Menu
25/05/2020
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2

TEMA: Diálogo (apócrifo) entre Krishna y Jesucristo

Diálogo (apócrifo) entre Krishna y Jesucristo 17 Sep 2014 02:53 #8410

........y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

Diálogo (apócrifo) entre Krishna y Jesucristo 16 Sep 2014 20:07 #8409

Hay diferencias obvias, como la que existe entre el pionero y quienes siguieron (casi de inmediato) la senda; lo que implica también similitudes, y resiste la comparación. Por ejemplo en cuanto a la metodología: la difusión del Ramakhrishna (fundamentalmente) en Estados Unidos a través de conferencias, lecciones privadas, adopción de devotos adinerados, etc., así como fundación de ashranes en importantes ciudades de USA, y, por supuesto, la "cristianización" de Vishnu o relativización de las religiones (en cierto modo necesaria para empatizar con el hinduismo en Occidente, pero incompatible con la ortodoxia cristiana). Lo decía en ese sentido. Coincido, como no podía ser menos, en la preeminencia del Swami Vivekananda entre todos los demás (su exigencia intelectual, no solo espiritual). Coincido, además, en que lo que vino luego de los años 30 del s.XIX (después de Yogananda, Khrishnamurti,etc.) fue bastante pintoresco.

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

Diálogo (apócrifo) entre Krishna y Jesucristo 16 Sep 2014 19:29 #8407

  • Abelardo Pérez García
  • Avatar de Abelardo Pérez García Autor del tema
  • Fuera de línea
  • Mensajes: 147
  • Gracias recibidas: 5
Quiero darle las gracias a Ernesto por su inteligente respuesta y por haberle consagrado tiempo a mi articulito pues sé que tiene muchísimo trabajo.
Me siento halagado.

Por otra parte lamento que no haya quedado satisfecho; la próxima vez trataré de hacer algo mejor.

Quisiera señalarle, sin embargo, que no se puede comparar a Vivekananda, el gran suami como le llaman en su país, quien fue discípulo predilecto del gran santo Ramakrishna, con los predicadores que desde finales del XIX se dedicaron a promover el hinduismo, y en particular el krishnaísmo, en occidente como los divulgadores de la "Consciencia de Krishna" que conocemos por sus asociaciones, restaurantes y pintorescos desfiles con cascabeles cantando Hare Krishna.
Sería como comparar a Maritain o a Lammenais con alguno de los exitados que hablan por los innumerables canales de tipo God Channel que pululan en EEUU.

Si hay algún error o inexactitud en alguna de las citas de Jesús o de de Krishna pido disculpas, he citado de memoria.

Montaner sólo sirvió de pretexto para empezar el diálogo, el lector puede sin inconveniente pasarlo por alto.

Permítaseme terminar con otra cita.
Esta vez del genial "don Pedro", un religioso español aurisecular, dramaturgo, quien como el Monsieur Jourdan de Molière que hacía prosa sin saberlo, éste hacía hinduismo sin saberlo. Cito:
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión
una sombra una ficción
y el mayor bien es pequeño
que toda la vida es sueño
y los sueños ¡sueños son!
[/i]

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

Diálogo (apócrifo) entre Krishna y Jesucristo 16 Sep 2014 18:17 #8406

Disculpen, amigos Abelardo y Ernesto, mi injerencia en un tema que desconozco y que ustedes parecen manejar al dedillo. Pero lo hago al solo efecto de señalar que el librito segùn el cual el origen de la economia de mercado se encuentra en el mensaje de Cristo -a mi también me llamò la atenciòn Abelardo, pero de ahi a leerlo...- fue escrito en o antes de 1991, año en el cual fue publicado.

Frente a todo lo acontecido desde entonces, me parece, amigo Ernesto, que lo que acertadamente dices con respecto a los sueños -"es mejor olvidar(los) del todo que intentar razonarlo(s)..."-, vale también para este librito que Ya Fue... De lo contrario, y de optar por "olvidar del todo" todo eso que ha ocurrido desde 1991 y pretender leer el librito como si aqui no hubiera pasado nada, harìa inevitable esta preguntita: quienes son realmente los "soñadores", aunque circulen y escriban columnas con la patente de "realistas" que les otorga su defensa de la "racionalidad econòmica"?

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

Diálogo (apócrifo) entre Krishna y Jesucristo 16 Sep 2014 17:42 #8405

¡Menudo mejunje! -me dije al concluir. Pero se nos ha advertido que son retazos de un sueño inducido. Así que, como casi todos, la coherencia del conjunto puede resentirse aunque algunas partes apuntasen a sitios interesantes y solventes. Igualmente, el aparente sinsentido de una libre acumulación de episodios soñados (apócrifos o no) suele sacar a la superficie todos los gustos, miedos u obsesiones esenciales del soñador (aquí sobredimensionados, notables). Confieso que el título me estimuló a comenzar a leer, y el nombre del autor (autor inteligente y capaz donde las haya) me animó a concluir; pero (aunque admiro que compartiese su experiencia onírica) me quedé algo confuso y contrariado. Exactamente como cuando te despiertan de un sueño que desde dentro (de él mismo) tenía toda la solidez del mundo, y que, ya superado, es mejor olvidar del todo que intentar razonarlo (uno no escoge lo que sueña, no la totalidad, al menos, o no del todo conscientemente, por supuesto; y mucho menos el sueño de los demás).

Sin embargo, los sueños grandilocuentes suelen tener un significado, o, si se comparten, se les presume; y así uno se esfuerza por entender... Entendería un poco el asunto si (como podría ser evidente para muchos) este no es el Cristo de los Evangelios, sino quizá aquel que el mencionado Vivekananda (y todos los exportadores del Hinduismo al Occidente que le siguieron) "hermanaron" con Khrishna, siguiendo la interpretación cimentada en el más "reciente" Bhagavat-purana (no tanto la más antigua tradición védica, donde era si acaso un avatar más de Vishnu) y lugares comunes de las religiones comparadas. Entendería un poco el asunto si Khrishna (como considerarán algunos) aparece mayormente como una justificación alegre y sospechosamente innecesaria (podría haber sido el hijo de Zeus y Semele, igualmente hábil con la flauta) para que Cristo fustigase contra aquellos que le dicen "Señor, Señor" como si tal cosa.

Sin duda, partes de este sueño las habría soñado yo mismo; mantengo el entusiasmo poético por algunos versos magníficos del Baghavad-Gita, recuerdo las gozosas lecturas de la variopinta literatura religiosa y filosófica de ese país inmenso y milenario que es la India, el coqueteo del cuerpo con pranayamas y asanas, incluso hasta los tajos en mi alma de la voz de algunos gurúes que, en sánscrito, acompañaban con sus letanías a un sarangi (todavía en algunos de mis viejos casetes); y lo mismo (y más) podría decir de la cultura judeocristiana. Podría poner juntos (pero no revueltos) a Cristo y a Khrishna, en alguno de mis sueños. Aunque posiblemente en tal escenario me sobraría Montaner...

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

Diálogo (apócrifo) entre Krishna y Jesucristo 16 Sep 2014 15:12 #8404

  • Abelardo Pérez García
  • Avatar de Abelardo Pérez García Autor del tema
  • Fuera de línea
  • Mensajes: 147
  • Gracias recibidas: 5
Estaban Jesús y algunos de sus apóstoles caminando por el mundo celeste cuando oyeron encantados una música divina. El sonido etéreo de una flauta se hizo cada vez más preciso y al llegar a un hermoso y edénico prado hallaron debajo de una higuera, donde estaban también Aryuna y algunos pandavas, a Krishna tocando en su mágico instrumento una preciosa melodía que llenaba de paz el alma como una coral de Juan Sebastián Bach.

Al ver a Jesús, Krishna se levantó, se dirigió hacia Él y después de abrazarlo le dijo:
-Hermano, tú por aquí. ¡Qué gusto verte! ¿Quieres que te toque algo?

-No, Krishna. Después quizá. Precisamente te estaba buscando para saber qué pensabas del artículo de Montaner titulado “el olor de la sangre”.

-Terrible. Pero muy acertado como siempre.
Él ha entendido perfectamente la psicología de los hombres.
¡Pensar en todo el trabajo que hemos pasado tú y yo para instruirlos y al final ver cuál es el resultado!

-Efectivamente, es decepcionante. A veces me digo que no han entendido mucho de lo que les enseñé.
Les hablé con parábolas para que fuera más claro para ellos, para que supieran lo que era el Reino de los Cielos y lo que han hecho es discutir sobre cosas como la unión hipostática, la transustanciación y otras nociones de las que nunca hablé. Cuando les dije simbólicamente: “Yo Soy la luz, la verdad y la vida”, no entendieron ni pío y se han matado por interpretaciones que a veces rozan lo absurdo.
¿Recuerdas que una vez en mi última cena con mis discípulos corté el pan y les dije “comed de él que éste es mi cuerpo”?

-Sí, claro que me acuerdo. Hermosas palabras. El pan esa maravilla, trabajo del hombre, hecho con el trigo que viene de la tierra y crece con la luz del sol. Viene de la vida y da la vida. Es símbolo, suma y reflejo de la Naturaleza que Nuestro Padre creó. Es nuestro cuerpo, claro.

-Pues bien, como ya sabes, algunos se lo tomaron al pie de la letra, afirmando que después de una ceremonia que ellos llaman consagración, el pan pierde su naturaleza de pan y se transforma realmente en mi propio cuerpo.
Claro, hubo quienes encontraron eso duro de tragar y dijeron que no era así, que no era más que un símbolo. Estos y sus seguidores tuvieron problemas; muchos fueron perseguidos, juzgados, quemados… y eso que les había dicho “amaos los unos a los otros”.
Pasó igual cuando se pelearon a causa de mi doble naturaleza…

-Conozco el problema. Cuando instruí a Aryuna y, a través de él a todo mi pueblo, se lo dije claramente.
“Algunos me desprecian porque he tomado forma humana, es que no conocen mi otra Naturaleza Divina, Suprema”
Recordarás que excepcionalmente le permití vislumbrar algo de esa Naturaleza Suprema en una visión aterradora para los humanos que Vyasa describió muy bien por cierto.

-Yo hubiera debido hacer igual…

-Jesús, lo que hiciste estuvo perfecto. Hasta resumiste maravillosamente mi enseñanza del Bakta Yoga con tu precepto
“Amad a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo”

- Es que me dirigía a un pueblo materialista al que siempre hubo que dar órdenes sencillas y claras pues tenía tendencia a desviar las enseñanzas de los enviados de Nuestro Padre para convertirlas en simples ritos ceremoniales vaciándolas de su contenido espiritual.

-Sí, pero no te creas…Mi pueblo, espiritual y místico si los hay, que ha escrito sobre Nuestro Padre, que ellos llaman Visnú, como el tuyo lo llamaba Yavé (y más tarde tus otros seguidores Dios Padre), tantas páginas sagradas extraordinarias y sublimes, Vedas, Upanisads, Puranas… que suman en total varias veces la Biblia, necesita también una vigilancia constante pues tienden a cierto idealismo excesivo.
Mi amado discípulo Suami Vivekananda escribió que en cierto momento en nuestra querida y Santa Tierra Mâ se llegó a pensar que si las vacas existían era porque en los Vedas se encontraba la palabra vaca.
Con eso te lo digo todo…

-Pero Krishna, reconoce que hoy tu pueblo también se deja llevar por el materialismo creciente y que el desprendimiento de los bienes materiales que tan sabiamente les enseñaste es cada vez más difícil de practicar.

-Lo sé, pero mi pueblo, de más de mil millones de personas todavía no está totalmente contaminado como el tuyo que siempre lo ha estado bastante.
¿Recuerdas a aquel joven de familia pudiente que vino a preguntarte lo que tenía que hacer para ser “perfecto” y a quien le dijiste que vendiera todos sus bienes, que diera el dinero a los pobres y que luego te siguiera?
No volvió a verte.
Y no creo que hoy (en el tiempo de la Tierra es el 2014) mucha gente recuerde que “le será más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja que a un rico entrar en el Reino de los Cielos”

-Tienes razón.
A veces son capaces de decir y de hacer cualquier cosa. ¡Si hasta han escrito un libro en el que se explica que la economía de libre mercado es de origen cristiano!

-Tengo una idea. Le voy a soplar a Abelardo en sueños algunas bribas de nuestra conversación.
Él es uno de los pocos en reconocernos a ambos como hermanos, hijos de Dios.
Lo he visto mandar a freír espárragos a uno de tus seguidores, dogmático y cerril, en su casa en Francia cuando éste le dijo que era ridículo pensar tal cosa porque el Credo decía claramente: Jesucristo, “filium Dei unigenitum”.
Y a otro que le preguntó si había estado en Tierra Santa, Abelardo le dijo “¿cuál” “¿Pues cuál va a ser? -volvió a preguntar el otro- ¡Israel!” “No, no he ido –replicó Abelardo- en la única Tierra Santa en que he estado es en La India, he estado en Benares y metido las manos en el Ganges, también he cruzado por el Yamuna, el río de Krishna”.
A lo mejor se decide a escribir algo que logre recordar de nuestra conversación.

-Buena idea. Ahora tengo que irme. Dale recuerdos a Devaki de mi parte.

-No dejaré de hacerlo, ayer María, tu mamá vino a visitarla. Nuestras madres se llevan muy bien.
¡Tienen tantos puntos comunes! ; el hecho de haber tenido que esconder a sus hijos de tiranos, Kamsa en mi caso y Herodes en el tuyo para huir de la masacre de recién nacidos que ambos organizaron para protegerse de una profecía que les decía que serían destronados por un recién nacido, las ha unido mucho. Si mamá no me hubiera tenido a mí varios siglos antes de que tú nacieras, tus seguidores habrían dicho seguramente que esa historia mis discípulos la tomaron del cristianismo.
Muchos son tan ignorantes que si se enteran lo van a pensar.

-No tienes buena opinión de los cristianos.

-De ti sí, hermano mío, pero de todos los “cristianos” no.

Por favor, Identificarse para unirse a la conversación.

  • Página:
  • 1
  • 2
Moderadores: Miguel SaludesAbelardo Pérez GarcíaOílda del CastilloRicardo PuertaMarta MenorHéctor Caraballo
Tiempo de carga de la página: 0.228 segundos
Gracias a Foro Kunena