Logo

REPÚBLICA DOMINICANA: CRISIS DE VALORES

View Comments

Al margen de militancia religiosa, nadie en sus cabales cuestionaría la afirmación de monseñor Francisco Ozoria, Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, cuando al pronunciar la homilía en la misma de Corpus Christi celebrada en el coliseo Teo Cruz, abarrotado de fieles, resaltó entre los diversos problemas que confronta el país la  carencia de valores que ha alcanzado un nivel crítico en el seno de la sociedad dominicana, desde los pisos superiores de la misma hasta los más bajos.  

Los valores distintivos en la historia del pueblo dominicano y los principios duartianos que sirvieron de base a la forja de una nación independiente   han ido esfumándose con el paso del tiempo donde el oportunismo, el afán desmedido de lucro, el escandaloso enriquecimiento a como de lugar a todos los niveles  tanto en el sector público como privado, la ausencia de solidaridad, la pérdida del sentido humanitario, la honestidad, la justicia, el trabajo y el estudio como instrumentos de progreso personal; el comportamiento cívico y el auténtico patriotismo, la decencia y el decoro van ganando terreno y enraizándose cada vez más profundamente en la conciencia colectiva y el comportamiento individual. 

Es un penoso reflejo de la realidad y un angustioso grito de alerta en el desbocado camino que estamos siguiendo en dirección al abismo.  Cabe repetir una vez más: ¡Que se tenga ojos para ver y oídos para escuchar!

 

© Democracia Participativa / Participatory Democracy