demostrado en una reciente encuesta realizada por el Institut Montaigne en Francia, por la que nos enteramos que el 28% de los musulmanes que han ingresado y residen en ese país son "fundamentalistas" y proclaman su intención de reemplazar las leyes democráticas con la sharia. Lo peor de estas estadísticas es que revelan que el porcentaje supera el 50% cuando las preguntas son dirigidas a jóvenes de 15 a 25 años.
El islam en Europa, por países (más población musulmana cuanto más oscuro el tono de verde)
La doctrina cristiana predica el amor, la tolerancia, la comprensión, la fraternidad humana y entre católicos y muchos otros protestantes se traduce en una abierta y esperanzadora política ecuménica. El Papa Francisco es un destacado exponente de esta actitud doctrinaria, hasta el punto de que en su exhortación apostólica titulada Evangelii Gaudium, implica sin ambages que el Islam es una buena religión y afirma equivocadamente que «el verdadero islam y una adecuada interpretación del Corán se oponen a toda violencia» (párr.254), para pedir mansamente a los fundamentalistas el cese de la persecución de los cristianos.

No hace falta generalizar ni mucho menos condenar a todos los seguidores del Profeta Mahoma como enemigos declarados de nuestra civilización para reconocer que la tendencia fundamentalista del Islam es ampliamente reconocida y aceptada por la mayoría de los creyentes de esa religión. En otras palabras, podemos convivir y confraternizar con quizás hasta una mitad de ellos, pero el alto porcentaje de enemigos declarados, incluso de los más activos con propósitos terroristas, obliga a los países democráticos a defender sus instituciones y frenar la entrada masiva a sus territorios de grupos entre los cuales abundan simpatizantes y promotores del yihadismo.

Lo cierto es que muchos musulmanes conversos al cristianismo son quienes nos dan la voz de alerta. Recientemente, un grupo de conversos al catolicismo hizo llegar al Papa Francisco una carta que critica su enfoque excesivamente permisivo. En la carta le preguntan: «¿Cómo es posible comparar la violencia islámica con la llamada violencia cristiana?», refiriéndose a la "justa" reacción que plantean los yihadistas ante los excesos que antaño cometieron los cristianos con las Cruzadas y la Inquisición. Si en aquellas épocas la crueldad y el derecho de conquista predominaban como conducta normal en todas partes, la evolución civilizadora que ha cristalizado al cabo de los siglos condena hoy decididamente tales excesos.

En esa carta citan versos del Corán en que se expresa la violencia contra los cristianos en versículos activamente proclamados por muchos creyentes. Por eso, ese grupo de musulmanes conversos al catolicismo afirman en su carta al Papa que:

«De hecho, el Islam quiere que seamos sus enemigos: lo somos, y todas nuestras protestas de amistad no pueden cambiar nada.»

Como muestra, destacan algunas citas del Corán:
■ ‘¡Entre nosotros y vosotros, hay enemistad y odio para siempre hasta que crean sólo en Alá!’ (Corán 60.4)
■ Para el Corán, los cristianos ‘son sólo impureza’ (Corán 9.28), ‘lo peor de la Creación’ (Corán 98.6)
■ ‘Todos son condenados al infierno’ (Corán 4.48), ‘Alá debe exterminarlos’ (Corán 9.30).
Añaden en la carta que no debemos dejarnos engañar por los versículos coránicos considerados "tolerantes", porque todos han sido derogados por el versículo del Saber (Corán 9.5)*.

Siguen diciendo en la carta:

«Somos conscientes de que el Islam es utilizado por los poderes del dinero que gobiernan el mundo, contra los cuales se eleva Su Santidad sin descanso».

Pero advierten que hay una estrategia disimulada de dominación global de parte del Islam:

«Incluso cuando el Presidente Erdogan, entre otros, pide a sus compatriotas que no se integren en sus países de acogida, cuando Arabia Saudita y todas las petromarquías no acogen a ningún refugiado, hay otras expresiones del proyecto de conquista e islamización de Europa, oficialmente proclamada por la OCI y las organizaciones islámicas.»

La carta culmina pidiendo a Francisco que convoque un Sínodo para debatir los peligros del Islam:

«Permítanos pedirle a Su Santidad que convoque rápidamente un Sínodo sobre los peligros del Islam.

En interés de la justicia y la verdad, la Iglesia debe mostrar la verdad sobre por qué los argumentos del Islam para blasfemar sobre la fe cristiana son falsos.

Si la Iglesia tuviera el coraje de hacer eso, no dudamos que millones, musulmanes y otros hombres y mujeres que buscan el verdadero Dios se convertirían
».

La penosa tendencia que nos obliga a no hablar más que lo que sea "políticamente correcto", so pena del desprecio, la burla, la humillación y las descalificaciones de los intelectualoides que permean el planeta, medra en un verdadero dogmatismo antidemocrático. Esta situación llega a los extremos de que en muchas sociedades occidentales las personas, incluso algunas muy prominentes, se ven sometidas a juicio (o a verdaderas campañas difamatorias en los medios de comunicación) por el delito de "crítica al Islam", con el pretexto de que la crítica expresada como libertad de expresión "puede ser interpretada como ofensiva, humillante, hiriente o agresiva".

Es cierto que el Islam puede practicarse en paz y, también, que es la forma en la que muchos musulmanes lo practican. Pero también es cierto que éstos sólo pueden hacerlo ignorando algunas de las enseñanzas fundamentales del Islam o renunciando abiertamente a ellas, aunque muy pocos lo hacen.

El Padre Jesuita James Schall, profesor de filosofía política en la universidad norteamericana de Georgetown y autor de varios libros, ha roto la mordaza de lo "políticamente correcto" para afirmar que «no tiene sentido pretender que una visión yihadista no se encuentra en el Corán.» Y afirma también que: «Lo que todos tienen que enfrentar, no es la 'violencia' del Islam, sino su peligrosa verdad.» Porque es razonable que no nos guste «una visión yihadista del Corán». Es razonable también que denigremos «la dignidad de ISIS y otras ascendencias violentas en ambas ramas sunitas y chiítas del Islam que, claramente ven que su interpretación del Islam tiene raíces legítimas en el Corán, en la historia del Islam y en el juicio de muchos comentaristas de autoridad»**.

Debemos recordar que el ocaso del Imperio Romano y su civilización comenzó cuando se permitió a diversas tribus bárbaras asentarse dentro de su territorio, llegando muchos a convertirse en ciudadanos romanos y a engrosar cada vez más sus propias legiones. Las invasiones posteriores se enfrentaron a un Imperio cuyos ciudadanos ya no se identificaban con la civilización romana y que se fragmentaba en luchas intestinas. El hogar, sea nuestra casa, nuestra comunidad, nuestra provincia o nuestro país, debe ser protegido de quienes vienen a imponernos sus ideas y no lo hacen como invitados que agradecen la acogida y respetan a sus anfitriones con el propósito genuino de integrarse a una gran familia.

Exhorto a los musulmanes moderados, amantes de la paz y de la armonía entre todos los seres humanos, a que proclamen su sana y justa indignación y rechazo por los excesos y la crueldad de fundamentalistas y fanáticos islámicos.

Pero si son nuestros enemigos declarados o si callan en cómplice aprobación, ¡no los queremos en casa!

_____________
* "Cuando terminen los meses sagrados, matad a los asociadores donde los encontréis. ¡Cogedlos!, ¡sitiadlos! ¡Preparadles toda clase de emboscadas!" (El Corán. Sura 9.5)
Nota: En el Corán se llama asociadores a los cristianos que el Islam considera "idólatras" porque asocian a Dios (Alá) con otra figura, el Hijo encarnado (Jesús).

** Uno de los "comentaristas de autoridad" a los que se refiere el Padre Schall, es el saudí Ab dar-Rahman ibn Nasir as-Sa'di, quien en su análisis de estos segmentos del Corán explica que "animan o permiten a los musulmanes a hacer Al Yihad, perseguir, atacar y matar a los incrédulos: judíos y cristianos y a todos aquellos quienes no practican la religión verdadera".
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.122 segundos
Powered by Kunena Forum