Logo

“LA GUERRA EN UCRANIA: ¿LA ANTESALA DE LA TERCERA GUERRA MUNDIAL?” Segunda parte.

View Comments

IV LA GUERA EN UCRANIA 24 de Febrero 2022- ¿ - ?

“Kiev podría ser tomada por Rusia despues de 72 horas del comienzo de una invasión”

- General Mark Milley, Jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos -

En la mañana de jueves 24 febrero el Presidente de Rusia Vladimir Putin anunció el comienzo de lo que denominó una “operación militar especial”, lo que en realidad fue una invasión a gran escala de Ucrania por aire, mar y tierra, lanzada desde el Este (Rusia), Sur (Crimea) y Norte (Bielorrusia). Ese día un imbuido Vladimir Putin amenazó por tercera vez a los Estados Unidos y a la OTAN con el uso de armas no convencionales de alta letalidad, manifestando en tono por demás amenazante:

“Quien trate de interferir contra nosotros y quien amenace a nuestro país, debe saber que nuestra respuesta será inmediata y traerá consecuencia hasta hoy desconocidas para ustedes.”

El ataque a Ucrania reeditó en sus causas (esperemos que no en su consecuencias) la invasión a Polonia ejecutada por la Alemania Nazi el 1º de septiembre de 1939, que sería el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Desde su llegada al poder en 1933, Adolfo Hitler realizó una política expansionista que tuvo su primera manifestación exitosa el 7 de marzo de 1936 con la “remilitarización” de Renania en la cuenca del rio Rin, seguido dos años despues, por las anexiones al Tercer Reich de Austria (marzo de1938) y de Checoeslovaquia (septiembre de1938 - marzo de 1939). Esas acciones expansionistas de la Alemania Nazi fueron toleradas y de hecho reconocidas por las democracias europeas - Gran Bretaña y Francia - que aplicaron hacia Alemania una política de appeasement o apaciguamiento con el fin de preservar la paz en Europa - “Peace in our Time”- promovida y auspiciada por el Primer Ministro británico Neville Chamberlain. Al igual que Hitler cuando decidió invadir Polonia, Vladimir Putin (quien hoy es referido como Herr Putler por los ucranianos) pensó que los países de la Union Europea y Estados Unidos no se opondrían de forma efectiva a su intervención en Ucrania, como anteriormente tampoco lo hicieron con relación a Georgia, Crimea, Donetsk y Lugansk.

El 25 de febrero comenzó el bombardeo sistemático de Kiev y de varias ciudades ucranianas en el Sur y el Este del país y el avance de fuerzas motorizadas rusas desde el Noroeste y el Este, con el propósito de tomar la capital ucraniana “…transcurridas 72 horas del comienzo de la invasión”, tal y como lo planteo fatalistamente el General norteamericano Mark Milley.

Las confiadas fuerzas rusas incurrieron en un costoso primer error transcurridas las horas iniciales de la guerra. Los servicios de inteligencia de Estados Unidos que monitoreaban muy de cerca los movimientos de las tropas rusas desde que se hizo evidente que el ataque se produciría en cualquier momento a partir del 20 de febrero (día que finalizaron los Juegos de Invierno en Beijín), informaron al Presidente Zelenski que los rusos intentarían ocupar la base militar de Hostómel (Aeropuerto Antonov), ubicada en la zona metropolitana de Kiev, a 24 kilómetros al Noroeste del centro de la Capital, con el propósito de convertir esa base aérea en el punto de partida de la ofensiva terrestre para la captura de Kiev. Las advertidas fuerzas ucranianas montaron una celada haciendo creer que se retiraron de la base de Hostómel, dejando “abandonado” un Antonov 225 “Mriya” (el avión más grande jamás construido) que sería destruido por los paracaidistas rusos que ocuparon Hostómel.

Entonces, los ucranianos se atrincheraron en los alrededores de las instalaciones y esperaron la llegada de las fuerzasHelicoptero ruso Mi-28NE. Imagen referencial.Helicoptero ruso Mi-28NE. Imagen referencial invasoras rusas. Los rusos morderían el anzuelo y una vez ocupada la base aérea, concentraron allí sus helicópteros de ataque, las tropas de infantería y sus blindados para el asalto final contra Kiev. En la noche del 25 de febrero fuerzas ucranianas atacaron el aeropuerto con misiles “Stinger” y “Javelin” y drones turcos TB2, destruyendo helicópteros y blindados, causando cientos de bajas rusas. En ese ataque moriría el primero de 12 Generales rusos, el checheno Magomed Tushayev (14) quien fue ubicado por comunicar sus órdenes por un celular no seguro y abatido por un francotirador ucraniano. La pista de aterrizaje de Hostómel fue inutilizada por los ucranianos antes de retirarse de la base.

Ante la imposibilidad de usar la pista de Hostómel para el traslado por aire de las tropas y equipos para el ataque a Kiev, los mandos rusos pretendieron hacerlo por ferrocarril, lo que no se lograría dado que los ucranianos habían inutilizado las vías ferras que podrían ser usadas por los rusos. Esa realidad obligó a que se decidiera implementar una tercera alternativa que resultaría desastrosa para las fuerzas rusas. El 26 de febrero un convoy militar de 64 kilómetros de largo entró a Ucrania por el sector donde coinciden las fronteras de Rusia, Bielorrusia y Ucrania, al Noroeste de Kiev, avanzando por una carretera de dos canales hacia la capital ucraniana. Esa columna compuesta por transportes de tropas y de pertrechos, camiones cisterna y unidades blindadas solo avanzaría hasta 34 kilómetros de Kiev antes de ser emboscada, atacada y diezmada. Las fuerzas de Ucrania volaron los puente en la retaguardia del convoy, así como los puentes que conducían a Kiev y que no habían sido aún cruzados, inmovilizando la columna rusa. Entonces, pequeñas unidades ucranianas dispararon misiles portátiles teniendo como blancos principales a los transportes de suministros y las cisternas de combustibles, literalmente dejando sin medios a las tropas rusas que solo llevaban combustible y comida para una campaña express de máximo 4 días. El intento de transportar combustible y alimentos a la columna entrampada por medio de helicópteros ante la imposibilidad de hacerlo por tierra, tambien terminó en desastre para los invasores pues los helicópteros fueron blancos fáciles de los misiles “Stingers” ucranianos. Centenares de blindados y transportes rusos fueron destruidos con misiles “Javelin” o abandonados por sus tripulaciones al quedarse sin combustibles.(15)

Los costosos reveses sufridos por las fuerzas invasoras en los enfrentamientos iniciales de la guerra implicaron de hecho la derrota del plan de Putin de doblegar y someter a Ucrania y ocupar su Capital en cuestión de horas.

Sello de correos de Ucrania, muestra a un soldado ucraniano haciendo un gesto grosero al buque ruso Moskva. Imagen de dominio publico.Sello de correos de Ucrania, muestra a un soldado ucraniano haciendo un gesto grosero al buque ruso Moskva. Imagen de dominio publico.El día de la invasión las fuerzas navales rusas encabezadas por el crucero lanzamisiles Moskvá (“El Moscú”) atacaron y ocuparon la Isla Serpientes, un pequeño enclave rocoso ubicado en la frontera Sur de Ucrania, en el Mar Negro. Al comenzar el ataque ruso, el Moskvá se identificó y pidió la rendición de la guarnición de la isla. Los 13 guardias fronteras ucranianos que conformaban la guarnición dieron como respuesta al ultimátum ruso el siguiente mensaje radial transmitido en ruso: “Buque de guerra ruso, vete para el carajo”. Al principio se pensó que los guardias fronteras habían muerto tras el bombardeo que siguió a su valiente desplante, pero posteriormente se conoció que habían sido todos capturados y estaban con vida.

Entre el 26 de febrero y el 31 de marzo de 2022, Rusia continuo el bombardeo misilístico indiscriminado (más de 500 misiles) a instalaciones industriales y energéticas, zonas residenciales en ciudades y pueblos del Centro, Sur y el Este de Ucrania, llegando al extremo de atacar la inoperativa pero altamente contaminada Central Nuclear de Chernóbil el 25 de febrero y la Central de Zaporizhzhia el 4 de marzo, la más grande de Europa y que está ubicada en el Sureste de Ucrania.

Los ataques contra Kiev continuaron mientras que en el Sur, las ciudades de Nikolaiv y Odesa en el Mar Negro, fueron blanco de los misiles rusos y de las llamadas “bombas de racimo” o antipersonal. El 27 de febrero, Vladimir Putin nuevamente recurrió a la amenaza nuclear declarando a las fuerzas nucleares rusas en alerta máxima, ante lo que llamó “declaraciones agresivas de la OTAN”. El ultimo de febrero comenzaron las conversaciones entre Ucrania y Rusia en Bielorrusia.

El 10 de marzo, en el Noreste, Rusia atacó la ciudad de Járkov, la segunda ciudad más importante despues de Kiev y antigua capital de Ucrania; y en el Sureste, se accionó brutalmente contra el puerto de Mariupol, en el Mar de Azov. Las ciudades sureñas de Sumi y Poltaba, fueron blanco del asedio y destrucción irracional por las fuerzas de Vladimir Putin. En el caso de Mariupol, los rusos llegaron a la barbarie de deportar a decenas de niños a Rusia como rehenes. El primero de marzo murió en el frente de Kiev, tambien por el disparo de un francotirador, el Mayor General ruso de paracaidistas Andrey Sukhovetsky, el segundo oficial ruso de alto rango en morir en 5 días de combate en Ucrania.

Los días 2 y 3 de marzo, la ciudad de Kherson fue atacada y sería la única capital de oblast o provincia que caería en manos rusas en el mes de marzo. El Oblast de Kherson tiene un importante valor estratégico pues constituye el único acceso terrestre a la Península de Crimea, anexada por Rusia en marzo del 2014. El 3 de marzo comenzó el sitio de Mariupol, que continuaría con criminal ferocidad durante todo el mes de marzo y abril, siendo blanco de las descargas misilísticas los edificios residenciales, edificios públicos y la Maternidad de la ciudad, donde murieron 3 civiles. El 7 de marzo durante el ataque a Járkov en el Noreste de Ucrania fue dado de baja el tercer oficial general ruso, el Mayor General Vitaly Gerasimov.

Para el 11 de marzo se incorporaron a la guerra del lado ruso 16.000 combatientes musulmanes “voluntarios” procedente de Siria y el número de desplazados ucranianos por la guerra aumentó a 3.500.000. Dos días más tarde, Rusia realizó su primer ataque en el Oeste de Ucrania, lanzando 30 misiles cruceros contra la base ucraniana en Yavoriv, ubicada a solo 25 kms. de la frontera con Polonia, causando importantes destrozos y bajas. El 11 de marzo se reportó la muerte del General ruso Andrey Kolesnikov, Comandante del 29 Ejercito Combinado del Distrito Militar Sur, quien sería seguido en el infortunio por el Mayor General Oleg Mityaev, jefe de la 150 División de Infantería Motorizada, quien cayó cerca de la ciudad de Mariupol el 15 de marzo.

En claro desafío a Rusia, el 16 de marzo, los Primeros Ministros de Polonia, Eslovenia y de la República Checa, todos países miembros de la OTAN, llegaron a Kiev para reunirse con el presidente Volodymyr Zelenski y ofrecerle su incondicional apoyo humanitario, militar y político. Para entonces, el número de refugiados y desplazados ucranianos aumentó a 4.000.000. Continuaron las conversaciones entre Rusia y Ucrania que se habían iniciado el 28 de febrero.

El 16 de marzo, Ucrania anunció el inicio de una contraofensiva contra las tropas rusa que pretendían acercarse a Kiev desde el Noroeste, trabando combate con las fuerzas rusas en Hostómel, Irpín y Bucha, ciudad esta última donde los rusos asesinarían a más de 400 civiles antes de retirarse tras la contraofensiva ucraniana. Paralelamente, las fuerzas ucranianas iniciaron una contraofensiva en el frente Sur con el propósito de retomar la ciudad de Kherson, ocupada por Rusia al comienzo de la guerra. En esa ofensiva, durante un ataque de artillería contra el aeropuerto Chomobayivka de Kherson, murió el Teniente General Andrey Mordvichev, Comandante del 8avo Ejercito Combinado de Guardias del Distrito Militar Sur. En el Sureste, continuaron los combates en Mariupol, donde el Teatro Municipal de la ciudad fue destruido por misiles rusos, produciéndose al menos 600 bajas civiles en virtud que en esa edificación se habían refugiado 1000 civiles, incluyendo niños. Los bombardeos rusos a Mariupol habían causado para entonces más de 3.100 víctimas civiles. El 21 de marzo Ucrania rechazó el ultimátum ruso para la rendición de Mariupol.

Entre el 17 y el 20 de marzo, las fuerzas rusas en el Noreste de Ucrania ocuparon las ciudades de Izium y Rubizhna. En el frente Sur, la importante ciudad industrial de Mikolaiv en el Mar Negro sería tambien ocupada. El cuartel militar de la ciudad fue destruido con la pérdida de 200 soldados ucranianos. En Mariupol continuo la destrucción. Una escuela de arte que servía de refugio a 400 civiles fue bombardeada. La flota rusa del Mar Negro perdió a su segundo al mando, el Capitán de Navío Andrey Palty durante el ataque a Mariupol.

Entre el 22 y el 25 de marzo, fuerzas ucranianas contraatacaron en el Norte y Este de Kiev forzando el repliegue de las fuerzas rusa que persistían en la ocupación de la Capital. Los ucranianos tambien tomaron la iniciativa contraatacando a las fuerza invasoras en Járkov cerca de la frontera con Rusia. En los enfrentamientos en Kherson, en el Sur de Ucrania, cayó el Teniente General Yakov Rezantsev, comandante del 49 Ejercito Combinado del Distrito Militar Sur, como consecuencia de un ataque por la fuerza aérea de Ucrania a su puesto de comando en el aeropuerto de Kherson.

Aunque los combates continuaban en el perímetro de Kiev, resultaba claro que los planes rusos de ocupar la capital de Ucrania para controlar el país habían fracasado, Esto llevó a un repliegue de las tropas rusas hacia el Dombás en el Este de Ucrania. Así lo confirmó el 25 de Marzo el Coronel General Sergey Rudskoy, Sub Jefe del Estado Mayor General ruso, quien informó en una rueda de prensa en Moscú que por cuanto la “primera parte de la operación especial había sido completada exitosamente, ahora el objetivo principal a lograr era la liberación del Dombás” En otras palabras, como aceradamente lo dijo el Jefe del Servicio de Inteligencia Militar de Ucrania, el Brigadier General Kyrylo Budanov, ante la imposibilidad de lograr el control de toda Ucrania, Rusia buscaba ahora la “Coreanizacion” de Ucrania, dividiéndola en dos.

En la última semana de marzo continuaron los enfrentamiento en torno a Kiev que era bombardeada de forma sistemática. En el Sureste las fuerzas ucranianas ganaron terreno en la provincia de Zaporzhzhia, recuperando varios asentamientos cercanos a Mariupol. En el Noreste, los enfrentamientos en torno a la ciudad de Járkov, continuaron sin definiciones para ningún bando. Rusia amplió sus objetivos misilísticos atacando instalaciones militares, industriales y depósitos de combustibles en la ciudad de Lviv (Leópolis) en el extremo Oeste de Ucrania, cercana a lo frontera con Polonia. Los ataques con misiles a Lviv se reiniciaron el primer día de mayo.

El 29 de marzo las delegaciones rusa y ucranianas trasladaron sus negociaciones a la capital turca de Estambul, sin que ello implicara una pausa en los bombardeos y enfrentamientos en tierra en el Noreste, Este y Sureste de Ucrania y en el perímetro de Kiev. En la noche de aquel martes 29 de marzo tendría lugar un incidente que presagiaba lo que ocurriría 48 horas despues. Esa noche, según reportó la agencia rusa TASS, las autoridades de la ciudad rusa de Belgorod reportaron que una salva de artillería disparado desde el lado ucraniano de la frontera había impactado en un campamento del Ejército ruso en las afueras de la ciudad, causando varios heridos.

1º de Abril al 30 de Abril.

El 1º de abril de 2022, se produjo el primer ataque por tropas enemigas a territorio ruso desde que el Ejercito aleman invadió la Union Sovietica el 22 de junio de 1941, en ejecución de la “Operación Barbarosa”. Ese día 2 helicópteros Mi-24 del ejercito ucraniano atacaron con misiles un depósito de combustible de la empresa energética rusa Rosneft, ubicado a 80 km de la frontera con Ucrania. La instalación fue destruida. El 25 de abril los depósitos de combustibles en la ciudad rusa de Bryansk, tambien cercana a la frontera con Ucrania, fueron destruidos y 2 días despues, un almacén de municiones rusas en la provincia de Belgorod a 30 kms. de la frontera con Ucrania, sería tambien arrasado.

Comenzando el tercer mes de la guerra, las fuerzas ucranianas hicieron retroceder a las tropas rusas de los alrededores de Kiev, capturando tanques y otros equipos motorizados abandonados por sus tripulantes. Los días 3 y 4 de abril el mundo conoció sobre la matanza de más de 400 civiles por soldados rusos y chechenos que fueron enterrados en fosas comunes en la ciudad de Bucha, ubicada a 40 kms al Noroeste de Kiev. El 8 de abril la estación de trenes de la ciudad de Kramatorsk en el Este de Ucrania, fue atacada con misiles como parte de la ofensiva rusa en el Dombás. Mas de 50 civiles que trataban de abandonar el área, murieron en el ataque. El 11 de abril durante la ofensiva rusa en el Dombás, resultó muerto el Mayor General Vladimir Frolov, subcomandante del 8avo Ejercito Combinado del Distrito Militar Sur. El General Frolov fue el noveno Oficial General ruso muerto en Ucrania y no sería el último. El Servicio de Inteligencia Militar de Ucrania informó el 23 de abril que durante un ataque aéreo contra el centro de comando del 49 Ejercito Combinado del Distrito Militar Sur en Kherson, murieron 2 Generales y otro fue gravemente herido y evacuado. Para el 30 de abril Moscú no había aún identificado a esos tres oficiales generales. La muerte de estos oficiales elevó a 11 el número de generales dados de baja en 60 días de guerra en Ucrania, lo que representa el 50% de todos los oficiales generales rusos destacados en Ucrania.

“EL MOSKVÁ”

El 14 de abril fue posiblemente el día más oscuro para las fuerzas invasoras rusa en Ucrania y en particular para un acosado Vladimir Putin. Ese día el crucero misilístico de la era soviética Moskvá (Moscú), construido en el Astillero de Mykoláiv, RSS de Ucrania en 1976, buque insignia de la flota rusa del Mar Negro, sería impactado por dos misiles cruceros anti buques “Neptuno”, disparados por las fuerzas ucranianas que luchaban en el frente Sur. El Moskvá se encontraba atacando la ciudad de Odesa en el Mar Negro cuando fue blanco del certero ataque ucraniano que llevó al hundimiento del buque mientras era remolcado a puerto debido a los daños estructurales que sufrió tras el impacto de los misiles y la consiguiente explosión de la munición abordo. Aun no se conoce cuantos marinos de los 510 hombres que conformaban la tripulación perdieron la vida, pero si se sabe que el oficial al mando del buque, el Capital de Navío Anton Kurpin, murió en el ataque. La pérdida del Moskvá que ha traído a la memoria de muchos la destrucción de la Flota Imperial Rusa durante la Guerra ruso-japonesa de 1904-1905, constituyó un duro golpe para la moral de las fuerzas rusas que ya han sufrido grandes y desproporcionadas pérdidas en hombres y equipos. Como una nota irónica, se puede decir que los 13 heroicos guardias fronterizos ucranianos que defendían la Isla de Serpientes ciertamente resultaron profetas del desastre cuando le respondieron al Moskvá al serles exigida su rendición: “Buque de guerra ruso, vete para el carajo”.

El 6 de mayo de 2022 la televisora norteamericana NBC informó que funcionarios de inteligencia en Washington confirmaron a la cadena televisiva que Estados Unidos había colaborado con el hundimiento del Moskvá, suministrando datos a las fuerzas de Ucrania sobre su ubicación mientras navegaba en el Mar Negro, al Sur de Odesa. Para el 9 de mayo, 12 buques de la flota rusa del Mar Negro han sido destruidos por misiles y drones ucranianos. El 16 de abril se inició la campaña que decidirá la Guerra en Ucrania. Ese día Rusia lanzó al combate a miles de soldados en el Este de Ucrania, mientras arreciaba su accionar bélico en el Sur, la otra región que constituye el objetivo declarado a conquistar por Rusia. La trascendencia estratégica de esta nueva fase de la Guerra fue reconocida por el Presidente Zelensky Volodimir Zelensky, presidente de Ucrania.Volodimir Zelensky, presidente de Ucrania.quien manifestó en su informe diario al pueblo ucraniano y al mundo, transmitido el 22 de abril de 2022, que “Izyum, Dombás, la Costa de Azov Mariupol, y la Provincia de Kherson, son los lugares donde se está decidiendo el resultado de esta guerra y el futuro de nuestro Estado”

En el Este de Ucrania, Rusia envió unidades blindadas, artillería y tropas a la ciudad de Izyum, ubicada a 120 kms al sureste de Járkov, con el propósito de avanzar sobre la segunda ciudad en importancia de Ucrania. En la provincia de Lugansk, en el Dombás, las tropas rusas atacaron con artillería y misiles zonas residenciales en los centros urbanos de la provincia. El presidente Volodymyr Zelenski le declaró a la cadena CNN el sábado 16 de abril que las fuerza ucranianas estaban listas para defender el Dombás y enfrentar a las tropas invasoras en una batalla “…que bien puede determinar el curso de la guerra”. El 5 de mayo el Presidente Zelenski informó que Ucrania había iniciado la segunda fase de su accionar militar contra Rusia pasando a la ofensiva en el Frente Noreste (Járkov) y en el Frente del Este (Lugansk).

En el frente Sur, Mariupol fue objeto de un salvaje bombardeo y asedio, pero los defensores ucranianos y los más de 1000 civiles que se han refugiado en la siderúrgica Asovstal, se niegan a rendirse y abandonar la ciudad. El Secretario de la ONU Antonio Guterres, viajó a Kiev con el propósito de lograr la autorización de Moscú para evacuar a los civiles del complejo siderúrgico Asovstal. La respuesta rusa a su pretensión llegó desde Moscú el 28 de abril por vía de misiles que impactaron en la capital de Ucrania. De igual forma, según reportó la prensa italiana el 30 de abril, el Kremlin rechazó el pedido del Papa Francisco para evacuar a los civiles de Mariupol. A partir del 1º de mayo se inició la ofensiva final rusa para la toma de Mariupol, objetivo que para el 9 de mayo aún no había sido ocupado pues la resistencia ucraniana continuaba desafiando a los invasores atrincherada en la siderúrgica Asovstal.

La estratégica provincia sureña de Kherson, acceso terrestre a la Península de Crimea, ha sido ocupada por Rusia que impuso el rublo como moneda de curso legal en la provincia a partir del 1º de mayo. Por su parte, las autoridades de la ciudad de Odesa esperan un ataque y temen que los rusos utilicen armas químicas. El mes de abril cierra con la visita el sábado 30 al presidente Zelenski en Kiev de Nancy Pelosi, Presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y la muerte del Mayor General Andrei Simonov, quien comandaba las unidades rusas de guerra electrónica. El General Simonov murió junto con 100 efectivos rusos tras un ataque ucraniano con artillería al puesto de mando del Segundo Ejercito en la ocupada ciudad de Izium, en la provincia de Járkov. Para el 31 de abril Ucrania había retomado media docena de pueblos al Norte y Este de Járkov, lo que implica que las fuerzas ucranianas se acercan a la línea de aprovisionamiento rusa.

Los últimos reportes de las agencias internacionales de noticias indican que la guerra parece estar extendiéndose fuera de las fronteras de Ucrania. Antes leímos como varios depósitos de combustibles y de municiones en territorio ruso frontera con Ucrania resultaron destruidos por ataques ucranianas. Estas acciones que fueron ejecutadas en las regiones rusas de Belgorod, Kursk y Voronezh, no han sido formalmente reconocidas por Ucrania, pero el asesor presidencial del Presidente Zelensky, Mykhailo Podolyal, dejó entrever su autoría al referirse en una entrevista el 27 de abril a esos ataques en los siguientes términos:

“Si usted decide atacar masivamente otro país, asesinar masivamente a la gente de ese país, aplastar a la gente con tanques y usar depósitos en su territorio para apertrechar a los asesinos, entonces, tarde o temprano, esas deudas deberán ser pagadas. Por ello, la destrucción de los depósitos de los asesinos en Belgorod y Voronezh resulta absolutamente valida. El Karma es algo muy cruel.” (16)

Los ataques a territorio ruso han continuado. El 5 de mayo se reportó una nueva explosión en un almacén en la ciudad de Kursk.

En la frontera Suroeste de Ucrania se encuentra la región moldava de Transnistria que está ocupada por tropas rusas desde 1992. Transnistria, región separatista de mayoría étnica rusa que se cobija tras su ascendencia y pasado soviético,(17) denunció el 25 de abril haber sido atacada con bombas y misiles por Ucrania, lo que fue negado por Kiev que calificó esas supuestas agresiones como “operaciones de falsa bandera”. Esos ataques se produjeron días despues que el General ruso Rustám Minnekáev declaró en Moscú que Rusia tenía toda la intensión de ocupar el Sur de Ucrania hasta Transnistria con el propósito de proteger a las “minorías ruso parlantes”, argumento poco original y muy trillado pues fue previamente invocado en Abjasia, Osetia del Sur, Crimea, Donetsk y en Lugansk para justificar la ocupación rusa. Se estima que Rusia tiene estacionados en Transnistria más de 1500 soldados que pudiesen ser utilizados para atacar desde el Oeste la ciudad ucraniana de Odesa, distante a menos de 100 kms. Otra posibilidad que se analiza es que Moldavia sea atacada desde Transnistria. Ello llevó a la presidenta de Moldavia, la europeísta Maia Sandu, a sumarse el 27 de marzo a las sanciones impuestas a Rusia por la Union Europea y ofrecer ayuda a Ucrania. Rumania, país miembro de la OTAN, está enviando armamento a su vecina Moldavia ante la posibilidad un eventual ataque ruso desde la separatista Transnistria.

Hay que señalar que una de las pocas consecuencia positiva de la guerra en Ucrania es que ha unido a las democracias occidentales en un frente común contra la agresión rusa, como no se manifestaba desde el fin de la Guerra Fría. Tambien ha cohesionado a los países de la OTAN que hicieron a un lado las divisiones internas que habían surgido en la Organización como consecuencia de la aparatosa retirada de Afganistan. Hoy la OTAN tiene un objetivo claro que es, como lo planteo el Secretario de Defensa de Estados Unidos Lloyd Austin tras su visita Kiev el 24 de abril, “… ver a Rusia debilitada al extremo que no podrá hacer de nuevo la clase de cosas que ha hecho con su invasión a Ucrania”.

V CONCLUSIONES

“El peligro (de una guerra mundial) es grave, es real, no se puede subestimar ”

- Serguéi Lavrov, Ministro del Exterior de Rusia 25 de abril de 2022 -

La guerra en Ucrania ya se refiere como el mayor conflicto bélico acontecido en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Para el comienzo del mes de mayo de 2022, transcurrido 73 días del inicio del conflicto, Ucrania ha sufrido más de 6.700 bajas civiles según informó las Naciones Unidas. Sus puertos en el Mar Negro (Odesa) y en Mar de Asov (Mariupol) y su infraestructura industrial, habitacional y cultural están siendo destruida mediante el bombardeo masivo con más de 2000 misiles. Más de 5.000.000 de ucranianos han sido desplazados. En el sitio web del Ministerio de Defensa de Rusia (http://www.mil.ru/eng/) fue publicado el 28 de abril de 2022 que 1.092.137 ucranianos habían sido deportados a Rusia, entre ellos 200.000 niños, recordando las criminales políticas de reubicación forzada aplicada por los zares y Stalin contra los ucranianos.

Lo que fue concebido por Moscú como un blitzkriege o guerra relámpago que pretendía la derrota de Ucrania en cuestión de días, se ha convertido en una quimera cuyo costo humano, militar y económico para la Federación Rusa puede llevar a su disolución como entidad política y a la destitución de Vladimir Putin del poder, como imprudentemente lo planteó el Presidente Joe Biden durante su reunión con Jefes de Estado de la OTAN el 26 de marzo en el Castillo Rea, en Varsovia. En esa ocasión Biden manifestó sobre el Presidente ruso - a quien se refirió como “un carnicero”-: “Por amor a Dios. Este hombre (Putin) no puede permanecer en el poder” (18)

Ya se habla que la guerra en Ucrania es la antesala de un conflicto global que puede arrastrar al mundo a una conflagración de consecuencias inéditas, sobre todo si se da credibilidad a las reiteradas amenazas de personeros rusos sobre el uso de armas de destrucción masiva en el caso que la OTAN y Estados Unidos, tal y como amenazó Vladimir Putin cuando anunció el inicio de su “operación especial” en Ucrania, “…traten de interferir y amenacen a Rusia”. Ahora bien, para determinar objetivamente si en verdad estamos viviendo las salvas iniciales de un conflicto global, es necesario precisar que el término “guerra mundial” se define como un conflicto bélico que enfrenta a naciones distintas y las consecuencias que de ello se derivan impactan a la globalidad del planeta”.(19)

Partiendo de esta descriptiva definición constataremos de seguido si lo que hoy acontece en Ucrania se inserta en los supuestos de hecho que deben evidenciarse para que estemos por enfrentar una “guerra mundial”, la que los historiadores referirán como la “Tercera Guerra Mundial”. Un conflicto de carácter bélico: El 24 de febrero de 2022, Rusia dio comienzo a lo que Vladimir Putin llamó “una acción militar especial” en la vecina Ucrania, lo que en realidad constituyó desde su inicio mismo una invasión a gran escala. Mas de 150.000 efectivos militares con apoyo aéreo y naval entraron en Ucrania por tres frentes: por el Sur, desde Crimea; por el Este avanzando desde territorio ruso, y por el Norte, desde la frontera de Ucrania con Bielorrusia. Ante el manifiesto fracaso ruso de ocupar Kiev, los invasores concentran hoy su ofensiva en el Este y el Sur, con el declarado propósito de dividir a Ucrania en dos - al estilo coreano - para así cercarla por el Norte, el Este y el Sur, impidiendo su acceso al mar.

Aunque el territorio en el Oeste de Ucrania no ha sido objeto de ataques terrestres, las fuerza rusas han utilizado libremente su arsenal misilístico para bombardear las zonas fronterizas con Polonia - especialmente la ciudad de Lviv - en un intento por interrumpir las vías de ingreso de los equipos y abastecimientos militares que llegan a Ucrania desde Polonia. Despues de más 70 días de fuertes combates y grandes pérdidas de vidas en ambos bandos, no se avizora un fin al conflicto. El 9 de mayo durante las festividades conmemorativas de la victoria de la Union Sovietica sobre la Alemania Nazi en 1945, Putin recurrió al victorioso pasado para tratar de justificar su actual invasión a Ucrania. En su discurso en el desfile celebrado en Moscú, Vladimir Putin declaró que la invasión a Ucrania fue necesaria “…por cuanto Occidente estaba actuando amenazadoramente en nuestra propia frontera”.

Esa declaración del Presidente Putin sugiere su intención de extender el actual conflicto bélico más allá de sus límites actuales, pues de lo contrario habría, como se pensó, declarado la “vitoria”, poniendo fin a su muy cara aventura, salvando así algo de su vapuleada imagen. Tal posibilidad fue advertida desde el inicio de la guerra por el Presidente Zelenski quien ha dicho de forma reiterada que “…la invasión rusa a Ucrania solo fue el comienzo. Ellos quieren apoderarse de otros países”. Distintas Naciones enfrentadas: La participación directa de varias naciones o grupos provenientes de diferente latitudes constituye el supuesto de hecho fundamental para que se pueda alegar con propiedad que un conflicto o guerra tiene el carácter de “mundial”. En la guerra en Ucrania se enfrentan en los diferentes teatros de operaciones las fuerzas rusas - apoyadas por 16.000 “voluntarios” sirios - y las tropas ucranianas, sin que exista evidencia de la intervención directa en los combates de otros países o grupos. Para algunos analistas el hecho que la participación directa en la guerra de Ucrania se limita a los ejércitos ruso y ucraniano, define el carácter de “local” del conflicto, más no el de “global”. Si es cierto que sin la ingente asistencia militar de las democracias Occidentales Ucrania no hubiese podido enfrentar y detener al ejército ruso como lo ha hecho hasta ahora, ello no implica que los miembros de la OTAN y Estados Unidos se consideren parte del conflicto o tengan la intención de combatir a los rusos en Ucrania. Así lo reiteró el Presidente Biden cuando dijo “…nuestras fuerzas no van a Europa a luchar en Ucrania, pero si para defender a nuestro aliados de la OTAN.” Esta posición autoexcluyente de Estados Unidos y la OTAN no es compartida por Moscú que identifica a Estados Unidos como un participante directo en las acciones militares contra Rusia. Así lo manifestó el 26 de abril de 2022 el Ministro del Exterior ruso Sergi Lavrov en una entrevista con la televisora oficial rusa. En esa ocasión Lavrov, al referirse al papel de la Alianza Atlántica en la guerra en Ucrania, manifestó, “En esencia, la OTAN está en una “guerra proxy” con Moscú al suministrarle armas a ese proxy (Ucrania). Pero guerra, es guerra”.(20)

El 6 de mayo de 2022, el Presidente de la Duma, la Cámara Baja del Parlamento de Rusia, Vyacheslav Volodin, acusó a Estados Unidos de estar involucrado directamente en acciones militares contra Rusia. Tal acusación del diputado Volodin pareciera confirmarse por las informaciones difundida por los propios medios noticiosos norteamericanos. En efecto, según lo reportó la agencia de noticias Reuter el jueves 5 de mayo de 2022, el diario The New York Times publicó un artículo el día anterior en el que se señalaba que un alto funcionario de inteligencia norteamericano había manifestado que: “… Washington le suministró a Ucrania detalles sobre los movimiento de tropas rusas y su ubicación y otras informaciones sobre la localización de los centros de comando móviles rusos en las zonas de combate, lo que facilitó que Ucrania diera de baja a varios generales rusos y a decenas de oficiales de mando.” (21) Un día despues, el viernes 6 de mayo, el canal de televisión norteamericano NBC informó que funcionarios de inteligencia en Washington confirmaron a la Cadena Televisiva que Estados Unidos había colaborado con el hundimiento del crucero misilístico Moskvá, suministrando datos a las fuerzas de Ucrania sobre su ubicación mientras navegaba en el Mar Negro, al Sur de Odesa.(22)

Estas acciones emprendidas por Estados Unidos, sumadas a las declaraciones del Secretario de Defensa de Estados Unidos Lloyd Austin en la que señaló a los medios que el apoyo norteamericano a Ucrania buscaba “… ver a Rusia debilitada al extremo que no podrá hacer de nuevo la clase de cosas que ha hecho con su invasión a Ucrania”, de seguro servirán de justificación a cualquier acción que eventualmente Moscú decida tomar en los próximos días contra Estados Unidos y la OTAN, lo que llevaría a una escalada de la guerra con consecuencias imprevisibles. Para que no quede duda si Rusia considera a Estados Unidos y a la OTAN como participes directos en el conflicto ucraniano, Dimitry Medvedev, Miembro del Consejo de Seguridad de Rusia y mano derecha de Putin, declaró el 11 de mayo que el suministro de armas por la OTAN y el entrenamiento a soldados ucranianos en su uso, “…aumenta la posibilidad de un conflicto directo entre Rusia y la OTAN que puede ser de naturaleza nuclear”.

Impacto del conflicto en la globalidad del planeta.- El efecto que está teniendo en el mundo la guerra en Ucrania no se limita a los aspectos políticos, militares o de seguridad, pues la guerra está causando en Europa la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial, por causa del desplazamiento de millones de civiles ucranianos que huyen de la guerra e ingresan a países de Comunidad Europea, donde han sido bienvenidos. Las economías del mundo que ya estaban gravemente afectadas producto de dos años de paralización a consecuencia de la Plandemia del Virus Chino, hoy enfrentan tasas de inflación y aumentos de precios de alimentos y combustibles no vistos en los últimos 20 años. Además, ya se anuncia una grave crisis alimentaria que afectará a las naciones que dependen del trigo, maíz, aceite de girasol y los fertilizantes procedente de Ucrania y Rusia, cuya disponibilidad en el mercado internacional ha sido gravemente afectada por causa de la guerra.

El 6 de mayo de 2022, el Programa Alimentario de las Naciones Unidas pidió en una declaración pública la reapertura del puerto ucraniano de Odesa para permitir la exportación de trigo y maíz, a fin de evitar una hambruna mundial, señalando que “Los silos de Ucrania están llenos y 44 millones de personas en el mundo se encaminan hacia la hambruna“. Los países de Africa, del Sureste de Asia y el Oriente Medio serán los más duramente golpeados por la crisis alimentaria en puertas, por ser los principales importadores de cereales y granos de Ucrania y Rusia. Como vemos, entre Ucrania y Rusia está en desarrollo un sangriento conflicto bélico cuyas consecuencias y efectos han desbordado sus fronteras. Aunque en el campo de batalla solo se enfrentan - por los momentos - dos países vecinos, ello no quiere decir que sean los únicos a quienes se les identifique con el apelativo de “beligerantes”. Ello dependerá de las acciones que emprenda Vladimir Putin en los próximos días, que bien pueden llevar, como lo señaló con obvia preocupación la Ministro de la Defensa de Alemania Federal Christine Lambrecht, a que “…Putin ataque a un país miembro de la OTAN”(23) o que ataque a un país que pretende incorporarse a la OTAN, como son los casos de Suecia, Moldavia y Finlandia. Si ello llegase a ocurrir, entonces los supuestos de hecho que definen un conflicto bélico como “guerra mundial” se habrán cumplido y cobrará vigencia la advertencia que nos legó Albert Einstein cuando dijo de forma admonitoria:

“No sé cómo será la Tercera guerra, solo sé que la Cuarta será con piedras y lanzas.”

NOTAS

1.- Vasili Arkhipov fue el oficial naval soviético al mando de la flotilla de 4 submarinos diésel que fueron enviados por Moscú a Cuba como parte de la “Operación ANÁDYR”, nombre clave del envió secreto a Cuba de armas nucleares tácticas y estratégicas. El 27 de octubre de 1962, tras el derribo por la defensa antiaérea cubana del avión U-2 tripulado por el Mayor de la Fuerza Aérea norteamericana Rudolph Anderson, el entonces Capitán Vasili Arkhipov, quien estaba a bordo del submarino B-59, se negó autorizar el disparo de un torpedo nuclear contra las unidades de superficie de la Armada de Estados Unidos que habían detectado al submarino B-59 en el Mar de Los Sargazos al norte de Cuba. La negativa de Vasili Arkhipov de autorizar el uso de un arma nuclear tactica contra la Armada norteamericana evitó el estallido del Armagedón aquel 27 de octubre de 1962.

2.- “El Reloj del Día del Juicio Final” o “Doomsday Clock” es el símbolo del Boletín de la Junta de Ciencia y Seguridad de Científicos Atómicos, una organización que cuenta entre sus miembros a 3 Premios Nobel y que fue creada en Chicago a los pocos meses que se lanzaran las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945, con el propósito de alertar a la humanidad sobre los riesgos que la acercan al fin de los tiempos.

3.- Vladimir Putin asumió el poder en Rusia como Primer Ministro en el periodo 1999-2000 y entre el 2000-2008 fue Presidente de la Federación. En el 2008 fue sustituido en la Presidencia por su alter ego Dimitri Medvedev, quien le devolvió el poder a Putin en el 2012. El 5 de abril de 2021 Vladimir Putin firmó la Ley 173 le permite permanecer en la Presidencia de la Federación Rusa hasta el 2036.

4.- El hubris de Vladimir Putin recibió un duro golpe cuando el 25 de marzo del 2014, en plena ocupación de Crimea por tropas rusas, el entonces Presidente Barak Obama, durante un discurso en la “Cumbre sobre Seguridad Nuclear” celebrada en La Haya, Holanda, se refirió despectivamente a Rusia como “…un mero poder regional ” Esta manifestación en un foro internacional del Presidente norteamericano, sin duda debió haber incrementado exponencialmente el deseo revanchista de Vladimir Putin hacia Estados Unidos.

5,- El término “Imperio Euroasiático” es usado por el politólogo y teórico político ruso Alekzandr Duguin en su libro “La Cuarta Teoría Política” (Moscú 2009), para describir a “la Rusia Ortodoxa que no es ni de Oriente ni de Occidente, sino una civilización separada y única con la misión principal de desafiar la dominación de Estados Unidos en el Mundo”. Por causa de su manifiesta ascendencia sobre Putin, algunos se refieren a Alekzandr Duguin como “El Rasputín de Putin” y se le tiene como el cerebro tras la anexión de Crimea en marzo de 2014 y de la actual ocupación militar del Dombás ucraniano al que se refiere como Novorossiya o “Nueva Rusia”.

6.- The Washington Post, “Con palabras y acciones Putin demuestra que rechaza hasta las fronteras de la época soviética”, Daniel Treisman, febrero 23, 2022.

7.- La retirada de las fuerzas de la OTAN de Kabul constituyó una triste reminiscencia de la atropellada escapada de militares y civiles norteamericanos de Saigón, Vietnam, los días 28 y 30 de abril de 1975.

8.- The Daily Mail, 24 de febrero de 2022.

9.- C-SPAN, 30 de marzo 2022.

10.- “Russia-Ukraine Standoff-Daily Report”, The Moscow Times, febrero 3, 2022.

11.- Agencia Reuters, enero 26, 2022.

12-CNN World,febrero 4,2022.

13.- Agencia Reuters, febrero 4, 2022.

14.- El diario londinense The Times informó el viernes 6 de marzo de 2022 que el Presidente Zelenski se convirtió en el objetivo de tres intentos de asesinatos que fueron neutralizados gracias a informacion recibida de miembros del Servicio de Seguridad Federal FSB de Rusia que se oponen a la guerra con Ucrania. The Times informó una semana despues, el 12 de marzo, que el Director de la Quinta Sección del FSB, Coronel General Sergei Besada y su segundo al mando, fueron puestos bajo arresto domiciliario por orden de Putin acusados “…de corrupción y por suministrar inteligencia inexacta sobre la situacion política y militar de Ucrania”. El último intento de magnicidio le fue encargado a un grupo checheno de matones dirigido por Magomed Tushayev, quien pertenece al círculo del Presidente Putin y fue muerto por un francotirador en el Noroeste de Ucrania el 25 de febrero de 2022.

15.- De acuerdo con el último informe de las Fuerzas Armadas de Ucrania para el 7 de mayo de 2022, 199 aviones y 155 helicópteros han sido derribados y 1.110 tanques rusos han sido destruidos o abandonados. Las pérdidas humanas rusas se contabilizan en 25.000 soldados.

16.- https://www.dailymail.co.uk, 27 de abril 2022.

17.- La enseña de Transnistria es la única bandera que hoy exhibe en su campo la oz y el martillo de la era soviética.

18.- CNN en Español, 26 de marzo 2022.

19.- https://www.definicionabc.com.historia/guerramundisl.php

20,- The Guardian: “Rusia acusa a la OTAN de librar una “guerra proxy” en Ucrania”, 26 de abril de 2022. Una “guerra proxy” es la que se libra a través de un tercero, aunque causa los mismos daños a la nación enemiga. https://www,theguardian.com

21.- Agencia Reuters, jueves 5 de mayo de 2022. 22.- NBC NEWS: “Funcionario declara que la inteligencia de Estados Unidos ayudó a Ucrania a hundir un buque ruso”, viernes 6 de mayo 2022. 23.- Al finalizar la Guerra Fría en 1991, la Organización del Atlántico Norte OTAN contaba con 16 países miembros. Hoy, suman 30 los miembros debido a la incorporación a partir de 1999 de 14 naciones de que formaban parte del Bloque Soviético. En el año 2022 el número de países miembros de la OTAN aumentará a 32 por la inclusión de Suecia y Finlandia.

FIN

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.