Menu
03/08/2021
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

La Historia y el Culpable

El comentario obligado en la pasada semana y en ésta, pues la Historia no termina, sino que continúa agravándose, son las manifestaciones multitudinarias de cubanos contra el régimen tiránico de Cuba. Algo que nadie esperaba y si se encuentra con alguien, que le dice: “Yo lo sabía”; no le haga caso, nadie se lo imaginaba, ni siguiera el Estado totalitario con sus tropas de infiltrados y agentes secretos.

El domingo 11 de julio de 2021 hubo una manifestación localizada en el municipio de San Antonio de los Baños y fue como una mecha rápida que corrió por todo el país, transformándose en una protesta nacional contra la mafia gobernante. Para comprender mejor este suceso de proporciones inimaginables, todos los analistas señalan que se debe retrotraerse a casi tres años antes, a Diciembre de 2018, concretamente al 6 de diciembre. Ese día el Comité Central del Partido acordó autorizar a los cubanos el uso de internet en sus teléfonos celulares. Y eso cambió a Cuba.

De pronto los jóvenes empezaron a conectarse con el mundo y a conocer otras culturas, otras formas de vivir y esa conexión puso a Cuba, con sus represiones, fallas, todas las mentiras -las sutiles y las terribles- sus secretismos y miserias, en los teléfonos y pantallas de todo el mundo. Por eso la reacción del estado totalitario, al sentirse atacado, es cerrar el acceso a Internet. Apagar la conexión, volver a la sombría época medieval de las mentiras ya no tan sutiles y a la duda sobre las supuestas verdades.

La generación de jóvenes, que formó el grueso de las protestas, nació cuando los revolucionarios ya eran ancianos y la famosa revolución de sus ancestros, estaba en todas los aspectos de la vida absolutamente fracasada. El internet les dio acceso al resto del mundo que desconocían y era como una novela mal contada de otro Planeta. Nació, esa generación, sin los héroes verde olivo, sin barbas y sin historias de la Sierra valerosa. El faro que iluminaba, por dentro la Histórica Gesta, llevaba rato apagado, las promesas de un futuro de ensueño no tenían sostén y las consignas eran tan viejas como las barbas y menos útiles. Esa generación es hija de una anterior Generación, la de una Cuba de la miseria absoluta -que dejó la Unión Soviética al desmembrarse- dejando a los cubanos luchando para mantenerse a flote, entre los restos de armamento obsoleto, y una sed insaciable de bienestar no satisfecho, para después vivir chupando la sangre de Chávez, una transfusión de duración breve, sin que hubiera más bolsas en el laboratorio.

Pocas opciones para los jóvenes, una carrera universitaria y un sueldo de escaso alcance. Muchos pensando en conseguir una misión en el extranjero, en sus intentos fracasados de un ansiado bienestar. La heredera generación, que pide Libertad, que insulta a los jefes y reclama medicamentos y alimentos en soberbias manifestaciones, es la primera generación que sabe toda la verdad, porque está conectada al mundo, y no se traga los cuentos de que Cuba es la luz de los desposeídos y el faro de la revolución mundial.

Read more ...

¿SE DESPLOMARÀ EL MURO DE BERLIN DE AMERICA LATINA?

En noviembre de 2021 se cumplirán 32 años del derrumbe del muro que dividía a los alemanes entre sí, y a Alemania del mundo. Con ello cambiaron el equilibrio y el poder de la política internacional, al caer como un dominó una a una de las repúblicas europeas firmantes del Pacto de Varsovia, gobernadas todas por atroces dictaduras mangoneadas a imagen y semejanza de la llamada Patria del Socialismo Real, la URSS.

En lo ideológico el efecto fue devastador ya que la humanidad pudo conocer la estafa histórica de la barbarie estalinista, lo que no impidió al castrismo tomar el testigo del devaluado socialismo soviético, en América Latina, y así continuar difundiendo una redención social bajo la pose antimperialista, que en realidad no aportó calidad de vida ni en Cuba, ni a ninguno de los pueblos y países del continente. Entre tanto el castrismo puso las barbas en remojo y como fiel copia de la satrapía soviética y de la extinta RDA, reforzó su aparato de represión el G-2 y sus bandas de soplones, forjados bajo el modelo de la STASI la policía política más tenebrosa de Europa Oriental, donde los padres espiaban a los hijos, los hijos a los padres, los carceleros a los presos y viceversa, en fin, un gigantesco mundo orwelliano donde el miedo y el terror se confundían con la fidelidad incondicional a la revolución.

El régimen farsante creyó que era suficiente con el culto a la personalidad a Fidel, y en menor grado a su hermano Raúl, creyendo tener eternamente asegurada la noble paciencia del pueblo cubano, sin percatarse que los tiempos en política son diferentes a los de la gramática española, a tal extremo que terminaron emboscándolos en el estallido social del 11/07, por cierto no esperado por nadie ante sus dimensiones. Hoy en Cuba hay una rebelión en las entrañas de la sociedad capaz de manifestarse en frases como “De tanta hambre que pasamos nos comimos el miedo”, o “ellos tienen el poder y nosotros el pueblo” o los alaridos anónimos en esquinas de calles y pueblos de la Isla al son de “abajo la dictadura”, con un himno la canción Patria y Vida contrapuesta a la consigna incondicional de Patria o Muerte fidelista.

En definitiva, el sacudón de Julio 2021 es protagonizado por nuevos héroes, artistas, jóvenes, periodistas, trabajadores, pueblo en general quienes crecieron con el relato del bloqueo y del imperialismo como el lobo feroz del norte. Argumento al que recurrió de nuevo Díaz Canel para justificar la implacable represión policial de las avispas negras, hoy rechazada por la población en silencio, como lo manifiesta un joven artista que participó en las movilizaciones, ante el desprestigiado discurso del devaluado mandatario cubano el 12/07 "Lo siento, señores dirigentes de este país, si no saben reconocer sus errores y tratar de arreglar todo lo mal que han hecho por años van a tener que matarnos”.

Read more ...

CUBA: Análisis de la explosión social ocurrida a partir del 11 de julio

A una semana de la explosión social del 11 de julio 2021 sigue presente la preocupación y la reflexión sobre este hecho inédito e incomparable desde hace más de 60 años.

Compartiré mi visión sobre lo creo que pasó, lo que se terminó, lo que se demandó, lo que se respondió, lo que podemos aprender y lo que esperamos a partir de lo ocurrido y sus enseñanzas.

LO QUE PASÓ  Protestas populares a través de toda la Isla

El 11J ocurrió una explosión social a lo largo de todo el país en sus 16 provincias. Fueron manifestaciones de diferente intensidad, tamaño y circunstancias. Tuvieron como antecedentes más próximos a San Isidro, el 27N, entre otros. Comenzaron en San Antonio de los Baños cerca de La Habana y, muy rápidamente, como un efecto dominó, se extendió en toda la geografía cubana. Comenzó y se mantuvo en la mayoría de los lugares, de forma pacífica y ordenada. Hubo varios eventos de vandalismo que son reprobables donde quiera que ocurran, y por los cuáles creo que no debemos generalizar ni calificar lo que ocurrió.

La situación cambió con el uso desmedido de la represión y la violencia entre cubanos, hijos de un mismo pueblo. Esto es condenable siempre. La violencia engendra violencia, como ocurrió el 11J. La manifestación pacífica es un derecho reconocido universalmente y también en nuestra Constitución en el artículo 56 que dice:

“ARTÍCULO 56. Los derechos de reunión, manifestación y asociación, con fines lícitos y pacíficos, se reconocen por el Estado siempre que se ejerzan con respeto al orden público y el acatamiento a las preceptivas establecidas en la ley.”

LO QUE SE TERMINÓ

Con las manifestaciones del 11J han caído algunos mitos relacionados con Cuba. Terminó el mito de que el pueblo cubano no podría vencer el miedo, que no podía ocurrir una explosión social pacífica, que Cuba no es España, ni Polonia, ni otros países. Verdad de Perogrullo que ocultaba una discriminatoria calificación del pueblo cubano como “distinto”, como “irremediablemente” sumiso. Otro mito que ha sido desmantelado es el de que los que disienten son unos “grupúsculos” insignificantes, que la unanimidad de la nación apoyaba, sin reservas, o por aplastante mayoría, al actual proyecto socio-económico y político.

Read more ...

¿Cuándo se reunirá el Comité Central en La Habana?

No debe menospreciarse la posibilidad de que en el seno del partido único se tomen decisiones que propicien la necesaria transición.

En los días más recientes, han despertado justo interés las admirables protestas que cubanos de a pie han escenificado a todo lo largo de la Isla (o, para ser más preciso, del Archipiélago, pues se plantea que también expresaron su inconformidad los compatriotas de la que, con el favor de Dios, recuperará su nombre de Isla de Pinos).

Frente a ese desafío, a la alta jefatura del régimen no se le ha ocurrido nada mejor que abroquelarse en sus posiciones históricas: Ningún anuncio (aunque sea mentiroso) de algún cambio en el lamentable estado de cosas imperante, que es el que ha provocado las protestas. Dando muestras de una falta de imaginación increíble, se han limitado a repetir una vez más lo mismo que han venido diciendo sin descanso durante el último medio siglo largo.

Ahora supimos que, ante los históricos acontecimientos escenificados por el pueblo, se ha celebrado una reunión del Buró Político del único partido. Aunque conviene aclarar que el titular de esa noticia no ha sido la celebración del cónclave. Los agitadores comunistas han hecho hincapié en otra faceta del asunto: “Participa el general de ejército Raúl Castro en reunión del Buró Político del Partido”, dijeron los cotorrones. Los señores que hasta hoy enarbolan las obsoletas teorías del marxismo leninista, afirman que existe la siguiente pirámide del Poder: en la cúpula, el Congreso del Partido (que se celebra cada cinco años); bajo él, el Comité Central como órgano “permanente”; para la labor operativa, el Buró Político, a cuya cabeza está el Secretario General (que en Cuba se denomina Primer Secretario). Esa es la teoría.

En la práctica, no es raro que la pirámide aparezca invertida. En esos casos, resulta usual que el mandamás supremo decida todo lo importante, y el Buró Político (en su carácter de órgano colectivo operativo) y el Comité Central (en un plano más general), actúen como una especie de cajas de resonancia que se limitan a estampar el cuño a lo decidido por el Secretario General. Pero lo habitual es que este último cumpla con las reglas de la liturgia comunista. Resulta ilustrativa en este sentido la anécdota del omnipotente tirano soviético conocido por su alias de Stalin. “¡Tenemos que reunir al Buró Político!”, exclamaba sin falta ante sus colaboradores inmediatos cada vez que surgía un problema cualquiera. Se trataba de un pequeño sainete, pues en la reunión de ese órgano colectivo, claro, se acordaba siempre lo que planteaba el genocida de Gori. Pero se cubría la formalidad de adoptar una decisión que, una vez que el mandamás había expresado sus opiniones, se ajustaba sin falta a cada detalle de lo propuesto por él. El acuerdo —¡no faltaba más!— recibía el voto favorable de cada uno de los presentes.

Read more ...

REPÚBLICA DE CHINA TAIWAN. II PARTE

LA REPUBLICA DE CHINA EN TAIWAN 2021 – ¿ ?

La tercera década del Siglo 20 comenzó con una gran expectativa y preocupación sobre la posibilidad de una nueva crisis militar en el Estrecho de Taiwán. Así se evidencia de las repetidas y belicosas declaraciones de las autoridades políticas y militares de la República Popular China que vociferan su inalterable propósito de incorporar por “cualquier medio” a la rebelde provincia de Taiwán como parte de la República Popular China.

A finales de mayo de 2020, cuando el mundo luchaba contra la Plandemia del Virus Chino, el general Li Zuocheng, Jefe del Departamento del Estado Mayor Conjunto del Ejército Popular de Liberación PLA, declaró sobre las intenciones de Beijín con relación a Taiwán que "No prometemos abandonar el uso de la fuerza, y nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias para controlar el Estrecho de Taiwán” (22) En sintonía de esa desafiante declaración, a comienzo de junio de 2020 China inició vuelos con bombarderos y aviones de combate sobre el espacio aéreo que la separa de Taiwán, movilizando sistemas de misiles y tropas de desembarco hacia bases cercanas a Taiwán y efectuando provocadores ejercicios navales en las aguas del Estrecho que separa a ambos países.

En respuesta a las amenazas de Beijín, Taiwán realizó el 15 de julio de 2020 ejercicios militares destinados “a repeler un desembarco anfibio en sus playas”. La última - y la mayor - incursión aérea por la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación de China ocurrió, según lo denunció el Ministerio de la Defensa de Taiwán, el martes 15 de junio de 2021, un día despues que la OTAN advirtiera oficialmente sobre el desafío militar a la paz y seguridad que plantea China con sus acciones en el Estrecho de Taiwán.

Ese día, 28 aviones de combate chinos sobrevolaron la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán (ADIZ), lo que obligó a la OTAN, a través de su Secretario General Jens Stoltenberg, a calificar los movimientos militares de China como “…un desafío sistémico para la seguridad euroatlántica.” (23) La respuesta de Beijín al pronunciamiento de la OTAN se produjo de inmediato, por intermedio del portavoz de la Misión china ante la Union Europea, quien dijo de forma desafiante “…China no supone un desafío sistémico para nadie, pero si alguien nos quiere imponer uno, no permaneceremos indiferentes.” Como si la situación existente no fuese ya en exceso conflictiva, el Ministerio de la Defensa Nacional de Taiwán anunció el 17 de junio de 2021 la compra a Estados Unidos de sistemas de misiles y cohetes antiaéreos. La adquisición de estos sistemas de armas fue justificada por el Ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán Joseph Wu, quien declaró en una entrevista con CNN News el 24 de junio de 2021 que “…necesitamos estar preparados para un conflicto militar con China”.

Los entendidos sobre temas estratégicos argumentan que para Estados Unidos sería difícil derrotar una invasión por la República Popular China a Taiwán, en virtud de la superioridad numérica en recursos humanos y medios de ataque con los que cuenta China. Inclusive, los analistas del Pentagono y de la Corporación Rand en Washington consideran que si Beijín da por sentado que Washington intervendrá militarmente ante una invasión a Taiwán, la guerra comenzaría con un ataque preventivo por parte China con misiles a los siguientes tres objetivos:

1. a las bases de Estados Unidos en las islas de Okinawa y Guam;

2. a las unidades navales en el Océano Pacifico Occidental, incluyendo a los grupo de tarea de los portaviones nucleares de la Armada de Estados Unidos, y

3. a las bases aéreas norteamericanas en el Pacifico.

Ratificando esta alarmante posibilidad el alto funcionario del Ministerio de Defensa de Japón, Yasuhide Nakayama, alertó a finales de junio de 2021 sobre la posibilidad que China ejecute un ataque sorpresa tipo Pearl Harbor contra la Flota del Pacifico de Estados Unidos en Hawái. (24)

Read more ...