Menu
15/07/2019
A+ A A-

Los Caballeros de Colón y la DSI

El Padre Michael J. McGivney y los Caballeros de Colón

 

http://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/fai_charity_picture1.jpghttp://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/fai_charity_picture1.jpgEl Padre Michael McGivney nació en Waterbury, Connecticut, el 12 de agosto de 1852. Sus padres, Patrick y María (Lynch) McGivney, habían llegado durante la gran ola de inmigración irlandesa del siglo 19. Patrick McGivney era operador de una máquina de moldeo en una fábrica de de artículos metálicos de Waterbury. María McGivney dio a luz a 13 hijos, seis de los cuales murieron en la infancia o la niñez. Por lo tanto, el primer hijo, Michael, con cuatro hermanas y dos hermanos, aprendió a temprana edad acerca del dolor y la dura garras de la pobreza. Gracias al ejemplo de sus padres, también aprendió los poderes del amor y de la fe y la fortaleza de la familia.

 

Michael asistió a las escuelas del distrito de los barrios obreros de Waterbury. Un buen estudiante, era admirado por el director de la escuela por "excelente conducta y competencia en sus estudios."

 

 http://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/holmes_brass221.jpghttp://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/holmes_brass221.jpgDespués de la Guerra Civil, cuando la industria de metales de Connecticut estaba en auge, dejó la escuela a los 13 años para ir a trabajar. Su trabajo en el departamento de fabricación de cucharas de una fábrica de metales proporcionó unos pocos dólares más para la supervivencia de la familia.

 

Cuando Michael alcanzó a la edad de 16 años, en 1868, dejó su empleo en la fábrica. Con el sacerdocio en su meta personal, él viajó con su párroco de Waterbury a Quebec, Canadá. Allí se ha inscribió en el Colegio de St. Hyacinthe, una escuela dirigida por los sacerdotes franceses. Se esforzó en aprender las materias que le prepararían para solicitar la admisión seminario.

http://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/fm_seminarian4.jpghttp://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/fm_seminarian4.jpg

Después de dos años de estudios académicos en el Seminario de Nuestra Señora de los Ángeles, que estaba unido a la Universidad de Niágara, en Niagara Falls, Nueva York, el joven McGivney se trasladó a Montreal, donde asistió a las clases de seminario en el Colegio Jesuita de Santa María. Él estaba allí cuando su padre murió en junio de 1873.

 

Al carecer de fondos y preocupado por su familia, McGivney regresó a casa para el funeral de su padre y tuvo que buscar empleo para tratar de mantener a su familia en Waterbury.

 

A petición del obispo de Hartford, entró en el Seminario de Santa María en Baltimore, Maryland. Después de cuatro años de estudio, fue ordenado sacerdote el 22 de diciembre de 1877, en la histórica catedral de la Asunción de Baltimore por el Arzobispo (mas tarde Cardenal) James Gibbons. Unos días más tarde, con su madre viuda presente, ofreció su primera misa en la iglesia Inmaculada Concepción en Waterbury.

 

http://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/oldstmary.jpghttp://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/oldstmary.jpgEl Padre McGivney comenzó su ministerio sacerdotal el día de Navidad en 1877 como párroco asociado de la Iglesia de Santa María en New Haven, primera parroquia de la ciudad.

 

El Padre McGivney trabajó con los jóvenes de la parroquia de Santa María, impartía clases de catecismo y en la organización de una sociedad de abstinencia total para combatir el alcoholismo.  Durante estos años el Padre McGivney se vio obligado de ir a las cortes estatales de Connecticut para que el Estado no enviara a huérfanos menores de edad a orfelinatos. El Padre McGivney personalmente se hizo responsable de varios muchachos hasta que cumplieran los 18 años de edad.

 

En 1881, comenzó a explorar, con varios laicos, la idea de una sociedad fraternal benéfica puramente católica. En una época en que los clubes parroquiales y las sociedades fraternales tenían un atractivo popular y ancho, el joven sacerdote sintió que debería haber alguna forma de fortalecer la fe religiosa y al mismo tiempo atender a las necesidades financieras de las familias abrumadas por la enfermedad o la muerte del sostén de familia.

 


 

columbus 1.jpgcolumbus 1.jpg

El 29 de marzo, la legislatura de Connecticut concedió una carta constitutiva a los Caballeros de Colón, estableciéndoles formalmente como una corporación legal. Los “Principios” de la Orden en 1882 fueron "caridad", "unidad" y "fraternidad". El principio de "patriotismo" fue añadido más tarde. Cada uno de estos ideales juega un papel importante en los ceremoniales de la orden desde el principio. Los temas vinculados a Colón, dice el historiador Christopher J. Kauffman, "resonó con orgullo en la promesa estadounidense de libertad, igualdad y oportunidad."

 

http://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/founder2.jpghttp://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/founder2.jpgEn noviembre de 1884, fue nombrado párroco de la iglesia de St. Thomas en Thomaston, Connecticut, una ciudad industrial a 10 millas de su ciudad natal de Waterbury. Fuertemente endeudada, la parroquia sirvió feligreses de la clase trabajadora con pocos recursos más allá de su fe.

 

En seis años posteriores a su llegada a St. Thomas, el Padre McGivney luchó con la deuda de la iglesia y construyó los mismos lazos de devoción a la Virgen María y continuó la preocupación caritativa que había desarrollado en New Haven.

 

http://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/funeralcard.jpghttp://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/funeralcard.jpgNunca robusto de salud, el Padre McGivney fue repentinamente atacado por un caso grave de neumonía en enero de 1890. La enfermedad se prolongó. El joven sacerdote perdió fuerza física al mismo tiempo que la Orden que él fundó crecía con una nueva vitalidad. El joven sacerdote murió el 14 de agosto, dos días después de cumplir 38 años.

 

El funeral del Padre McGivney fue una indicación del amor y respeto que la gente sentía por este trabajador, santo párroco. También refleja el profundo atractivo personal que los inmigrantes católicos encontraban en los Caballeros de Colón. Estuvieron presentes delegaciones de casi cada uno de los 57 consejos de Caballeros de Colón que había sido fundado en los ocho primeros años de la Orden.

 

http://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/tomb2.jpghttp://www.fathermcgivney.org/mcg/shared/images/common/tomb2.jpgCon motivo del 100 aniversario de la Orden en 1982, los Caballeros de Colón trasladaron los restos del Padre McGivney de Waterbury a la Iglesia de Santa María en New Haven, donde se fundó la Orden. Allí permanecen ahora en un entorno en el que la misa diaria se ofrece por Caballeros de Colón fallecidos.

 

 

 


 

LA HISTORIA DE LOS CABALLEROS DE COLON Y LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

 

1881                         Propuso el establecimiento de una organización laica, cuyo objetivo sería impedir que los hombres católicos entraran en sociedades secretas cuya afiliación era la antítesis de la doctrina de la Iglesia; en esta organización se unirían a los hombres de la fe católica y para proveer para las familias de los miembros fallecidos.

1895                         El Vaticano da el primer reconocimiento alos Caballeros cuando el arzobispo Francesco Satolli, delegado apostólico en los Estados Unidos, escribe una carta exaltando los "méritos de esta espléndida organización católica" y dando a los miembros de la orden a su bendición apostólica.

1914:                        Durante la GranGuerra, la Orden ofrece instalaciones de descanso, recreación y servicios sociales a los soldados aliados de todos los credos. Chozas de los C de C en todo Estados Unidos y Europa ofrecen servicios religiosos, los suministros y la recreación, bajo el lema: "Todos Bienvenidos, Todo Gratis".Esta acción incluía a los afro-americanos quienes era discriminados por otras organizaciones.

 

1916:                        Cuando miembros de la Guardia Nacional son enviados a la frontera de México y Estados Unidos para evitar que el general mexicano Francisco "Pancho" Villa atacara pueblos de Nuevo México, Arizona y Texas, los consejos de Caballeros de Colón en esos estados responden espontáneamente a las necesidades religiosas y sociales de las tropas que servían allí.

 

1919:                        Después de la GranGuerra, la Orden continuó su trabajo de caridad, ofreciendo servicios de educación y de empleo para militares que regresaban de la guerra. En menos de dos años, la Oficina de Empleo los Caballeros de Colón coloca a unas 100.000 personas en puestos de trabajo.

 

1920                         Cuando una delegaciónde 235 caballeros hizo una peregrinación a Roma, el Papa Benedicto XV, los invitó a construir varios centros de recreación para la juventud romana. En respuesta, los Caballeros construyeron cinco parques infantiles en toda la ciudad.

 

 

 

1921                         Cuando elKu Klux Klan y otros grupos "nativistas" y anti-católicos lanzaron campañas para que los estudiantes católicos fueran obligados a asistir las escuelas públicas, los líderes de la iglesia alistaron la ayuda de los Caballeros de Colón. La Comisión Histórica de los C de C, por su parte, trabajo para superar los prejuicios raciales en la sociedad estadounidense, publicando de libros sobre las contribuciones de los afro-americanos, alemanes-americanos y judíos-americanos.

1924                         Bajo la presidencia dePlutarco Elías Calles, quien tomó el poder del gobierno Mexicano en 1924, los sacerdotes y religiosos fueron exiliados y el libre ejercicio de la religión fueprohibida. En INIQUISAfflictisque, su encíclica de 1926 sobre la persecución de la Iglesia en México, el Papa Pío XI elogió el trabajo incansable de los Caballeros de Colón, este trabajo incluyó una importante campaña de educación pública, esfuerzos diplomáticos y de apoyo benéfico para los refugiados.

1926:                        El Caballero SupremoFlaherty, Diputado Caballero Supremo Martin H. Carmody y otros oficiales se reúnen con el presidente Calvin Coolidge sobre la persecución de la Iglesia Católica en México. La Orden pone en marcha una campaña de educación con valor de $ 1 millón para influir en la opinión pública norteamericana sobre la necesidad de una fuerte postura en contra de los ataques del gobierno mexicano contra la Iglesia católica. Tomó más de 10 años para las tensiones se aliviaran.

1945                         La Orden volvió su atención a las crecientes amenazas del comunismo y el fascismo. Para combatir estos peligros, los Caballeros lanzaron la Cruzada por la preservación y promoción de los ideales estadounidenses, publicando libros y folletos para educar al público sobre "los peligros del comunismo."

 

1951                         La Orden vota para financiar la microfilmación de documentos insustituibles de la Biblioteca Vaticana, algunos que datan de la era pre-cristiana. La biblioteca de la Universidad de St. Louis es nombrada como el repositorio para el microfilm. Por el 1956 los Caballeros de Colón abren la Filmoteca del Vaticano de la Universidad de St. Louis; 9.5 millones de páginas de manuscritos han sido microfilmados y puestos a disposición de los universitarios.

 

1954                         El 14 dejunio de 1954, Día de la Bandera, el presidente Dwight D. Eisenhower firma una ley que añade las palabras "bajo Dios"al Juramento a la Bandera de los Estados Unidos, completando un esfuerzo que los Caballeros habían comenzado tres años antes.

 

 

 

1965:                        En abril de 1965, la Orden copatrocina con la Arquidiócesis de Hartford una Conferencia sobre Derechos Humanos de la Universidad de Yale en New Haven. Más de 2.000 personas asisten a la conferencia sobre la justicia interracial.

1969:                        La Orden Contribuye $75,000 al comité de Asuntos urbanos de la Conferencia de Obispos Católicos para enfrentar los asuntos de pobreza y discriminación. La Orden publica el librito Humane Vitae, la encíclica del Papa Pablo VI afirmando las enseñanzas de la Iglesia Católica en cuanto al matrimonio y procreación.

1975:                        La Orden acepta el patrocinar las trasmisiones de las Misas principales del año eclesiástico.

 

1978:                        Cada nuevo miembro de la Orden recibe un rosario cuando toma el Primer Grado de la Orden para acentuar nuestro compromiso a la oración. Esta práctica continua hasta el presente.

1979:                        La Orden establece un fondo de $1 millón para sufragar nuevas iniciativas en la educación Católica. Este programa es administrado por la Asociación Nacional de Educación Católica.

1981:                        La Orden establece el fondo de caridades Vicarius Christi con una aportación de $10 millones. Las ganancias de este fondo son entregadas al Papa para sus caridades preferidas.

2000:                        El Papa Juan Pablo II canoniza a seis sacerdotes miembros de la Orden quienes fueron martirizados durante la era de persecución en el siglo 20.

2001:                        El Papa Juan Pablo II beatifica a Carlos Rodríguez, laico de Puerto Rico. Tres miembros más de México han sido beatificados y uno canonizado.

2001:                        En respuesta a los ataques terroristas del 11 de septiembre, la Orden establece el Fondo de Héroes con un valor de $1 millón. Las familias de los policías, bomberos y personal médico que fallecieron en ese día recibieron ayuda económica.

2002:                        La Orden establece el fondo Pacem in Terris para promover iniciativas de paz y educación en Tierra Santa y para dar apoyo a la comunidad cristiana del medio Oriente.

2005:                        Los Caballeros manda 2,000 sillas de ruedas a víctimas de minas explosiva y personas con discapacidades mediante los esfuerzos de la Misión de Sillas de Ruedas. Los Caballeros han distribuido más de 25,00 sillas de ruedas.

2006:                        Después del Huracán Katrina, Los Caballeros donan más de $10 millones y más de 100,000 horas voluntarias para re-edificar las Iglesias y Escuelas Católicas.

 2007:                       Representados por el Fondo Becket para Libertades Religiosas, Caballeros y sus familias intervienen para defender las palabras “bajo Dios” en el Juramento a la bandera de los Estados Unidos de América. Decisiones legales durante el 2009 y el 2010 reafirman la constitucionalidad de estas palabras en el juramento.

2009:                        La iniciativa de las máquinas de ultra sonido comienza el 22 de enero del 2009. Hasta la fecha casi 300 máquinas se han comprado para centros de natalidad mediante el fondo Cultura de la Vida.

2010:                        Después del devastador terremoto en Haití, la Orden da asistencia inmediata al Servicio de Ayuda Católico y compra 1,000 sillas de ruedas y provee prótesis para niños que perdieron extremidades en el terremoto.

 2010:                       El Cardenal Jaime Ortega y Alamino, Arzobispo de la Habana recibe el premio Gaudium et Spes/  con la ayuda de los Caballeros el primer seminario abre sus puertas en Cuba en más de 50 años.

2011:                        Para enfrentar la falta de capellanes militares católicos la Orden establece el programa de becas de la Arquidiócesis Militar para obtener más sacerdotes capellanes.