Menu
10/12/2019
A+ A A-

El espantoso desastre que ahoga nuestro Planeta

El 15 y el 16 marzo de 2008 apareció en las páginas interiores de muchos periódicos del mundo una noticia alarmante que, con titulares más o menos semejantes, decía: "Mancha de basura del Pacífico crece a pasos agigantados" y en subtítulos redactados con algunas variantes recalcaban "La 'sopa de plástico' contiene 100 millones de toneladas de desperdicios".

Es importante destacar que algo tan grave como esto no mereció aparecer en Primera Plana en ninguno de los medios escritos. ¿Por qué?... Es importante también subrayar que este desastre no era tampoco nada nuevo. Desde 1997, Charles Moore, un oceanógrafo estadounidense descubrió casualmente la "mancha" durante un crucero de investigación que hizo entre Los Ángeles y Hawai. Entonces había dado la voz de alarma, pero nadie se hizo eco de ella. Una década después, Moore declaró a los periódicos (que en 2008 volvían a dar la voz de alarma) que: "En el área que nosotros estudiamos encontramos ahora tres veces más partículas que hace diez años".

Se reportó que para entonces la inmensa "sopa" se extendía por el Pacífico a la altura de California, rodeando Hawai y llegando hasta las cercanías de Japón. En realidad, no era una sino dos concentraciones separadas por más de 1,500 km de océano (ver mapa). Se informó también que en ese enorme basurero flotan todo tipo de objetos "como cepillos de dientes, envases de champú, plumas estilográficas", etc., etc., pero, sobre todo, enormes cantidades de fragmentos de bolsas de plástico.

Muy pronto el mundo se olvidó irresponsablemente de esta tragedia ecológica causada por los humanos. 

Pasarían cinco años más hasta que a fines de 2013 algunos medios volvieran a interesarse en lo que ya era una crisis lamentablemente desatendida durante los 16 años previos. Para entonces reportaron que la "mancha" de basura, "ya es mayor que la superficie de Estados Unidos". Se reportó también que "a partir de mayo del próximo año [2014] se realizará una expedición por parte de científicos y ambientalistas franceses que buscan inspeccionar y estudiar este impresionante vertedero marítimo", la cual sería liderada por el explorador Patrick Deixonne. Tanto ésta, como otra expedición anterior de Estados Unidos en 2009, analizaron el problema, pero sus informes sólo encontraron eco en algunas publicaciones ecológicas y nadie ni empresas ni gobierno alguno se hicieron responsable del desastre ni emprendieron, o al menos propusieron, acción alguna para tratar de remediarlo. 

No sólo los fragmentos de plástico causan la muerte de infinidad de peces, tortugas, mariscos y corales sino que una vez los peces se coman esos plásticos, a través de la cadena alimenticia, terminaran en nuestra mesa, en nuestro plato, en nuestro estómago y al final los “plásticos basura” formarán parte de nuestro organismo y serán causantes de enfermedades y dolencias hasta ahora desconocidas.

Esta barbaridad es sólo parte de la tragedia que estamos provocando en nuestro planeta. En junio de 2018 se reportó que alrededor del mundo existen aproximadamente 200 zonas muertas en los océanos, como la extensión de basura y peces muertos que aparece en la foto de la izquierda. Este reportaje no se refiere a las inmensas zonas con acumulaciones de plástico sino a grandes extensiones de mar y océano carentes de oxígeno, el cual es indispensable para que haya vida, como resultado del uso indiscriminado de fertilizantes en la agricultura, que se filtran a los ríos y van a parar a los océanos. Sobre esto, el experto en sustentabilidad, Javier Rojas, de la Universidad Iberoamericana, aseguró que: "Los químicos que se usan en la agricultura vienen del petróleo y mientras sigamos produciendo los fertilizantes de esa manera y utilizándolos tan irresponsablemente van a seguir proliferando estas enormes zonas muertas". En estas zonas mueren primero los peces, los mariscos, otras especies marinas y los corales y se ven ahogadas después por las algas, las cuales son visibles como manchas verdes desde el espacio.

Veintidos años después de ser descubierta la gigantesca mancha de basura del Pacífico, se le reportaba en febrero de este año como el "gran continente de basura", confirmando que "crece de una manera alarmante día tras día". Además, la NASA reportó que existían 4 parches más de basura en otras regiones marítimas: en el Pacífico, entre Chile y Nueva Zelanda; en el Índico entre Australia y Madagascar, en el Atlántico Sur, entre Brasil y Angola; y otro menor en el Atlántico Norte al Nordeste del Mar de los Sargazos.

En un reportaje publicado el 13 de mayo de 2009 en el Portal de "TRASHING MY PLANET? - ¿BASUREANDO MI PLANETA?", citaban al administrador de una pequeña empresa que decía: «Trabajo en una oficina con 4 personas mas. De esta oficina se hacen pedidos diarios a los restaurantes que ofrecen el servicio de "express". Todas las semanas sacamos por lo menos una bolsa tamano jardinera llena de basura no biodegradable, de plasticos y estereofon. Somos tan pocos en la oficina y producimos tanta basura que me hace preguntarme: ¿cuáles son las demensiones totales de este pais en cuanto a este tipo de basura? ¿cuals son ahora a nivel mundial?»

Han pasado 10 años desde que este administrador expresara esta preocupación. ¿Que se está haciendo para remediar este desastre? Muy poco o ¡nada! Padecemos de un egoísmo salvaje y dañino: Vivamos bien consumiendo productos a bajos precios que contaminan y ahogan el medio ambiente, porque el costo de remediar esto es muy alto, subirían mucho los precios y tendríamos que sacrificarnos ... Que las generaciones futuras se enfrenten al problema, porque ya para entonces yo habré disfrutado de mi vida y no estaré en este mundo ...