Menu
02/07/2022
A+ A A-

Compromiso para la Democracia en Cuba (2005)

Resolución aprobada en el Forum Internacional para la Transición Democrática en Cuba
que se celebró el 4 de junio del 2005 en la víspera de la
XXXV Sesión Ordinaria de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos
Ft. Lauderdale, Florida.

CONSIDERANDO que el 4 de junio del 2005 nos reunimos en Ft. Lauderdale, Florida, en la víspera de la XXXV Sesión Ordinaria de la Asamblea de la Organización de Estados Americanos.

RECORDANDO el Artículo 3 de la Carta de la OEA que establece que "la solidaridad de los Estados Americanos y los nobles fines que se persiguen a través de ella requieren la organización política de dichos estados dentro del efectivo ejercicio de la democracia representativa".

CONSIDERANDO la importancia que la solidaridad internacional ha jugado en levantar el ánimo de los pueblos oprimidos, de los defensores de los derechos humanos y de los activistas democráticos, y considerando también que proveer y reforzar la solidaridad es uno de los principales propósitos para los cuales se creó la OEA.

INSPIRADOS por el compromiso internacional de promover la democracia, hecho por los miembros de la Comunidad de Democracias, para promover una agenda de democracia y libertad en las Naciones Unidas.

RECORDANDO ASIMISMO los diversos esfuerzos internacionales emprendidos para sacar a la luz las violaciones de derechos humanos y la obstrucción de la democracia llevados a cabo por el régimen de Castro, incluyendo el Memorandum de Praga y el de San José, que han brindado un importante marco para el apoyo internacional a la democracia en Cuba.

TENIENDO EN MENTE que existen mecanismos internacionales y regionales, particularmente la Carta Democrática Interamericana, que pueden servir de guía para promover una transición democrática en la isla.

RECONOCIENDO el compromiso de la comunidad interamericana para promover la democracia, tal como se recoge en el Artículo 1 de la Carta Democrática Interamericana, que declara que "los pueblos de las Américas tienen derecho a la democracia, y sus gobiernos tienen obligación de promoverla y defenderla".

CONSIDERANDO que el Artículo 3 de la Carta Democrática Interamericana establece que "elementos esenciales de la democracia representativa incluyen, entre otros, el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales, acceso al poder y a su ejercicio de acuerdo con el estado de derecho, la celebración de elecciones periódicas, libres y justas basadas en el voto secreto y el sufragio universal como expresión de la soberanía del pueblo, el sistema pluralista de partidos y organizaciones políticas, la separación de poderes y la independencia de las ramas del gobierno".

CONSCIENTES de que la verdadera fuente de la soberanía radica en el ejercicio de los derechos fundamentales, y que los pueblos no son soberanos si no pueden ejercer esos derechos, si no pueden elegir libremente a sus representantes políticos, y si no pueden contar con la existencia de un poder judicial independiente que proporcione un balance al poder del gobierno, y que un estado no puede considerarse representativo de la soberanía de una nación si viola institucionalmente estos derechos.

CONSCIENTES de la necesidad de ayudar al pueblo cubano a conseguir la democracia a través del fortalecimiento de la sociedad civil y el movimiento cívico, de tal manera que a través de sus propios esfuerzos y contando con la solidaridad internacional, los cubanos puedan un día disfrutar la paz que únicamente la libertad trae consigo.

CONVENCIDOS de la necesidad de que el sistema interamericano ayude al pueblo de Cuba a construir una vibrante y moderna democracia representativa, y que contribuya con recursos vitales en las áreas de elecciones, respeto por el estado de derecho, derechos humanos, libertad de prensa y desarrollo económico y social.

AFIRMAMOS POR LO TANTO:

Nuestro compromiso de trabajar por el establecimiento de la democracia en Cuba, para que un día todos los ciudadanos cubanos puedan ejercitar plenamente sus derechos como seres humanos y puedan vivir dignamente.

Nuestra promesa de hacer todos los esfuerzos para obtener la liberación inmediata e incondicional de todos los prisioneros políticos y prisioneros de conciencia, que han sido privados de su libertad por buscar un sistema democrático y el respeto por la dignidad humana.

Nuestro compromiso de animar a los países del hemisferio occidental y de Europa a (1) desaprobar abiertamente los abusos a los derechos humanos en Cuba; (2) exigir la inmediata e incondicional liberación de todos los prisioneros políticos en Cuba; (3) unir esfuerzos para promover la democracia en Cuba; (4) usar sus embajadas en Cuba para cooperar proporcionando ayuda y apoyo a quienes trabajan por el establecimiento de valores y prácticas democráticas y por el respeto a los derechos humanos.

URGIMOS:

A los estados miembros de la OEA a emplear la Carta Democrática Interamericana como el marco de la integración de Cuba al sistema interamericano.

A la comunidad internacional y en particular a los estados miembros de la OEA a expresar su solidaridad con las legítimas aspiraciones del pueblo cubano a vivir en democracia y a disfrutar los derechos y beneficios consagrados por la Carta Democrática Interamericana.

A los estados miembros de la OEA a continuar apoyando el trabajo de la Comisión Interamericana sobre Derechos Humanos para promover la observancia y defensa de los derechos humanos y las libertades fundamentales en Cuba.

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a seguir monitoreando y a llamar la atención sobre la situación de los derechos humanos en la isla, y a ayudar al pueblo de Cuba, según convenga, a establecer los mecanismos que restablecerán el estado de derecho, de modo que se respeten los derechos fundamentales: legales, políticos y civiles.

RECOMENDAMOS:

Que las nuevas democracias europeas compartan sus experiencias con la oposición democrática cubana, con el fin de apresurar la transición de Cuba a la democracia.

Que la OEA comience a considerar de qué forma puede jugar un papel constructivo para ayudar a que un futuro gobierno democrático de transición en Cuba se una nuevamente a la familia de democracias del hemisferio, y reconstruya sus sistemas político, legal y económico dentro del marco de la Carta Democrática Interamericana.

Firmado el cuarto día de junio del año dos mil cinco por:

EDUARDO FREI
Ex Presidente de Chile

VACLAV HAVEL
Ex Presidente de la República Checa

LUIS ALBERTO LACALLE
Ex Presidente de Uruguay

LUIS ALBETO MONGE
Ex Presidente de Costa Rica

MART LAAR
Ex Primer Ministro de Estonia

RENE BOLIO
Senador, Mexico

ELENA BONNER
Fundación Andrei Sakharov

ALVARO DUBON
Parlamento Centro Americano

GABRIEL JOAQUIN LLANO
Parlamento de Argentina

CECILIA MALMSTROM
Parlamento Europeo, Suecia

JORGE MORAGAS
Parlamento de España

JAROMIR STETINA
Parlamento de la República Checa

JAIME TROBO
Parlamento de Uruguay