Menu
28/11/2020
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

The truths about racism and slavery

It is truly outrageous how the schools in the United States, and also in other countries, indoctrinate children with misrepresented arguments about slavery and racism. To top it all off, children's minds are filled with a sense of guilt and shame, while some others, depending on race, are flooded with an overwhelming resentment. As they grow-up, children and teenagers face new arguments at the level of higher education and, above all, at the university level, that undermine the truth about these scourges that humanity has suffered and still suffers.

What we are experiencing in the United States, in particular, is a teaching method whereby teachers and scholars do not teach history with the objectivity that this subject requires, but transforming it as a message to induce contempt for America. Therefore, students are “taught” the lies contained on The New York Times’ “1619 Project” where they argue that the United States was founded to preserve and protect slavery, and stuffing them with such works as Robin DiAngelo’s “White Fragility.” DiAngelo is an education professor and —most prominently today— a diversity consultant who argues that whites in America must face the racist bias implanted in them by an extremely racist society. Their resistance to acknowledging this, she maintains, constitutes a “white fragility” that they must overcome.

Of course, the history student must know and delve into the events that marked the tragedies of slavery and racism throughout several centuries. And they must also analyze the influence that these events still have on human relationships nowadays. But the perspective of these tragic facts should encompass this and many other countries and regions of the World that were equally responsible for abuse, discrimination and cruel submission. In other words, if truth and moral clarity are to matter to teachers and academics, students must also learn that slavery was universal. They must learn that many slaves were sold to slave traders by Muslim-Arab groups in Africa and even by some black African tribes holding slaves from other tribes. In fact, slavery was a real and widespread fact as well among Native American Indians and Native South Americans who held captives from other tribes to do their dirtiest and heaviest works.

Add a comment Leer más...

¿Es división de la oposición definitiva?

La salida de la Alianza Cívica (AC) de la Coalición Nacional (CN) es, sin duda, lamentable. Pero desde ahí llegar a la conclusión que la ruptura de la unidad de la oposición es definitiva, es un extremo que no comparto. Y como yo, muchos nicaragüenses.  Es un contratiempo, que no guarda relación con los antecedentes, situación actual y futuro de Nicaragua.

Estoy consciente de las críticas qué desde la oposición y los reducidos espacios de libertad de expresión que ha dejado la dictadura, se hacen a esa decisión de la AC. Por cierto, la decisión fue tomada en un contexto de incremento represivo, que la torna más criticable. Pero mi perspectiva de análisis es que nada, absolutamente nada, se ha modificado en las circunstancias que determinan los incentivos de los principales actores para que, más temprano que tarde, la oposición a la dictadura se unifique.

El antecedente más importante es que la división en el liberalismo, en que se había unificado la oposición a Ortega en tres elecciones anteriores, fue la causa fundamental para su triunfo en las elecciones de 2006, que abrió paso a la dictadura. Desde luego, con el pacto de Alemán y Ortega que fue la causa de la división del liberalismo y, a la vez, determinó el bipartidismo entre FSLN y PLC, que finalizó subordinando los Poderes del Estado a Ortega.

Es importante que ese antecedente sea conocido por los jóvenes, quienes están entre los que más impulsaron la decisión, porque la población menor a 30 años de edad y con derecho a voto en las eventuales elecciones de 2021, entre los cuales están los jóvenes de la AC, representa un porcentaje muy significativo de la población electoral. Esos jóvenes, eran muy menores cuando se inició el gobierno actual. Igualmente, el sector empresarial agremiado en COSEP, cuya complacencia con el régimen de Ortega fue fundamental para que se estabilizara la dictadura. Hasta que frente al horror de la masacre en abril de 2018, rompió de manera categórica con esa complacencia, y con seguridad no desea se reabra esa memoria en la población en función de su legitimidad política, para continuar luchando por el Estado de Derecho democrático y el necesario restablecimiento del financiamiento y la inversión externa.

Add a comment Leer más...

Café: ni amargo ni dulce

Las intensas lluvias asociadas a la tormenta tropical ETA a comienzos de noviembre embistieron los cafetales al inicio de la cosecha. ¿Qué se puede esperar ahora?

La tacita de café puro cubano era indispensable para empezar el día desde la siembra del grano en 1748. En los últimos 60 años, los isleños han tenido que luchar por preservarla como único desayuno a falta de leche y otros productos.

En 2020, los cubanos solo reciben cuatro onzas de café mezclado al mes, libreta de racionamiento de por medio. Las diversas marcas de café puro nacional desaparecieron de las tiendas recaudadoras de divisas (TRD) desde comienzos del año. El Gobierno dejó de importar, pero mantiene las exportaciones de café de excelente calidad y precios. 

En 1951 se produjeron 32.844 toneladas y en 1961 se alcanzaron las 60.000. En 2019 la cosecha fue de 4.095 toneladas y en 2020 se esperaba llegar a 4.314. El Programa de Recuperación Nacional del Café asume que se producirán 30.000 toneladas en 2030.  

Las intensas lluvias asociadas a la tormenta tropical ETA a comienzos de noviembre embistieron los cafetales al inicio de la cosecha en las provincias de Santiago de Cuba, Guantánamo y Granma, las que junto a Holguín producen el 90% del café en la Isla. Hay afectaciones en 882 toneladas de café cereza por goteo, y un estimado de 114 toneladas de café oro, según expresó Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, en la Mesa Redonda del 18 de noviembre. 

Unas 48.500 latas de café en el suelo y 117.000 del grano maduro en los campos demandan la rápida recogida para evitar su fermentación y controlar la maduración ocasionada por el fuerte sol posterior. Para lograrlo se ha incrementado el pago a los recogedores por lata del grano goteado (75 pesos) y del maduro de variedad arábigo (50 pesos).

Add a comment Leer más...

La dignidad encarnada en el barrio de San Isidro

El nuevo desafío al régimen surge del arresto de uno de los más jóvenes y recientes adherentes al Movimiento San Isidro: el músico Denis Solís

Los sucesos de días recientes me han hecho rememorar los años ochenta del pasado siglo, en que comencé a actuar en abierta discrepancia con el castrismo. En aquella época y los lustros siguientes, cuando el tiempo —“el implacable”— aún no me había forzado a entrar en los predios de lo que suele denominarse con el eufemismo “Tercera Edad”, todavía podía realizar actividades más adecuadas para la juventud o la madurez.

Recuerdo, en particular, las reuniones que realizaba con mis tres hermanos de La Patria es de Todos, cuando aún se encontraba en vida el profesor Félix Bonne Carcassés. Imposible olvidar la conferencia de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil—el más concurrido encuentro de opositores y disidentes realizado en Cuba—, la cual tuvo lugar en mayo de 2005, precisamente en el patio del que entonces era el domicilio del brillante profesor titular, expulsado de su universidad en castigo a su postura vertical.

Mientras se desarrollaba la conferencia de dos días, ignorábamos los preparativos hechos por el régimen para aplastar el desafío. Una escuela ubicada a menos de 200 metros de la casa fue transformada en cuartel. Allí, al igual que en el cercano aeropuerto, se habían instalado batallones de represores que, para actuar, sólo aguardaban la orden proveniente de arriba. Felizmente, el único que podía darla —el dictador—decidió a última hora pecar por defecto, y la histórica reunión pudo tener lugar.

Algo parecido sucede ahora con el valiente reto planteado por el Movimiento San Isidro, que ha alcanzado, con toda justicia, los primeros planos de la actualidad informativa. Según Diario de Cuba, “dos camiones de tropas especiales antimotines se han acantonado cerca de la sede” del referido grupo, en la zona antigua de la capital de la Isla. Entonces nada ha cambiado, sólo que, como el número de los opositores es menor, también es más reducida la cantidad de represores acuartelados.

Pero no quedan ahí las similitudes, con lo cual se pone en evidencia la nula creatividad de los castristas: En Río Verde, enviaron un carro fumigador, que lanzó sus productos nocivos contra los centenares de congregados en la antigua casa de Bonne. En La Habana Vieja, introdujeron un líquido que se supone venenoso y poseía un intenso olor nauseabundo.

Add a comment Leer más...

Facing Up to the China Threat

[Text adapted from a speech delivered on September 29, 2020,
in Rapid City, South Dakota, at a Hillsdale College National Leadership Seminar.] 

We are at risk of losing a war today because too few of us know that we are engaged with an enemy, the Chinese Communist Party (CCP), that means to destroy us. The forces of globalism that have dominated our government (until recently) and our media for the better part of half a century have blinded too many Americans to the threat we face. If we do not wake up to the danger soon, we will find ourselves helpless.

That is a worst-case scenario. I do not think we Americans will let that happen. But the forces arrayed against us are many. We need to understand what we are up against and what steps must be taken to ensure our victory.

Our modern understanding of Communist China begins during the Cold War, with President Nixon’s strategic belief that China could serve as a counterweight to the Soviet Union. This belief seemed to carry with it two great benefits. First, the U.S. wouldn’t have to take on the Soviet Union by itself: Communist China was a populous country that bordered the Soviet Union and shared our interest, or so we thought, in checking its global ambitions. Second, by engaging with China—especially in terms of trade, but also by helping it develop technologically—we would help to end communism as a guiding force in China. This second notion might be called the China dream: economic liberalism would lead to political liberalism, and China’s communist dictatorship would fade away.

At the end of the Cold War, pursuing the China dream appeared a safe course of action, given that the U.S. was then the world’s preeminent military power. The 9/11 Islamic terrorist attacks reinforced the notion that superpower conflict was a thing of the past—that our major enemy was now radical Islam, widely diffused but centered in the Middle East. Later that same year, China was granted “Most Favored Nation” trading status and membership in the World Trade Organization. Little changed when the Bush administration gave way to the Obama administration. The latter’s “pivot to Asia” was mostly rhetorical—a justification to degrade our military capabilities vis-à-vis China, integrate even further the U.S. and Chinese economies, and prioritize the Middle East above all else.

Add a comment Leer más...