Menu
24/10/2019
A+ A A-

Los jóvenes y el liderazgo político con ética.

Los jóvenes políticos deben aprender sobre la política, para que en el futuro sean los líderes de la sociedad, puedan tener ideas propias, conocer el arte, la ciencia y la técnica de la política moderna, para actuar con ética, principios y valores. Un método que los puede ayudar es la trilogía de ver, juzgar y actuar.

VER: es el momento de toma de conciencia de la realidad. Consiste en partir de los hechos concretos de la vida cotidiana para no caer en suposiciones ni abstracciones y buscar sus causas, los conflictos que generan y las consecuencias que pueden prever para el futuro”.

 JUZGAR : es el discernimiento que se hace sobre la realidad, consiste en iluminar lo que se ha visto, a la luz de la Palabra revelada, con el aporte de las ciencias humanas y sociales, la cual, a la vez que permite comprender mejor la historia, es también mejor comprendida desde el impacto de esa historia.

ACTUAR: la acción es el proyecto de transformación de la realidad. Equivale a trazar tareas y quehaceres, de acuerdo con el juicio de la situación según el plan de Dios.

La tercera fase del método corresponde a la pregunta: ¿qué debemos hacer para cambiar la situación?

 El método ver-juzgar-actuar se remonta al método de revisión de vida, surgido en el seno de las propuestas pastorales de la Juventud Obrera Católica (JOC) que animaba el P. Joseph Cardijn en la década de los treinta del siglo XX.

 

El Magisterio de la Iglesia, a través de la encíclica Mater et Magistra del Papa Juan XXIII del año 1961, sugería la importancia del método ver-juzgar y actuar. 

La metodología adoptada por la II Conferencia General de los Obispos Latinoamericanos en Medellín (1968), corresponde al método ver-juzgar-actuar. Igualmente, la III Conferencia en Puebla (1979) y la V en Aparecida (2007) elaboran su reflexión pastoral a partir del VER-JUZGAR-ACTUAR, tomando una significación nueva a la luz de la teología de los «signos de los tiempos»

El liderazgo político se inicia conociendo la dignidad de la persona humana, que somos hijos de Dios, y que toda política debe ir a la defensa de los derechos y libertades de los más humildes, marginados y pobres, sin discriminación, por razones de sexo, raza, nacionalidad o credo religioso.

 Las ideas políticas son un conjunto de pensamientos  o postulados que buscan regir todo el conjunto de instituciones políticas de un Estado, una sociedad o una población.

Las ideologías políticas no funcionan en un momento determinado, buscan perdurar en el tiempo y nacen como respuestas a otras ideologías políticas en furor en una época determinada

Las ideas políticas son entendidas como la disciplina especializada que se ocupa de construir e interpretar las preocupaciones centrales, experiencias e ideas formativas, de los seres humanos con respecto a lo político a lo largo de la historia.

Para eso es necesario tener principios, que son verdades en la que nos apoyamos, por medio de la fe y la razón; y valores, que es lo que queremos hacer,  en los moral, ético, intelectual y moral.

El pensamiento político puede ser abordado desde diversas disciplinas, lo que define los intereses y los métodos con los que pueden ser abordados, desde la historiografía se busca ubicar ideas en su contexto histórico; desde la filosofía política, se intenta estudiar los significados y la relevancia de los conceptos políticos.

Para la actuación de los jóvenes, futuros líderes políticos es necesario aprender y practicar las formas de conducción, ser integrador, conocedor de las ideas políticas, porque la política es el arte de bien gobernar y es necesario estar preparado para eso.

El joven político debe caracterizarse por tener credibilidad, firmeza, autoridad, honestidad, convicción, empatía, ser influyente, pero sobre todo tener  ética, que es la aplicación de la moral.

El libro  “LAS IDEAS POLÍTICAS” que publiqué recientemente  pretende cooperar con aquellas personas que quieren perfeccionar sus conocimientos políticos, con ideas claras, precisas, con sus autores y características, para entrar en un debate sobre las  ideas permanentes, que puedan ayudar a transformar la sociedad.

Partimos de las ideas políticas de Sócrates, Platón y Aristóteles, hasta llegar a la globalización, y las ideas políticas en el Siglo XXI, es un libro para leer, profundizar y conocer las diversas ideas políticas que han gobernado al mundo en las diversas épocas, muchas de ellas aún tienen vigencias.

 El político debe conocer los objetivos a lograr, que es la estrategia final, la táctica que son los medios que disponemos, tanto humano como económico, y la política que es la acción a realizar.

 Es necesario tener un plan de trabajo, que indique la planificación, programas, ejecución y evaluación. Debe conocer todos los detalles del plan, para evitar improvisaciones.

 Un buen político debe conocer el proceso de concientización, que inicia con la conciencia mágica y la ingenua, hasta llegar a la conciencia crítica y la política.

Los jóvenes políticos que incursionan en la política deben utilizar la inteligencia, que tiene dos funciones que son;

LA INTELIGENCIA ESPECULATIVA  tiene como fin el conocer, poseer el objeto conocido, es una contemplación, una verdad que se mide, hallando su propia personalidad. 

LA INTELIGENCIA PRÁCTICA, es  para dirigir, orientar y ordenar, regula la producción de una obra, la rectitud de una acción, adopta una actitud normativa. Su finalidad es la realización.

Las funciones de la inteligencia son diferentes, esencialmente en la aplicación en la política.

La acción de los laicos cristianos es decisiva para la política, especialmente el “Humanismo Integral”,  en los planos del Magisterio de la Iglesia, en la vida de los hombres, que se expresan así:

LA VIDA DEL ESPIRITU, que comprende la existencia humana a la luz de la eternidad, los principios y  valores  universales, la primacía de lo espiritual sobre lo material, y la fe.

EL ORDEN SOCIAL, que se da a partir del Evangelio.      La  doctrina se refiere a la cuestión social, expresada en las encíclicas sociales, y otros   documentos sobre temas sociales.

INTERPRETACION LAICA DE LOS HECHOS SOCIALES,  que comprende el pensamiento y la acción cuando estos se confrontan con la realidad del ambiente.

Son cuestiones sujetas al juicio de la razón, análisis e interpretación de la realidad, teniendo como referencia para la confrontación a los principios, valores y le ética.

 La vida política del hombre cristiano debe aspirar al Bien Común, no como la suma de los bienes individuales, sino para mejorar las condiciones  y las vidas de la mayoría del pueblo, especialmente los más desposeídos. ¡Qué todos podamos vivir como hombres libres, disfrutar de los bienes de la naturaleza, la cultura, la economía y el espíritu!

En la formación política de los jóvenes deben tener el entusiasmo de leer los clásicos como Sócrates, Platón y Aristóteles, además pensadores como Tomás Moro, Jacques Maritain, Emmanuel Mounier, Jorge La Pira, y otros escritores que infunden conocimientos para el pensamiento y la acción humanista. Tambíen leer y estudiar las encíclicas sociales como Rerum Novarum, Madre y Maestra, El Trabajo Humano, Centecimus anno, que son fuentes de sabiduría humanistas.

He publicado varios libros digitales para la formación política de jóvenes, entre ellos seis volúmenes de una colección sobre “Historia Política y Sindicalismo Internacional”, “Tomás Moro, político y Gobernante” Las Ideas Políticas, Humanismo Integral”, “Laicos Católicos”“Arte, Filosofía y Política” y otros libros, para orientación para los jóvenes que ingresan a la política.

El grupo “Santo Tomás Moro”, de República Dominicana tiene un programa general para la formación de jóvenes en la vida pública, que ha realizado varios diplomados y congresos. El viernes 21 de junio, celebrará su IV Congreso Nacional, en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), en Santiago, con el tema “Compromiso Ético-Político y Tiempo Electoral”.

 

El papa Francisco ha dicho; “Somos responsables de la formación de las nuevas generaciones, ayudarlas a ser capaces en la economía y la política, y firmes en los valores éticos. El futuro exige hoy la tarea de rehabilitar la política”