Menu
23/02/2020
A+ A A-

Mundo Sindical / A Worker's World

La Crisis del Sindicalismo

Un modelo sindical en agoníalogo del sindicalismologo del sindicalismo

No es un secreto que el movimiento sindical está inmerso en una profunda crisis. Lo que fue un instrumento de liberación para la clase trabajadora, es ahora en general, una organización débil, poco representativa y sobre todo, con poca credibilidad en el mundo del trabajo y de escaso peso en las sociedades donde actúa.

Durante largos años se sostuvo un debate al interior de la conducción del movimiento sindical, sobre  su metodología de acción. Una tendencia defendía el denominado sindicalismo de “negociación”, afirmando que lo importante era obtener resultados, calificándose de realista, mientras sus adversarios les denominaban conformistas. En América Latina ese modelo sindical lo auspició la Organización Regional Interamericana de Trabajadores, ORIT, muy influenciado por las organizaciones sindicales que conformaban la AFL CIO en USA, que proclamaban el denominado sindicalismo de pan y mantequilla. Otra tendencia planteaba el sindicalismo de “clase”, fundamentalmente los que se adherían a organizaciones controladas o influenciadas por el pensamiento marxista leninista, quienes insistían en afirmar que la combatividad era el arma para obtener cualquier reivindicación. En realidad al final del camino, cualquiera fuese el método, se imponía la negociación. Pero los medios de acción son importantes, pero no constituyen el problema de fondo.  La crisis es de un modelo que ha sido incapaz de asumir los profundos cambios que se han producido en el  mundo del trabajo. Un modelo que ha querido renovarse  e innovarse, para encarar los nuevos desafíos que hoy le presenta un mundo cambiante en forma acelerada.

Una suma de factores

El mundo del trabajo ha sufrido profundos cambios. Entre los mas importantes destacamos, los avances científicos y tecnológicos  y la implementación de políticas neoliberales que consideran como mejor sindicato el que no existe, en el marco de la denominada globalización, logrando importantes modificaciones en las legislaciones laborales, en detrimento de viejas conquistas de los trabajadores. Los resultados han sido la precarización del empleo, donde se llegan a pactar contratos de trabajos por pocas horas en la semana o al mes, el crecimiento del desempleo, pero sobre todo, la incapacidad del sindicalismo tradicional para organizar e incorporar a sus filas, a nuevos sectores de la clase trabajadora, quedándose en el estrecho marco del cada vez mas pequeño segmento de los trabajadores  asalariados.

Add a comment Leer más...

Why US Union membership is declining?

Some argue that the changing composition of the workforce is a major factor for Union decline in the United States, while others insist in blaming large companies for having waged a systematic campaign to eliminate union contracts and undercut union influence. It is undeniable that most unions have lost prestige by taking sides in the political arena and as a result of repeated corruption schemes of their leaders. It is also true that union staff does not keep close contact or a healthy interrelation with their affiliates. Their detachment from the rank and file and a leadership obsessed by political advancements and favors is compounded by the fact that US and State governments have taken over some of the roles filled by the Unions in the past. Therefore, Union membership is perceived as less essential by workers. That should not be reason enough for the demise of US Unions. Union membership still serves a valuable purpose in ensuring that workers are being paid and treated fairly. Democracy is all about participation, and unions should give employees an effective voice in their decision-making process.

US Unions Membership Falls to 70-Year Low

In 2012, 7.3 million employees in the public sector belonged to a union, compared with 7.0 million union workers in the private sector  Are Unions needed?Are Unions needed?

Washington, Jan. 24.─ The nation's unions lost 400,000 members in 2012 as the percentage of U.S. workers represented by a labor union fell to 11.3%, its lowest level since the 1930s – declining by 0.5% over the last year.

Add a comment Leer más...