Menu
17/12/2018
A+ A A-

¿Tiene antecedentes históricos el independentismo catalán? ¿Cuál es la realidad actual?

Hasta la llegada al trono de Alfonso II de Aragón en 1163 no había existido diferencia entre Corona y Reino de Aragón. La diferencia entre ambos se produce con el surgimiento de territorios autónomos, administrativa y legalmente bajo la tutela de la nobleza, pero dentro de la Corona, como sería el caso de los reinos de Valencia y Mallorca, que estaban unidos y eran súbditos del reino de Aragón. Entre los territorios autónomos, había varios condados, uno de ellos el Condado de Barcelona.

Al final de este reportaje vea un video sobre la realidad actual en la región de Cataluña.

Barcelona, Jul.30 (DP.net).– El fin de las guerras de la Reconquista trajo consigo una consecuencia inesperada: la nobleza había podido consolidar su poder e independencia en cuestiones legislativas y fiscales. Además, la corona se había visto obligada a apoyarse en los diversos condados catalanes. Pese a todo, y con un desarrollo asimétrico de sus regiones, Aragón consolidaba un entramado político común que mantenía unido gracias a la religión, la moneda y la legislación. 

Las primeras referencias a un Principado de Cataluña las encontramos en el siglo XI, con un propósito descriptivo destinado a definir el territorio de los condados de Barcelona, Girona y Osona que controlaba Ramón Berenguer, luego se trataba de limites territoriales que no identificaban a un Principado reconocido. Incluía también otros territorios, como los condados de Lerida o Urgel, pero desde Jaime I y su Real Pragmática de 1243, los limites se reducían al condado de Barcelona, derogándose el título de marqueses, que habían tomado sin consentimiento regio, aprovechando la minoría de edad del monarca aragonés.

Además, el término de "Condados Catalanes" es una invención de la historiografía moderna que ha tratado de ofrecer una unidad a los territorios que hoy componen Cataluña, un nombre que no tiene antecedentes históricos en la época de la Reconquista. Lo que hoy se denomina "Cataluña" era un territorio compuesto por diversos condados bajo la corona de Aragón que se habían consolidado a partir de la Marca Hispánica del Imperio Carolingio.

Cataluña obtuvo un cierto grado de autonomía en 1358 bajo el primer presidente de la Generalidad, Berengario de Cruces. Tres siglos después, el primer intento de separar la región de Cataluña del Reino de España fue fallido y se produjo a raíz del encuentro del embajador francés Du Plessis Besancon con el presidente de la Generalidad, Pau Claris, con la intención de convertir a Cataluña en república independiente bajo la protección de Francia. Se alcanzó un acuerdo mediante la firma del tratado el 16 de diciembre de 1641 y Cataluña se sometió a la soberanía del rey Luis XIII de Francia. No fue un inento independentista sino una decisión de ser súbditos del Reino de Francia.

A finales de 1642 murió Richelieu y, pocos meses después, el rey Luis XIII. Por su parte, Felipe IV prescindió del Conde-duque de Olivares, produciéndose un vuelco en la guerra y, aunque las tropas francesas entraron en Cataluña como aliados de los catalanes, pronto fue evidente para éstos que los soldados franceses se comportaban de igual modo a como lo habían hecho los de Felipe IV. Y Cataluña volvió a ser una región del Reino de España.

En la actualidad el independentismo es minoritario. El video que sigue a continuación, elaborado por nuestro Corresponsal en España, Amado Lorenzo, hace un somero análisis de la realidad en esa región y su trascendencia para la unidad española.  

[ Debate
[ Otras opiniones