Menu
22/11/2019
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

REYES DE ESPAÑA

La cuestionada visita de los reyes de España a Cuba, muy censurada por sectores conservadores españoles y por grupos del exilio cubano que la interpretaron como un apoyo al régimen dictatorial castrista, culminó de modo inesperado cuando en sus palabras de despedida al término de una cena protocolar de gala, el monarca abogó por un cambio en el cerrado y excluyente régimen de gobierno de la isla con la jerarquía oficial, abogando por un sistema pluripartidista con respeto a la integralidad de los derechos ciudadanos, garantizando el acceso a otros grupos distintos a los gubernamentales a los medios de comunicación, a fin de que puedan expresar libremente sus ideas, la libertad de asociación y reunión.

Al decir adiós le lanzó al gobierno castrista el clásico “dardo de los partos”.

Add a comment

Bolivia: fraude electoral y renuncia presidencial

Lo más digno de destacar es la postura vertical asumida por el pueblo boliviano, que salió a protestar en masa por el grosero escamoteo de su voluntad expresada en las urnas

LA HABANA, Cuba. – Como a muchos otros cubanos, la feliz noticia de la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia me llegó mientras terminaba de ver, en el principal canal de televisión, el filme Yesterday (por el título de la canción homónima de Los Beatles). Se trata de una comedia romántica inglesa, sin mayores pretensiones. Cuando todos los espectadores esperábamos el desenlace del romance entre los protagonistas, se interrumpió la proyección de la película y empezaron a transmitir la señal del canal Caribe, órgano noticioso de agitación y propaganda castrista.

Como cuadra a un régimen que siente absoluto desprecio por el ciudadano de a pie —y lo demuestra a cada paso con el mayor desparpajo— el cambio no fue anunciado siquiera por un locutor. Simplemente cambiaron la señal y ya.

Aclaro que no me parece mal que hayan cortado la película para dar esa información. Creo que su importancia ameritaba una medida extrema como ésa. Pero en cualquier país civilizado la interrupción se habría limitado, a lo sumo, a un par de minutos. No así en Cuba, donde el encadenamiento adoctrinador se prolongó por más de tres horas, hasta el inicio del Noticiero Estelar. Sigo sin conocer —y junto conmigo los restantes espectadores— el desenlace de Yesterday.

La cobertura de la noticia puso de manifiesto una vez más la incapacidad total del patético Departamento Ideológico y su aparato agitador. En poco más de tres horas, la alocución quejumbrosa que, para autojustificarse, hizo el líder cocalero devenido Presidente, fue transmitida… ¡nada menos que cuatro veces! También se repitieron las palabras del vice perpetuo, Álvaro García Linera.

Los comunistas improvisaron una especie de mesa redonda, con tres periodistas que repetían los mismos conceptos, sólo que con palabras diferentes y desde ángulos distintos. En resumen: un martillamiento inmisericorde en los cerebros de los infelices cubanos. No importa que el intento haya sido torpe (y, por ende, inefectivo): casi nadie prestó atención al coro propagandístico. Lo que cuenta es la intención adoctrinadora del régimen.

Add a comment Leer más...

Bolivia como pretexto

Los sucesos de Bolivia han sido utilizados por el orteguismo en clave  nicaragüense, para amedrentar a la oposición, en una sucesión de furiosas amenazas que Ortega inició hace una semana. En ocasión del aniversario de la muerte de Carlos Fonseca Amador, empezaron las advertencias. Hay total continuidad entre las intimidaciones de Ortega ese día, y otras de la presente semana, en circunstancias que el viernes 8 de noviembre, cuando Ortega pronunció su primer discurso con intento amedrentador, no se había producido la renuncia del Presidente Evo Morales en Bolivia.

Además de la pretensión dictatorial y dinástica, Ortega comparte con Somoza otros rasgos, y hasta sus palabras. Cuando después del terremoto en diciembre de 1972 que destruyó Managua, Somoza a través del Comité Nacional de Emergencia se atribuyó las facultades presidenciales que mal disimulaba a través de una Junta de Gobierno. Por ése y otros abusos, el COSEP de entonces organizó en el Teatro Rubén Darío la Primera Convención del Sector Privado, que se realizó en marzo de 1974. Igual que el COSEP de hoy, en esa reunión se realizaron reclamos institucionales y democráticos. Somoza reaccionó furibundo contra los empresarios. En la inauguración de una planta de Industria Lácteos, S.A (PROLACSA) en Matagalpa, dijo que “Muchos de los que estaban en el Teatro hacen sus ganancias con los aforos (exoneraciones) aduaneros y procesan aforos”. ¿Cuál es la diferencia de Ortega con Somoza? El viernes 8 de noviembre Ortega dijo “Ese es el problema, ¡no quieren pagar Impuestos!”…y agregó: “Porque ¿dónde está entonces la eficiencia de esa Empresa que quiere vivir a costa de exoneraciones?”.

Y hace dos días, con motivo de una reunión de la Alianza Bolivariana de América (ALBA), Ortega puso en duda la vía electoral, con lo cual  por el momento ha cerrado el ciclo de utilización de Bolivia como pretexto. Si cerramos la opción electoral, que es la culminación de la vía pacífica por la cual oposición política, Iglesias, gremios empresariales, Ejército y comunidad internacional han optado, ¿qué nos queda? ¿La guerra? ¿A eso nos expone Ortega, el Ejército incluido, en su afán familiar dictatorial?

Add a comment Leer más...

Bolivia, el derecho a la Rebelión.

La firme embestida de la Resistencia Boliviana contra la dictadura castro chavista de Evo Morales lo obligó a abandonar el poder. La voluntad del pueblo se impuso a la represión y al fraude. Las fuerzas policiales y los institutos armados simplemente rechazaron usar la violencia contra quienes reclamaban el derecho a ser libres. No hubo golpe militar, ni otra gestión que se aproxime.

El déspota renunció. El vació de poder que creo con sus acciones no fue llenado con uniformados, sino con una senadora opositora, Jeanine Núñez,  que ha prometido convocar a nuevo comicios.

Morales esta fuera del gobierno. Exiliado en México como otros muchos bolivianos tuvieron que hacerlo durante su mandato. En realidad merecía la cárcel, sus abusos fueron muchos, incluida esta última manipulación electoral que la OEA condeno con energía.

Afirmar que Morales fue depuesto por un golpe es cambiar la realidad. Los institutos armados bolivianos, incluidas las fuerzas policiales, respaldaron al déspota en todos sus intentos para perpetuarse en el poder, sin dudas que existieron excepciones, pero no las suficientes. Lo abandonaron cuando se les presentó la alternativa que la lealtad al verdugo significaba una represión brutal contra los ciudadanos,  por suerte,  primó el sentido de nación en las fuerzas castrenses boliviana y dejaron a un lado el “Patria o muerte, Venceremos”,  un lema castrista que Evo Morales impuso en las Fuerzas Armadas en el 2010.  

La conducta de las Fuerzas Armadas, fue consecuencia de la rebelión popular. La toma de conciencia ciudadana fue tan vigorosa que llegó a los cuarteles y estos decidieron retirarle su respaldo a Morales, no lo derrocaron.

El pueblo actuó cuando se percató que la vía electoral estaba viciada. Cuando vio el descomunal fraude que buscaba perpetuar un régimen de odio y falsedades.  

Lo ocurrido en Bolivia es un claro mensaje a todos los opresores de que el miedo puede ser vencido, y un mandato  de esperanza a los  avasallados, de que la Rebelión es viable cuando se interpreta la voluntad de las mayorías. No en vano la propia declaración universal de los Derechos Humanos reconoce esa prerrogativa ciudadana.

Add a comment Leer más...

“QUE LE DEVUELVAN EL PARQUE A LOS NIÑOS DE GASPAR”

Tuve la suerte de vivir casi toda mi niñez  frente al parque infantil de mi pequeño pueblo, Gaspar, que pertenecía a la antigua provincia de Camagüey, Cuba. Mi casa y la escuela primaria “José Martí” estaban de un lado de la calle y al otro, un parque amplio, verde, con dos canalitas, una ola marina, un “tío vivo”, un cachumbambé y varias hamaquitas para columpiarnos.

A penas se terminaban las clases, salíamos corriendo para el parque, soltábamos los libros sobre la hierba y a disfrutar.

Los gritos de nuestras madres: _Fulanita, ven a bañarte _  y : _ Menganito, ven a comer_ eran las únicas órdenes que nos movían de allí.

 Mis cumpleaños empezaban en mi casa y acababan en el parque.

En Gaspar sólo había cuatro máquinas de alquiler, se andaba  en bicicleta, a caballo,  pero la  mayoría iba caminando a todas partes. Los niños en un pueblo así no tienen peligros, juegan en las calles  y van solos al parque.

 Lo que más me gustaba de mi pequeño paraíso eran las dos palmas reales enormes que separadas por unos 500 metros hacían de guardianas del lugar: altas,  elegantes, serenas.

Al obscurecer cerraban la puerta de acceso al parque, pero la cerca no era alta, así que los más desobedientes también jugábamos de noche.

 En la época de lluvias,  brotaban “las brujitas”, unas flores blancas que cubrían el césped.  Una de las palmas tenía un hueco muy caprichoso en su tronco,  sin que nadie me viera, yo recogía un macito de   flores y las dejaba ocultas en el escondite secreto.  Si alguna de mis  amiguitas venía al parque en algún momento que yo no estaba, las brujitas eran la señal que esa noche iba a intentar saltar la cerca y nos podríamos ver allí. Varías veces me encontré las flores marchitas, pero aunque prefería jugar con ellas,  siempre quedaba la opción de acostarme sobre la hierba y ver el cielo estrellado. Las noches en que había brisa  el sonido de las pencas de palma me fascinaba.

La voz corrió de boca en boca por todo la escuela, iban a quitar el parque para construir un edificio destinado al “Poder Popular”.

Add a comment Leer más...