Menu
22/02/2019
A+ A A-

Mundo Sindical / A Worker's World

Forced Labor in Uzbekistan’s Cotton Fields Was Present in 2018 Harvest

Financing Forced Labor: The Legal and Policy Implications of World Bank Loans to the Government of Uzbekistan.

Dec. 15.– Uzbekistan’s 2018 cotton harvest, which concluded in all regions of the country the first week of December, showcased the enormous challenges in uprooting Cotton harvest in Uzbekistanthe country’s deeply entrenched forced labor system. Driven by a commitment to reform at the highest levels of the government, there is a significant transition underway, which is reflected in some encouraging signs of progress. But despite serious efforts by the central government to curtail forced labor for some citizens, key root causes remained in place, driving officials at both the local and national level to force citizens into the fields again.


The Cotton Campaign and coalition partners’ preliminary 2018 harvest findings show that large-scale, government-implemented forced labor occurred during the recent cotton picking season, even as the government increased commitments to ending the practice.

JW_DISQUS_ADD_A_COMMENT Leer más...

Trabajadores se rebelan contra sindicatos oficialistas

Varios colectivos obreros negaron la razón de existir de los sindicatos, argumentando que no constituyen una contrapartida efectiva a las administraciones

Viernes, 14 de diciembre, 2018 | 3:00 am

LA HABANA, Cuba. – Los sindicatos adscriptos a la oficialista Central de Trabajadores de Cuba (CTC) acaban de analizar el documento “Bases para el Fortalecimiento de la Misión del Movimiento Sindical Cubano”, como paso previo a la celebración del XXI Congreso de esa organización en febrero de 2019.

El proceso consistió en recoger los planteamientos de los trabajadores acerca de la labor sindical, y de otras facetas de la vida nacional, en especial lo relacionado con la economía. Y es muy probable que los mandamases de la CTC  no imaginaran la magnitud de las críticas que emergerían de esos debates.

Tan así es que el periódico Trabajadores, órgano oficial de la CTC, se ha visto obligado a reflejar, en su edición del lunes 3 de diciembre, una muestra del malestar obrero a todo lo largo y ancho de la isla.

Por ejemplo, en más del 85% de las asambleas celebradas se señaló que la CTC y sus sindicatos nacionales no tenían participación en las políticas aprobadas por el gobierno con respecto al escenario laboral. De igual manera, numerosos colectivos obreros negaron la razón de existir de los sindicatos oficialistas, pues argumentaron que no constituyen una contrapartida  efectiva a las administraciones, y, por tanto, han perdido la legitimidad. También hubo protestas hacia las nuevas edades de jubilación aprobadas por el Ministerio del Trabajo (65 años para los hombres y 60 para las mujeres), y se clamó porque se restituyeran las anteriores (60 y 55, respectivamente).

Reafirmando la condición de correas de transmisión de las directivas partidistas y gubernamentales, y no de sindicatos que realmente representen los intereses de los trabajadores, un reciente Pleno del Consejo Nacional de la CTC sirvió para que el segundo de la nomenclatura partidista, José Ramón Machado Ventura, insistiera en que “hay que explicarles bien a los trabajadores la importancia de las exportaciones”.

Resulta poco menos que risible que se pierda la ocasión de tratar temas relacionados con las inquietudes de los trabajadores, y en su lugar se ocupen las tribunas para machacar sobre algo que aquí sabe “hasta el gato”. Porque, ¿qué cubano no está saturado ya con eso de “aumentar las exportaciones y sustituir importaciones?

JW_DISQUS_ADD_A_COMMENT Leer más...

Marx al revés: el PC cubano se queda con la plusvalía de los trabajadores

Nota de DP.net Sección Mundo Sindical: a continuación un artículo de interés para todos los trabajadores cubanos.

No solo los médicos cubanos en Brasil; todo cubano que trabaja para una empresa extranjera debe entregar más del 70 por ciento de su sueldo al régimen

Cuba ha empezado a repatriar a los 8.332 médicos que desde 2013 trabajan en Brasil, en el marco del acuerdo firmado entonces por La Habana y elGobierno izquierdista de Dilma Rousseff para aumentar la atención sanitaria en las regiones más apartadas y pobres del país. La repatriación es una medida unilateral del régimen castrista, pero se produce a raíz de las declaraciones de Jair Bolsonaro, que asumirá la Presidencia de Brasil el 1 de enero, quien hace unos días calificó a esos médicos cubanos de «esclavos de una dictadura».

Bolsonaro recordó que el acuerdo establece que el Gobierno de Brasil paga a La Habana el sueldo completo de los 8.332 médicos, pero estos reciben a su vez del régimen cubano solo el 30 por ciento del salario.«No podemos seguir manteniendo a una dictadura», advirtió Bolsonaro, que dejó la puerta abierta a que los médicos que lo deseen pidan el asilo político en Brasil. Antes de que lo hagan, La Habana ha decidido correr con los gastos de su repatriación urgente.

La increíble situación de los cubanos que trabajan para empresas o actividades extranjeras es bien conocida en la isla. Hay unos 40.000 cubanos trabajando para empresas mixtas o extranjeras, en centenares de proyectos.

JW_DISQUS_ADD_A_COMMENT Leer más...

CUBA: CON EL DEDO EN LA LLAGA

Una sociedad que olvida a sus ancianos está condenada a olvidarse de sí misma y perecer

 

Abro una nueva ventana con este sugerente título pues pretendo tocar temas álgidos y en pleno desarrollo con el permiso de Walter Martínez, esperando su anuencia. Y sin más preámbulos les propongo dialogar sobre el tema de la jubilación.

A vox populi todos los jubilados recibimos una cuantía mensual que no llega ni a $11.00 CUC[1] en valor real de la moneda, pues hoy el 90% de los productos se venden equivalentes a los precios del mercado mundial. Y aclaro, estoy refiriéndome a la jubilación y no digo “pensión”, porque esto pudiera entenderse como que se ejerce la caridad pública a favor de aquellos que por alguna discapacidad u otra situación no pudieron aportar nada a la Seguridad Social, estoy hablando de quienes dedicamos la mejor parte de nuestras vidas como trabajadores para ofrecer todo a la sociedad sin pedir nada a cambio, y contribuimos todos los meses durante 30, 40 o más años un porciento de nuestros salarios para garantizar en nuestra vejez una mensualidad que nos posibilitara vivir nuestros últimos días “en paz y con dignidad”.

Cuando éramos todavía jóvenes se puede decir, hace 25 o 30 años atrás con un retiro de $150,00 o $170,00 pesos podía garantizarse esa condición, pero al ser devaluada nuestra moneda 25 veces: ¿qué podemos garantizar con un peso que vale 25 veces menos y unos productos que cuestan 25 veces más?, ¿a qué nos están obligando?, ¿quién va a acabar de enfrentar esta realidad y buscar una alternativa acorde a nuestra situación económica, que al menos nos permita comprar nuestros alimentos, ropas… de forma humilde pero suficiente?; o es que: ¿están esperando nuestro fallecimiento para así evitar el desembolso que obligaría a apretar un poquito el cinturón de los que más ganan?

JW_DISQUS_ADD_A_COMMENT Leer más...

LA INFORMALIDAD LABORAL Y LA ESCLAVITUD DE LOS TRABAJADORES

Es grato que haya un gobierno constitucional que disfrute de la aceptación mayoritaria de la ciudadanía. Existen razones para que ello ocurra y debe justificarse el escrutinio popular. Pero es ingrato que en medio de este hecho, el flagelo de la informalidad laboral haya crecido en el país, a tal punto que se viene produciendo su avance al parecer de manera indetenible. Laborar en la informalidad significa tener a los trabajadores en una situación de precariedad y hasta se podría decir de abandono respecto a los derechos humanos fundamentales que les corresponde.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) [ Perú ], a setiembre del año en curso, el 73% de la fuerza laboral sigue siendo informal. Este hecho es inalterable desde hace más de seis años. Pero la alarma nos lleva a saber que en los últimos quince meses se ha desembalsado el crecimiento del empleo informal. El grueso de quienes sufren las desventuras de la informalidad laboral se encuentra en las zonas urbanas, calculándose que afecta a más de 8,6 millones de personas. Ellas no tienen protección social de ninguna clase.

Ante hechos de esta naturaleza, es evidente que se hace necesaria una prédica más intensa para sentar las condiciones para la construcción de una nueva sociedad de trabajadores, ajena a todo tipo de fascismo o totalitarismo, que sea fruto del derecho a la libertad, a la vida en democracia y a la convivencia con justicia social.

¿Lo señalado es un imposible? Creemos que no, adelantando que la nueva sociedad de trabajadores solamente puede ser definida y construida por el conjunto de hombres y mujeres trabajadores y la resultante del pensamiento y de la acción de los trabajadores organizados, excluyendo las elaboraciones y realizaciones burocráticas, tecnocráticas y elitistas. No podrá desarrollarse jamás a partir de modelos preestablecidos. Es menester construirla y merecerla, a través de la acción de clase, de la acción de masas y de la reflexión personal y colectiva.

JW_DISQUS_ADD_A_COMMENT Leer más...