Menu
15/10/2019
A+ A A-

¿Amenaza el cambio climático a las entidades de crédito?

El cambio climático es una evidente amenaza para la economía de muchos países debido a los desastres naturales que provoca, afectando las variables macroeconómicas y los resultados de las empresas. Por eso, ¿cómo abordar el riesgo climático y la continuidad de los negocios, desde la perspectiva de la gestión del portafolio en una institución financiera?, es una pregunta pertinente en los últimos tiempos. Para algunos, el cambio climático es una posición política, para otros es un concepto demasiado abstracto. Sin embargo, el riesgo climático es más fácil de aproximar si se relaciona con los activos abandonados (stranded assets), la continuidad de las operaciones, y la infraestructura sostenible. Otra forma de acercarnos al riesgo climático es observando cómo afecta al turismo. El Banco de España está reconociendo estos parámetros, como lo indica la inquietud de su subgobernadora en el reportaje siguiente."

Los riesgos del cambio climático afectan directamente a las entidades de crédito

Madrid, Mar. 20.– Según advierte la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, "estos riesgos inciden directamente en la valoración de algunos de los activos presentes en los El Banco de EspañaEl Banco de Españabalances bancarios. Por otro, tienen consecuencias macroeconómicas que, evidentemente, afectan igualmente a dichos balances. En cualquiera de los dos casos, la solvencia de las entidades bajo nuestra supervisión se podría ver afectada por procesos que, como supervisores, debemos monitorizar".

En un discurso reciente, Margarita Delgado ha definido al Banco de España "como uno de los garantes de la estabilidad financiera" y ha resaltado que debe contribuir a fomentar la correcta valoración de dichos riesgos, así como la mitigación de sus efectos financieros, por parte de las entidades.

En su opinión, estas medidas pueden ser de distinta índole, incluyendo aspectos como promover que las entidades desarrollen modelos de riesgo que contemplen el cambio climático; desarrollar pruebas de resistencia en torno a distintos escenarios de transición ecológica y recabar información detallada sobre aspectos como la localización física de los activos o las estrategias de eficiencia de las empresas que reciban financiación.

Durante su intervención en la mesa redonda sobre “Las finanzas sostenibles como motor de la transición ecológica”, la subgobernadora del Banco de España, ha destacado que, "si en un futuro próximo, las entidades identifican, cuantifican y mitigan adecuadamente estos riesgos no sólo estarían contribuyendo a garantizar la estabilidad del sistema financiero en su conjunto, sino que además, indirectamente, las propias entidades estarían actuando como catalizador del cambio al favorecer que llegue financiación a aquellas actividades que contribuyen más a la transformación sostenible de nuestra economía. También estarían desincentivando aquellas actividades que puedan ser más lesivas para el medioambiente, al repercutir en el precio de la financiación el coste del riesgo medioambiental que hasta ahora permanecía oculto".

[ Texto completo

Market Overview