Menu
04/12/2021
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

El desastre de la zafra en Cuba

Aún las autoridades cubanas no han anunciado la fecha de arrancada de la zafra, ni el monto de toneladas de azúcar que aspiran alcanzar, ni la cantidad de centrales que molerán caña.

La zafra azucarera 2021-2022 debería comenzar a mediados de noviembre con la zafra chica hasta finales de diciembre, según ha sido tradición. Sin embargo, al inicio del mes no se había anunciado la fecha de arrancada, ni el monto de toneladas de azúcar al que aspiran las autoridades, ni la cantidad de centrales que molerían.

La zafra anterior fue similar a la de 1893, con unas 900 000 toneladas. La cuota de azúcar vendida racionada a la población, la exportación a China y los derivados para importantes producciones, como rones y medicamentos, se achican, sin que se realicen las grandes inversiones que demanda la recuperación y la obsolescencia de los centrales. Probablemente, el Gobierno haya decidido utilizar los escasos recursos financieros en la construcción de instalaciones para el turismo y la industria biotecnológica en el corto plazo.

El aniversario del natalicio del científico Álvaro Reynoso y el Día de la Caña de Azúcar ―el 4 de noviembre― se conmemoraron con actos políticos en los que las autoridades entregaron diplomas a las personas y entidades más sobresalientes como es usual, según el Sindicato de Trabajadores de la Agricultura y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).

Verdaderamente poco habría que celebrar porque no han podido elevar las siembras ni los rendimientos de la caña de azúcar, después que el Gobierno decidió revertir en 2012 la demolición de la mayor parte de las áreas cañeras y los centrales azucareros llevada a cabo a partir de 2002. De los 157 centrales existentes entonces solo quedaron 57 y actualmente solo 38 funcionan con muchas dificultades por la obsolescencia de sus equipos, la insuficiencia y baja calidad de la caña, la carencia de fuerza de trabajo, la desorganización, los bajos salarios, la carencia o mala calidad de aperos y ropa y otros problemas.

Los caminos cañeros y las vías férreas se deterioraron. Los bateyes y los pequeños poblados campesinos languidecieron; los servicios y la producción agrícola de alimentos colapsó. AZCUBA, el grupo azucarero heredero del Ministerio del Azúcar, comenzó a cosechar productos agropecuarios y criar animales para atraer a los trabajadores que se fueron y a los jóvenes de la zona. Pocos quieren regresar.

Read more ...

The legitimate role of Government

 What is the legitimate role of government? How much government is necessary?

In the United States, the first of these questions was fundamentally answered by Thomas Jefferson in the Declaration of Independence: “We hold these truths to be self-evident, that all men are created equal, that they are endowed by their Creator with certain unalienable Rights, that among these are Life, Liberty and the pursuit of Happiness. – That to secure these rights, Governments are instituted among Men, deriving their just powers from the consent of the governed…” That is, the legitimate role of government is to protect the rights of its citizens.

As to how much government is necessary, the U.S. Constitution elaborates by granting Congress taxing and spending authority for some specified activities such as, to pay government debts and provide for the common defense and the general welfare. Much of what government spends today is outside its constitutionally granted authority. Jefferson was prescient, “The natural progress of things is for the government to gain ground and for liberty to yield.”

At the beginning of the twentieth century, the average U.S. taxpayer paid a total of $60 in federal, state, and local taxes. By 2018, the average American family paid $15,748 in taxes to federal, state, and local governments.

Read more ...

BRIGADAS DE VIOLENCIA RÁPIDA.

Desde que tengo uso de razón he escuchado que vivo en un sistema social diseñado no sólo para servir al pueblo sino para darle a ese pueblo el mejor de los presentes y el mejor de los futuros.

Durante años nos lo creímos, o fingimos creerlo, mientras veíamos cómo el presente de muchos pueblos, vecinos y no vecinos, mejoraba, y nosotros parecíamos retroceder en el tiempo, a la par que comprendíamos que “el pueblo” no se refería a toda la población sino a aquella parte que seguía aplaudiendo y aguantando. La otra parte, la que protestaba, la que se quejaba, la que emigraba…, fue siempre sistemáticamente ignorada, desprestigiada, excluida, reprimida.

Fue en esa vasta metodología orientada a despojar a muchos de su membresía de “pueblo”, donde surgió la idea diabólica de las llamadas “Brigadas de Respuesta Rápida”, presentadas con la mítica y falsa propaganda del “pueblo enardecido que defiende su Revolución”. En ese momento, se cruzó un límite que nunca debió ser cruzado y que no debe ser cruzado por ninguna sociedad: enfrentar a hermanos contra hermanos, atacar a tus vecinos, a los tuyos, a tu propio pueblo.

Hoy, cuando mucha gente nacida en esta tierra y parte de este pueblo alza la voz para pedir cambios a través del diálogo y del entendimiento pacífico, se vuelve a acudir a lo peor del ser humano: la violencia contra su propio hermano.

Pero, ¿quién convoca a la violencia? Rostros conocidos pero anónimos, personas que nunca saldrán en una pantalla diciendo ni siquiera frases tan ambiguas como: “¡Defiendan a la Revolución!”. Cuando términos como golpear, agredir, reprimir se sobreentienden, podemos recurrir a los eufemismos del lenguaje. Pero nada de eso será dicho por los que tienen autoridad para decirlo, porque eso se llama “trabajo sucio”, y el poder real se cuida muy bien de no dejar huellas acusatorias.

Read more ...

Tarea Ordenamiento, la otra pandemia

La pandemia económica no tiene fecha de caducidad. Al parecer, las autoridades aspiran a que los cubanos aprendamos a vivir con ella al igual que con el coronavirus.

“Murillo reapareció. Lo guardan y lo sacan cada vez que les conviene para dar las malas noticias y seguir exprimiéndonos. Lo digo y no me importan las consecuencias, porque nos les importa el pueblo”, decía una anciana negra al constatar la subida de precios de día en día en la colita del agro cooperativo. Los mercados estatales están semivacíos, con la calidad y precios al galope con los de las “otras formas”.

Un señor con pelo blanco respondió que ellos con sus caras risueñas, grandes barrigas, pelos de última moda, magníficas casas, freezers llenos, autos, e hijos con bares, restaurantes y alojamiento rentados a altos precios, y doradas pieles en los balnearios exclusivos, demuestran como quieren al pueblo. “Más bien, como se sirven de nosotros”, contestó alguien. Nadie respondió con consignas revolucionarias, como había que hacer años atrás. Estas personas son precisamente aquellas que han pasado 62 años aportando el sacrificio para tener un país próspero y una vida digna.

La sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) se desarrolló los días 27 y 28 de octubre con amplia exposición de la situación económica hasta septiembre del presente año, y los resultados de la Tarea Ordenamiento, o sea, de la unificación monetaria y cambiaria iniciada en enero.

Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación, apenas es la cara visible de las duras directivas económicas de Raúl Castro y las malas noticias del gobierno de continuidad. Al parecer, la Tarea Ordenamiento es un éxito para las empresas estatales, pero no sigue el diseño de las sabias comisiones y la profusión de datos computarizados para el cubano de a pie, que es mayoría. El directivo, sonriente, dijo que la principal crítica de la población es que después de la aplicación de la Tarea de Ordenamiento está peor que antes, pues los aumentos de salarios quedaron muy por debajo de los incrementos de precios. La inflación prevista sobrepasó con creces la canasta básica diseñada para asumir todas las necesidades fundamentales. Pero eso no se resolverá hasta que se pueda incrementar la oferta de mercancías, lo que depende del aumento de su producción, de la eficiencia de las empresas, que aprovechan poco las medidas de autonomía.

Read more ...

La resurrección de Carlos Lage: una grosera bufonada

En la Cuba posterior al 11 de julio ya no resultan insólitas las declaraciones de los purgados del pasado.

Una de las frases más divulgadas de Carlos Marx, el despistado iniciador del llamado “comunismo científico”, es la que dedicó al golpe de estado escenificado en Francia por Luis Bonaparte. Comparó la trepa al poder de este personaje con la que había escenificado su tío Napoleón: “La historia ocurre dos veces: la primera vez como una gran tragedia y la segunda como una miserable farsa”.

Esta remembranza viene al caso a raíz de la inesperada reaparición de quien en su momento fuera el “delfín” del castrismo, el doctor Carlos Lage Dávila. Este galeno permaneció alejado de las noticias desde marzo de 2009, fecha de su defenestración (en la neolengua castrista se diría “truene”). A raíz de su cumpleaños número 70, el exmayimbe retornó a la escena pública con un material audiovisual de poco menos de nueve minutos.

En esa breve cinta, el facultativo ratifica su convicción: que “el socialismo es una sociedad más justa y más humana”. También afirma haber conocido “a profundidad la grandeza revolucionaria, intelectual y humana de Fidel”. Y asegura que “al socialismo solo se puede llegar con cambios profundos”, cuyas características y naturaleza no precisó.

La sorprendente reaparición ha provocado explicables reacciones en la prensa (en la de verdad, claro, que es la independiente; no en la de agitación y propaganda —la de mentiritas—, que es la del oficialismo). Repasemos algunas de las primeras.

ADN Cuba se pregunta en un titular: “¿Estrategia del régimen?”. En la misma información, el periodista José Raúl Gallego afirma que “el video está hecho, autorizado y circulado por la Seguridad del Estado”. Según la interpretación de este colega, tal cosa se habría llevado a cabo “con la venia de Raúl Castro” para, a través de una persona con cierta credibilidad, “vender (…) la imagen de una posible reforma”.

Read more ...