Menu
18/01/2021
A+ A A-

LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL EN ESTADOS UNIDOS PARTE II

“Estados Unidos nunca será destruido desde afuera. Si decaemos y perdemos nuestra libertad sera porque la destruimos nosotros desde dentro.”                              

                                   - Abraham Lincoln -

                                                     __________________      

                                                           INTRODUCCION

     El proceso electoral presidencial en Estados Unidos ha tomado un rumbo que presagia un grave conflicto de carácter socio-político que pudiera llevar a una crisis comparable a la que siguió a la toma de posesión del Presidente Abraham Lincoln el 4 de marzo de 1861, que llevó a la separación de 11 Estados Nota 1 de la Unión norteamericana y a una cruenta guerra civil.  

     Cumplidos la elección popular del 3 de noviembre y el acto votación del Colegio Electoral realizado en cada Estado el pasado 14 de diciembre Nota 2, lejos quedar definido quien resultó electo como el Cuadragésimo Sexto Presidente de los Estados Unidos, hoy persiste la incertidumbre sobre quien será en definitiva el próximo inquilino en el 1600 de la Avenida Pensilvania, en Washington D.C. Ello como consecuencia de las múltiples acciones judiciales de impugnación a los resultados electorales accionadas en los Estados de Míchigan, Georgia, Wisconsin, Pensilvania y Nuevo México por el equipo legal del presidente Donald J. Trump, así como por otros grupos de votantes identificados con el Partido Republicano. Tambien contribuyen a la incertidumbre sobre los resultados definitivos de la elección las investigaciones y audiencias en curso en el Senado en Washington y en las legislaturas de algunos de los llamados “Swing States”, como son los casos de Arizona, Georgia, Michigan y Wisconsin. Nota 3 Aunque las demandas intentadas en jurisdicciones estatales reclamando fraude y manipulación electoral fueron rechazadas in limini litis, lo que significa que los jueces no entraron a conocer del mérito de las mismas Nota 4, estas acciones ya se encuentran ante la Corte Suprema de Justicia que es la última Instancia jurisdiccional que puede conocer de las mismas.

     Por otro lado, en el sonado caso de la demanda de Texas vs. Pensilvania, presentada el 8 de diciembre de 2020 por el Fiscal General de Texas Ken Paxton, se argumentó que los Gobernadores y Secretarios de Estado de Pensilvania, Georgia, Wisconsin y Michigan violaron la Constitución de los Estados Unidos al cambiar normas y regulaciones electorales por medio de procedimiento no legislativos, quebrantando con ello el principio Constitucional que atribuye a las legislaturas estatales la potestad exclusiva de legislar y reglamentar en materia electoral. Aun cuando la Corte Suprema ya se había pronunciado previamente en la sentencia del 12 de diciembre de 2000 en el caso Bush vs. Gore en el que se estableció que la potestad de sancionar leyes y normas electorales “…corresponde exclusivamente a las legislaturas estatales…” Nota 5,el 11 de diciembre de 2020 se decidió declarar, con una votación 7-2, la inadmisibilidad in limini litis de la acción ejercida por el estado de Texas sin entrar a conocer el mérito de la causa, argumentando que Texas carecía de cualidad activa o interés jurídico para accionar contra leyes que regulaban las elecciones en terceros Estados. Pero la controversia continua pues un Representante Federal por el Estado de Pensilvania, el Republicano Mike Kelly, acompañado de otros Republicanos nativos de Pensilvania, solicitaron ante la Corte Suprema el mismo 11 de diciembre en horas de la noche la nulidad de la llamada Ley 77 promulgada el 31 de octubre de 2019 y refrendada por el Gobernador Demócrata de Pensilvania Tom Wolf, mediante la cual se modificó el Código Electoral de Pensilvania, permitiéndose el uso extensivo del llamado voto ausente por correo o absentee voting, instrumento electoral cuyo uso estaba muy limitado en la Constitución del Estado de Pensilvania.

Según los demandantes, habría sido necesaria la previa modificación de la Constitución de Pensilvania para validar los cambios contenidos en la Ley 77, lo que hubiese requerido de un mayor número de legisladores estatales que los que apoyaron la sanción de la Ley. Curiosamente, los abogados del Gobernador Tom Wolf y de la Secretaria de Estado Kathy Boockvar,  militantes ambos del Partido Demócrata, alegaron en su escrito de réplica a la demanda presentada por el Representante Mike Kelly que “…la ley era necesaria debido a la Pandemia del COVID-19 y que además resultaba extemporáneo invocar la violación de la Constitución pasada la elección del 3 de noviembre” Nota 6

No deja de llamar la atención que los abogados del ejecutivo de Pensilvania argumentaran que la impugnada Ley 77 tenía como propósito proteger a los votantes del Estado de la Pandemia del COVID-19, permitiéndoles votar a distancia sin tener que hacerlo de forma presencial y acompañar una identificación personal con su firma. Este alegato no cuadra con la cronología que conocemos con relación a la Pandemia que hoy azota al mundo, pues la Ley 77 fue aprobada dos meses antes - el 31 de octubre de 2019 - que se conociese oficialmente el 31 de diciembre de 2019 de casos del virus SARS-COV-2 en la ciudad china de Wuhan, China, y con 5 meses de anticipación a la declaración de Pandemia de COVID-19 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 11 de marzo de 2020.   

     Durante el acto de votación de los electores estatales efectuado el 14 de diciembre, se hizo presente una situación que aunque inusual, no por ello resultaba ajena a la historia del Colegio Electoral. Ese día, en los Estados de Arizona, Georgia, Michigan, Nevada, Nuevo México, Pensilvania y Wisconsin, Estados que representan en conjunto 84 votos electorales, los electores Republicanos emitieron sus votos en favor de Donald Trump, mientras que los electores Demócratas lo hicieron por Joe Biden. Aun cuando existe un moderno precedente sobre electores enfrentados, quienes emitieron sus votos por candidatos opuestos en la elección de 1960 entre Richard M. Nixon y John F. Kennedy Nota 7, el actual escenario ciertamente crea un ambiente de peligrosa incertidumbre política y social con relación a quien en definitiva será declarado Presidente electo por el 1170 Congreso el 6 de enero de 2021.

     Con vistas a los hechos acontecidos entre el 3 de noviembre y 14 de diciembre de 2020 - lapso dentro del cual los interesados debieron intentar sus respectivos reclamos  e impugnaciones a los resultados electorales (como efectivamente sucedió) - se hace evidente que la próxima etapa del proceso electoral que se cumplirá el 6 de enero de 2021, no estará exenta de controversia y enfrentamientos políticos, lo que probablemente lleve a un retraso de varios días para que se produzca la declaratoria formal por el Congreso de los Estados Unidos sobre quienes serán declarados Presidente y Vicepresidente electos para el periodo 2021-2025. A continuación revisemos cuáles serán las próximas etapas que deben cumplirse en el actual proceso de elección del Presidente y Vicepresidente, según se establece en la Constitución, en su la Décima Segunda Enmienda y en el Código de Estados Unidos que constituye la compilación de todas las Leyes Federales norteamericanas.  

 

                                  ESCRUTINIO DE LOS VOTOS ELECTORALES            

     Culminado el proceso de votación de los electores estatales, los votos emitidos por estos son guardados en sobres sellados y enviados a Washington D.C. para ser escrutados el próximo 6 de enero de 2021 en una Sesión Conjunta del Senado y la Cámara de Representantes. Como se conoce, el Colegio Electoral, órgano encargado por la Constitución de elegir al Presidente y al Vicepresidente, está compuesto en la actualidad por 535 electores que representan a los 50 Estados de la Unión norteamericana, mas 3 electores por el Distrito de Columbia, para un total nacional de 538 electores. El Congreso procederá ese día a revisar y contar los correspondientes Certificados de VotaciónNota 8que incluyen 454 votos electorales no controvertidos de 43 Estados y del Distrito de Columbia. Del total de estos 454 votos electorales, se le acreditaron 222 votos a Joseph Biden y 232 votos para Donald Trump, restando 84 votos emitidos por electores enfrentados en los Estados de Arizona, Georgia, Michigan, Nevada, Nuevo México, Pensilvania y Wisconsin, quienes se pronunciaron y certificaron de forma opuesta en favor de los candidatos de sus respectivos Partidos políticos, Joseph Biden y Donald Trump                             

     El 1170 Congreso que se instalará el 3 de enero de 2021, estará compuesto de 433 Representantes (222 Demócratas y 211 Republicanos) y por 100 Senadores (50 Republicanos, 48 Demócratas y 2 Senadores pendientes de elección en el Estado de Georgia el 5 de enero). Tres días despues, el 6 de enero de 2021 a las 12 p.m., el Senado y la Cámara de Representantes darán inicio a una Sesión Conjunta para contar los votos electorales y declarar Presidente y Vicepresidente electos a los candidatos que obtengan la mitad más uno de los votos electorales, es decir 270 votos (269 +1). Esta Sesión estará presidida por el Vicepresidente Mike Pence, quien ejercerá dicho cargo hasta el 20 de enero de 2021. En esa histórica Sesión Conjunta, los Senadores y Diputados confrontaran una situación inusual - aunque no del todo extraña - pues como previamente leímos, 84 votos electorales emitidos en 7 Estados - un número de votos suficiente para darle el triunfo a cualesquiera de los dos candidatos, o a ninguno de ellos - están actualmente en disputa. Según el Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos Nota 9,al recibirse las respectivasCertificaciones de Votación, ambas Cámaras, actuando de forma concurrente, podrán aceptarlas o rechazarlas. Sin embargo, si solo un Representante a la Cámara, secundado por un SenadorNota 10, presenta alguna objeción a una determinada Certificación de Votos, entonces ambas Cámaras se separaran para discutir internamente la objeción planteada. Si se aceptara por ambas Cámaras la objeción u objeciones formuladas contra una o más de las Certificaciones de Votos bajo consideración, entonces los votos se asignarán a uno u otro candidato o, simplemente, no se contaran. Pero si no se produjera un acuerdo congresional, se priorizarán las Certificaciones firmadas por la autoridad empoderada para ello por las leyes de cada Estado, que usualmente son el Gobernador o el Secretario de Estado.

     En la elección de 1876, la Sesión Conjunta del Congreso confrontó una multiplicidad de opuestas Certificaciones de Votos basadas en objeciones hechas al conteo de las boletas en varios Estados. Eventualmente y después de semanas de discusión, se llegaría a un acuerdo entre el Senado y la Cámara de Representantes - conocido en la historia como el “Convenio de 1877”- lo cual permitió que el Republicano Rutherford Hayes, un declarado activista contra la esclavitud, se convirtiera el 4 de marzo de 1877, en el Décimo Noveno Presidente de Estados Unidos, aun cuando el voto popular favoreció al Demócrata Samuel J Tilden. Nota 11

     Resulta claro que lo que acontecerá el 6 de enero de 2021 con relación a cuantos

votos electorales le serán asignados a cuales formulas presidenciales dependerá fundamentalmente de la existencia de un cumulo de evidencias incontrovertibles que

prueben sin genero alguno de duda la existencia del alegado fraude y manipulación electoral propuesta judicial y políticamente por el equipo del Presidente Donald Trump. Ello implicaría necesariamente el decreto de órdenes judiciales cautelares que suspendan o anulen algunas o todas las Certificaciones de Votos procedentes de los Estados en conflicto de Arizona, Georgia, Michigan, Nevada, Nuevo México, Pensilvania y Wisconsin. Si ello no aconteciera, entonces el Congreso probablemente de por válidas las Certificaciones de Votos firmadas por los Gobernadores o Secretarios de Estado, todas las cuales favorecen a Joe Biden y a Kamala Harris. Procede señalar que bastaría con que 47 de los 84 votos electorales en disputa procedentes de al menos cuatro Estados no sean atribuidos a ningún candidato, para que no se obtenga el número mágico de 270 votos electorales y por lo tanto no pueda declararse a ninguno de los respectivos candidatos como Presidente y Vicepresidente electos para el periodo 2021-2025.Nota 12 Esta situación obligaría a que la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, actuando como el representante legítimo del pueblo norteamericano y con plena facultad constitucional para ello, elija al próximo Presidente y Vicepresidente mediante el procedimiento que se conoce como ua Elección por Contingencia.

  

                                                ELECCION POR CONTINGENCIA               

     Esta modalidad electoral prevista en el Artículo II, Sección 1, Clausula 3 de la Constitución de Estados Unidos y regulada por la 12ava Enmienda aprobada en 1804, establece que será la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, de darse el caso que ninguna de los candidatos obtenga la mayoría requerida de 270 votos electorales, la que elija por mayoría simple de votos al futuro Presidente y Vicepresidente de la Nación. Si bien es cierto que la entrante Cámara de Representantes del 1170 Congreso de Estados Unidos que se instalará el 3 de enero de 2021, estará compuesta por 435 miembros distribuidos entre los 50 Estados de la Union con base a la población de cada uno de los Estados (ejemplo: California tiene 53 Representantes y Alaska solo 1, tambien lo es que en una eventual Elección por Contingencia cada Estado emitiría un solo voto en la elección. Esto significa que el Presidente y el Vicepresidente de Estados Unidos para el periodo 2021- 2025, serían elegidos por una mayoría simple de 26 votos emitidos en la Cámara de Representantes. Según los resultados de la elección del 3 de noviembre, para el 6 de enero del 2021, las legislatura de 30 Estados estarán controladas por el Partido Republicano, 18 por los Demócratas y 2 están por decidirse.Nota 13   

Solo en dos ocasiones la Cámara de Representantes ha elegido al Presidente por vía de una “elección de contingencia”. La primera vez fue el 17 de febrero de 1801 cuando, despues de 36 fallidas rondas de votación, seria electo como Presidente Thomas Jefferson sobre Aaron Burr, quien asumiría la Vicepresidencia. Nota 14 La segunda ocasión aconteció el 9 de febrero de 1825, cuando Andrew Jackson fue derrotado en la elección por contingencia en la Cámara de Representantes por John Quincy Adams, Nota 15 no obstante que Andrew Jackson había obtenido más votos populares y electorales que Adams en la elección presidencial celebrada entre el 26 de octubre y el 10 de diciembre de 1824. Andrew Jackson ajustaría cuentas con su contrincante político en la siguiente elección celebrada en diciembre de 1828, derrotando a John Quincy Adams, quien aspiraba a la reelección. Andrew Jackson se convertiría en el séptimo Presidente de Estados Unidos para los periodos presidenciales comprendidos entre marzo de 1829 y marzo de 1837

                                                            CONCLUSIÓN

     Cuando se analizan los argumentos expuestos sobre el fraude electoral denunciado por el candidato Donald Trump, se aprecia que el dedo acusatorio apunta principalmente al llamado voto a distancia por correo o absentee ballot como su principal causa y origen, método de votación aplicado por las autoridades estatales en razón a la Pandemia de Covid-19. Al compararse la cantidad de votos a distancia con la elección del 2016, se aprecia que en la elección del 2020 su incremento fue exponencial, especialmente en 4 de los Estados cuyos resultados han sido objeto de impugnaciones judiciales y presentan Certificaciones de Votos opuestas, como son los casos de Pensilvania (2.867%), Georgia (738%), Wisconsin (797%) y Michigan (277%).Nota 16 El cuestionamiento al voto por correo no es nuevo ni de la autoría de Donald Trump, pues desde hace varios años distintas fuentes y expertos han alertado sobre el peligro que se deriva del uso de este medio de votación. Así sería oficialmente confirmado en el año 2005 por la Comisión Federal de Reforma Electoral que fue presidida por el expresidente Jimmy Carter. En esa oportunidad, la Comisión señaló en su informe al Congreso de Estados Unidos que “Las boletas a distancia constituyen el mayor peligro para que ocurra un potencial fraude electoral.” Nota 17    

  No escapa a nadie que la conflictiva situación que se ha generado a raíz de la elección presidencial del 3 de noviembre, ha creado una inestabilidad y enfrentamiento en lo político y social que amenaza la institucionalidad misma de Estados Unidos y pone en evidencia una división ciudadana que no puede ser ignorada, so pena que ello degenere en males mayores. Esta realidad se aprecia de la encuesta Rasmussen del 20 de noviembre de 2020, en la que se refleja que el 47% de los votantes encuestados opinaron que era “muy probable” que en la elección del 3 de noviembre se cometió fraude.Nota 18 Casi idéntico resultado se evidenció en la encuesta realizada el 16 de diciembre de 2020 por la firma McLaughlin & Associates, la que evidencia que el 46% de los votantes encuestados opinaron que efectivamente hubo fraude en las elecciones del 3 de noviembre.Nota 19         

     En apego a la objetividad que exige el delicado tema tratado en este ensayo, no me corresponde emitir juicio sobre la veracidad o no de los alegatos y denuncias de fraude que afectaron el proceso eleccionario, que fueron accionadas por una de las partes participantes en él. Para eso están los órganos de justicias norteamericanos, los que obligatoriamente deberán pronunciarse sobre las demandas que cursan ante ellos, so pena de incumplir con su obligación constitucional de administrar justicia y hacer cumplir la Ley. No se trata de que una corte estatal declare ganador a Joseph Biden o a Donald Trump en un Estado determinado, o que la Corte Suprema de Justicia dictamine que uno u otro candidato será el nuevo Presidente a partir del 20 de enero de 2021, pues ello no es competencia de los órganos de justicia de Estados Unidos. Pero si es necesario y urgente, por el bien de la Nación norteamericana, que se emita un pronunciamiento judicial emanado la más Alta Instancia Judicial sobre si existió o no fraude electoral que incidió en el resultado de las elecciones. Tal pronunciamiento judicial constituirá la base constitucional, legal y, sobre todo, política que permitirá al Congreso de los Estados Unidos, o en última instancia a su Cámara de Representantes, declarar con autoridad y fundamento quienes ocuparan la presidencia y Vicepresidencia de Estados Unidos a partir del 20 de enero de 2021. No resulta aceptable que para esta fecha todas las instancias judiciales de Estados Unidos, desde los Tribuales de Circuito en los Estados hasta la Corte Suprema de Justicia en Washington D.C. se han negado cumplir con su responsabilidad constitucional de hacer cumplir las leyes, optando por rechazar las demandas accionadas por fraude electoral alegando falta de cualidad de los demandantes, pero sin entrar a conocer el mérito de las acciones ejercidas y sin analizar y valorar las pruebas aportadas, tal y como sucedió en el caso Texas vs. Pensilvania. Esta conducta pasiva de los Órganos jurisdiccionales norteamericanos, lejos de calmar los ánimos de la ciudadanía contribuye a incrementar la incertidumbre y aumentar la tensión social, con consecuencias impredecibles.     

     Concluyo manifestando que es vital que la verdad sobre los resultados de la pasada elección en Estados Unidos sea conocida por la opinión pública norteamericana y que los ciudadanos de ese país no guarden reserva alguna sobre la legitimidad de origen de quien en definitiva ocupe la Casa Blanca a partir del 20 de enero de 2021. De no ser así, la ingobernabilidad que confrontará la entrante Administración dará nueva vigencia a las admonitorias palabras del Presidente Abraham Lincoln pronunciadas durante la crisis secesionista de 1861, cuando advirtió que el peligro de la destrucción de Estados Unidos solo provendría desde dentro de sus propias fronteras.

Caracas, 21 de diciembre de 2021.

 

NOTAS

                                                           INTRODUCCIÓN

1.- Los Estados que se separaron de la Union norteamericana entre febrero y abril de 1861 formando la llamada Confederación de Estados de America, fueron: Carolina del Sur, Mississippi, Florida, Alabama Georgia, Luisiana , Texas, Virginia, Carolina del Norte y Tennessee.

 

2.- La única fecha inaplazable con rango constitucional relacionada con la elección presidencial   de Estados Unidos, esta establecida en la Vigésima Enmienda y es el 20 de enero de 2020. Para esa fecha, tiene que haber un Presidente y un Vicepresidente electos, quienes ocupen sus respectivos cargo a partir de las 12.00 p.m. de ese día. Las demás fechas - el 14 de diciembre de 2020 y el 6 de enero de 2021- son fechas establecidas en leyes federales y estatales que pueden ser objeto de modificación o extensión.

     

3.- el término “Swing State” es un aforismo electoral norteamericano con el que se identifica a ciertos Estados cuyos resultados electorales en una elección presidencial inciden en quien gana una elección presidencial. En la pasada elección del 3 de noviembre de 2020, los Estados de Arizona, Georgia, Michigan, Wisconsin, Pensilvania, Texas, Florida, Iowa, Minnesota, Carolina del Norte y Ohio fueron calificados por los medios de comunicación estadounidenses como “Swing States”, de los cuales dependería la victoria de un candidato u otro. Para la presente fecha, existen acciones judiciales de desconocimiento de los resultados electorales accionadas por el Presidente Donald Trump y por asociaciones civiles de votantes en los Estados de Arizona, Wisconsin, Pensilvania, Georgia, Nuevo México y Michigan. En los “Swing States” de Texas, Florida, Ohio, Carolina del Norte y Iowa, Donald Trump obtuvo el triunfo en el voto popular por amplio margen, mientras que Joseph Biden solo logró la victoria en el “Swing State” de Minnesota.

    

4.- Washington Examiner, 15 de diciembre 2020. En la Audiencia del Senado que analiza las irregularidades en la votación del 3 de noviembre, el Senador Republicano por Kentucky Rand Paul dijo “Los tribunales no decidieron sobre los hechos. Nunca analizaron los hechos.”   

5.- En la decision Bush vs. Gore del 12 de diciembre de 2000, adoptada con una cerrada votación de 5 - 4, la Corte Suprema de Estados Unidos revocó una decisión de la Corte Suprema de Florida que había autorizado el recuento manual de votos en 4 condados del Estado, pasando por alto la legislación estatal que solo permitía el recuento mecánico. En esa ocasión la Corte Suprema decidió que la decision de la Corte de Florida constituía una nueva ley electoral en violación a la potestad legislativa de las asambleas estatales en materia electoral. La decision adoptada en el caso Bush vs. Gore selló el triunfo de George W. Bush en el Estado de Florida en la elección presidencial de noviembre de 2000.  

6.- The Epoch Times, diciembre 16, 2020. Ken Starr testificó ante la Audiencia del Senado sobre las irregularidades en las elecciones del 3 de noviembre que “Pensilvania ‘violó flagrantemente’ las leyes antes de la elección del 2020.”

7.- En la elección de noviembre de 1960, que vio a John F. Kennedy enfrentar a Richard Nixon, el gobernador del entonces recién incorporado Estado de Hawái, asignó lo 3 votos electorales del Estado a Richard Nixon. Los Demócratas eligieron a tres electores paralelos. En definitiva el Congreso terminó asignando los votos electorales de Hawái a Kennedy, despues de 11 días de discusiones y deliberaciones.

                                 ESCRUTINIO DE LOS VOTOS ELECTORALES           

8.- Los Certificados de Votación son los documentos que emiten las autoridades estatales certificando quien fue el ganador de los votos electorales en sus respectivos Estados. En los casos de los 7 Estados que enviaron doble certificación a Washington, las Certificaciones de los votos electorales a favor de Joe Biden fueron emitidas por los Gobernadores o Secretarios de Estados, mientras que las Certificaciones a favor de Donald Trump, están refrendadas por los propios electores.        

9.- El Servicio de Investigación del Congreso (CRS por sus siglas en Ingles) es una dependencia que presta servicios de forma exclusive al Congreso de Estados Unidos, efectuando análisis políticos y legales para las distintas comisiones y para los miembros de ambas Cámaras, independiente de su afiliación partidista.

10.- En la Sesión Conjunta del Congreso celebrada en enero de 2016, varios Representantes demócratas objetaron los votos asignados a Donald Trump por las Certificaciones de Votos, pero sin que ello tuviera éxito pues ningún Senador Demócrata apoyó las objeciones.

11.- Hasta la promulgación de la Vigésima Enmienda a la Constitución de Estados Unido el 23 de enero de 1933, el periodo presidencial comenzaba el 4 de marzo y concluía el mismo día cuatro años despues.

12.- Para que se produzca una situación en la cual ninguno de los actuales candidatos obtendría los 270 votos requeridos para ser declarados “electos”, tendrían que anularse las Certificaciones representativas de 47 votos electorales procedentes de cuatro de los 7 Estados en litigios, como serían los casos de Arizona (11) - Georgia (16) - Michigan (10) - Wisconsin (10), o Pensilvania (20) - Arizona (11) - Nevada (6) - Michigan (10) o Wisconsin (10). Los resultados electorales en todos estos 7 Estados favorecen a Joe Biden y han sido impugnados judicialmente por Donald Trump.

                                             ELECCION POR CONTINGENCIA               

13.- www. Forbes.com, Joe Walsh, noviembre 6, 2020.

14.- Aron Burr daría muerte a Alexander Hamilton en un duelo el 11 de julio de 1804. Alexander Hamilton fue uno de los padres Fundadores de Estados Unidos y corredactor de la Constitución. Se le considera el creador del sistema financiero de Estados Unidos y fundó el Partido Federalista, la Guardia Costera de Estados Unidos y el diario New York Post, el cual para el 2019 contaba con el 4to. mayor tiraje y circulación en Estados Unidos.  

15.- Los Estados Unidos han tenido en solo dos ocasiones la presidencia ocupada por padres e hijos. El primer caso se dio con la presidencia de John Adams (1797- 1801) y su hijo John Quincy Adams (1825 - 1829 ) y el segundo caso, fue con George H.W. Bush (1989 -1993) y George W. Bush (2001-2009).

                                                                CONCLUSIÓN

16.- statista.com, noviembre 20, 2020.

17.- The Wall Street Journal - Opinion, abril 10, 2020, www.ws.com

18.-Rasmussen Report, @rasmussen_Pol. 20 nov.

19.- Washington Examiner, 16 de diciembre de 2020, washingtonexaminer.com.