Menu
16/09/2019
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Silvio Rodríguez pide cambios en Cuba

Re: Silvio Rodríguez pide cambios en Cuba 11 Abr 2010 22:12 #3076

  • Pablo Aguabella
  • Pablo Aguabella's Avatar
Las ultimas declaraciones de Rodriguez confirman lo dicho anteriormente. Cuando lo aprietan afloja. Ahora volvio para atras y dice que tergiversaron sus palabras. Se enfrasca en una polemica con Carlos Alberto Montaner lo cual puede hacer gracias a las bondades de la democracia. Aprovecha para mentir sobre casi todo lo que dice en defensa de sus mentores y vigilantes. Un papel bastante triste el que hace. Podria aun hacer algo bueno si por lo menos intentara que la dicha polemica se publicara en Cuba al igual que en Miami. Se lo dejo de tarea.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Re: Silvio Rodríguez pide cambios en Cuba 31 Mar 2010 01:36 #3058

  • Pablo Aguabella
  • Pablo Aguabella's Avatar
Conoci a Silvio Rodriguez en la Parroquia de Cristo Rey por los anos sesenta. Era un joven rebelde y contestatario, catolico. Sus primeras canciones no eran por cierto revolucionarias. Lo presionaron y su s contenidos cambiaron hasta convertirse en vocero oficialista. Aunque reconozco su calidad artistica no confio en la sinceridad de su mensaje. Ahora tampoco confio en su viraje. Me parece que es uno mas aquejado del sindrome de hombre corcho. Se ve venir la tormenta y se consigue un paraguas. Por supuesto que sus declaraciones sirven a la causa de la libertad y acentua el descredito del regimen y su crisis. Pero, como dice el cubano, esa guayaba esta dificil de tragar.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Silvio Rodríguez pide cambios en Cuba 29 Mar 2010 12:37 #3056

Sólo faltaba una voz desde adentro, salida del mismo meollo oxidado y anacrónico del castrismo, para que la crítica por el inmovilismo y los desafueros del régimen totalitario cubano, fuese global y sin hendiduras, desde todos los rincones del planeta Tierra.

Y apareció la voz del cantautor oficialista Silvio Rodríguez, que aunque haciendo filigranas de fidelidad al gobierno castrista, reafirmó que la crisis cubana por más de medio siglo de dictadura es de espanto, pidiendo superar la ‘erre’ de la revolución por una ‘evolución’ que el país pide a gritos.

Añadió Silvio que es momento de ‘revisar montones de cosas, de conceptos y de instituciones’. Paradójicamente, su exigencia de cambios, aunque con sordina, no encontró eco en los periódicos oficialistas Granma ni Juventud Rebelde.

En otro ángulo más intenso del escenario crítico y en un hecho sin precedentes en 51 años de la revolución cubana, la impunidad del régimen castrista se hizo trizas ante un mundo que alzó su voz indignado para condenar sin dobleces el asesinato cruel y evitable del humilde oposicionista negro cubano Orlando Zapata Tamayo, los maltratos cobardes a las Damas de Blanco, el abuso sistemático a los presos políticos en las cárceles cubanas y la solidaridad con el sociólogo y ex preso político, Guillermo Fariñas, en huelga de hambre exigiendo la liberación de los presos enfermos.

El primero en alzar su voz fue el Parlamento Europeo, seguido del gobierno de Francia, el Senado mexicano, la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos, el Senado brasileño, los intelectuales uruguayos de izquierda, el cantautor cubano Pablo Milanés, el cineasta Pedro Almodóvar, el político catalán Jordi Pujol, la cantante Ana Belén, la actriz argentina Nacha Guevara, el escritor italiano Roberto Saviano, los Premios Cervantes Mario Vargas Llosa y Juan Marsé, la escritora mexicana Ángeles Mastretta, el escritor peruano Fernando Iwasaki, el actor Andy García, el historiador mexicano Enrique Krauze, el político panameño Ricardo Arias, la Mesa de la Unidad de la Oposición venezolana, los Premios Nobel Lech Walesa, Herta Müller y Oscar Arias, el Secretario General de las Naciones Unidas, Bank-Ki-moon y más de 36 mil escritores, artistas e intelectuales de todo el mundo, acompañados por las firmas de personalidades cubanas, como, Yoani Sánchez, Olga Guillot, Oswaldo Payá Sardiña, Dagoberto Valdés, Manuel Cuesta Morúa, Oscar Espinosa Chepe y Carlos Alberto Montaner, entre otros.

Con la impunidad al descubierto y una humanidad dispuesta a no tolerar más sus desafueros, el régimen castrista no ha podido hacer otra cosa que bajar la cabeza en silencio y encerrarse en su ‘bunker’ envejecido.

Ya todos conocen en el mundo la verdad represiva del régimen castrista que, aprovechó las expectativas de libertad de una revolución esperanzadora en 1959, para asumir traicioneramente el camino estalinista del poder, la aniquilación del ser humano cubano y la tortura como metodología de destrucción.

Y lo saben todos, con la deshonrosa excepción de unos pocos cómplices autoritarios que todavía prefieren callar escondidos en sus rincones de oscuridad.

El asesinato de Orlando Zapata Tamayo y los maltratos groseros a las humildes Damas de Blanco, fueron suficientes para que la impunidad del castrismo quedara enterrada para siempre.

A partir de ahora, ya se sabe, con nombre y apellido, que el régimen de los hermanos Castro es el gran asesino y torturador de las ansias de libertad del pueblo cubano. Quedan ya al desnudo y en presencia de millones de testigos, los crímenes de medio siglo de dictadura, entre los cuales, no podremos olvidar el más emblemático de todos, cuando unos niños inocentes se ahogaron por el criminal hundimiento del Remolcador 13 de Marzo.

Por eso la furia con que los castristas arremetieron contra las Damas de Blanco, que con todo su derecho salen a las calles con gladiolos frescos a reclamar la libertad de sus familiares, los delató ante un escenario universal atónito y cansado de tantas arbitrariedades.

La gran obra de teatro de mentiras del castrismo ha terminado. En el final, queda el rostro humilde del oposicionista negro Orlando Zapata Tamayo, asesinado por reclamar pacíficamente un trato humano en la prisión.

A la protesta sin grietas del mundo civilizado, ya vemos como se suman al desfile, desde las propias huestes del castrismo decadente, la propia voz desafinada del cantautor oficialista Silvio Rodríguez, que reclama cambios y el fin de la ‘revolución en un proceso de evolución’.

El desfile del desencanto en las filas del castrismo ha comenzado. La agonía debe de estar cerca.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.086 segundos
Powered by Kunena Forum