Menu
16/01/2021
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

UMAP, un crimen del castrismo contra la juventud.

Desde la toma del poder, 1959, la dictadura castrista creo y desarrolló instrumentos de represión que podían ser aplicados con diferentes variantes a todos los sectores de la comunidad nacional.  

Sus objetivos fundamentales fueron la oposición política, la iglesia y el sector productivo de la sociedad, porque tenían conciencia qué sin dinero no se puede hacer política. La prensa, la educación y los organismos de la sociedad civil como sindicatos y colegios profesionales, también se encontraban entre sus prioridades.   

Entre 1960 y 61, Ernesto Guevara y Raúl Castro iniciaron una persecución oficial contra las prostitutas, proxenetas y homosexuales, pero también contra todo individuo que no ocultara su rechazo al nuevo orden. Los apresados en las redadas fueron concentrados en la distante e inhóspita península de Guanahacabibes.  

Esta situación fue reseñada en un documento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, 17 de mayo de 1963, que dice, “Y todo eso sin una sentencia escrita, hecho por un capitán de policía, sin procedimiento ni base legal y mucho menos constitucional, simplemente porque en un discurso el Sr. Castro dijo que los elementos “antisociales” tenían que ir a hacer su vida en aquellos campos de concentración. En Guanahacabibes hay cerca de 4,000 personas” 

Mientras esto ocurría las cárceles estaban abarrotadas de prisioneros políticos. El paredón funcionaba y el acoso contra los que decidían abandonar el país, habían dado paso a los primeros y siempre presentes mítines de repudio.

Add a comment Leer más...

Espejo en el cual no vernos

Elecciones parlamentarias en Venezuela: seguramente Nicolás Maduro permanecerá en el poder. Pero, ¿a qué costo y por cuánto tiempo?

La misma pregunta podemos realizarnos sobre las elecciones previstas para noviembre de 2021 en Nicaragua, pero con dos diferencias sustanciales. La primera, que Venezuela es un país extremadamente rico, petrolero incluso. La segunda, que las elecciones parlamentarias de mañana, así como las fraudulentas elecciones de 2018 que dieron a Nicolás Maduro otro período de 6 años de gobierno, no han sido reconocidas como legítimas por el grueso de la comunidad internacional. Ni las elecciones de mañana, ni las de Maduro hace dos años, lograron satisfacer estándares internacionales mínimos de  elecciones democráticas.

Mientras tanto en Venezuela, pese a su riqueza, han salido por razones socioeconómicas derivadas de su crisis política, una gigantesca cantidad de población en el éxodo más grande que ha existido en varias décadas, en todo el continente del cual formamos parte, según señaló la agencia especializada de Naciones Unidas sobre refugiados (ACNUR). ​Hasta ahora han emigrado más de cuatro millones de personas, literalmente, de hambre, en una pavorosa crisis humanitaria.

Lo mismo nos podría ocurrir a nosotros en las elecciones del año 2021, si las elecciones no son consideradas legítimas por la comunidad internacional. Todas las instituciones civiles, militares y religiosas, y principales actores, debemos evitar vernos en el espejo de Venezuela, que pese a su enorme riqueza enfrenta una catástrofe económica, social y política.

Claro, igual que en Venezuela, podría ocurrir con nuestra dictadura que la razón es sobrevivir en el poder, sin importar las consecuencias para el pueblo. Pero es difícil que Nicaragua, con una gran interdependencia con los países vecinos, sobreviva la dictadura de Ortega como no sobrevivió la de Somoza, y en algún momento la solución pacífica que buscamos los nicaragüenses, estará en entredicho.

Add a comment Leer más...

Economía cubana: Viene un año duro y desafiante

En 2020 se estima un decrecimiento del PIB de alrededor del 11%.

Nunca antes se habían desglosado públicamente tantos datos sobre el estado de la economía y los planes del gobierno cubano como los aportados en la sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular celebradas los días 16 y 17 de diciembre, y en las intervenciones previas de Marino Murillo, jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, Alejandro Gil, vicepresidente del gobierno y ministro de Economía y Planificación, y otros  directivos, en diferentes emisiones del programa Mesa Redonda para explicar la “Tarea de Ordenamiento”

Esto puede deberse a la crítica situación existente y al reconocimiento de que la economía cubana podría ir aún peor en 2021. Así, hemos llegado a un panorama signado por la complejidad de los cambios radicales en la unificación monetaria y cambiaria, y la reforma salarial y de precios ―que ha ocasionado grandes preocupaciones entre la población―. Además, quizás el régimen cubano se haya visto en la obligación de informar con transparencia a sus acreedores para mostrar los efectos realmente nocivos de las sanciones impuestas por la Administracion Trump en el marco del embargo.

El vicepresidente Gil expresó que en 2019 se proyectó un crecimiento de 1% a 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB), pero al iniciarse el segundo semestre, Estados Unidos amplió las sanciones con la prohibición de los viajes de cruceros, la restricción de los vuelos, la persecución a los buques que transportaban combustible a la Isla y las trabas para realizar transacciones financieras, por lo cual la economía se contrajo 1,7% en el tercer trimestre del año y 2,1% en el cuarto. 

Además, la entrada de divisas cayó notablemente. El decrecimiento del PIB fue de 5,5% en el primer trimestre de 2020 en relación con 2019, y en marzo llegó la COVID-19, por lo cual las actividades productivas y de servicio se redujeron drásticamente y comenzaron los gastos destinados a frenar la pandemia. El ministro Gil reconoció un decrecimiento estimado del 11% del PIB en 2020, mientras que para 2021 se aspira a la recuperación con un crecimiento del  6% al 7% del PIB en relación con el año precedente, que fue muy bajo como se expuso anteriormente. Para 2022 se aspira a ese entorno. Sin embargo, no se renuncia a la meta anteriormente trazada para la segunda etapa del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social al 2030.

Add a comment Leer más...

How the 2020 US Election was REALLY Stolen

I am too ignorant (entirely so, in fact) of how computer systems work and how they can be rigged, of polling and ballot procedures, and of how votes are counted and reported to the election authorities to have an informed opinion about whether the election this year was electorally stolen or not, though the proliferation of staggered vote dumps, and their frequently near-unanimous contents, certainly strike me as hugely suspicious. And while it is by now apparent that all the usual irregularities and frauds that have occurred in every previous democratic election in history, here and every other country in the world, did so again in this one, there is no means to prove that they were sufficiently numerous and widespread to have determined the final count that appears to have given Joe Biden the presidency. In that sense, then, the 2020 was not stolen—at least, it cannot be demonstrated to have been an act of highway robbery. But miscounting and misreporting votes is far from being the only way in which a democratic election can be stolen, as I believe this one was.

One of them is by changing the voting rules in the period leading up to an election. No one denies that this happened in 2020; numerous state and local governments, indeed, have boasted of having done just that from their concern for the mental, emotional, and physical welfare of the citizenry during the pandemic. By doing so, however, they ignored entirely the interests of the political candidates at every level of government, who went into the election season that began last year armed with strategies whose effectiveness depended upon the assurance that their campaigns would follow a fixed schedule allowing them exactly so many months, weeks, and days to build their case for election or reelection, and present it to the electorate before the voters went to the polls on the first Tuesday following the first Monday in November: a sure and regularized process that is not only of enormous benefit to the candidates, but also to the voting public itself. In 2020, state and local governments robbed both parties of that benefit by allowing voters to cast their votes before the incumbents had the time they deserved to fulfill the political commitments they had made during previous election cycles and finalize their political accomplishments, and that the electorate needed to judge for itself whether they had done so–or not. 

Add a comment Leer más...

El Mundo desdichado de los Castro

Tomás Carrera, fue un gran luchador por la democracia, hermano del fusilado comandante del ejército rebelde Jesús Carrera, una victimas más del criminal de Ernesto Guevara. Tomás era un aficionado de la Genética y en el Presidio de Isla de Pino formó un pequeño grupo que compartía esa afición. Sus charlas eran muy amenas y gracias a ellas conocimos algunos de los aspectos más rudimentarios de esa ciencia, un conocimiento científico en desarrollo en los lejanos 60. 

Tomas, afirmaba que su profesión era cubano y piloto aviador, era, además, un maestro y conversador excelente, fue él quien nos recomendó leer, “Un Mundo Feliz” del escritor británico Aldous Huxley, para que apreciáramos hasta que nivel la Genética, aplicada con malas intenciones, puede afectar la condición humana que de por si dista de ser perfecta. 

En la Circular había un par de ejemplares desde antes del castrismo y accedí a uno de ellos gracias a Ángel Fana o Julio García, no recuerdo bien. La novela describe un mundo tecnológico en el que, entre otras crueldades, aceptadas por la mayoría, la reproducción humana es determinada por ingenieros sociales asistidos por otros científicos que tienen la misión de crear y mantener un mundo de felicidad en el que las pautas son determinadas por una cúpula que todo lo puede. Cuando salí de prisión encontré que José Antonio Albertini había escrito clandestinamente su “Tierra de Extraños” donde describía un mundo distinto, pero igualmente aterrador.  

En aquel mundo la voluntad y los sentimientos no contaban. Todo era a favor de la Gran Sociedad y ajustados a los planes de los conductores y como los pobladores eran diseñados y estructurados con fines específicos, los herejes eran prácticamente inexistentes. En fin, estábamos ingresando a un mundo literario que en cierta medida era el prometido por el marxismo y que los hermanos Castro estaban montando en Cuba.

Add a comment Leer más...