Menu
26/04/2018

DATOS DE UNA SINGULAR ELECCIÓN CUBANA DONDE NO SE ELIGE SINO SOLO SE RATIFICA.

  • Raúl Fernández Rivero
  • Visto: 106

      Según lo expuesto por la Autoridad Cubana Electoral el actual presidente del Consejo de Estado, Secretario General del Partido único de Cuba, General y otro chorro de cargos más, que harían muy larga la presentación, fue - oh, gran "Sorpresa"- el que sacó más votos individuales para diputado en las elecciones de Cuba, el General, Presidente, Secretario  o ministro etc., sacó el 98.77% de los votos como candidato ÚNICO del  Municipio “Segundo Frente” de Santiago de Cuba.

En estas curiosas elecciones, no se escogía nada ni nadie. Había 605 cargos de diputados disponibles y --- ¿qué le parece?--- solo había 605 candidatos¡¡¡ Así que ¿para qué votar si solo era posible que salieran los beneficiados de la lista??? Se retire o no el tal Castro es Diputado.


Unos datos de importancia son: el padrón electoral consistía en 8,630,000 personas, de ellos votaron 7,391,595 que es un 85.65%; luego hubo solo un 14.45% de abstenciones. De los votos escrutados un 94.42% fueron votos válidos; es decir 6,979,144 fueron compilados. Y 412,451 votos fueron nulos o en blanco.

Miguel Díaz-Canel, obtuvo el 92,85 %, -sucesor según parece ser del ya mencionado General [Castro] etc.- por la Ciudad de Santa Clara. También fueron electos diputados Ramiro Valdés y Machado Ventura. No se asombren, que los electos todos son personal previamente escogido por los jefes del Partido en la provincia y municipio. No se puede fallar, todos están debidamente analizados y el que saque la pata del caldero, se lo fuman….

Como nota de interés, siempre según los datos oficiales, entre los que no votaron, los que anularon el voto o se equivocaron al votar, y los votos en blanco totalizan el 20.5% del total de posibles lectores.

Estos seleccionados  cuidadosamente y ratificados en una inútil votación, escogerán a los Miembros del Consejo de Estado y su Presidente y a los Ministros. En realidad lo que hacen es elegir al Presidente de la Asamblea (siempre por una propuesta que nadie se atreve a contradecir de un señalado sujeto que propone un nombre) y después a propuesta del Presidente, ya escogido y por aclamación -que nadie es tan tonto como para proponer otro que no sea el que el partido ya trae escogido- al resto de los Miembros de la Directiva Asamblearia. Los cuales a su vez proponen al Candidato del Partido, para Presidente del Consejo  –porque todo el mundo ya sabe quiénes son los escogidos- y así sucesivamente eligen a uno que tiene el papelito con unos nombres, que tienen otro papelito con otro nombre y el cual…etc…

Pura democracia marxista-leninista, la cual sabiamente está creada para funcionar sin errores…..

 Raúl Fernández Rivero