Menu
19/07/2019
A+ A A-

Perspectiva económica: Martínez-Solanas

El tsunami de oro negro

El mercado mundial del "oro negro", como se ha calificado al petróleo por su influencia decisiva en el equilibrio comercial del mundo en que vivimos, ha dado y sigue dando un vuelco tan importante que el foco de la política internacional se está alejando cada vez más de los grandes exportadores tradicionales para concentrarse en el más poderoso de los grandes consumidores, los Estados Unidos. Literalmente, podría decirse que el coloso del Norte ha tomado la sartén por el mango.

De conformidad con la Administración sobre Información de Energía (EIA en inglés), Estados Unidos ha superado claramente a Rusia y Arabia Saudita como el mayor productor de petróleo del mundo. Este notable acontecimiento está sucediendo ahora mismo, a lo largo de este año 2018. Lo más significativo es que las proyecciones para 2019 ponen a Estados Unidos todavía más lejos al frente de los mayores productores.

Estados Unidos es también el mayor consumidor de petróleo del mundo, seguido muy de lejos por otros países industrializados. Aunque todavía consume más de lo que produce, cada día se acerca más a la autosuficiencia y, de hecho, parte del crudo ya es producto de exportación de Estados Unidos a otros países, una tendencia que está creciendo exponencialmente desde 2016.

Esta novedad está manteniendo bajos los precios del crudo y se nota una tendencia a una baja todavía mayor en 2019, pese a la desastrosa caída de la producción del crudo en Venezuela, a las limitaciones impuestas a Irán y a que Iraq no ha logrado todavía alcanzar los niveles de producción anteriores a la Guerra del Golfo. 

Add a comment Leer más...

¿Qué mundo le hemos dejado a nuestros nietos?

Este es el título que corresponde 40 años después que la UNESCO publicara una compilación de ensayos y ponencias, producto de una mesa redonda organizada en junio de 1978, en un libro titulado: “¿Qué mundo vamos a dejar a nuestros hijos?”

Resulta que ya es el mundo de nuestros nietos y sucede que la inmensa mayoría de nosotros y de nuestros hijos, así como de los gobiernos que han sido elegidos o hemos sostenido con diversas actitudes de negligencia política, conveniencia o simple indiferencia, no hemos atendido a esas advertencia ni nos hemos preocupado activamente de resolver los tantos problemas que ya eran urgentes desde entonces y que a estas alturas se han convertido en verdaderas crisis.

Este ejercicio profético se hizo en vísperas del Año Internacional del Niño, celebrado en 1979, donde se pretendía plantear la responsabilidad que las generaciones entonces dominantes tenían con su descendencia: Edificar, ¿un mundo mejor? ¿un mundo sano? ¿un mundo estable? Se discutía entonces también el “escándalo del súper armamentismo” que los abocaba a su propia destrucción y hasta se realizó en esos meses una sesión extraordinaria de las Naciones Unidas sobre el desarme. Apenas 12 años después se desplomó y desintegró el imperio soviético, pero no se produjo tampoco el desarme ni disminuyeron los conflictos sino que han aumentado y se han extendido por casi todas las regiones del globo.

Algunos proclamaban que estábamos en la antesala de “un nuevo orden internacional” y que esa meta era la única garantía de paz. Uno de los participantes señalaba el gasto “excesivo” en armamentos a nivel mundial,  que según sus cálculos alcanzaba la cifra de 400 mil millones de dólares anuales.  Pues bien, en 2016 se calcula que el gasto alcanzó la cifra de 1 billón 686 mil millones de dólares (US$1.686.000.000.000).  Sólo Estados Unidos gastó más en su presupuesto militar en 2016 que la suma de todos los países del globo (incluyendo a los EE.UU.) habían gastado en 1978. El gasto actual promedia el equivalente de $250 anuales por cada habitante de la Tierra.  Si se cortara sólo a la mitad, esos 843 mil millones invertidos en el desarrollo, la modernización de la infraestructura, la ciencia y la educación, bastarían para iniciar un nuevo auge de desarrollo y progreso para toda la humanidad.

Add a comment Leer más...

El poderoso oligopolio financiero global

Cuatro grandes sociedades anónimas, prácticamente desconocidas para el común denominador de las personas, ejercen una decisiva influencia en el ambiente bancario y financiero que maneja las movidas especulativas en la bolsa, bienes raíces y diversos tipos de inversiones de riesgo en los Estados Unidos.

Basta un repaso a las mayores empresas bancarias y financieras para desenmascarar esta peligrosa situación oligopólica, capaz de controlar las fluctuaciones económicas del país más poderoso del mundo. Si además sumamos su influencia a nivel de gobierno, que se extiende desde fines del siglo pasado y ha ido en aumento, puede interpretarse que la situación es grave y merece intervención legislativa. Pero hablaremos de esta influencia al final de este artículo.

Primeramente hagamos una lista de los principales accionistas de las empresas bancarias y financieras más poderosas de los Estados Unidos:

Principales accionistas de Bank of America:

State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR (Fidelity),
Paulson, JP Morgan, T. Rowe, Capital World Investors, AXA, Bank of NY Mellon.

Principales accionistas de JP Morgan
Add a comment Leer más...

Funcionamiento de un auténtico sistema capitalista

Un amigo que alababa el socialismo, el estado de bienestar y la responsabilidad del Estado de administrar el bien común, mientras tomábamos un café en un lugar de Miami, me señaló un elegante BMW que transitaba por la calle dónde estábamos y me lanzó esta pregunta: "¿Sabes a cuántas personas se les podría dar de comer con el dinero que costó ese auto?"

Era una pregunta capciosa destinada a desarmar mis objeciones a la necesidad de establecer un Estado capaz de controlar la economía para garantizar un alto grado de bienestar a todos sus ciudadanos. Pero le contesté: "¡Claro que lo sé!".

"Cuando la joven que va al timón lo compró, contribuyó a que muchas familias no les faltara el alimento, la ropa y la vivienda en Stuttgart, Alemania, donde lo fabricaron; seguramente habrá beneficiado también a otras que trabajaron en Japón para hacer las llantas; así como a los obreros que fabricaron los componentes internos en Guanajuato, México; o a los mineros que extraen el cobre en Chile para los cables eléctricos y a los otros que fabricaron los pesados camiones que en Chile transportan el cobre y también a quienes se ganan la vida como choferes de estos camiones. No me cabe duda que los ganaderos que vendieron el cuero de los asientos agradecerán a esa joven que haya comprado ese BMW; sin contar el beneficio que recibieron los vendedores de la agencia, los trabajadores que la mantienen en funcionamiento, y hasta las personas encargadas de la limpieza del lugar. Ten en cuenta también que esa joven pagó altos impuestos por la compra y que con ese ingreso el gobierno paga sueldos de policías, soldados, maestros, empleados públicos, funcionarios, etc."

Mi amigo no es economista y no sabe que a este proceso se le llama "el multiplicador del dinero" (muy similar al "multiplicador monetario" que permite a los bancos multiplicar la moneda circulante –mediante sus operaciones de crédito– partiendo de una cantidad de dinero inicial), porque todos esos beneficiados por el gasto inicial de la joven del BMW van a gastar también el dinero que han ganado gracias a la venta del auto en otros productos y servicios que van a servir a muchos más para satisfacer sus necesidades de alimento, ropa, vivienda y hasta de algunos lujos, gustos y viajes.

En otras palabras, cuando un obrero calificado de esa fábrica produce esos autos, el empleador le da un salario por su trabajo. Digamos que gana $50.000 al año. De estos dedica $20.000 para comprar alimentos en las tiendas y el resto para otras necesidades. Los tenderos reciben los $20,000 y gastan $16,000 en surtir y reaprovisionar sus tiendas. Las distribuidoras tomarán de esos $16,000 digamos que $13,000 para pagar las mercancías que necesitan de los fabricantes, y estos a su vez utilizarán $10,000 de lo recibido para pagar a sus obreros. Como puede observar el lector, de los $20,000 que el primer obrero empleó en alimentos, el dinero se ha multiplicado hasta un total de $39,000 en pago de los productos y servicios de las empresas de tenderos, distribuidores y fabricantes, quienes a su vez han guardado beneficios que suman $10,000 más. 

Otro ejemplo más sencillo que implica el crédito bancario lo podemos revisar en la imagen de la izquierda.

Add a comment Leer más...

El estado de los mercados de valores y del comercio en Estados Unidos

Los mercados de Estados Unidos terminaron 2017 con una nota muy optimista ante resultados mucho más altos de lo previsto. Los activos de riesgo, el precio de las acciones y el alto rendimiento llegaron a nuevos niveles máximos de mercado sobre una base casi diaria en los meses finales de 2017. Con sólo breves y pequeños retrocesos, el índice de Standard & Índice de S&P 500 entre 2015 y 2018 – La línea roja señala la tendencia desde la toma de posesión del Pres. TrumpÍndice de S&P 500 entre 2015 y 2018 – La línea roja señala la tendencia desde la toma de posesión del Pres. TrumpPoor's (S&P) 500 aumentó 21,83% en los 12 meses de 2017, con el mayor incremento en la segunda mitad del año. A medida que los mercados de valores aumentaron, les siguieron otras clases de activos de riesgo, incluyendo los de alto rendimiento. El índice de bonos corporativos de alto rendimiento de Bloomberg Barclays US llegó al 7.50% para el año. Este rendimiento fue impulsado principalmente por los bonos de calificación más baja, tales como los clasificados CAA que alcanzaron un promedio del 10,38% para el período.

La deuda de alto rendimiento siempre ha sido un híbrido, rastreando los movimientos de recursos propios (equity) y tasa de interés. El índice de Bloomberg Barclays, analizado en sus Research Notes, señala que desde 1984 los bonos de alto rendimiento tienen una correlación mensual más cercana al índice S&P 500, +0,58, que los bonos del gobierno, +0.08. La valoración de los bonos de alto rendimiento está impulsada fundamentalmente por el desempeño fundamental de la empresa emisora de la deuda, la estructura del instrumento y la dirección de los tipos de interés. Esta correlación histórica puede ser probada en el futuro a medida que la propagación del rendimiento entre la deuda de alto rendimiento y la tasa libre de riesgo del Tesoro se haya comprimido a un nivel que puede no ofrecer un buen amortiguador contra las tasas de interés crecientes.

Los mercados financieros superaron muchas incertidumbres, incluyendo las ambiguas expectativas del primer año de la administración de Trump, el intento fallido (hasta ahora) de revocar la ACA/Obamacare, el recorte de impuestos federales a última hora prácticamente a las carreras y loa aumentos adicionales de las tasas de la Fed. No obstante todas estas inquietudes, alimentadas por una prensa negativa y politizada, las ganancias corporativas aumentaron más de lo esperado y los mercados respondieron positivamente. Incluso con los logros alcanzados no es aventurado reconocer que en estos momentos los mercados de valores parecen estar más cerca de una situación de equilibrio versus los análisis pesimistas de que están sobrevaluados. Esto motiva a los inversionistas a inclinarse positivamente a una mayor participación en los mercados en 2018.

Add a comment Leer más...